Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Linea del tiempo barroco

No description
by

angelica saenz

on 30 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Linea del tiempo barroco

La época de esplendor del barroco es el siglo XVII.
El barroco se dio con más intensidad y duración en España debido a la fuerza de la Iglesia Católica y de la Inquisición
El siglo XVII es, en general, una época de crisis y decadéncia. El Barroco TEMAS DEL ARTE Y
LA LITERATURA BARROCA Durante esta época se buscan otras formas, otros enfoques y otros recursos (complicación, dificultad, exageración...) para expresar los mismos temas del Renacimiento.
Abundan los temas morales y religiosos (la fugacidad de las cosas y de la vida, la muerte...) debido al desengaño que siente el hombre.
Son frecuentes, también, los temas filosóficos, doctrinales y políticos (la naturaleza humana, el honor...) La imposición de la ortodoxia religiosa luterana, radicalmente opuesta a la cultura renacentista meridional, marcó de forma decisiva a ala literatura alemana del siglo XVI, que hubo de ceñirse a una estricta normativa. La especulación filosófica, si exceptuamos a autores influidos por el neoplatonismo italiano, como Paracelso y Jakob Bohme, desapareció casi por completo para dar paso al polemismo teológico.
El mejor cultivador de este género fue el propio Martín Lutero, quien en sus salmos y escritos ideológicos, así como en su célebre traducción de la Biblia, creó un canon lingüístico que constituye la base del actual idioma alemán. El poeta y dramaturdo Hans Sachs, heredero de la tradición de los neistersinger, supo dar a su producción didáctica, dirigida contra la tesis papales, un elevado tono literario, y revitalizó las farsas costumbristas o Fastnachtsspiele.

Barroco literario en Alemania En el ámbito de la lírica italiana, el poeta más importante es Giambattista Marino (1569-1625). Su obra se caracteriza por una gran elaboración de las rimas, los juegos de palabras y las imágenes, de las que en ocasiones recargó sus versos.
En cuanto a la prosa, destaca la obra literaria de tres grandes pensadores y científicos, que prolongan el espíritu renacentista:

Galileo Galilei (1564-1642), modelo de expresión científica, escribe obras no sólo de carácter académico, sino de tipo divulgativo, con el ideal de transmitir el conocimiento científico al mayor número de personas posibles.
Giordano Bruno (1548-1600) es, además de filósofo, autor de una comedia titulada El candelero y del diálogo moral y literario De los heroicos furores.
Tommaso Campanella (1568-1639), pensador y poeta, escribió el tratado utópico La ciudad del sol, compuesto durante su larga estancia en la cárcel, y que describe un Estado teocrático universal basado en principios comunitarios de igualdad.
Barroco literario Italiano En la poesía de Portugal se aprecia el influjo de la poesía culteranista de Góngora en la obra poética de Sor Violante de Ceu (1601-1693), y especialmente en Francisco Manuel de Melo (1611-1667), que escribió libros de poesía como Las tres musas, cartas, obras historiográficas y unos Apólogos dialogados sobre temas de su época.

Más importancia tiene Francisco Rodrigues Lobo (1580-1622), autor de novelas pastoriles. Escribió, además, el poema heroico El condestable, así como romances en español de estilo gongorino.

También destaca la oratoria del predicador jesuita António Vieria (1608-1697), que escribió sermones donde prima la imaginación, el ingenio y el patriotismo. Barroco literario en Portugal Barroco literario en España El siglo XVII y el auge de las premisas barrocas coincidieron en España con un brillante y fecundo período literario que dio en llamarse Siglo de Oro. Estéticamente, el barroco se caracterizó, en líneas generales, por la complicación de las formas y el predominio del ingenio y el arte sobre la armonía de la naturaleza, que constituía el ideal renacentista.

Entre los rasgos más significativos del barroco literario español resulta relevante la contraposición entre dos tendencias denominadas conceptismo y culteranismo, cuyos máximos representantes fueron, respectivamente, Francisco de Quevedo y Luis de Góngora Barroco literario en Brazil Dominado por las influencias metropolitanas, sobre todo portuguesa y, en menor medida, española, el siglo XVII brasileño no tuvo, sin embargo, una literatura barroca propiamente dicha. Ello se verificó ya en el siglo siguiente, durante el cual se realizaron simultáneamente los primeros intentos de crear un modo literario propio y diferente, y un ensayo de separación de Portugal. No es causal que los principales creadores de este siglo fueran protagonistas de ambos intentos.
El poeta que más claramente ejemplificó estas tendencias fue Tomás Antônio Gonzaga, un luso-brasileño autor de Marília de Dirceu; fiel seguidor de los moldes barrocos, su poesía tenía, sin embargo, una simplicidad que le otorgaba frescura y encanto. Este autor fue también uno de los líderes de la Inconfidência Mineira (1789), el primer movimiento de sublevación anticolonial que se produjo en el país. Consumado sonetista fue Cláudio Manuel da Costa, cuya perfección formal se aunaba con una naturalidad que le permirió alejarse del arcadismo artificioso del momento. O Uruguai, de José de Santa Rita Aurão, fueron los primeros poemas épicos sobre el nuevo país.
Full transcript