Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CELOS INFANTILES

No description
by

Iván Corredera Moreno

on 13 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CELOS INFANTILES


CELOS INFANTILES

Trabajo: Modificación de conducta
Celos infantiles

Carlos Cedrón Castro
Iván Corredera Moreno
Miriam Estévez Robles
Virgina Fernández Camino
Componentes del grupo
etiología
¿Qué son los celos infatiles
Definición

Reacción adaptativa transitoria del niño, que conlleva una alteración emocional y comportamental como respuesta a un desequilibrio en la dinámica afectiva familiar debido al nacimiento de un nuevo hermano. En algunos casos puede adquirir carácter permanente.

Lo más normal es que los celos aparezcan en el hijo mayor hacia su hermano más pequeño, pero esto no siempre así, hay casos que es el hermano menor el que tenga celos hacia el mayor

¿cómo percibe el niño la situación?
El niño que siente celos percibe la
realidad algo distorsionada
; siente que las figuras de apego ya no le quieren, se siente rechazado, apartado, etc.

síntomas
Cognitivos-Emocionales:
esta angustiado, su autoestima suele ser baja, vive con ansiedad, rechaza aquello que le produce satisfacción, tienen temores nocturnos y pesadillas, etc.

Fisiológicos:
tensión muscular, dolor de estómago, cansancio, enuresis diurna o nocturna

Comportamentales:
aislamiento, agresiones hacia el hermano provoca culpabilidad, rabietas, etc.

Evaluación
tratamiento
Aspectos generales
Se debe tener en cuenta:
Comportamiento patológico vs normal
Funcionamiento adaptativo
Continuidad vs discontinuidad
Factores de riesgo y factores de protección
Ambiente lúdico

Cuanto más pequeño es el niño:

Mayor dirección por parte del terapeuta
Mayor influencia de otras variables
Mayor influencia de distractores
Menor capacidad de utilización del lenguaje como medio de respuesta.
Mayor incertidumbre acerca del diagnóstico

Maganto (1995) propone tener en consideración:
El niño no se percibe como objeto de evaluación
Importancia de la presencia de los adultos
instrumentos
Entrevista
Análisis funcional
registro de conducta y análisis topográfico
autoinformes

técnicas proyectivas
*
otros instrumentos
diagnóstico
comorbilidad
Padres:
conducta problemática, historia de salud del niño, historia familiar, desarrollo evolutivo, acontecimientos estresantes etc.
Profesores:
contexto escolar, problemas con otros niños, problemas de aprendizaje o rendimiento, pérdida de comportamientos adquiridos
Niño:
sentimientos y emociones, intereses y gustos, amigos, porqué acude al psicólogo


entrevista
elaboración análisis funcional
análisis funcional (e-o-r-c)
E:
o:
R:
C:
Estímulos que influyen en la aparición de la conducta (cognitivos, fisiológicos, sociales)


Variables organísmicas (temperamento, emociones, repertorio de habilidades, historia de aprendizaje…)


Variables de respuesta (cognitiva, fisiológica, emocional)

Consecuencias que siguen a la conducta(refuerzos, castigos)

registro de conducta y análisis topográfico
Registro sencillo
Entrenamiento a padres
Representar gráficas

autoinformes
técnicas proyectivas
Muy utilizadas
Permiten acceder a niños muy pequeños
No son conscientes de ser evaluados
Cuestionarios para obtener información sobre aspectos concretos:
Cuestionario de ansiedad infantil (CAS)
Cuestionario factorial de la personalidad (ESPQ)
Batería de socialización (BAS)
Test de los cuentos de hadas (FTT)
Cuestionario de personalidad para niños (CPQ)
Test autoevaluativo multifactorial de adaptación infantil (TAMAI)
Escala de depresión para niños (CDS)
Cuestionario de personalidad (EPQ)
Cuestionario de ansiedad rasgo/estado en niños (STAIC)
Inventario de adaptación conductual (IAC)

Ausencia de criterios en el DSM-IV-TR, únicamente encontramos:
Problemas de relación entre hermanos
Problemas de relación paterno filial

