Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Soberanía

No description
by

Victor Castillo

on 25 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Soberanía

Soberanía
Como término designador del conjunto de instituciones gubernamentales de una Nación. Estado asimilado a instituciones que hacen gobierno, por lo que a esta dirección se le conoce como Estado-gobierno.
Vocablo que designa a la Nación, a la comunidad humana en su totalidad, a la sociedad integral organizada políticamente, y que por ende, posee un poder público o político estructurado, reflejado en un conjunto de instituciones gubernamentales

ESTADO
Aristóteles : se refería a la autarquía “que designaba la capacidad de un pueblo para bastarse a si mismo y realizar sus fines sin injerencia, ayuda o cooperación de poderes extraños”
En Roma se haba de “imperium” como significativo del mando, fuerza de dominación del imperio romano; término a la medida del carácter de pueblo conquistador.
Edad Media: hegemonía, supremacía del poder temporal estatal personificado en el Rey, frente al poder espiritual del papado.
Es un principio democrático el que todos los hombres son iguales y libres, por eso mismo, nadie puede mandar a los demás, salvo que se le haya transferido ese poder por virtud de elección . Todo poder debe descansar en la elección.
CONSIDERACIONES GENERALES EN TORNO A LA SOBERANÍA
Poder supremo, poder del que provienen todos los demás poderes constituidos, poder formado por la suma de todas las demás voluntades individuales de la colectividad de ciudadanos, y que, por ende, pertenece al pueblo.
Al fortalecerse la elección como base y medio apto para que se manifieste la voluntad suprema, la soberanía también se considera que el o los elegidos son representantes de los electores, desarrollándose la teoría, de la representación popular.
Teoría de la Representación Fraccionada o Soberanía Fraccionada: Juan Jacobo Rousseau, sostiene que la soberanía pertenece al pueblo, la cual está conformada por el total o la suma de cada una de las fracciones de soberanía que poseen los individuos de la comunidad en particular. La soberanía pertenece en forma pro-indivisa a todos y cada uno de los integrantes de la nación.
Teoría de la Representación Nacional: Revolución Francesa; parte de la idea que la suma de voluntades individuales forma una comunidad de electores, una colectividad de ciudadanos o un ente colectivo que es un ser real distinto de los individuos que lo componen. Mandato Representativo: representantes colectivos de la Nación.
TEORÍAS SOBRE LA REPRESENTACIÓN POPULAR
La primera hace descansar la soberanía en la suma de los ciudadanos y en cada uno de ellos en particular, haciendo hincapié en los ciudadanos; en cambio la segunda la atribuye a la Nación como ente colectivo o ser real colectivo distinto de los individuos que la componen.
Para la primera cada ciudadano posee una parte del mandato general otorgado a los representantes, cada ciudadano posee una parte del mandato y, por tanto, exigible con posibilidades de revocación; el segundo únicamente otorga un mandato de representación al conjunto de representantes sin posibilidad de exigir cumplimiento.
En la primera el sufragio es un derechos de los ciudadanos y es universal, en la segunda es una función pública para seleccionar representantes de la Nación. El sufragio no es universal pues la Nación tiene el poder de imponer limitaciones por motivos concurrentes.
Diferenciación entres las teorías.
José Arturo Sierra González: como un derivado de la teoría de la representación nacional, modernamente se formó la tesis de la soberanía, ya no como poder supremo perteneciente al pueblo o Nación, sino como un atributo del poder del Estado. Un poder que no descansa en el grupo humano cohesionado, sino en la organización jurídico y política, en la estructura jurídico y política dotada de personalidad.
Se parte del aserto que, la soberanía es un concepto jurídico y político, más lo primero, lo que hace a la soberanía, un atributo exclusivo del Estado.

