Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Lazarillo de Tormes

No description
by

Español Móbile

on 6 September 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Lazarillo de Tormes

Lazarillo de Tormes
La novela picaresca
Ediciones y autoría
Estructura autobiográfica
Prólogo
Tratado Primero
Tratado Segundo
Tratado Tercero
Tratado Cuarto
Tratado Quinto
Tratado Sexto
Tratado Séptimo
Ideas y sentido de la obra
Lazarillo de Tormes inicia uno de los géneros más representativos de la literatura española del siglo XVI: la picaresca que, a principio, se entiende como una reacción frente a los personajes idealizados de la novela de caballerías. De ese modo, la obra presenta un estilo más realista y, por eso, sirve como un panorama social de esa época. Se conoce al protagonista de ese género como pícaro o antihéroe.
El libro apareció en 1554 en cuatro ediciones diferentes. Tuvo un notable éxito, pero en 1559 fue prohibida. En 1573 volvió a ser permitida, pero hasta 1834 apareció editada. Aunque se publicó anónima, varios estudiosos han intentado atribuirla a diferentes autores, pero ninguna atribución se considera completamente convincente.
La novela se compone de un prólogo y de siete tratados. La estructura autobiográfica se nota ya en el prólogo, cuando el narrador se refiere a un destinatario - Vuestra Merced - quien le pide que le relate "el caso". Lázaro decide no referirse directamente a ese episodio, sino que prefiere contar su historia, desde su nacimiento hasta el momento en que escribe el relato, con especial atención a la sociedad de la que forma parte. Desde cierta perspectiva interpretativa, se puede decir que el narrador elige esa estructura de manera muy consciente.
Muchos estudiosos consideran Lazarillo de Tormes como una referencia importante del origen de la novela moderna, cuyo protagonista se va haciendo y modificándose a la par de las circunstancias de su vida. De ahí que la obra es la historia de un personaje bastante verosímil respecto a la sociedad de su época. Lázaro se desarrolla en un medio social concreto con el que interactúa y al que reacciona a su manera. La historia retrata, pues, un proceso dinámico en la trayectoria de un individuo que asimila su entorno y trata de integrarse a él. Pero esta asimilación trae al debate los cambios por los que pasa Lázaro, que, habiendo comprendido el mundo en que vive, asume aquellas que serían sus "reglas".
El narrador dice que cosas importantes deben ser conocidas y que uno puede incluso divertirse con ellas. Además, Lázaro aun relativiza lo bueno y lo malo y reconoce que es un hombre que vivió dificultades y peligros. Se dirige a su interlocutor y le dice que prefirió contar su historia desde el principio. Por fin, subraya la inteligencia de aquellos que consiguieron algo en la vida no por la suerte sino por la fuerza e inteligencia.
Lázaro conoce al ciego que le pide a su madre si el niño puede irse con él. La madre se lo permite. A partir de ahí, el niño vivirá adversidades significativas para la construcción de su imagen. Se lanza la idea de que Lázaro tiene que aprender a defenderse por sí mismo. Una referencia constante en este tratado será la del "hambre": Lázaro dedica todos sus esfuerzos a engañar al ciego, un hombre de gran astucia, para conseguir algo de comida o de vino cada día. Al finalizar el tratado, Lázaro se venga del ciego y lo abandona.
Lázaro empieza a vivir con un clérigo, a quien el narrador describe como un hombre mezquino, que se niega a alimentar adecuadamente a su sirviente, y que guarda los pocos alimentos que hay en su casa bajo llave en un arca. Lázaro dice que, fragilizado por el hambre, debe agudizar su astucia para conseguir comer. Finalmente, enterado el clérigo de los engaños y robos del protagonista, decide echarlo.
Lázaro conoce a un escudero, que será su tercer amo. El escudero es un noble venido a menos, que vive en la miseria pero que, aún así, se empeña en mantener una imagen de respetabilidad. Lázaro no comprende esa postura de su amo, pero se compadece de él y llega a alimentarlo. Acosado por los acreedores, el escudero huye de la ciudad, por lo que, esta vez, es el amo el que abandona al criado.
Lázaro tendrá un nuevo amo, un fraile poco amigo de las obligaciones propias de un religioso y que se pasa el día de un lado para otro atendiendo "ciertos negocios" cuya naturaleza no se aclara. El tratado finaliza diciendo: "por estas y otras cosillas que no cuento, dejé a mi amo". Este final deja todas las posibilidades abiertas: ¿qué serán esas "cosillas" por las que Lázaro decidió dejar al fraile?
Lázaro seguirá a un buldero que se dedicaba a recorrer las parroquias vendiendo bulas, indulgencias papales que permitían que quienes las compraran no tuvieran que cumplir con ciertos preceptos religiosos. Lázaro describe las sucias artimañas utilizadas por el sacerdote para vender sus bulas, sin ningún tipo de sentimiento religioso verdadero y con el único objetivo de conseguir beneficios.
Una vez más, el amo de Lázaro será un religioso. En este caso, el amo permite que Lázaro trabaje como aguador por la ciudad. Una vez que el muchacho consigue beneficios y puede cambiar sus ropajes, decide dejar el trabajo y buscarse un nuevo amo.
Tras trabajar con un alguacil, empleo que le pareció peligroso, Lázaro se pone al servicio de un arcipreste, quien le sugiere que contraiga matrimonio con una de sus sirvientas. Cuentan las malas lenguas en la ciudad que, en realidad, el deseo del arcipreste era dar un aire de decencia a su relación con la mujer de Lázaro, que supuestamente era su amante. Lázaro, que conoce los rumores, prefiere no preocuparse con ellos.
(Audio: 10'10'')
Full transcript