Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

museo del vaticano

No description
by

justino abad

on 19 March 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of museo del vaticano

Museos del Vaticano INTRODUCCION HISTORIA DE LOS MUSEOS VATICANOS La Nueva Entrada para el jubileo del año 2000 Los Museos Vaticanos son las galerías y demás estancias de valor artístico propiedad de la Iglesia y accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. Muestran obras de una extensa colección de la Iglesia Católica Romana. Su base fundacional fue la colección privada de Julio II, que fue elegido papa en el año 1503; más tarde otros papas han ido aumentando las extensas colecciones de que constan estos museos. Este conjunto museístico se compone de diferentes edificios de museos temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines. A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana, una de las mejores del mundo.

Los Museos Vaticanos nacieron con una pequeña colección privada de esculturas perteneciente a Julio II (1503-1513) situada en el llamado "Patio de las Estatuas del Belvedere" hoy llamado "Patio Octógono". Los Papas fueron los primeros soberanos que pusieron sus colecciones de arte y sus palacios a disposición de la cultura y del publico. Los Museos Vaticanos y las Galerías Pontificias nacen con los pontificados de Clemente XIV(1769-1774) y Pío VI (1775-1799), por esta razón los museos toman el nombre de museo Pío-Clementino. Mas tarde Pío VII (1800-1823) amplió notablemente las colecciones de Antigüedades Clásicas, añadiendo el Museo Chiaromonti y el Brazo Nuevo, y enriqueció la Colección Epigráfica situada en la Galería Lapidaria.


Gregorio XVI (1831-1846) fundó el Museo Etrusco (1837) con objetos provenientes de las excavaciones realizadas en la Etruria meridional desde el 1828; el Museo Egipcio (1839) con obras provenientes de exploraciones realizadas en Egipto y con otras que se encontraban ya conservadas en el Vaticano y en el Museo Capitolino; el Museo Profano Lateranense (1844) con estatuas, bajorrelieves, mosaicos de edad romana que no encontraban lugar en los Palacios Vaticanos. Al Museo Profano Lateranense Pío IX (1846-1878) se añadió en 1854 el Museo Cristiano, que comprendía esculturas antiguas con simbología cristiana, especialmente sarcófagos y inscripciones lapidarias. En 1910, bajo el pontificado de San Pío X (1903-1914), fue ampliado con el Lapidario Hebreo: una sección con 137 inscripciones provenientes de antiguos cementerios hebraicos de Roma, en su mayoría triadas del cementerio de la via Portuense, que fueron donadas por los dueños de las tierras, los marquéses de Pellegrini-Quarantotti. Estas últimas colecciones (Museo Gregoriano Profano, Museo Pío Cristiano y Lapidario Hebraico) fueron transferidas, por voluntad de Juan XXIII (1958-1963) desde el Palacio de Lateranense a un nuevo edificio construido expresamente en el Vaticano. En 1970 estas colecciones fueron abiertas otra vez al público.


También pertenecen a los Museos: la Galería de los Tapices, con una colección de tapices de diferentes manufacturas de los siglos XVI y XVII; la Galería de las Cartas Geográficas, decorada por Gregorio XIII ( 1572-1585) y restaurada por Urbano VIII (1623-1644); las Salas Sobieski y la de la Inmaculada Concepción; las Estancias y la Logia de Rafael, que Julio II y Leo X ( 1513- 1521) Desde el inicio del año 2000, los Museos Vaticanos acogen a los visitantes con un nuevo ingreso, donde se encuentran situados los diferentes servicios destinados al publico (control de seguridad, guardarropa, oficinas de informaciones, oficina para visitas con guía, taquillas, oficina de cambio de moneda extranjera, puestos de venta de publicaciones, nursery, servicio medico de urgencias) que permiten una visita mas agradable al visitador y una orientación del recorrido. La estructura se compone de tres pisos, el tercero hospeda una grande sala para la realización de exposiciones y congresos. Desde el segundo piso una grande rampa helicoidal transporta al visitante a las salas expositivas a través del Patio de las Corazas, que se encuentra cubierto por una estructura realizada en vidrio y metal.