TERCERA ORIENTACIÓN

La autodeterminación involucra para la Nación:
Proporcionarse una estructura jurídico-política fundamental, matizada expresamente en la Constitución.
Diseñarse una organización y límites.
No permitir la intervención de otra potestad o poder interno o externo, diferente y que se superponga al de la propia Nación.
Como parte de la autodeterminación o como expresión se alude a la facultad de autolimitación.
Es el poder, la dinámica, la voluntad general y suprema de la Nación que le permite determinar la forma y contenido de su sistema jurídico-político, constitución, darse una organización sin ninguna injerencia .
Es única, inalienable e indivisible.
Plenitud lograda por la voluntad política del pueblo para determinarse y manifestarse.
CONCEPTO
Inescindiblemente ligado a la soberanía se encuentra el Poder Constituyente.
Autodeterminación: poder de la nación de crear y formularse su propia estructura jurídico-normativa, principalmente su orden jurídico primario o Constitución, sin ninguna injerencia.
Alude a la potencia, a la potestad suprema, a la dinámica o la fuerza de crear una Constitución, un orden constitucional u ordenamiento jurídico primario o fundamental.
Ese poder constituyente de formularse un cuerpo normativo fundante corresponde a la Nación y conlleva la pretensión que en ese cuerpo constitucional se le organice como comunidad humana, política y jurídicamente –Estado-

PODER CONSTITUYENTE
Por su conducto se establecen las reglas del “juego” político, así como los valores y principios supremos que encausan la diversidad de relaciones individuales y colectivas que se manifiesten en la vida social, jurídica y política del Estado-Nación.
La soberanía es el vocablo amplio, genérico, que abarca la voluntad general de autodeterminación, de organización, de autolimitación, e incluso, como será aceptado, de cambiar por vías violentas el orden jurídico implantado. En cambio, el poder constituyente es más limitado, es la parte de la soberanía referente a la potestad de creación de un ordenamiento constitucional.
Soberanía no es poder constituyente, no se extingue en este último. A la inversa, poder constituyente sí es soberanía. La parte sí se extingue dentro del todo más amplio.
El poder constituyente debe ser lo suficiente hegemónico como para tener la capacidad plena y autosuficiente de imponerse a otros poderes que pudiesen constituirse en el grupo social. Adicional a esa hegemonía interna, para determinar el orden jurídico fundamental con plena libertad, no tiene que estar sujeto a ningún poder, fuerza o ente externo al de la propia Nación o pueblo.
Entiéndase que esta no subordinación a una fuerza o poder extraño es para la finalidad específica y exclusiva de diseño e implantación del orden constitucional.
Este, entonces, es un ente colectivo formado por una pluralidad de representantes del pueblo o Nación, elegidos por medio del sufragio popular, con la finalidad única de preparar, discutir, aprobar e implantar la Constitución.
Poder Constituyente es la fuerza o potestad suprema de darse una Constitución, y Asamblea Nacional Constituyente es el cuerpo u órgano a quién se le otorga el mandato de hacer efectiva aquella potestad. Esta última es el otorgamiento de una especie de capacidad de ejercicio en representación de la Nación.
Los representantes constituyentes deben tener la suficiente sensibilidad y agudeza para captar e interpretar la realidad y condiciones del conglomerado social
ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE
Artículo 141 “La soberanía radica en el pueblo quien la delega, para su ejercicio, en los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La subordinación entre los mismos, es prohibida.
Tal expresión evoca la idea de un gobierno del pueblo, del que provienen todos los demás poderes; lo detentan o pertenece indivisamente a todos los ciudadanos de una nación.
Como nación o ente soberano puede instituir el poder constituyente originario, con potestades para crear la norma fundante y fundamental, cuya estructura sólo podría ser variada conforme el procedimiento y límites fijados en la misma norma fundante.
Soberanía y Poder Constituyente en el Constitucionalismo Guatemalteco
“…Uno de los principios básicos del Estado de Derecho es el de la división o separación de poderes en que se atribuye primordialmente al Organismo Legislativo la función de crear leyes; al Organismo Judicial la de aplicarlas y declarar los derechos en los casos controvertidos que se someten a su conocimiento y al Organismo Ejecutivo la facultad de gobernar y administrar; la división de poderes es la columna vertebral del esquema político republicano y es, además, el rasgo que mejor define al gobierno constitucional, cuya característica fundamental es la de ser un gobierno de poderes limitados. El sentido de la distribución del poder estatal en diversos órganos no es básicamente la de distribuir funciones entre ellos con el objeto de obtener un desempeño eficiente; su fin primordial es que al desarrollar
separada y coordinadamente sus funciones, tales órganos se limiten recíprocamente, de forma que cada uno de ellos actúe dentro de la esfera de su competencia y constituya un freno o contrapeso a la actividad de los demás, es decir, que ejerzan entre sí un control recíproco con el objeto de enmarcarse dentro del régimen de legalidad. La Constitución…adopta un sistema de división de poderes atenuado por la existencia de una mutua coordinación y de controles entre los diversos órganos, que al desempeñar las funciones estatales, se limitan y frenan recíprocamente; en los sistemas constitucionales modernos la división de poderes no implica una absoluta separación sino una recíproca colaboración y fiscalización entre tales órganos con el objeto de que los actos producidos por el Estado se enmarquen dentro de la unidad jurídico- constitucional…” 19-05-92, 113-92
La soberanía es la voluntad general, el poder soberano del cual provienen los demás poderes, el cual radica en el pueblo. Aún cuando en la doctrina se hace alguna distinción entre los términos “nación” y “pueblo”, lo que da lugar a referirse a una soberanía nacional y una soberanía popular, ambos términos desde el punto de vista jurídico, político y sociológico se refieren a los mismo. La constitución guatemalteca, desde el preámbulo y en la mayoría de artículos en que hace referencia, opta por usar el vocablo pueblo, refiriéndose así a una soberanía popular, aunque en algunos preceptos se refiere a la nación, equiparando ambos términos.
Concepción de la soberanía y poder constituyente en Guatemala

