Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Francisco de Quevedo y Villegas

No description
by

Fabrizio Rivas

on 1 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Francisco de Quevedo y Villegas

Francisco de Quevedo y Villegas
Obra
Vida
Métrica
Análisis
Lo más original de la obra literaria de Quevedo radica en el estilo, vinculado al Conceptismo barroco y por lo tanto muy amigo de la concisión, de la elipsis y del cortesano juego de ingenio con las palabras mediante el abuso de la anfibología.
De léxico muy abundante, creó además muchos neologismos.
Obra literaria
La obra de Quevedo presenta grandes contrastes: juntos con el chiste más grosero o la alusión más enevenenada, se trata de una obra seria y moralista preocupada por su sociedad.
Obra no literaria
Infancia
Juventud
Resumen
Su obra literaria es inmensa y contradictoria. Hombre muy culto, amargado, agudo, cortesano, escribió las páginas burlescas y satíricas más brillantes y populares de la literatura española, pero también una obra lírica de gran altura y unos textos morales y políticos de gran profundidad intelectual, que le hace ser el principal representante del barroco español. Su obra está entroncada con su forma de vida: desenvuelta y alegre en las sátiras de su juventud —letrillas burlescas y satíricas como "Poderoso caballero es don Dinero"— es el Quevedo más conocido y popular. Criticó con mordacidad atroz los vicios y debilidades de la humanidad, y zahirió de una manera cruel a sus enemigos, como en el conocido soneto, paradigma conceptista: "Érase un hombre a una nariz pegado...".
Adultez
Arrepentimiento y lágrimas debidas al engaño
Francisco de Quedo y Villegas
Poderoso caballero es Don dinero
Métrica de Quevedo
Se caracteriza por presentar versos endecasílabos y sus rimas son ABBA, ABBA, CDC, EDE. Su rima es consonate.
Nació el 17 de septiembre de 1580 en Madrid en el seno de una familia de la aristocracia cortesana.

Fue el tercero de los cinco hijos de Pedro Gómez de Quevedo, que ocupó cargos palaciegos, y de María de Santibañez. Quevedo perdió a su padre a la edad de seis años, quedando bajo la tutela de su tío don Agustín de Villanueva, del Consejo de Aragón.

Los padres de Francisco de Quevedo desempeñaban altos cargos en la corte, por lo que siempre estuvo en contacto con el ambiente político y cortesano. Estudió en el colegio imperial de los jesuitas, y, posteriormente, en las Universidades de Alcalá de Henares y de Valladolid, ciudad que por aquellos años era la capital de España.
El año 1606 vuelve a su Madrid natal en busca de éxito y fortuna a través del duque de Osuna que se convierte en su protector.
Se traslada a Italia en el año 1613, llamado por el duque de Osuna, entonces virrey de los reinos de Nápoles y Sicilia, el cual le encarga importantes y arriesgadas misiones diplomáticas.
El duque de Osuna cayó en desgracia en 1620 y Quevedo fue arrastrado en la caída y desterrado a sus posesiones de La Torre de Juan Abad, después, sufrió presidio en el monasterio de Uclés (Cuenca) y arresto domiciliario en Madrid.
Esta etapa azarosa y desgraciada marcó todavía más su carácter agriado y además entró en una crisis religiosa y espiritual, pero desarrolló una gran actividad literaria. Con el advenimiento del reinado de Felipe IV cambia algo su suerte; el rey le levanta el destierro pero el pesimismo ya se había apoderado de él.
Su matrimonio con la viuda Esperanza de Mendoza (1634) tampoco le proporcionó ninguna felicidad al gran misógino y se separó de ella a los pocos meses.
De nuevo se siente tentado por la política, pues ve el desmoronamiento que se está cerniendo sobre España y desconfía del conde-duque de Olivares, valido del rey, contra quien escribió algunas diatribas amargas. Más tarde, por un asunto oscuro que habla de una conspiración, es acusado de desafecto al gobierno, y es detenido en 1639 y encarcelado en el monasterio de San Marcos prisión tan miserable y húmeda, que provoca grandemente la merma de su salud.
Cuando es liberado, en 1643, es un hombre acabado y se retira a sus posesiones de La Torre de Juan Abad para después instalarse en Villanueva de los Infantes donde el 8 de septiembre de 1645 murió.
Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos (Madrid, 14 de septiembre de 15801 – Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, 8 de septiembre de 1645), conocido como Francisco de Quevedo, fue un escritor español del Siglo de Oro. Se trata de uno de los autores más destacados de la historia de la literatura española y es especialmente conocido por su obra poética, aunque también escribió obras narrativas y obras dramáticas.
Góngora y Quevedo