El Papa Juan Pablo II, en su discurso inaugural, definió la nueva estructura: “el ingreso que introduce al templo del arte y de la cultura que son los Museos” Vaticanos, los cuales “constituyen culturalmente una de las más significativas puertas de la Santa Sede abiertas a todo el mundo. De aquí el valor no solamente funcional, sino simbólico, de una entrada más “ancha”, es decir más acogedora, para expresar la renovada voluntad de la Iglesia de dialogar con la humanidad en el signo del arte y de la cultura, poniendo a disposición de todos el patrimonio que le fue confiado por la historia”. La entrada esta decorada por diferentes obras. Destacan el grande mosaico policromo del siglo I, obra de arte antigua y dos obras de arte contemporánea, la escultura de Giuliano Vagi “Varcare la Soglia” y la puerta de bronce situada en la entrada de Cecco Bonanotte.


Mosaico policromo

El mosaico fue descubierto en 1842 en los alrededores de Roma, en una villa romana en el octavo kilometro de la via Ardeatina. Desde el 1855 hasta el 1963 el mosaico sirvió como suelo para una de las habitaciones pintadas por Rafael, la llamada de la Expulsión de Heliodoro. En el 1994 fue restaurado y ahora se encuentra expuesto en una pared del patio posterior de la nueva entrada de los Museos Vaticanos. Al centro se encuentra una cabeza de medusa de gran fineza. La superficie que la rodea esta decorada con motivos geométricos, mientras la parte decorativa inferior, correspondiente a la antigua entrada de la sala romana, presenta una hilera de barcos que con probabilidad podría ser el puerto Tiberino de Roma. Mitad del siglo I a. c.



Cecco Bonanotte
La Porta Nuova, 1999
Bronce patinado a fuego


El portón de la nueva entrada de los Museos Vaticanos ha sido realizado por el escultor marquesano Cecco Bonanotte. El artista lo ha realizado utilizando una estructura modular con formas cuadradas, inspirada en la tradición de los antiguos portones, pero más actualizada a través del estilo personal en la elaboración de la materia del artista. En el discurso inaugural, el Santo Padre ha recordado como la superficie contiene “el tema de la Creación, evocado simbólicamente por el artista” que “parece invitar al visitante a reconocer con estupor el misterio del Espíritu Creador en el universo, en los seres vivientes y sobre todo en la figura humana”. Sobre la puerta se encuentra el escudo del papa Juan Pablo II simplificado sobre una superficie rectangular, enriquecido por una forma geométrica que da la base a los símbolos que representan el pontificado

ALGUNAS OBRAS DE LOS MUSEOS Antínoo/Osiris

Tivoli, Villa Adriana, Pecile (excavaciones 1736).
Período de Adriano, 131-138 d.C.
Mármol blanco.
Alto 241 cm.
Inv. 22795.

Estatua de la divinidad Antínoo/Osiris de mármol blanco, que representa al Alto Egipto. Las estatuas del Serapeo de Canopo dan testimonio cómo el Emperador Adriano hubiese divinizado a su favorito Antínoo, muerto ahogado justamente en el canal llamado Canopo, que une Alejandría al brazo principal del Nilo, asimilándolo con Osiris, dios que muere y renace, ya asociado a su vez por los Tolomeos a Serapis, divinidad de la salvación alejandrina.

Cerveteri, Tumba Regolini Galassi.
Mediados del s. VII a.C.
Oro.
Inv. 20552

Entre los espléndidos objetos de oro que adornaban el cuerpo de la difunta enterrada en la celda de fondo, resalta una enorme fíbula (antigua versión del moderno imperdible, utilizado para sujetar y decorar los ropajes), decorada con motivos geométricos, de inspiración vegetal y animales, obtenidos con distintas técnicas de producción sofisticada: granulación, repujado, punzón. Los patitos de bulto redondo en el arco se han realizado soldando ambas mitades obtenidas de una lámina repujada; los leones en el disco están igualmente repujados y recortados por una lámina aparte.
SECTORES DE LOS MUSEOS Sectores
Museos y Colecciones
Museo Gregoriano Egipcio
Museo Gregoriano Etrusco
Antiquarium romanum
Colección de jarrones
Museos de Antigüedades Clásicas
Museo Pío-Clementino
Museo Chiaramonti
Brazo Nuevo
Museo Gregoriano Profano
Museo Pío Cristiano (con lápidas cristianas y judías)
Pinacoteca
Tapices
Cerámica (S.IX - XVIII)
Micromosaicos
Colección de Arte Religioso Moderno
Museo Misionero-Etnológico
Museo Sacro
Museo Histórico Vaticano (Palacio Apostólico Lateranense)