Se delegan facetas de la soberanía para su ejercicio en los organismo Legislativo, Ejecutivo y Judicial. O sea, por imposibilidad práctica de que el mismo pueblo ejerza su soberanía, delega su ejercicio a los tres poderes constituidos, con el fin de que se limiten recíprocamente, de tal forma que cada uno actúe dentro de su competencia y constituya un freno o contrapeso a la actividad de los demás.
El Poder Constituyente constituye (sic) una delegación una delegación de soberanía con la finalidad específica de elaborar la Constitución. Se le encomendó a la Asamblea Nacional Constituyente que elaboró la Constitución de 1985: para la reforma de aspectos fundamentales, estructurales y de principios básicos de la Constitución, la única opción es integrar una nueva Asamblea Nacional Constituyente, así se deriva del artículo 278 de la Constitución; y, aunque no esté previsto expresamente, para reemplazarla actual Constitución por otra, también tendría que integrarse una Asamblea Nacional Constituyente convocada específicamente para el efecto
Poderes Constituidos:
El Derecho crea al Estado como estructura política, y lo hace por la vía de las normas jurídicas fundamentales: la Constitución.
El Estado le va a servir al grupo social, el cual no es una simple suma o yuxtaposición de hombres, sino una colectividad con múltiples afinidades, aspiraciones y objetivos comunes, expectativas colectivas, que todas en conjunto le dan cohesión como grupo.
Al Estado se le diseña como un instrumento formal y político de alta organización para facilitar objetivos generales y específicos de beneficio para el grupo social.
EL PODER PÚBLICO
Se admite para la Carta Fundamental, la integración de un Poder Constituyente derivado o no originario para la reforma de artículos que no sean de los contenidos en el Capitulo I del título II de la misma y los denominados pétreos o inmodificables. En esta modalidad, la iniciativa, discusión y aprobación de las reformas se hace por el Congreso de la República con el voto de las dos terceras partes de diputados. Sin embargo, sólo se elevan a preceptos constitucionales mediante resultado satisfactorio en consulta popular con participación del pueblo mediante sufragio popular. Aún cuando en la ratificación de las reformas haya manifestación de la soberanía del pueblo mediante sufragio, el poder constituyente, es derivado, porque el procedimiento y requisitos fue impuesto por el poder constituyente originario o primario objetivado en la Constitución, determinando los límites jurídicos y políticos los cuales no puede trascender.
El Estado no es un fin en si mismo, lo que haría aparecer como una creación artificiosa y sin sentido. El Estado tiene su origen por la comunidad y para la comunidad.
El Estado como organización jurídica de la comunidad, requiere del poder público o estatal. Tanto la organización jurídica como el poder público son elementos importantes del Estado.
Al poder público se le han dado otras denominaciones como: poder del Estado, poder político, majestas, autoritas, potestas, imperium, mando, dominación; sin embargo, predomina el vocablo poder político o poder estatal.
El poder tiene su génesis en el conjunto de normas primarías o fundamentales –Constitución-, también su alcance, limites y requisitos de ejecución.
El denominado Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial, son poderes constituidos por el poder supremo o soberano –soberanía- por medio del vehículo de la Constitución.
Poder público es el concepto genérico que hace alusión a la fuerza, a la capacidad del Estado para tomar decisiones y ejecutarlas, el cual es instituido por el único poder soberano, y los poderes ejecutivo, legislativo y judicial son manifestaciones del poder público y se les denomina poderes constituidos por ser creados, fundados en la Constitución, producto de la voluntad soberana.
