Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL GENIO DE ANTONI GAUDÍ

No description
by

Claudia Rizzolo

on 28 April 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL GENIO DE ANTONI GAUDÍ

EL GENIO DE ANTONI GAUDÍ

« Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica. »

la vida a través de a imágenes
Antoni Gaudí y Cornet nace en Reus el 25 de junio de 1852 de una familia muy humilde. Su padre es calderero y desde esto el joven empieza a pensar en tridimensionalidad. Tiene 4 hermanos, que mueren todos antes los 21 años. Antoni también era un niño débil y padecía fiebre reumática, por lo cual transcurrió mucho tiempo en la finca familiar, en contacto con la naturaleza, observando las formas y los colores naturales. En la escuela era un estudiante "de cinquillos"; para acceder a la universidad de arquitectura de Barcelona tuvo que aprobar un exámen de Dibujo de edificios: el futuro creador de la Pedrera fue suspendido.
Uno de los mejores arquitectos de todos los tiempos en la historia, máximo representante del modernismo catalán. Gaudí es un arquitecto con un conocimiento de la geometría y el volumen increíbles, y con una imaginación espectacular. Orgulloso de sus orígenes, sus obras están influenciadas por su mediterraneísmo, su amor por la naturaleza y su carácter religioso.


La España que conoció Antoni Gaudí
La Cataluña que conoció Gaudí
Como parte principal de España que era -y es- Cataluña no pudo salvarse de los prolemas arlistas; pero, lejos de Madrid, los dirigenes catalanes pudieron desarrollar sus magisterios en un clima más tranquilo y fructífero.
Aunque Gaudí es una persona tímida y reservada, sus trabajos son espectaculares y hoy continúan sorprendiendo a todos los turistas que visitan Barcelona. Edificios como La Pedrera, el Parque Güell, o la Sagrada Familia demuestran la existencia de un arquitecto fabuloso, un genio con una visión muy especial.
Gaudí es un personaje fundamental en la historia de la arquitectura y del arte universal, y su obra es muy estudiada porque todos los días puedes descubrir elementos nuevos muy importantes en sus trabajos.
Después de los hechos históricos que vieron a José Bonaparte rey de España, al reinado de Carlos IV y a su hijo Fernando VII y su "ominosa década"(1823-33), se abrió una crisis dinástica, ocasionada por la decisión del mismo Fernando VII, a su m uerte, de derogar la Ley Sálica, que excluíia de la sucesión a las mujeres, para poder designar como heredera a su hija Isabel.
Durante la regencia de la madre, estalló la Primera Guerra Carlista, que opuso a los liberales, partidarios de Isabel, contra los coservadores, que apoyaban a al pretendiente al trono Don Carlos, hermano del rey Fernando.
Son también los años de la Desamortización de los bienes eclesiásticos, y de la pérdita de las colonias americanas.
Los catalanes iniciaron un proceso llamado Renaixença
A mediados del siglo XIX, la Renaixença se identifica ya con la recuperación cultural catalana y forma ya un movimiento incuestionable que se hace presente en los órganos de difusión del país o en propios recién creados; es apoyado por algunas instituciones como la Academia de Buenas Letras de Barcelona, la Universidad de Barcelona o algunos sectores de la Iglesia; promueve los instrumentes culturales más urgentes y extiende su proyección más allá de la erudición y la lírica en un intento de catalanizar otros campos como la filosofía, la ciencia, el arte o el derecho.
Es una foto del 1878. Después da terminar la Universidad, la situación familiar lo hacía necesario y el joven universitario no dudó en buscar trabajos que le permitieran subvenir a sus necesidades sin ser una carga para su padre. Naturalmente, buscó en lo que sabía y le gustaba hacer. Entre todas las colaboraciones en talleres de la ciudad, que le permitieron conocer a muchos empresarios, una resultó ser fundamental para su futuro...
La carrera universitaria de Gaudí fue un largo y trabajoso camino alisado con aprobados, suspensos y algunos «notablemente aprovechados». El 14 de junio de 1877 el largo camino de ocho años llegó felizmente a su término y el estudiante dejó de serlo para convertirse en arquitecto. Recibió el título en abril de 1878.
Esteban Comella, proprietario de una guantería, le encargó a Puntí, reputado artesano de Barcelona, donde estaba trabajando Gaudí, la confección de mostradores y estanterías. Más concretamente, le pidió
una vitrina
para exponer sus guantes en la Exposición Universal de Paris. El artesano confió el proyecto a Gaudí. Él constuyó algo casi revolucionario, admirada por miles de de personas y, entre ellas, Don Eusebi Güell, aristócratas y mecenas. Fue el comienzo de una íntima amistad y colaboración laboral.
En esta foto del 1904, Gaudí fue de excursión a Montserrrat con los que quedaban de su familia, su padre, su sobrina e su amigo. Gaudí es el unico que no mira hacia la cámara, distraído por algo. Esta foto nos habla de los interese del arquitecto: Gaudí amó la música, el canto, el excursionismo, la literatura, la filosofía. Se adhirió a la Associació Catalanista d’Excursions Científiques y a la d’Excursions Catalana. Excursiones con el objetivo de estudiar la restauración de monumentos.
1915. Monseñor Ragonesi, Nuncio del Vaticano, visita las obras de la Sagrada Familia. Las torres de la fachada del Nacimiento se estaban elevado (el nuncio mira a la parte más alta de las mismas). Gaudí ya había consagrado su vida e este edificio, sin aceptar otro encargo; se ha convertido en un hombre muy creyente, su aspiración era servir a Dios, al que honra con oraciones pero también con obras.
1924. Gaudí toma parte a la procesión del Corpus Christi, dos años antes de ser atropellado por un tranvía. La imagen habla de su extrema devoción religiosa. En los últimos años, una enfermedad iluminó su vida mostrándole el verdadero camino.

