Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Comte, Discurso positivo.

No description
by

Julia Carrillo

on 14 January 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Comte, Discurso positivo.

Una valoración crítica
Moral
Amor
Teología- “El Gran Ser”
Corazón > Intelecto

Auguste Comte, es el primer
filósofo que bautiza, por decirlo así, el estudio de la problemática social, con el nombre de Sociología, es Comte el que da forma y nombre a esta cuestión social, hecho por el cual es Considerado Padre fundador de la Física Social, es decir la sociología.

Discurso sobre el espíritu positivo, Augusto Comte
Teoría Social
Kléber Cerón
Julia Carrillo

Auguste Comte
Filósofo y matemático francés
Familia católica y monárquica, cuya influencia rechaza
Escuela Politécnica de París -expulsado por revuelta estudiantil
Influencia de San Simon -se desempeñó como su secretario de 1817 hasta 1824
Sufrió una crisis nerviosa; intentó suicidarse en 1827
Escribió varias obras de carácter filosófico: Sistema de política positiva, Curso de filosofía positiva, Discurso sobre el espíritu positivo (1844), Tratado filosófico de astronomía popular, Catecismo positivista, entre otros.

(Montpellier, 1798- París1857)
Contexto histórico
Final del imperio napoleónico (1815)
Instauración de una monarquía burguesa (1830)
"Segunda república" (1848)
Inicios del segundo imperio (1852)
Revolución Científica e Industrial

Tras la Revolución Francesa, ve la necesidad de reinstaurar el orden social sin la influencia de dogmas religiosos y principios de la tradición, desde una perspectiva científica basada en la observación y validación empírica con vistas a un futuro de "orden y progreso".
Propone la aplicación de principios científicos en asuntos políticos, económicos y sociales.
Saber es poder.
La superioridad mental del espíritu positivo
Estado teológico
o ficticio

La mente busca las causas y principios de las cosas: lo más profundo lejano e inaccesible; predomina la imaginación, explica los fenómenos atribuyéndolos a divinidades imaginarias. Corresponde a la "infancia" de la humanidad.
Fetichismo
Atribuye a todos los cuerpos exteriores una vida esencialmente análoga a la nuestra pero, casi siempre más enérgica por su acción generalmente mas poderosa. La adoración de los astros caracteriza el grado más elevado de esta primera fase teológica.

Constituye la libre preponderancia especulativa de la imaginación. Aquí la más profunda transformación es que se retira la vida a los objetos a materiales, para ser trasladada a diversos seres ficticios, habitualmente invisibles.

Comienza la inevitable declinación de la filosofía en la que la razón restringe el dominio anterior de la imaginación, permitiendo el desarrollo del sentimiento universal de la sujeción necesaria de todos los fenómenos naturales a leyes invariables.

Monoteísmo
Discurso del espíritu positivo
El documento encierra una exposición completa del sistema de pensamiento comtiano. Constituye una doctrina fundamental del positivismo como propuesta filosófica.
Ley de los tres estados
"Todas nuestras especulaciones, cualesquiera, están sujetas inevitablemente, sea en el individuo, sea en la especie, a pasar sucesivamente por tes estados teóricos distintos"
Teológico
(ficticio)
Metafísico
(abstracto)
Positivo
(real)
El hombre hace depender los fenómenos naturales de la voluntad de poderes superiores y tiene tres fases consecutivas, que marcan su evolución:

Fetichismo
Politeísmo
Monoteísmo

Politeísmo
Estado metafísico
Es aquel que intenta el explicar la naturaleza de los seres sin recurrir a agentes sobrenaturales.
Trata de explicar la naturaleza íntima de los seres, el origen y el destino de todas las cosas.
Ya no es la pura imaginación la que domina, sino que interviene el razonamiento.
"Es una especie de enfermedad crónica inherente por naturaleza a nuestra evolución mental, individual o colectiva, entre la infancia y la virilidad"
Estado positivo
Es el estado final, "el único plenamente normal" y el más importante del sistema de Comte. En éste, las personas abandonan su infructuosa búsqueda de las causas originales. Lo único que conocemos son los fenómenos en sí y las relaciones entre ellos, no su naturaleza esencial ni sus causas últimas. Se abandonan las ideas no científicas, como los seres sobrenaturales y las fuerzas misteriosas y se centra en la búsqueda de las leyes naturales invariables que gobiernan todos los fenómenos.
La filosofía positiva es el tipo de conocimiento propio del estado positivo, hace referencia a lo real, a lo observable y verificable por la experiencia científica.

Se opone a la filosofía negativa propuesta por Rousseau y Voltaire, cuyas posturas son -según Comte- las causantes de la anarquía y la inseguridad social que caracterizan al período posterior a la Revolución Francesa. Se opone asimismo a todo tipo de esencialismo.