Palacios Pontifícios(lugares incluidos en la visita de los Museos Vaticanos)
Palacete del Belvedere (Museo Pío-Clementino)
Galerías superiores (Sala de la Biga, Galerías de los Candelabros, Tapices y Mapas)
Apartamento de San Pío V
Sala de las Damas
Sala de la Inmaculada
Estancias de Rafael
Sala de los Claroscuros
Capilla Nicolina
Capilla de Urbano VIII
Capilla Sixtina
Apartamento Borgia
Salón Sixtino
Sala de las Bodas Aldobrandini
Galerías inferiores (Galería de Urbano VIII, Sala Alejandrina, Galería Clementina)

la Capilla del Beato Angélico, pintada bajo el pontificado de Nicolás V (1447-1455): la Capilla Sixtina, que toma el nombre de su fundador Sixto IV (1471-1484); el Apartamento Borgia, ya habitación de Alejandro VI (1492-1503); la Pinacoteca Vaticana, que Pío XI (1922-1932) colocó en 1926 en un edificio destinado a este fin cerca de la nueva entrada de los Museos; el Museo Misionero-Etnológico, fundado por Pío XI en 1926, organizado en los pisos superiores del Palacio Lateranense y después, por disposición de Juan XXIII, fue transferido en Vaticano, donde fue abierto otra vez al publico en el mismo edificio que recoge las colecciones ex-Lateranense. En 1973 fue añadida la Colección de Arte Religioso Moderno y Contemporáneo, inaugurada por Pablo VI (1963-1978) en el Apartamento Borgia. El Museo Histórico, también fundado en 1973 y transferido en 1987 en el Apartamiento Papal del Palacio Lateranense, expone una serie iconográfica de los Papas así como recuerdos históricos de los Cuerpos armados pontificios y de la Capilla y Familia Pontificia, aunque los títulos honoríficos hoy ya suprimidos; en fin, una documentación del ceremonial ya no más en uso. En Vaticano hay todavía una sección de las carrozas y berlinas de los Papas. Desde el inicio del año 2000, los Museos Vaticanos reciben a los visitantes en una nueva y espaciosa entrada, donde se encuentran los servicios destinados al publico, decorados por diferentes obras de arte, de la cuales dos fueron expresamente realizadas para el lugar.

En 1839 se estableció el Museo Egipcio, con antiguos objetos extraídos de excavaciones de esa región, junto a otras piezas que se encontraban diseminadas en el Vaticano y en el Museo Capitolino. Este museo también fue fundado por Gregorio XVII. Las piezas que aquí se encuentran provienen de Egipto, de Roma y de Villa Adriana de Tívoli, proveniendo algunas de ellas de colecciones privadas como la colección de Carlo Grassi, cedida a Pío XII y que consiste en bronces egipcios de los siglos X al IV a. C., así como el famoso Libro de los muertos.
El interés de los papas por las obras de Egipto estaba relacionado al rol fundamental atribuido a este país con las Sagradas Escrituras en la Historia de la Salvación. El museo ocupa nueve salas divididas por un semicírculo abierto hacia una terraza que cuenta con numerosas esculturas. En dos de estas salas se encuentran objetos encontrados en la antigua Mesopotamia y en el Levante mediterráneo.
MUSEO GREGORIANO EGIPCIO Mascara de una momia (656ac -332ac Estatua colosal del Nilo Busto de Julio Cesar Museo gregoriano profano El Museo Gregoriano Profano, fue fundado en 1844 por el papa Gregorio XVI en el Palacio de Letrán, fueron posteriormente transferidas, bajo el pontificado de Juan XXIII (1958-1963), hacia su actual ubicación dentro del Vaticano.