"No es exagerado decir su obra fue un intento de unir tierra y cielo. Tampoco es exagerado decir que, de algún modo, lo consiguió".
"Ser original es volver al origen"
La gran aportación de Gaudí consistió en tomar la naturaleza como fuente constante de inspiración. Y no se contentó de copiar las formas, sino que su imitación quiso ser también estructural. Para él, la arquitectura tiene que cimentarse en el estudio directo de la naturaleza, madre originaria de todas las cosas y testimonio incontaminado de la obra de Dios.
Obras de Gaudí
Farolas
Primer encargo oficial que recibio fueron unas farolas para iluminar las calles y plazas de Barcelona.
El Capricho
Ubicado en Comillas, se trata de un edificio que Gaudi proyecto para un hombre rico y soltero, del que estudio gustos y aficiones, para construir algo personalizado y unico.
Palacio Güell
Situado en Barcelona, al lado de Las Ramblas, Gaudí puso todo su empeño en esta obra, ya que era su primer encargo importante, y muestra de ello es que llegó a idear hasta veinticinco soluciones distintas para el diseño de la fachada. Es marcada por el estilo oriental. Gaudí diseñó con esmero tanto el exterior como el interior del palacio, con una suntuosa decoración de estilo mudéjar, donde destacan los techos con artesonados de madera y hierro. Asimismo, Gaudí estudió con eficiencia todas las soluciones técnicas y estructurales del edificio, cuidando al máximo detalle aspectos como la iluminación, la ventilación o el aislamiento acústico del exterior.
Parque Güell
El Parque Güell es un reflejo de la plenitud artística de Gaudí: pertenece a su etapa naturalista (primera década del siglo XX), periodo en que el arquitecto perfeccionó su estilo personal, a través de la inspiración en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en sus profundos análisis de la geometría reglada. El parque fue concebido por Güell y Gaudí como un conjunto estructurado donde se situarían unas viviendas de alto standing, con todos los adelantos tecnológicos de la época para procurar el máximo confort, con unos acabados de gran calidad artística.
Casa Batlló
En 1903 el edificio fue adquirido por el industrial Josep Batlló i Casanovas, un rico hombre de negocios que poseía diversas fábricas textiles en Barcelona. Batlló compró el edificio con la primera intención de derribarlo y construir uno nuevo, aunque luego se conformó con reformarlo, y mientras él se reservó la planta principal el resto lo explotó en régimen de alquiler, como era habitual en las casas burguesas de la época. El edificio se ubicaba en pleno Ensanche de Barcelona, proyectado por Ildefons Cerdà y aprobado en 1859, con un sistema reticular de manzanas de viviendas con los ángulos recortados. Con el Ensanche, el Paseo de Gracia se convirtió en una de las principales arterias de la ciudad. Para la remodelación Batlló encargó el proyecto a Gaudí, por aquel entonces un arquitecto ya de gran renombre, que en aquella época trabajaba en diversos proyectos a la vez: el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, la Torre Bellesguard, el Parque Güell y la restauración de la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca. Gaudí diseñó el proyecto de remodelación de la Casa Batlló a los 52 años y refleja un visión personal de la arquitectura, de gran originalidad y sello innovador. El diseño y la innegable artisticidad del conjunto no privan de que el edificio esté concebido bajo el prisma de la funcionalidad, a la que el arquitecto subordina todos los demás elementos.