Ambas categorías muy ambiguas


Ortigosa (2007) propone tener en cuenta los siguientes criterios:

Edad:
Más allá de los 6 años debe disminuir la presencia de celos hasta desaparecer o convertirse en una rivalidad aceptable.
Cronicidad:
La prolongación en el tiempo solo se justifica por una mala resolución de la celotipia: deja de cumplir una función adaptativa y adquiere una función distinta.
Actividad:
Los celos interfieren actividades y relaciones interpersonales, especialmente en aquellas que no está involucrado el hermano. La generalización a distintas áreas de la vida cotidiana del niño en parte de unos celos inapropiados.
Sintomatología:
La reacción emocional y conductual exacerbada e injustificada frente al estímulo que la provoca no es apropiada más allá del período inicial de los celos.
Otros trastornos psicológicos:
Cuando son la causa o se asocian a los trastornos psicológicos
Funcionamiento familiar:
Si el problema se da dentro de una estructura y/o funcionamiento familiar patológico que fomenta los celos fraternos, es evidente que estos pueden desvirtuarse y enquistarse con algún grado de patología.


Encopresis funcional
Enuresis funcional
Retraso simple del habla
Retraso del lenguaje
Tartamudez
Trastorno del sueño

diagnóstico
Trastornos específicos del aprendizaje
Trastorno de somatización
Ansiedad de separación
Depresión
Trastorno negativista desafiante
variables
1. Variables demográficas
2. Diferencias de edad entre hermanos
3. Posición del hijo entre los hermanos
4. Composición de la familia
5. Temperamento
6. Relación padre-hijos
7. Estado emocional de la madre

Etiología
Variables demográficas
Edad:
Antes de los 8 meses no suelen aparecer, y a menudo surgen entre los 1-4 años. Más concretamente, alrededor de los 18 meses de vida.
Un aspecto importante es la capacidad autoevaluativa (aún inmadura). Necesita refuerzos positivos exteriores para su autoestima.

Menos atención menos autoestima sentimiento celoso

Sexo:
diversos estudios muestran que es más frecuente en niños que en niñas.
*Posible causa: predisposición a atender al bebé
Lo que si está claro es que, en hermanos de sexo opuesto, no aparecen tanto los celos como cuando los hermanos son del mismo sexo.
Nivel socioeconómico:
Algunos estudios plantean que puede ser un factor influyente. En el sentido de: Nivel socioeconómico bajo --> mayor probabilidad de padecer celos. Y nivel socioeconómico alto --> menor probabilidad.


Edad, sexo y nivel socioeconómico del niño

Diferencias de edad entre hermanos
Si la diferencia de edad entre hermanos es de unos 3 años, es menos probable que se den los celos.


En diferencias de edad menores a los 2,5 años nos encontramos mayores probabilidades de que aparezcan conductas celotípicas los hermanos comparten necesidades similares (ambos demandan la misma atención).

Diversos estudios muestran que hermanos cuya diferencia de edad es próxima, mantienen relaciones más afectuosas.


Posición del niño
Hijo primogénito:
al que más le afecta el nacimiento de un nuevo hermano. Tiene que compartir el cariño, la atención y otros privilegios.
Hijo mediano
: No suelen tener problemas. Ha nacido en un ambiente donde tiene que compartir la atención y afecto. Pueden aparecer cuando no tienen los mismo privilegios que el hermano mayor ni la misma atención que el hermano pequeño.
Hijo pequeño:
No suelen aparecer celos de atención ni afecto. Pueden aparecer respecto a “cosas que el niño pequeño no puede hacer y sí el hermano mayor”.


composición familiar
Actualmente
no
es habitual las
familias numerosas

Un fenómeno actual es el de divorcios o madres solteras familias monoparentales

En estos casos, cuando el niño tiene preferencia por el
padre ausente
, ya que es el que le proporciona caprichos, deseos, etc. en contraposición con el padre con custodia, que suele ser el que impone normas y castigos. Acentúa los celos.

Compartir afecto con
hermanastros
o hijos de las nuevas parejas de los padres.