Adornado con figuras retóricas como el hipérbaton y plagada de cultismos, el culteranismo configuraba la obra como un complejo texto a descifrar
El culteranismo buscaba intensificar la expresión separándola del equilibrio y claridad común, pero en lugar de la condensación de significados propia del conceptismo más característico, aboga por la
perífrasis
embellecedora y la elusión del vocabulario común.

Culteranismo
Luis de Góngora y Argote (1561-1627) fue un poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida como culteranismo o
gongorismo
.
Sus principales características son:
Ornamentación sensorial del verso (aliteraciones, epítetos, etc.).
Preferencia por una sintaxis de largos y laberínticos periodos de compleja trabazón.
Violento hipérbaton y el uso de ciertas construcciones propias del latín.
Abuso de los cultismos o palabras extraídas sin cambios del latín, que de esa manera pasaron a enriquecer el idioma.
Uso de la metáfora pura y de la imagen más audaz.
Abundancia de
perífrasis
en forma de alusiones y elusiones de términos léxicos o referentes mitológicos y culturales.
Una abundante
intertextualidad
entre autores latinos, griegos y modernos.
Conceptismo
El conceptismo es una corriente de la literatura del que se basa en la asociación ingeniosa entre palabras e ideas.
Este estilo se caracteriza por tratarse de un arte muy sutil, en el caso de Quevedo incluye chistes o bromas con dobles sentidos.
Rivalidad famosa del Siglo de Oro, tenía por un lado a Franisco de Quevedo con el conecptismo, y por el otro a Luis de Góngora con el culteranismo.
Ambas tendencias que a veces se contraponen son complementarias.
Obra en verso
Se medita sobre la existencia: la brevedad y fugacidad de la vida, la fugacidad del tiempo y la aceptación de la muerte.
Se puede clasificar en :
Poemas metafísicos
Prevención para la vida y para la muerte

Si no temo perder lo que poseo,
ni deseo tener lo que no gozo,
poco de la Fortuna en mí el destrozo
valdrá, cuando me elija actor o reo.

Ya su familia reformó el deseo;
no palidez al susto, o risa al gozo
le debe de mi edad el postrer trozo,
ni anhelar a la Parca su rodeo.

Sólo ya el no querer es lo que quiero;
prendas de la alma son las prendas mías;
cobre el puesto la muerte, y el dinero.

A las promesas miro como a espías;
morir al paso de la edad espero:
pues me trujeron, llévenme los días.
Se reflexiona sobre el poder, la riqueza, los vicios, las virtudes, etc.
Poemas morales
Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
PODEROSO CABALLERO ES DON
DINERO
Están dedicados a pasajes o personajes de la Biblia.
Poemas religiosos
En la muerte de Cristo
Pues hoy derrama noche el sentimiento
por todo el cerco de la lumbre pura,
y amortecido el sol en sombra oscura
da lágrimas al fuego y voz al viento;

pues de la muerte el negro encerramiento
descubre con temblor la sepultura,
y el monte, que embaraza la llanura
del mar cercano, se divide atento,

de piedra es, hombre duro, de diamante
tu corazón, pues muerte tan severa
no anega con tus ojos tu semblante.

Mas no es de piedra, no; que si lo fuera,
de lástima de ver a Dios amante,
entre las otras piedras se rompiera.
Se describe la belleza y la sensualidad de la mujer.
Poemas amorosos
Sector más destacado de la poesía de Quevedo, en las que hace deformaciones burlescas
Poemas satíricos
A un hombre de gran nariz
Érase un hombre a una nariz pegado,
Érase una nariz superlativa,
Érase una alquitara medio viva,
Érase un peje espada mal barbado;

Era un reloj de sol mal encarado.
Érase un elefante boca arriba,
Érase una nariz sayón y escriba,
Un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
Érase una pirámide de Egito,
Los doce tribus de narices era;

Érase un naricísimo infinito,
Frisón archinariz, caratulera,
Sabañón garrafal morado y frito.
Lo que me quita en fuego, me da en nieve
La mano que tus ojos me recata;
Y no es menos rigor con el que mata,
Ni menos llamas su blancura mueve.