Deja de lado las teorías abstractas como el idealismo hegeliano y el fenomenalismo kantiano, aunque rescata de éste los conceptos de punto de vista
objetivo
y
subjetivo
.

Propone en último término la reinstauración del orden social.
Es real, es definitivo. En él la imaginación queda subordinada a la observación. La mente humana se atiene a las cosas. El positivismo busca solo hechos y sus leyes, no causas ni principios de las esencias o sustancias.
El único conocimiento auténtico es el conocimiento científico y éste solo puede surgir de la afirmación de las teorías a través del método de la ciencia.
La verdadera libertad no es más que una sumisión racional a las leyes de la naturaleza.
Destino del espíritu positivo
Carácter principal: subordinación de la imaginación a la observación

Naturaleza del espíritu positivo: es relativo, reconoce una evolución colectiva y contínua subordinada al progreso social

Destino de sus leyes: previsión racional (
ver para prever
)

Extensión universal del dogma fundamental de la invariabilidad de las leyes naturales, aceptada por "los espíritus más adelantados".
Estabilidad y armonía mental individual y colectiva frente a la necesidad de orden y progreso.

La teología provee satisfacción provisional, mientras el espíritu positivo lo hace de forma real mediante la homogeneidad y la constancia en medio de la variedad.
El espíritu positivo propende a una plena sistematización mental, equivalente a la procurada por la teología en su concepción de Dios y por la metafísica en su pensamiento sobre la naturaleza.
Armonía entre la ciencia y el arte, entre la teoría positiva y la práctica.

La solidaridad entre ciencia y arte permite la elevación del espíritu humano mediante la búsqueda del perfeccionamiento constante.
La práctica del arte se extiende a la política y la moral. Se inscribe en el marco del progreso logrado gracias a la revolución industrial y permite el desarrollo y la consolidación del ascendente social.
Aspectos para el debate
¿Es posible llegar solamente con la observación y la experiencia al conocimiento necesario para dar respuesta a la problemática social?

¿Es posible reconocer que el capitalismo no es un fenómeno espontáneo sino un producto histórico a partir de los postulados positivistas?
¿Es realmente aplicable la "la ley de los tres estados" para el análisis histórico de la Humanidad?
El pensamiento positivo refleja un concepto naturalista de la evolución en el que todo cambia de lo simple a lo complejo. ¿Es realmente más complejo el pensamiento positivo que los que le precedieron?
¿Por qué se han mantenido a lo largo del tiempo en vigencia los conceptos de orden y progreso?
La sociedad está en constante movimiento, ¿implican las dinámicas sociales un progreso inherente de desarrollo y de orden?
Incompatibilidad de la teología y la ciencia

Es imposible una conciliación doctrinal o metodológica entre ambas pese a que no buscan solucionar los mismos problemas ya que las contraponen sus características lógicas.
Para el espíritu positivo no es posible aceptar la intervención de las fuerzas sobrenaturales planteadas por los dogmas teológicos y las propuestas metafísicas al buscar
leyes
que determinen el orden de las cosas.
El propósito de la crítica a la teología supone la prevalencia del orden de la
economía artificial
sobre la
economía natural
, como un mejoramiento progresivo de la imperfección del orden espontáneo.

Este progreso es el fin último de los esfuerzos individuales y colectivos.
Atributos del espíritu positivo y del buen sentido
1. Positivo:
real
y asequible a la inteligencia;
útil
en cuanto a mejoramiento continuo;
cierto
(
certeza
) para constituir una armonía lógica y comunión espiritual;
preciso
frente a la naturaleza de los fenómenos.

2. Finalmente, frente a lo "negativo",
organiza
en lugar de destruir.

3. Su carácter esencial sustituye lo absoluto por lo
relativo
y se opone por ende a todas las concepciones teológicas anteriores.
"El verdadero espíritu filosófico consiste sobre todo en la extensión sistemática del simple buen sentido a todas las especulaciones verdaderamente accesibles"

Por lo tanto, los misterios insolubles de la teología son descartados y el espíritu positivo permanece enfocado en la realidad y la utilidad de las reflexiones filosóficas.
Orden y progreso
Ante la incapacidad de la teología y la metafísica por instaurar el orden social, el espíritu positivo surge como la única base posible de una resolución de la anarquía intelectual y moral que caracterizan a la crisis moderna.
Para la nueva filosofía el orden constituye siempre la condición fundamental del progreso y recíprocamente, el progreso se convierte en el fin del orden: equilibrio y progreso son mutuamente indispensables.
Atacando el desorden mental se constituye la armonía lógica.
Se basa en la observación de las leyes reales para la creación de leyes artificiales.
El progreso se inspira en la marcha continua de los conocimientos positivos. Es un destino necesario que implica mejoramiento continuo de la condición y la naturaleza humana y se convierte en un dogma de la filosofía positiva.
orden
+
progreso
eficacia
social

La filosofía positiva representa una reorganización total que puede terminar con la gran crisis. Constituye además una teoría sociológica apta para explicar convenientemente el pasado humano.