Temperamento
Más probable que se den conductas celotípicas en:

Niños con
humor negativo
: interiorizan sus sentimientos, más dependientes. Actitud negativa hacia el bebé.
Niños muy
demandantes
: no soportan demoras en sus peticiones.
Niños con
inseguridad
, sensibles, inadaptados.
Niños que han
sufrido
malos tratos, abandono, etc.


relación con los padres

Favoritismos o preferencias:
Hijo acostumbrado a ser el
“único”
Preferencia sobre el hermano de
diferente sexo
Hermanos tiene
características distintivas
, como discapacidad, simpatía, personalidad, habilidades, etc.
Estado emocional- madre
Embarazo

Nacimiento
cambio de comportamiento (irritabilidad,
tristeza, etc.)
Atribuyen al futuro hermano
celos
Cambio de hábitos cansancio, estrés,
ansiedad, depresión post-parto...
celos
otro tipo de situaciones
Niños muy
dependientes
de la madre ven al padre como rival. Sienten celos
Formas de interacción del tipo " si no comes no te quiero". O
comparaciones
: " A juan le quiero más porque se porta mejor que tú"
Otras actividades o
aficiones
de la madre.
Celos en el
colegio
. Percibir privilegios en otros niños
tratamiento
Intervención: Antes de los 7 años
A partir de los 8 años
Con más de 12 años

Importancia de los padres en el tratamiento:
- Ventajas
- Inconvenientes

Comienzo de la intervención:
Delimitar ORIGEN de los celos
Características del niño, edad, circunstancias etc.

origen
Tres casos diferentes:

En primer lugar los celos pueden aparecer por elementos novedosos, como es el nacimiento de un hermano/a.
En segundo lugar contemplamos a niños con cierta predisposición a padecerlos. En este caso el tratamiento será más complejo que en la situación anterior.
En tercer y último lugar cabe la posibilidad de que los celos sean llevamos al extremo, manteniéndose en el tiempo o produciendo situaciones peligrosas, agresivas.
introducción
La palabra “celos” significa “hueco” (koilos),
Comprensión padres:
Algo natural
Incrementación
Cronificación
Patologización
Afrontar frustraciones (primera frustración).



primer supuesto
Para las situaciones del día a día; atender a consejos generales que abarcan desde las conocidas técnicas operantes, incluidas en las terapias de modificación de conducta, hasta intervenciones que abarcan aspectos más amplios de la relación de los hermanos dentro y fuera del ámbito familiar.
En este caso: Intervención con los padres
¿Cómo?
Facilitación de pautas y orientaciones sobre las actitudes que ayudaran a que el niño celoso comprenda la nueva situación, además de las actitudes que perjudican o mantienen los celos:

Explicación de técnicas operantes para: realizar de forma correcta el reforzamiento al niño, extinguir un comportamiento o utilizar el castigo
Es bueno evitar (en la medida de lo posible) las siguientes conductas:
Recriminarle que no le quiera, o insistirle en que “debe” quererlo mucho nada más nacer, porque es su hermano.
Los gritos y las descalificaciones.
Las atenciones y dedicación excesivas, al nuevo hermano.
Tratar de disimular totalmente el amor hacia el bebé...eso hará que el mayor crea que realmente es un estorbo, que no es digno de amor.
Privilegios a unos hijos frente a otros.
Comparaciones entre los diferentes hijos.
Intromisiones en los conflictos de los hijos y tomar partida en ellos (siempre que no haya agresión).
Atenciones y recompensas al "chivato" (el hermano pequeño que siempre acusa al mayor)
Comentarios de vecinos, amigos y familiares haciendo comparaciones de los hijos.
Un trato irónico, o risa y burla ante conductas inadecuadas.
La competitividad entre hermanos.
Evitar frases que recriminen sus acciones: "No lo toques", "Aléjate que no me fío de ti", "Que se te va a caer”.

