Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El Ajedrez y la literatura.

A propósito del Segundo congreso de Ajedrez Emilio Valenzuela
by

carlos salgado

on 2 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Ajedrez y la literatura.

EL AJEDREZ Y LA LITERATURA Segundo congreso de ajedrez Emilio Valenzuela. 2012 El ajedrez y la vida

Comparación

Metáforas - Relación directa
Símil- Relación Indirecta. (como)
Alegoría- Suma de metáforas. Objetivos:

Resaltar la importancia de la relación Ajedrez - Literatura
Revisar conceptos de Figuras Literarias (Símil-Metáfora-Alegoría)con base en el poema "Ajedrez" de Jorge Luis Borges.
Identificar autores que se relacionen con el tema (Ajedrez-Literatura)
Motivar el taller hacia la creación de texto libre en relación al Ajedrez. Taller: Relacionar diferentes elementos
hallados en el poema de Jorge Luis Borges
"Ajedrez" En un texto de La rosa profunda (1975), leemos estos versos:

El tiempo juega un ajedrez sin pieza
en el patio. El crujido de una rama
Rasga la noche. Fuera, la llanura
Leguas de polvo y sueño desparrama.





























. Omar Khayaham : “Y después de todo, qué es la vida sino un inmenso tablero de ajedrez, sobre el cual el Destino mueve a los hombres como si fueran piezas, y luego los coloca en una caja de madera”. En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores. Ouroboros, el dragón. Espíritu del Fuego, el instante -0- el eterno principio. Torre Homérica

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores. Ligero Caballo Armada Reina, Rey postrero. sosegado
quieto peón1.

(Del lat. pedo, -ōnis).

1. m. Jornalero que trabaja en cosas materiales que no requieren arte ni habilidad.

2. m. Soldado de infantería.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías? Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito. En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito. PERSONIFICACIÓN


Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada




No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada. También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías? En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores. Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores. AJEDREZ EN RAYUELA

Humor, imaginación

En Rayuela se alude repetidas veces al ajedrez .En el capítulo primero, por ejemplo, Oliveira se refería a “un mundo donde te movías como un caballo de ajedrez que se moviera como una torre que se moviera como un alfil.”
Y en el capítulo 18, se aludirá a la pureza de la siguiente forma: “ vuela un alfil, vuelan las torres, salta el caballo, caen los peones, y en el medio del tablero, inmensos como leones de antracita, los reyes quedan flanqueados por lo más limpio y final y puro del ejército”

En otro aparte de Rayuela, Morelli le contará a Oliveira sobre la existencia de un ajedrez indio con sesenta piezas de cada lado:
“Gana el que conquista el centro -le explica Morelli a Oliveira- pero el centro podría estar en una casilla lateral, o fuera del tablero” El ajedrez es un juego que me apasionó de joven, pero un buen día me empezó a tomar demasiado tiempo y entonces lo eliminé.
Julio Cortázar
La vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez.

Lord Byron


La fantasía nunca arrastra a la locura; lo que arrastra a la locura es precisamente la razón. Los poetas no se vuelven locos, pero sí los jugadores de ajedrez.

Gilbert Keith Chesterton

Si quiere destruir a un hombre, enséñele a jugar al ajedrez”. Oscar Wilde Oblicuo Alfil Desviado

Tendencioso
Full transcript