Contiene estatuas, bajorrelieves, esculturas y mosaicos de la era romana. Fue ampliado en 1854, bajo el pontificado de Pío IX (1846-1878), con la adición del Museo Cristiano Pío, que contiene antiguas esculturas, especialmente sarcófagos, ordenados por la temática, con inscripciones con contenido cristiano.[17]

Entre 1856 y 1869 se abrieron dos salas que alojaron monumentos provenientes de las excavaciones de Ostia, entre otras. En 1910, bajo el pontificado de San Pío X (1903-1914), fue establecido el Lapidario Hebreo. Esta sección contiene 137 inscripciones en Hebreo antiguo provenientes de cementerios en Roma, la mayoría de un cementerio ubicado en la Vía Portuense, de las catacumbas de Monteverde al lado del río Tíber, descubiertas en 1602, si bien no fueron exploradas hasta los años 1904-1906.[18] Estas inscripciones fueron donadas por los marqueses Pellegrini-Quarantoti, quienes eran los dueños del terreno.
Musei Vaticani, Museo Gregoriano Profano ex Lateranense. Ciudad del Vaticano.Nº inventario: 9985Mármol blanco, 40 x 56,5 x 8,6 cm. Relieve de menandro con una musa Niños jugando con nueces, panel de un sarcófago, obra romana del siglo III Después de la invasión de Roma por las tropas de Napoleón, un importante número de obras de arte fueron trasladadas al Museo del Louvre de París, según el Tratado de Tolentino. En el año 1815, se estableció una cláusula en el Congreso de Viena en la que se acordaba el retorno de estas obras, con la exigencia al papa Pío VII (1800-1823) de exponerlas públicamente, ya que durante el siglo XVIII, sólo se habían organizado exposiciones puntuales.
Las obras, una vez recuperadas, fueron expuestas primero en los departamentos Borgia, pero a causa de las malas condiciones en que se encontraban se procedió a trasladarlas nuevamente. Pío X (1903-1914) hizo acondicionar los establos de Belvedere, que también resultaron poco adecuados por las condiciones térmicas desfavorables; esto y el aumento constante del número de obras para exponer hizo que el papa Pío XI ( 1922-1939), encargase la construcción de un nuevo edificio al arquitecto milanés Luca Beltrami el año 1932.[21]
Son cerca de quinientas las obras que se exhiben en la Pinacoteca Vaticana. Las pinturas están expuestas en dieciocho salas, ordenadas cronológicamente del siglo XII hasta finales del siglo XIX, con una representación de las mejores escuelas italianas: la sienesa (Perugino), la florentina (Giotto di Bondone, Leonardo da Vinci), la veneciana (Giovanni Bellini, Tiziano) y la boloñesa (Guid Museo misionero etnológico Antes de 1924.Madera esculpida. Isla de Pascua (Rapa Nui). Moai Kavakava El atril, que perteneció al capellán de Cristóbal Colón en su segundo viaje al Nuevo Mundo de 1493 a 1494
Museo Pinacoteca vaticana Después de la invasión de Roma por las tropas de Napoleón, un importante número de obras de arte fueron trasladadas al Museo del Louvre de París, según el Tratado de Tolentino. En el año 1815, se estableció una cláusula en el Congreso de Viena en la que se acordaba el retorno de estas obras, con la exigencia al papa Pío VII (1800-1823) de exponerlas públicamente, ya que durante el siglo XVIII, sólo se habían organizado exposiciones puntuales.
Las obras, una vez recuperadas, fueron expuestas primero en los departamentos Borgia, pero a causa de las malas condiciones en que se encontraban se procedió a trasladarlas nuevamente. Pío X (1903-1914) hizo acondicionar los establos de Belvedere, que también resultaron poco adecuados por las condiciones térmicas desfavorables; esto y el aumento constante del número de obras para exponer hizo que el papa Pío XI ( 1922-1939), encargase la construcción de un nuevo edificio al arquitecto milanés Luca Beltrami el año 1932.[21]
Son cerca de quinientas las obras que se exhiben en la Pinacoteca Vaticana. Las pinturas están expuestas en dieciocho salas, ordenadas cronológicamente del siglo XII hasta finales del siglo XIX, con una representación de las mejores escuelas italianas: la sienesa (Perugino), la florentina (Giotto di Bondone, Leonardo da Vinci), la veneciana (Giovanni Bellini, Tiziano) y la boloñesa (Guido Reni).[22]
Tríptico Stefaneschi Giotto di Bondone 1320
Encargado por el cardenal Stefaneschi para el altar mayor de la basílica de san Pedro del Vaticano San Nicolás salvando el barco Fra Angelico 1437
34 x 60 cm
Transfiguración temple sobre madera
410 x 279cm
Raffaello Sanzio 1516-1520
Full transcript