Intentar cambiar lo menos posible la rutina del niño tras el nacimiento del hermano.
Hablar de "igual a igual" con el primogénito.
Estimular a los hijos para que expresen lo que sienten con libertad y puedan compartir tristezas y alegrías.
Fomentar la cooperación entre los hermanos (en las tareas de la casa, recados, en situaciones de juego)
Observar y reflexionar sobre las conductas celosas de nuestros hijos y reaccionar sin darles excesiva importancia.
Favorecer el juego con todos los hijos (para lograr una mayor armonía entre los hermanos.
Promover un clima de sosiego y tranquilidad en todos los momentos posibles.
Respetar el espacio de juego e intimidad de cada hijo
Estimular con expresiones positivas todo acercamiento: "Qué bien lo cuidas" "Eres muy responsable", "Ven que lo vas a bañar muy bien“

¿qué hay que poner en práctica?
Segundo supuesto
En el caso de niños con predisposición a ser celosos, los padres, los maestros, demás familiares y otras personas que estén al cuidado del niño deberán consensuar una estrategia común para ayudarlo.

En clase el maestro puede trabajar actividades y juegos cooperativos con los niños para enseñarles a comunicarse, estrechar lazos, educarles en la solidaridad y el altruismo, enseñarles a convivir, compartir, respetar a los demás, cumplir las normas, esperar su turno, además de tratar la envidia y la rivalidad. Los maestros deben estar atentos para reforzar las conductas adecuadas con lo que también mejorará su autoestima.


Según Polaino-Lorente, en el ámbito escolar el comportamiento infantil más frecuente no suelen ser los celos, si no la envidia.

Hay que tener presente que el entrenamiento en habilidades sociales se realiza a través de cinco componentes: ensayo, role playing, modelado, feedback y refuerzo.


tercer supuesto
Conducta agresiva = Ayuda especializada
Modelado de la conducta (padres)
Pedir disculpas

Vallés propone una serie de recomendaciones para intervenir sobre la conducta agresiva:

Entrenamiento en habilidades contrarias a la agresión induciendo a pensamientos contrarios a los habituales (habilidades cognitivas) y comportamientos totalmente incompatibles con la agresión (habilidades conductuales)
También está aconsejado en estos casos de agresión enseñar técnicas de relajación
Utilizar técnicas operantes como el refuerzo o la extinción y, solo en casos excepcionales o justificados, el castigo. (no castigo físico)


El tratamiento de la autoestima es fundamental en estos casos. La creencia de que los padres han dejado de quererle en favor del hermano daña la autoestima del niño.

Buena autoimagen: Sugerencias de Clemens y Bean:
a) Vinculación:
Mostrar un rostro amable.
Hacerle notar con gestos y palabras lo buena que resulta su compañía.
Elogiarle de manera correcta.
b) Singularidad:
Animar al niño a expresar sus ideas, diferenciándolas de las de los padres.
Trasmitir al niño que se le acepta.
Indicarle qué tiene de especial y diferente.


c) Poder:
Enseñar al niño como influir en los demás de forma positiva.
Ayudar al niño a tomar decisiones. Esta capacidad crea sensación de seguridad y autosuficiencia.
Colaborar con él en la resolución de problemas. (Imagen de seguridad ante situaciones conflictivas).
d) Pautas:
Cuidar los modelos (padres, educadores, amigos etc.) que van a influir en el crecimiento, a través de su pensamiento y acción.
Ayudarle a entender la importancia de los valores y creencias, para lo cual el padre compartirá las suyas con el niño.
Ayudar al niño a establecer objetivos o metas razonables y alcanzables.


la terapia sistémica
Proporciona importantes contribuciones sobre el tratamiento de la relación fraterna patológica.

Wagner, Hunter y Boelter consideran que es oportuno intervenir cuando:
Los padres favorecen a uno de los hermanos a los ojos del otro.
Uno de los hermanos en más favorecido que el niño celoso según la visión de los padres.
Uno de los hermanos tiene mayores privilegios en virtud de la edad.
La familia no ha negociado una nueva estructura familiar que diferencia a los hermanos cuando el mayor se convierte en adolescente.


dos tipos básicos de intervención sistémica
1)Intervención educativa directa que tiene por objetivo ayudar a los padres a entender la dinámica normal de la relación fraterna.