La vista frescos los incendios bebe,
Y volcán por las venas los dilata;
Con miedo atento a la blancura trata
El pecho amante, que la siente aleve.

Si de tus ojos el ardor tirano
Le pasas por tu mano por templarle,
Es gran piedad del corazón humano;

Mas no de ti, que puede al ocultarle,
Pues es de nieve, derretir tu mano,
Si ya tu mano no pretende helarle.
A Aminta, que se cubrió los ojos con la mano
OBRA EN PROSA
Predominan los temas políticos y morales. Su tono es pesimista, amargo, incluso cuando enmascara las burlas.
Podemos distinguir la prosa de Quevedo en obras muy variadas:
Los sueños (1605-1622) seis piezas cortas conceptistas, discursos narrativos descriptivos que constituyen una sátira producto de los desengaños que padeció durante ese periodo, en las que viene a decir que no hay nobleza ni verdad en el mundo sino que todo es horror y fealdad.
Sátiras morales y alegóricas.
Obras festivas o burlescas.
En general son breve narraciones sobre temas muy variados, habitualmente cuadros costumbristas en los que aparece la realidad extremamente caricaturizada. Muestran una versión despiadada del ser humano, Cartas al caballero de la Tenaza.

Se consideran como seguras y plenamente teatrales las siguientes obras:

La comedia Cómo ha de ser el privado
Los entremeses Bárbara, Diego Moreno, La vieja Muñatones, Los enfadosos, La venta, La destreza, La polilla de Madrid, El marido pantasma, El marión, El caballero de la Tenaza, El niño y Peralvillo de Madrid, La ropavejera y el viejo celoso.
Obras teatrales

Muy valoradas por la crítica actual, son sus obras morales y políticas de hondo contenido estoico y raíces del filósofo hispanorromano Séneca, como Política de Dios , gobierno de Cristo , tiranía de Satanás (1626) en la que traza la imagen ideal del gobernante siguiendo los Evangelios y Marco Bruto .

Obras políticas.
Vida de Santo Tomás de Villanueva, 1620.
Providencia de Dios, 1641, tratado contra los ateos que intenta unificar estoicismo y cristianismo.
Vida de San Pablo, 1644.
La constancia y paciencia del santo Job, publicada póstumamente en 1713.
Obras ascéticas
Doctrina moral del conocimiento propio, y del desengaño de las cosas ajenas (Zaragoza, 1630).
La cuna y la sepultura para el conocimiento propio y desengaño de las cosas ajenas (Madrid, 1634), que es una reescritura de la obra anterior, publicada sin su autorización, en la que amplificó y mejoró estilísticamente el texto precedente.
Epicteto, y Phocílides en español con consonantes, con el Origen de los estoicos, y su defensa contra Plutarco, y la Defensa de Epicuro, contra la común opinión (Madrid, 1635).
Las cuatro pestes del mundo y los cuatro fantasmas de la vida (1651).
Obras filosóficas
La aguja de navegar cultos con la receta para hacer Soledades en un día (1631), satírica embestida contra los poetas que usan el lenguaje gongorino o culterano.
La culta latiniparla (1624), burlesco manual para hablar en lenguaje gongorino.
La Perinola (1633, ed. en 1788), ataque contra el Para todos de Juan Pérez de Montalbán.
Cuento de cuentos (1626), reducción al absurdo de los coloquialismos más vacíos de significado.
Críticas literarias
Como prototipo del intelectual cortesano que exhibía su ingenio y con frecuencia le gustaba escandalizar, Quevedo pasó a la literatura popular como personaje de chistes con frecuencia groseros, volviéndose personaje de leyendas populares que perduran hasta nuestros tiempos.
Quevedo además , junto a otros personajes históricos de la España de Felipe IV,son representados en la saga conocida como Las aventuras del capitán Alatriste (1996)
Personaje literario y cinematográfico
VERSOS