>Importancia otorgada tanto a la iluminación como a la ventilación, dos ejes básicos para una vida sana y confortable en un edificio de viviendas. Para ello dispuso un gran patio central en el centro del edificio, al que daban las habitaciones de servicios, mientras que los salones y los dormitorios daban a la fachada. Este patio también articulaba el movimiento dentro del edificio, a través de escaleras y un ascensor.
>balcones: forma de antifaz
>fachada: pedazos de cristal de varios colores (trencadís)
> bóveda: lomo de un dragón
> torre cilíndrica de forma bulbosa: cabeza de ajo, típica cruz gaudiniana de cuatro brazos, orientada a los puntos cardinales.
> Una de las interpretaciones simbólicas que se ha dado a esta fachada es la de San Jorge luchando con el dragón, cuyas víctimas se hallan en la fachada representadas por las columnas en forma de hueso y los balcones en forma de calavera. Así, la cruz de cuatro brazos sería la espada clavada en el espinazo del animal, del que brotaría la sangre, presente en la cerámica roja de esta parte de la cubierta.
>
Casa Milà, o la Pedrera
El arquitecto perfecciona su estilo personal, inspirándose en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales originadas en los profundos análisis efectuados por Gaudí de la geometría reglada. En ese contexto, Gaudí recibió el encargo de construir una casa señorial de parte de Pere Milà i Camps, un rico empresario cuyo padre, Pere Milà i Pi, había forjado su fortuna en la industria textil. La construcción sufrió diversos retrasos, ya que el edificio superó en altura y anchura a lo establecido en las ordenanzas municipales, por lo que se impuso al señor Milà varias multas.
> El conjunto, por lo innovador, es una típica obra gaudiniana en la que las líneas geométricas son sólo rectas formando planos curvos.
> En la azotea se encuentran grandes salidas de escalera rematadas con la cruz gaudiniana de cuatro brazos, y chimeneas recubiertas de fragmentos de cerámica, con la apariencia de cabezas de guerreros protegidas por yelmos.
> Cantera
> La Casa Milà tiene tres fachadas, una en el Paseo de Gracia, otra en la calle Provenza, y otra que hace chaflán, siguiendo el esquema habitual del Ensanche proyectado por Cerdà. Sin embargo, las tres presentan una continuidad formal y estilística que, por su forma sinuosa y ondulada, parece una roca modelada por las olas del mar. El conjunto de entrantes y salientes imprime un dinamismo al conjunto que le otorga la sensación de estar en movimiento, a la vez que crea un juego de luces y sombras en constante cambio según la hora del día o la posición del espectador. Además de la forma ondulante de los muros de la fachada, la presencia de 33 balcones de hierro forjado, con una original forma similar a algas marinas, convierten el conjunto en una obra casi escultórica de gran tamaño.
SAGRADA FAMILIA
Full transcript