2)Intervención estratégica para familias extremadamente rígidas.

Importancia escuela para padres.


caso
bibliografía
fin



gracias !!

carlos
Carlos de 7 años y 3 meses, es llevado a consulta por los padres debido a la aparición de una serie de comportamientos disruptivos y desadaptativos que vienen presentándose desde hace 6 meses.
Es el mayor de dos hermanos, la menor una niña de 1 año.
El niño cursa 1º de primaria.
El estatus socioeconómico y cultural de los padres es alto.


Los padres acuden a consulta debido a que Carlos muestra un comportamiento que les preocupa. Antes era un niño tranquilo, cariñoso y buen estudiante. Actualmente presenta problemas tanto en casa como en el colegio. En casa se comporta de forma agresiva con la madre, le pega, la insulta y le dice que es una “mamá mala”. Las rabietas son más frecuentes delante de la madre (se tira al suelo, llora, rompe cosas, etc.)


Motivo de consulta
Cuando está el padre delante este comportamiento se presenta con menos frecuencia.
Han observado que en ocasiones coge a su hermana y le pega, la insulta diciéndole que es una “niña tonta y mala”.
En el colegio, manifiesta un menor rendimiento, debido a, según la profesora, no está concentrado y se niega a seguir las indicaciones.

El único modo de controlar a Carlos es mediante castigos (impidiéndole ver un programa de televisión o enviarle a su habitación). Aún así la madre se ve desbordada e incapaz de controlarle.
En el colegio la profesora suele dejarle sin recreo.


historia del problema
Carlos comienza a presentar problemas hace 6 meses, momento en el que la hermana es hospitalizada por un problema intestinal, estando la madre con ella la mayor parte del tiempo.
El primer intento de pegar a la madre fue a los dos días de regresar del hospital.
Las rabietas fueron aumentando, así como cambios de conducta (antes ayudaba en casa y era un niño muy autónomo)
En una ocasión el niño le dijo a la madre que “ya no le quería” y que “ojalá que no hubiera venido a casa la hermana porque se portaba mal, lloraba y era muy fea”


Motivo de consulta
Motivo de consulta
En el colegio, cambió su comportamiento hace también 6 meses.
Su principal pelea surgió cuando le quitó los lapices a un compañero y no quería devolvérselos cuando la profesora se lo indicaba. Luego pegó al niño en el recreo.
Además, empezó a dejar de traer las tareas hechas y se negaba a hacerlas en clase.
Actualmente, se pasa el tiempo con continuas llamadas de atención.


historia del problema
análisis topográfico
análisis funcional
A través de las entrevistas con los padres y profesora junto con autorregistros y autoinformes se realiza el siguiente análisis;

La principal preocupación de los padres está en las rabietas (llantos, gritos, dar patadas, romper cosas).
La
frecuencia
de las mismas era casi diaria (6/7 veces por semana) La hora de la merienda, al llegar del colegio, era el momento con mayor frecuencia.
La
duración
era entre 15 y 35 minutos

El segundo problema fue el pegar y gritar a la madre, que ocurría también con gran frecuencia (2/3 veces por semana). Por las tardes, y siempre con menos frecuencia si está el padre.
Pegar a la hermana y quitarle los juguetes no era frecuente porque la madre la tiene protegida y no les deja quedarse solos.


Respecto a su comportamiento en el colegio, la profesora destacó como más importante la agresividad hacia sus compañeros y las continuas llamadas de atención. (8/9 llamadas de atención al día y 2/3 agresiones).