Sistematización de la moral humana
En el sistema politeísta era imposible alcanzar la dignidad natural. El monoteísmo (particularmente el catolicismo) extiende reglas morales, pero frena el desarrollo intelectual y se vuelve retrógrada y antipática a la razón moderna.
Se debe fundar la moral sobre el conocimiento positivo de la Humanidad, dejando de lado las divagaciones religiosas y permitiendo la acción del espíritu positivo y el buen sentido universal; no es conveniente abrazar utopías en pos de la pretendida emancipación mental de la época.
Las reglas de conducta generales o especiales conformes con el orden universal y producto de la observación de conductas, costumbres e inclinaciones habrán de ser las más favorables para la felicidad individual.
Desarrollo del sentimiento social
Estimular y consolidar el sentimiento del deber, desarrollando el espíritu de la colectividad naturalmente ligado a él,
uniéndose profundamente a toda su existencia colectiva, no solo actual sino también presente y futura.
Las ideas positivas de orden y armonía tienden a moralizar hondamente no solo a los espíritus selectos sino a las masas de inteligencia mediante un sistema de educación universal.

El régimen anterior era de carácter individual, mientras que el espíritu positivo es directamente social como consecuencia de su misma realidad característica: resalta el vínculo de cada uno con todos, para lograr un sentimiento íntimo de solidaridad social extendida a todos los tiempos y lugares.
La búsqueda del bien público representará la forma de asegurar la felicidad privada y con el tiempo será la fuente de la felicidad personal.
Condiciones de advenimiento
La escuela positiva tiende a consolidar todos los poderes actuales en manos de sus poseedores y a imponerles obligaciones morales cada vez más conformes a las verdaderas necesidades de los pueblos.
Encuentra como obstáculos el especialismo científico, la rutina académica y el empirismo.
Propone la propagación
universal
y sistemática de los principales estudios científicos propios para constituir la base de su elaboración filosófica y lograr
claridades de todo
.
El destino de esta enseñanza es esencialmente popular, entre la clase más numerosa, para encontrar allí su principal apoyo mental y social; considera que la falta de acceso al sistema educativo del proletariado y su natural disposición a la sana filosofía notables ventajas para la expansión del positivismo.
El fin de la educación universal será, entonces, la renovación filosófica.
Los estudios reales responderán a las necesidades colectivas propias de la condición social de los proletarios.
Hasta ahora no ha podido existir una política esencialmente popular, y sólo la nueva filosofía puede constituirla.
Institución de una política popular
El pueblo solo ha participado como auxiliar en las luchas políticas, con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida. Es ahora y debe seguir siendo indiferente a la posesión directa del poder político pero sin renuncia a su participación continua en el poder moral, que es el único verdaderamente accesible a todos. Así se mantiene el orden universal.
La educación normal y posteriormente el trabajo normal son en el fondo el
verdadero programa social de los proletarios
.
No puede existir verdadera popularidad sino para la política que tienda a este doble destino.
La educación del proletariado en los principios positivos tiene como finalidad preparar una sana doctrina social.
Esta utilidad para el mantenimiento de un orden indispensable será prontamente advertida por los gobiernos actuales.
Los filósofos positivos se sentirán siempre casi tan interesados como los poderes actuales en el doble continuo del orden interior y de la paz exterior, porque ven en ello la condición más favorable para una nueva renovación mental y moral.
Orden necesario de los estudios positivos
Los estudios positivos serán el punto de apoyo mental y social para la elaboración filosófica que determinará la reorganización de las sociedades modernas.
El punto de partida serán la Ley de clasificación y la Ley enciclopédica.

Ley de clasificación: dependencia dogmática y sucesión histórica
Ordenar las ciencias según su dependencia sucesiva: la anterior prepara la mente para la siguiente
Disponerlas según la marcha de su formación efectiva: desde la más antigua a la más reciente.
Reflejo de la evolución individual y colectiva.
Este principio determina la verdadera jerarquía de los estudios fundamentales, definidos como los elementos de la ciencia única de la Humanidad.
Ley enciclopédica o jerárquica
Se describe la invariable jerarquía histórica y dogmática, científica y lógica de las ciencias fundamentales: matemática, astronomía, física, química, biología y
sociología
, único fin esencial de la filosofía positiva y en perfecta continuidad espontánea de las anteriores.
Entre pares, se dan afinidades naturales, científicas y lógicas de las disciplinas y en conjunto reflejan la evolución positiva.
La teoría de la clasificación resulta inseparable de la de la evolución. El Discurso es entonces, un conjunto imagen fiel de un vasto sistema.
El pensamiento positivo disipa el desorden y termina con los conflictos estériles entre el materialismo y el espiritualismo.

¿Cuál ha sido la influencia del positivismo en los países latinoamericanos y en el nuevo orden mundial?
Full transcript