Hu-ye-sin-per-ci-bir-se-len-toel-dí-a
y-laho-ra-se-cre-tay-re-ca-ta-da
con-si-len-cio-sea-cer-cay-des-pre-cia-da
lle-va-tras-sí-lae-dad-lo-za-na-mí-a.
La-vi-da-nue-va-queen-ni-ñez-ar-dí-a
la-ju-ven-tud-ro-bus-tayen-ga-ña-da
en-el-pos-trer-in-vier-no-se-pul-ta-da
ya-ceen-tre-ne-gra-som-bray-nie-ve-frí-a.
No-sen-tí-res-ba-lar-mu-dos-los-a-ños;
hoy-los-llo-ro-pa-sa-dos-y-los-ve-o
rien-do-de-mis-lá-gri-mas-y-da-ños.
Mi-pe-ni-ten-cia-de-baa-mi-de-se-o
pues-me-de-ben-la-vi-da-mis-en-ga-ños
yes-pe-roel-mal-que-pa-soy-no-le-cre-o.
Sílabas

11
10
11
11
11
10
11
11
12
11
11
11
12
11
Rima

a
b
b
a
a
b
b
a
c
d
c
d
c
d
Ma-dre-yoal-o-ro-mehu-mi-llo 8 A
Él-es-mia-man-tey-mia-ma-do 8 B
Pues-de-pu-roe-na-mo-ra-do 8 B
De-con-ti-nuoan-daa-ma-ri-llo. 8 A
Que-pues-do-blón-o-sen-ci-llo 8 A
Ha-ce-to-do-cuan-to-qui-e-ro 9 C
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C
Es-don-Di-ne-ro. 5 C

Na-ceen-las-In-dias-hon-ra-do 8 B
Don-deel-Mun-do-lea-com-pa-ña; 9 D
Vie-nea-mo-rir-en-Es-pa-ña 9 D
Y-es-en-Gé-no-vaen-te-rra-do. 9 B
Y-pues-qui-en-le-tra-eal-la-do 9 B
Es-her-mo-soaun-que-se-a-fie-ro 9 C
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C
Es-don-Di-ne-ro. 5 C

