Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Untitled Prezi

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Untitled Prezi

FACULTADES Y OBLIGACIONES DEL ALBACEA. TERMINACIÓN DEL ALBACEAZGO ALBACEAS O EJECUTORES TESTAMENTARIOS CARACTERÍSTICAS. ALBACEAS
El albacea, como simple administrador de los bienes del causante, no es un mandatario, pues existen entre estas dos instituciones, dice el tratadista Roberto Suárez Franco, las siguientes diferencias:
a.El mandato finaliza con la muerte del mandante; el albaceazgo principia con la muerte del causante;
b.Por regla general, el mandato es consensual, y, por excepción, es solemne; el albaceazgo siempre es solemne, ya que debe instituirse mediante el testamento;
c.Las atribuciones del mandatario las confiere el mandante. Las del albacea las determina la ley;
d.El albacea, por regla general, no puede delegar ni hacerse sustituir en sus funciones; el mandato, por el contrario, admite la sustitución
Entre las principales características tenemos:

- Es voluntario.
- Es temporal.
- Es personal.
- Es remunerado. a.El albacea debe velar por la seguridad de los bienes y si no se ha hecho el inventario hacer las diligencias para que se realice con la citación de los herederos y los demás interesados en la sucesión.
b.Exigir la tenencia de los bienes o parte de ellos para cumplir las disposiciones testamentarias. Además debe pedir que se le entreguen los papeles del testador para el pago oportuno de las deudas.
c.Debe dar noticia de la apertura de la sucesión por avisos en los periódicos y carteles que se fijarán en sitios públicos del lugar en que se abra la sucesión, citará a los acreedores por edictos publicados de la misma manera.
d.El albacea tiene además las funciones de un secuestre.
e.El albacea debe realizar el pago de los legados, excepto cuando el cumplimiento se ha impuesto a los herederos. Para ello debe pedir a los herederos el dinero que sea necesario o las especies muebles o inmuebles en que consistan los legados. Si los legados consisten en especies muebles o inmuebles que existan en la sucesión y además tiene los bienes, procederá a hacer entrega de ellos a los asignatarios. Pero si no los tiene exigirá la entrega a sus tenedores. Si los legados son en dinero y la sucesión solo tuviere bienes, debe proceder a la venta de los muebles o subsidiariamente de los inmuebles. De los muebles con la aprobación de los herederos, o del juez si es el caso.
f.Si el testador encomendó al albacea el pago de las deudas de la sucesión, debe hacerlo con la intervención de los herederos presentes o del curador de la herencia yacente, según el caso.
g.El albacea no puede comparecer en juicio alegando esta calidad, excepto para defender la validez del testamento, o cuando fuere necesario para cumplir las disposiciones testamentarias.
h.El albacea al terminar el ejercicio de su cargo debe dar cuenta de su administración, justificándola. No puede el testador eximirlo de esta obligación. Obligación esta que puede cumplir extrajudicialmente rindiéndole cuentas a los herederos y obteniendo su aprobación o, puede hacerlo también judicialmente, ya haciéndolo dentro del mismo proceso de sucesión (art. 599 del C. de P.C.) o en proceso especial por separado ( arts. 599 num. 3° y 414, 433 ibidem).
i.La remuneración del albacea la fija el testador, pero si no lo hizo, los honorarios se los regula el juez.
El albaceazgo termina por una de las siguientes causas:
a)Por vencimiento del término
b)Por muerte del albacea
c)Por renuncia del albacea d)Por remoción e)Por haber cumplido ya su gestiónf) Por incapacidad sobreviniente
ALBACEA FIDUCIARIO.- Dice el artículo 1368 del C.C. que “El testador puede hacer encargos secretos y confidenciales al heredero, al albacea y a cualquiera otra persona para que se invierta en uno o más objetos lícitos una cuantía de bienes de que pueda disponer libremente.
El encargado de ejecutarlos se llama albacea fiduciario”.
Estos encargos del testador tienen la limitación prevista en el artículo 1370 del Código Civil, consistente en que “No se podrá destinar a dichos encargos secretos más de la mitad de la porción de bienes de que el
testador haya podido disponer a su arbitrio.