Por su origen, o sea, tomando como criterio el tipo del cuerpo legal o normativo en el que se establece su creación, hay órganos constitucionales u originarios y legales o derivados. Constitucionales u originarios son los creados por el texto constitucional, tal el caso de los tres organismos del Estado tradicionales. Legales o derivados son los creados en leyes ordinarias, determinándose en tales cuerpos su competencia, funciones, estructuras, etc.
Por su composición o número de personas que lo integran, se distingue entre órganos individuales y colegiados. Los individuales están integrados y representados por una persona, a la que generalmente, se le asigna la categoría de funcionario público.
CLASES DE ÓRGANOS PÚBLICOS
Los colegiados están compuestos por más de una o varias personas individuales, sus decisiones son colectivas (por mayoría de votos, consenso, etc.), y según su organización, su representación se le puede asignar a uno de los componentes o a todos actuando conjuntamente.
Art. 152: “…La Constitución es la ley suprema del ordenamiento jurídico y de su naturaleza normativa dimana que sus preceptos son vinculantes para los particulares y para los órganos del poder público. Conforme el principio de supremacía constitucional, serán nulas ipso iure las leyes y disposiciones gubernativas o de cualquier otro orden que disminuyan, restrinjan o tergiversen los derechos que la Constitución garantiza, y los tribunales de justicia en toda resolución o sentencia observarán obligadamente, el principio de que la Constitución… prevalece sobre cualquier ley o tratado. A la vez, el principio de legalidad, reconocido en el artículo constitucional 152, es otro elemento fundamental del sistema jurídicos. De acuerdo con esta norma, el ejercicio del poder, que proviene del pueblo, está sujeto a las limitaciones
El Poder Público en el Constitucionalismo Guatemalteco
señaladas por la Constitución y la ley. Para que impere el principio de supremacía constitucional y para que se consolide el régimen de legalidad -donde gobernantes y gobernados procedan con absoluto apego al derecho, aspecto teleológico contenido en el preámbulo de la Constitución- se establecen las garantías constitucionales, como medios jurídicos contralores de los actos contrarios al derecho. Esta Corte ha declarado que cuando los actos del poder público se realizan fuera de la competencia prevista en la Constitución o sin cumplir con los requisitos establecidos por ella, es procedente poner en funcionamiento la actividad de la justicia constitucional a fin de asegurar el régimen de derecho…” Sentencia de dictada dentro del expediente 441-92
Para el constitucionalismo guatemalteco, la soberanía, como poder supremo y originario, radica en el pueblo.
El poder público expresado en los poderes constituidos (organismos del Estado) deriva de la soberanía o poder soberano, naciendo con la Constitución.
El poder público en su ejercicio, por ende, está limitado en la Constitución y en la ley, por lo que los órganos públicos y funcionarios deben enmarcar estrictamente sus actuaciones dentro de tales limitaciones
CONCLUSIONES
Cuando el poder público opera fuera de sus competencias y limitaciones, invadiendo la esfera de los derechos ciudadanos, debe actuar la justicia constitucional, instada por medio de las garantías constitucionales o medios procesales protectores.
Fuera de quienes legítimamente son depositarios del poder público, ninguna fuerza o expresión del pueblo, puede arrogarse de hecho su ejercicio, porque será ilegítimo.
154: “…Dicha disposición constitucional implica que la conducta del funcionario en el ejercicio del cargo debe sujetarse a la ley y, como tal, debe responder de las consecuencias de sus actos. En ese orden de ideas, se puede afirmar que la Constitución no prevé la posibilidad de eximir de responsabilidad a ningún funcionario en el ejercicio del cargo, por lo que cualquier disposición en ese sentido la contraría y, por ese hecho, no puede coexistir con la Constitución…”
Full transcript