Es-ga-lán-yes-co-moun-o-ro 8 E
Tie-ne-que-bra-doel-co-lor 8 F
Per-so-na-de-gran-va-lor 8 F
Tan-Cris-tia-no-co-mo-Mo-ro. 8 E
Pues-que-day-qui-tael-de-co-ro 8 E
Y-que-bran-ta-cual-qui-er-fue-ro 9 C
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C
Es-don-Di-ne-ro. 5 C
Es-ga-lán-yes-co-moun-o-ro 8 E e
Tie-ne-que-bra-doel-co-lor 8 F f
Per-so-na-de-gran-va-lor 8 F f
Tan-Cris-tia-no-co-mo-Mo-ro. 8 E e
Pues-que-day-qui-tael-de-co-ro 8 E e
Y-que-bran-ta-cual-qui-er-fue-ro 9 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro. 5 C c
Son-sus-pa-dres-prin-ci-pa-les 8 G g
Y-es-de-no-bles-des-cen-dien-te 9 H h
Por-queen-las-ve-nas-deO-rien-te 8 H h
To-das-las-san-gres-son-Re-a-les. 9 G g
Y-pues-es-qui-en-ha-cei-gua-les 9 G g
Al-du-que-yal-ga-na-de-ro 8 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro. 5 C c
Mas-¿a-qui-én-no-ma-ra-vi-lla 9 I i
Ver-en-su-glo-ria-sin-ta-sa 8 J j
Quees-lo-me-nos-de-su-ca-sa 8 J j
Do-ña-Blan-ca-de-Cas-ti-lla? 8 I i
Pe-ro-pues-daal-ba-jo-si-lla 8 I i
Y-al-co-bar-deha-ce-gue-rre-ro 9 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro.
Sus-es-cu-dos-deAr-mas-no-bles 8 K k
Son-siem-pre-tan-prin-ci-pa-les 8 G g
Que-sin-sus-Es-cu-dos-Re-a-les 9 G g
NohayEs-cu-dos-dear-mas-do-bles. 7 K k
Y-pues-a-los-mis-mos-ro-bles 8 K k
Da-co-di-cia-su-mi-ne-ro 8 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro. 5 C c
Por-im-por-tar-en-los-tra-tos 8 L l
Y-dar-tan-bue-nos-con-se-jos 8 M m
En-las-Ca-sas-de-los-vie-jos 8 M m
Ga-tos-le-guar-dan-de-ga-tos. 8 L l
Y-pues-él-rom-pe-re-ca-tos 8 L l
Y-a-blan-daal-juez-más-se-ve-ro 9 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro. 5 C c
Y-es-tan-ta-su-ma-jes-tad 9 N n
(Aun-que-son-sus-due-los-har-tos) 8 Ñ ñ
Que-con-ha-ber-lehe-cho-cuar-tos 8 Ñ ñ
No-pier-de-suau-to-ri-dad. 8 N n
Pe-ro-pues-da-ca-li-dad 8 N n
Al-no-ble-yal-por-dio-se-ro 8 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro.
Nun-ca-vi-Da-mas-in-gra-tas 8 O o
A-su-gus-to-ya-fi-ción 8 P p
Quea-las-ca-ras-deun-do-blón 8 P p
Ha-cen-sus-ca-ras-ba-ra-tas. 8 O o
Y-pues-las-ha-ce-bra-va-tas 8 O o
Des-deu-na-bol-sa-de-cue-ro 8 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro. 5 C c
Más-va-len-en-cual-qui-er-tie-rra 9 Q q
(Mi-rad-sies-har-to-sa-gaz) 8 R r
Sus-es-cu-dos-en-la-paz 8 R r
Que-ro-de-las-en-la-gue-rra. 8 Q q
Y-pues-al-po-bre-leen-tie-rra 8 Q q
Y-ha-ce-pro-pioal-fo-ras-te-ro 9 C c
Po-de-ro-so-Ca-ba-lle-ro 8 C c
Es-don-Di-ne-ro.
Versos-Sílabas-Rimas
Versos-Sílabas-Rimas
Versos-Sílabas-Rimas
Versos-Sílabas-Rimas
VOCABULARIO

PERÍFRASIS
: Figura que consiste en expresar por medio de un rodeo de palabras algo que hubiera podido decirse con menos o con una sola: si no se te ocurre una palabra puedes usar una perífrasis para expresarte.
ANFIBOLOGÍA
: Empleo de frases o palabras con más de una interpretación.
neologismo palabra nueva que aparece en una lengua, o la inclusión de un significado nuevo en una palabra.
METAFÍSICA:
Rama de la filosofía que estudia la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad
ASCÉTICO:
adj. Se dice de la persona que se dedica a la práctica y ejercicio de la perfección espiritual y lleva una vida modesta y sobria: persona ascética y desinteresada.
ESTOICISMO:
m. Doctrina filosófica fundada en el siglo|III por el griego Zenón de Citio, que defiende el autodominio, la serenidad y la felicidad de la virtud: [bnSéneca defendió el estoicismo.
BIBLIOGRAFÍA
http://www.buscapoemas.net/analizar-poema/Arrepentimiento-y-l%C3%A1grimas-debidas-al-enga%C3%B1o/Francisco-de-Quevedo-y-Villegas/1308.htm
http://profevio.wordpress.com/2013/10/25/gongora-vs-quevedo-enfrementamientos-poeticos/
http://hispanoteca.eu/Literatura%20espa%C3%B1ola/Siglo%20XVII-Barroco/Conceptismo%20y%20culteranismo.htm
http://humorenlapoesia.blogspot.it/2012/02/poema-al-pedo-de-francisco-de-quevedo.html
http://www.culturamas.es/blog/2013/07/16/gongora-y-quevedo-cronica-de-una-hostilidad/
http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_de_Quevedo
http://www.elmundo.es/diccionarios/
http://www.poemas-del-alma.com/francisco-de-quevedo.htm
Full transcript