CODIGO GENERAL DEL PROCESO
Artículo 496. Administración de la herencia.
Desde la apertura del proceso de sucesión, hasta cuando se ejecutoríe la sentencia aprobatoria de la partición o adjudicación de bienes, la administración de estos se sujetará a las siguientes reglas:
1. La tendrá el albacea con tenencia de bienes y a falta de este los herederos que hayan aceptado la herencia, con arreglo a lo prescrito por el artículo 1297 del Código Civil. Los bienes de la sociedad conyugal o patrimonial serán administrados conjuntamente por el cónyuge sobreviviente, compañero permanente y el albacea, o por aquel y los mencionados herederos, según el caso.
2. En caso de desacuerdo entre los herederos, o entre estos y el cónyuge o compañero permanente sobrevivientes, o entre cualquiera de los anteriores y el albacea, en torno a la administración que adelanten, el juez a solicitud de cualquiera de ellos decretará el secuestro de los bienes, sin perjuicio del albaceazgo.
3. Las diferencias que ocurran entre el cónyuge o compañero permanente o los herederos y el albacea serán resueltas por el juez, de plano si no hubiere hechos que probar, o mediante incidente en caso contrario. El auto que resuelva estas peticiones solo admite recurso de reposición.
Artículo 497. Requerimiento al albacea.
Desde la demanda de apertura del proceso de sucesión, cualquiera de los herederos podrá pedir que se requiera al albacea para que exprese si acepta el cargo, en los términos y para los fines del artículo 1333 del Código Civil.
Artículo 498. Entrega de bienes al albacea.
El juez entregará al albacea con tenencia de bienes que haya aceptado el cargo, aquellos a que se refiera su gestión, en diligencia para cuya práctica señalará día y hora. En caso de que el albacea no comparezca, se declarará caducado su nombramiento, a menos que dentro de los tres (3) días siguientes presente prueba siquiera sumaria, de haber tenido motivo justificado para ello. Respecto de los bienes sociales se tendrá en cuenta lo dispuesto en el artículo 496.
Cuando haya varios albaceas con tenencia de bienes y atribuciones comunes, la entrega se hará en un solo acto a todos los que hayan aceptado el cargo. Si el testador dividió las atribuciones de los albaceas, en la diligencia se hará la separación de los bienes que deba administrar cada uno de ellos.
Se tendrán por entregados y se prescindirá de la diligencia si el albacea manifiesta que tiene los bienes en su poder y presenta una relación de ellos.
Artículo 499. Atribuciones, deberes y remoción del albacea.
El albacea con tenencia de bienes, además de las atribuciones y deberes que le señala el Código Civil, tendrá los propios de un secuestre.
Las solicitudes sobre remoción del albacea en los casos previstos por el Código Civil, se resolverá mediante incidente. El auto que lo resuelva solo admite recurso de reposición.
Artículo 500. Restitución de bienes por el albacea, rendición de cuentas y honorarios.
El albacea con tenencia de bienes deberá hacer entrega a quien corresponda, de los que haya administrado. La diligencia se practicará con intervención del juez y no se admitirán oposiciones; sin embargo, podrá prescindirse de ella si los asignatarios manifiestan que han recibido los bienes.
Mientras el proceso de sucesión esté en curso, las cuentas del albacea una vez expirado el cargo, se tramitarán así:
1. Si no se presentaron espontáneamente, el juez a solicitud de cualquiera de los herederos ordenará rendirlas en el término que señale, que no podrá exceder de veinte (20) días.
2. Rendidas las cuentas se dará traslado de ellas a los herederos por diez (10) días, y si las aceptan expresamente o guardan silencio, el juez las aprobará y ordenará el pago del saldo que resulte a favor o a cargo del albacea, mediante auto que no admite recurso y presta mérito ejecutivo.
3. Quien objete las cuentas deberá explicar las razones de su desacuerdo y hacer una estimación de ellas. La objeción se tramitará mediante incidente y, en el auto que lo resuelva, se impondrá multa de diez salarios mínimos mensuales vigentes (smlmv) al albacea, si las cuentas rendidas difieren en más del treinta por ciento (30%) de la regulación hecha por el juez, o al objetante si se advierte que la objeción fue temeraria.
4. Si las cuentas fueren rechazadas, el juez declarará terminada la actuación, para que se rindan en proceso separado.
Cuando el testador no hubiere señalado los honorarios del albacea, el juez los regulará en la providencia que las apruebe.
JURISPRUDENCIA Nº C266/1994
El artículo 1856, en armonía con el 2170 del mismo estatuto, señala que los mandatarios, síndicos de los concursos y los albaceas están sujetos a la regla general de la prohibición en lo relativo a la compra o venta de las cosas que hayan de pasar por sus manos en virtud de estos encargos. El artículo 2171 establece que el mandatario facultado por su mandante para colocar dinero a interés no podrá tomarlo prestado para sí sin aprobación del mandante.
Insistiendo en tales prescripciones y con apoyo en idénticos motivos, el artículo 906 del Código de Comercio dice que no podrán comprar directamente, ni aún en pública subasta, ni por interpuesta persona, "aquellos que por la ley o por acto de autoridad pública administran bienes ajenos, como los guardadores, síndicos, secuestres, etc., respecto de los bienes que administran", "los albaceas o ejecutores testamentarios respecto de los bienes que son objeto de su encargo",
Expediente 4699
El albacea o ejecutor testamentario es la persona a quien el testador encarga de asegurar la ejecución exacta de su última voluntad, y tiene, con respecto al testador, el carácter de un mandatario póstumo, y con respecto a los herederos el carácter de un supervigilante que en ciertos casos puede substituirse a ellos para ejecutar directamente la voluntad del testador y, al mismo tiempo, el carácter de un mandatario con la particularidad de que deriva sus poderes del testador y sin perjuicio de que tales poderes tengan efectos con relación a los herederos. Con respecto a los acreedores y a los legatarios y beneficiarios en general de las disposiciones testamentarias, el albacea es un defensor y en cierto modo un representante. ESTATUTO TRIBUTARIO.

