Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

SENTIDO DEL OLFATO

No description
by

Valentina Aristizábal

on 13 February 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of SENTIDO DEL OLFATO

SENTIDO DEL OLFATO
¿Cómo actúan los receptores olfatorios?
Los axones de los receptores olfatorios comienzan a transmitir señales hacia el nervio olfativo cuando entran en contacto con sustancias volátiles (que pasan fácilmente de líquido a gaseoso) o disueltas en agua. Para ello primero los estímulos llegan al
sistema límbico
y al
hipotálamo
, zonas que tienen influencia en comportamientos humanos. Luego viajan a la corteza cerebral, donde su información es interpretada para percibir el olor.

Los receptores olfatorios nos permiten percibir un amplio espectro de olores. A pesar de su alta sensibilidad, nuestro olfato se adapta con rapidez, por lo que después de unos minutos de percibir un mismo olor en el ambiente, deja de percibirse.

Los olores pueden modificar directamente nuestro comportamiento y las funciones corporales.

El sentido del gusto está estrechamente relacionado con el olfato. Cuando masticamos algunas moléculas viajan hacia nuestra nariz, donde estimulan receptores olfativos. La acción conjunta de los receptores olfativos y de los gustativos permite que nuestro cerebro interprete el sabor de los alimentos.
Enfermedades
Hiposmia:
es la reducción de la capacidad de detectar los olores.
Anosmia:
es la pérdida del olfato. Uno de los primeros síntomas en su detección es que las personas que la padecen no sienten el sabor de sus comidas y encuentran toda sustancia insípida, por la conexión que posee el sentido del gusto con el olfato. Suele ocurrir por trastornos químicos y, generalmente, por traumatismos craneales.
Sinusitis:
ocurre cuando la mucosa de los senos paranasales se inflama y los residuos de polvo en la nariz quedan atrapados en los senos paranasales, produciendo malos olores al dejar salir paulatinamente estos desechos, está acompañada de dolor en la cabeza.
Rinitis:
afecta a la mucosa nasal y dependiendo de la época, puede ser un síntoma de alergias. Ocasiona estornudos, obstrucción, secreciones nasales y, a veces, falta de olfato.
Pólipos:
son tumores que aparecen en las membranas de las mucosas irritadas, generalmente por resfríos frecuentes. Cuando estos obstruyen la fosa nasal o producen dolor, deben ser extraídos mediante una intervención quirúrgica.
Es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es un quimiorreceptor en el que actúan como estimulante los olores desprendidos de los cuerpos volátiles, que ingresan por el epitelio olfatorio ubicado en la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo.

Anatomía
Nariz:
Se divide en 2 compartimientos separados por el tabique nasal, los cuales tienen 2 orificios de salida denominados narinas. Por el otro lado, la nariz termina en unas aberturas que comunican con la faringe. En las paredes laterales de las fosas nasales se encuentran unos huesos esponjosos llamados cornetes. Debajo de cada cornete existen unos espacios denominados meatos, que son los que comunican la nariz con los senos paranasales.
Cornetes:
Su número por lo general es de 3, ayudan a realizar las principales funciones de la nariz: humectar, calentar, limpiar y dirigir el aire que respiramos hacia el interior de los pulmones. Son óseos, pero están recubiertos, al igual que todas las paredes de las fosas nasales, por una membrana llamada
pituitaria
que en su parte inferior está recorrida por gran cantidad de vasos sanguíneos y por ello se denomina
pituitaria roja
. Las glándulas que forman esta pituitaria roja segregan una mucosa que se encarga de calentar y humedecer el aire que, por el sector de los cornetes, pasa camino de los pulmones. En la parte superior esta membrana se llama
pituitaria amarilla
y tiene numerosas ramificaciones de células olfativas que recogen los olores y los envían al bulbo olfativo. Solo esta zona es sensible a los olores y no la inferior.
Respiratoria
: por ella pasa el aire que va a los pulmones y el que sale de los pulmones. Es de color rosado y recubre la porción inferior de las fosas nasales.
Olfatoria:
en ella se encuentran las células olfativas, que son impresionadas por las sustancias odoríferas. Es de color amarillento y se ubica- en el cornete superior, por donde -se distribuyen las ramas del nervio olfatorio.
Nervios olfatorios
Las fosas nasales reciben 2 clases de nervios:

Nervios de la sensibilidad general, que proceden del trigémino y a través de los cuales se perciben las sensaciones del tacto.

Nervios sensoriales del olfato que son los nervios olfatorios. Dentro de la cavidad craneana, cada nervio olfatorio se ensancha para formar el bulbo olfatorio.

La nariz es el órgano del sentido del olfato.
Pituitaria
Higiene


Las principales recomendaciones higiénicas para proteger las ramificaciones nerviosas olfatorias pueden resumirse en una sola: limpieza del órgano nasal.

Las enfermedades más corrientes que afectan el olfato son las que provocan la inflamación de las mucosas, lo cual aumenta la producción de moco, que llega a recubrir los cilios, a la vez que engruesa los cornetes e impide que los olores lleguen a la zona sensible.

Otras lesiones pueden ser trastornos de origen cerebral que afecten la zona receptora.

Las infecciones de las fosas nasales irritan la mucosa pituitaria; las gripes por ejemplo, afectan mucho la función olfatoria. Una infección aguda puede ocasionar anosmia transitoria, o sea pérdida de la sensibilidad olfativa, padecimiento que desaparece al ceder la inflamación.
Curiosidades
El sentido del olfato mejora cuando se inhala con fuerza debido a que más sustancias llegan a los receptores de la nariz.
Nuestro olfato se hace más débil a medida que envejecemos.
Los humanos pueden distinguir entre 2000 y 4000 olores distintos, pudiendo llegarse hasta los 10.000 olores.
Las aves carecen de olfato.
Los insectos tienen el olfato en las antenas (la polilla detecta olor a 60 km de distancia).
Full transcript