Todo esto le perjudica a la hora de realizar las tares.


análisis topográfico
selección de instrumentos de evaluación
Dos sesiones de evaluación clínica. Los instrumentos utilizados fueron:

La entrevista:
Se recogió información sobre la biografía del niño, sobre las conductas-problema y su evolución a lo largo del tiempo, además de las variables que influyen en la aparición y desarrollo de cada conducta.
También se informó sobre el rendimiento escolar, problemas de salud, alimentación, sueño, y/o posibles alternativas para solucionar estas conductas.


a)
La observación:
se pidió a los padres y a la profesora que anotaran la frecuencia, intensidad y duración de las conductas que más le preocupaban siendo; rabietas y pegar (a los padres, hermana) y pegar y quitar cosas a los niños de clase. La frecuencia era prácticamente diaria en casa y duración de 15-35’.
Las llamadas de atención en el colegio eran de 8/9 diarias así como las agresiones a compañeros 2/3 veces diarias.


b)
Los cuestionarios
Inventarios de conductas en niños. Los resultados indicaron cuales eran las conductas más problemáticas para los padres; insultar, pegar, romper cosas, etc.
Perfil de estilos educativos. El estilo educativo de la madre era sobreproteccionista, el del padre también tendía a ello pero en ocasíones también al castigo

Cuestionario para valorar los conocimientos de los padres respecto de los principios que rigen el comportamiento de sus hijos; Destaca que creen que el niño no va a cambiar ni recibiendo premios ni castigos y se ven incapaces de lograr que cambie.
Cuestionario para el diagnóstico de los celos. Indica cierta tendencia del niño hacia el comportamiento celoso.

c)
Test proyectivos:
El niño realizó el dibujo de la familia, presentando reacciones agresivas indirectas (no dibujó a su hermana) y regresivas (él era un bebé en brazos de su madre).


instrumentos de evaluación
instrumentos de evaluación
instrumentos de evaluación
técnicas de tratamiento
Objetivos
terapéuticos a conseguir:

1) Eliminar rabietas de Carlos
2)Mejorar la interacción de Carlos con sus padres
3)Eliminar las conductas agresivas hacia su hermana
4)Modificar las variables que predisponen al problema y las que influyen en el mantenimiento
5)Mejorar el rendimiento escolar
6)Disminuir el nivel de ansiedad de la madre ante el comportamiento de Carlos

Sesiones 1 y 2.
Fueron las sesiones de evaluación en donde se realizaron las entrevistas a los padres, profesora y niño así como una observación artificial entre madre-hijo. Se entregaron los registros y resto de cuestionarios.
Sesión 3.
Se devuelve la información de los padres y profesora. Explicación a los padres de las variables que han desencadenado el problema. Explicación de la importancia de su colaboración. Elaboración de análisis funcional y topográfico de la conducta.


Sesión 4:
Se comentó a los padres los objetivos propuestos, actividades que se van a llevar a cabo y los recursos que utilizarán. Se hizo una reconceptualización del modo de entender los celos. Empatizar con los padres y analizar los errores cometidos que han favorecido la aparición del problema.
Sesión 5:
Se continuó con la corrección de algunos errores cognitivos sobre el comportamiento. Se hizo hincapié en los miedos que experimenta la madre respecto a la hija ya que impide a Carlos estar con ella. Se enseñó a la madre estrategias de control de pensamiento, para que se viera capaz de controlar a Carlos.
Sesión 6:
Se enseñó tanto a padres como profesora cómo se deben proporcionar las instrucciones acerca de la conducta deseada (instrucciones claras, concretas, específicas). Se continuó con el entrenamiento en discriminación o control estimular, en concreto, comentamos las situaciones antecedentes que llevan a que Carlos actúe de forma inadecuada.
Se prosiguió la sesión con la enseñanza de una de las técnicas de eliminar conductas; la retirada de la atención o extinción prestada a las conductas inadecuadas
Sesión 7:
Se entrenó a los padres en cómo identificar y seleccionar los reforzadores. Para Carlos es reforzante ver la televisión, jugar con su madre, ser alabado, besado, etc. En el colegio, le encanta estar cerca de la profesora, jugar con otros niños, con fichas de colores, etc.
Se Indicó la importancia de disponer de un número variado de reforzadores para impedir la saciación y hacer más poderoso el control de la conducta.