CONCEPTO 089040 DE 2004
(Diciembre 20)
DIAN
Los artículos 571 y 572 del Estatuto Tributario, disponen quiénes se encuentran obligados a cumplir con el deber formal de declarar, recayendo en principio, en los contribuyentes o responsables directos del pago del tributo y en sus representantes o administradores del patrimonio, sin embargo los apoderados generales y mandatarios especiales también tienen a su cargo el cumplimiento de la obligación.
CLASES DE ALBACEA 1. Por su origen puede ser:
El albacea testamentario es el designado en el testamento.
El albacea legítimo o electo es el que señala la ley en el caso del heredero único o el designado por
los herederos o los legatarios, de no haber heredero.
El albacea dativo es el que proviene del nombramiento que haga el juez, cuando los herederos no
forman mayoría para lograr su designación, no se presenten herederos a la sucesión testamentaria
y el testador no lo haya designado en el testamento o el nombrado no se presente.
2. Por la amplitud de sus facultades o por las características de sus funciones los albaceas pueden
ser:
Universales, como su nombre lo indica, es el encargado de realizar todas las funciones de su cargo.
Existe tanto en la sucesión testamentaria como en la intestamentaria.
El albacea particular o especial es el designado por el testador para cumplir con algún cargo en
especial. Es propio de la sucesión testamentaria y subsiste de forma simultánea con el universal.3. Por su número los albaceas pueden ser:
El albacea único, lo constituye una sola persona designada por el testador
o los herederos y ejerce su cargo de forma individual.
Los albaceas sucesivos son varias personas que nombra el testador para
que ejerzan el cargo de forma individual y sucesiva cuando falte alguno o
no acepte el cargo.
Los albaceas mancomunados también son varias personas nombradas por
el testador para que ejerzan el cargo actuando conjuntamente. Decidan
por mayoría de votos y en caso de empate decida el juez.
Full transcript