Sesión 8
: Se enseñó a los padres y profesora que se reforzará al niño en casa y en el colegio cuando esté tranquilo, jugando con su hermana o con sus compañeros. La segunda técnica enseñada es la de tiempo fuera o aislamiento.
Sesión 9:
Se introdujo la importancia de la economía de fichas. La profesora observó que era un reforzador muy potente el ser su “ayudante”. Los padres, igualmente utilizaron el refuerzo social (besos, alabanzas) y el juego del niño con los padres.


Sesión 10:
Se enseñó a los padres cómo deben expresarse las emociones de forma adecuada. Destacamos la importancia del modelado.
Sesiones 11/13:
Consolidación de los logros y prevención de recaídas. Estas sesiones se dedicaron a consolidar los logros obtenidos y seguir resolviendo posibles situaciones de riesgo futuras que podrían presentarse a los padres. También cómo ir eliminando los reforzadores sin que se vea demasiado alterada la conducta de Carlos


epidemiología
Los celos suelen aparecer a partir del año y medio de edad y pueden prolongarse hasta los 7 años.
Es más frecuente entre los niños que entre las niñas.
La conducta episódica celosa (que desaparece espontáneamente) afecta alrededor del 50 % de la población infantil.


Resultados
Padres y profesora afirmaron haber conseguido los objetivos planteados.
Se volvieron a pasar algunas de las pruebas realizadas en la evaluación inicial. Los resultados fueron:
Registros observacionales:
Reducción rabietas de 6/7 a 1/0 semana.
Reducción de llamadas de atención en clase, de 8/9 diarias a 1/0.
En el colegio la conducta también mejoró mucho. Y realizó las tareas con mayor agrado.

Resultados de autoinformes:
Inventario de conductas en niños. Menos conductas problemáticas.
Cuestionario para valorar los conocimientos de los padres respecto los principios que rigen el comportamiento de sus hijos: Modificación de creencias
Cuestionario para el diagnóstico de los celos: Se eliminó el comportamiento celoso.
Test de la familia: Dibujo a su hermana en un carrito llevado por él, junto a su padre y su madre.
Seguimiento
. En ambas la frecuencia fue 0.

Cuestionario de intervención de conductas (Serrat 1985)
Perfil de estilos educativos (Magaz y García 1998)
Escala de clima social en la familia (Moos y Moos 1981)


El inventario Eyberg de conductas en niños (Eyberg y Ross 1978)
Escala de apreciación de conducta en niños. Formulario para padres CBCL (Achembach y Edelbrock 1981)
Escala de apreciación de conducta en niños. Fomulario para profesores (Achembach y Edelbrock 1981)
Inventario de conductas en niños (Olivares y Rosa 2001)


Escala de afrontamiento de los celos (McIntosh 1985)
Cuestionario sobre celos infantiles (DelGiudice 1986)
Cuestionario para el diagnóstico de los celos (Polaino-Lorente 1991)
Inventario sobre la relación entre hermanos (Stocker y McHale 1992)


evaluación de variables familiares
evaluación de conductas problematicas
evaluación de la conducta problema
a) Artículos:
- “La familia ante los Celos infantiles: Pautas y orientaciones”
Gobierno de Navarra. Departamento de educación y cultura.
Autores: Asun Fernández, Ángel Gamarra, Carmen Izal y Mª Antonia Betelu.
- “Amar entre hermanos: Los hermanos de personas con discapacidad”
Autores: Blanca Núñez y Luis Rodríguez.
- “Celos infantiles, su primera pequeña tragedia”
Autores: Isabel Menéndez Benavente.
- “Los Celos en la niñez”
Autores: Mª Dolores García y Moreno Gómez.
- “Revista Digital: Enfoques educativos. Los Celso infantiles”
Autores: Elisa Hidalgo Latorre.

b) Libros:
- “Terapia psicológica en niños y adolescentes” (Estudio de casos clínicos)
Autores: Francisco Xavier Méndez Carrillo, José Pedro Espada Sánchez y Mireia Orguilés Amorós. Ed. Pirámide.
- “El niño celoso”
Autores: Juan Manuel Ortigosa Quiles. Ed. Pirámide.
Full transcript