Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

HISTORIA DE LA MONEDA COLOMBIANA

DE: DANIEL GUIO PASTRAN
by

daniel guio

on 27 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of HISTORIA DE LA MONEDA COLOMBIANA

historia de la moneda colombiana Billetes y monedas En 1980 la Casa de Moneda de Bogotá importaba de diversas partes del mundo, entre ellas de Chile, el cospel o disco metálico antes de ser acuñado, importación que ascendía a los once millones de dólares al año.
Por ello, el entonces director de la Casa, Luis Guillermo Correa, propuso al Banco adquirir la tecnología moderna para producirlo en Colombia. En desarrollo del proyecto se escogió la ciudad de Ibagué para montar esta industria y se concluyó que era una buena operación económica para el Banco de la República hacer la inversión con el fin de que los cospeles fueran fabricados en el país, inicialmente importando los metales necesarios y teniendo en la mira el estímulo a la minería de esos metales para el futuro. Fue así como la Casa de Moneda concibió un enorme proyecto industrial que puso a nuestro Banco Emisor a la cabeza de la manufacturación de dinero metálico en la región. La Fábrica de Moneda de Ibagué inició labores en 1982 con la producción de cospeles los cuales eran trasladados a la ciudad de Bogotá para su acuñación en la Casa de Moneda. La ciudad de Ibagué fue seleccionada como sede de dicha manufactura para contribuir con la política de descentralización del sector industrial. Esta decisión representó un claro beneficio para la región, la cual era reconocida como un importante centro agrícola. Como los cospeles producidos en Ibagué desde 1982 debían transportarse a Bogotá para su acuñación, la necesidad de integrar el proceso condujo en 1987 al traslado de la planta de acuñación a las nuevas instalaciones de la Fábrica de Moneda de Ibagué, donde se produce desde entonces la moneda para todo nuestro país.
Nuestra fábrica de moneda es orgullo de Colombia en el exterior gracias a la gente cuyo conocimiento,estricto compromiso eintegridad, han permitido innovar las técnicas de varias especialidades y además fabricar cospeles para España y Chile y moneda para Costa Rica y el Ecuador. Peso colombiano El peso colombiano es la unidad monetaria de curso legal en Colombia. Su abreviación formal es COP (ISO 4217), e informalmente es abreviada COL$. Localmente se usa el signo peso ($) (el cual es también usado por el dólar; cabe aclarar que el símbolo del dólar se dibuja con una sola línea sobre la letra S y el peso colombiano se dibuja con dos líneas sobre la letra S). Su circulación es controlada por el Banco de la República de Colombia. En el 2012, la moneda en acuñación de menor valor es la de cincuenta pesos ($50) y el billete de mayor valor es el de cincuenta mil pesos ($50.000); a la vez circulan monedas de 20, 10 y 5 pesos mientras terminan su vida útil. Historia El peso ha sido la moneda de Colombia desde 1810. El peso reemplazó al real a una tasa de cambio de 1 peso = 8 reales, estando dividido inicialmente en 8 reales. En 1847 Colombia decimalizó su moneda, dividiendo el peso en 10 reales, cada uno de los cuales se dividía en 10 décimos de reales. El real fue renombrado décimo en 1853, aunque las últimas monedas de real fueron acuñadas en 1880. El sistema actual de 100 centavos para el peso se utilizó por primera vez en 1819 apareciendo en los billetes, pero no reaparece hasta principios de 1860 sobre los billetes y no se utilizó en la moneda hasta el año de 1872. En 1871 Colombia adoptó el patrón oro, ligando el peso al franco francés en una tasa de cambio de 1 peso = 5 francos. Esta tasa solo se mantuvo hasta 1886. En 1880 el presidente Rafael Núñez crea el Banco Nacional de la República de Colombia, el cual tenía entre sus múltiples funciones la de imprimir el papel moneda (denominado peso moneda corriente), que a partir de 1888 sufrió una acelerada inflación. Para solucionar esta situación el gobierno de José Manuel Marroquín establece en 1903 la Junta de Amortización, que debe convertir todo el papel moneda circulante en oro, a una tasa de conversión de 100 pesos papel moneda = 1 peso oro. Luego, bajo el gobierno de general Rafael Reyes se creó el Banco Central, el cual continuó con muchas de las funciones de la Junta de Amortización y estableció una tasa de cambo fija respecto a la libra esterlina, según la cual 5 pesos equivalían a 1 libra. Durante el gobierno de Carlos Eugenio Restrepo se crea una amplia controversia acerca del funcionamiento del Banco Central, lo que lleva al gobierno a cancelar su contrato con el Banco Central y expedir la Ley 69 de 1909, según la cual se crea la Junta de Conversión, encargada de retomar el trabajo dejado por la ya extinta Junta de Amortización. Es durante este periodo que el papel moneda comienza a ser impreso con valores nominales expresados en pesos oro. Luego de la Primera Guerra Mundial el país sufre algunos problemas monetarios, que llevaron a que el presidente Pedro Nel Ospina solicitara en1922 a los Estados Unidos la asesoría de especialistas en materia económica, los cuales emprendieron una misión conocida como la misión Kemmerer, liderada por Edwin Walter Kemmerer, bajo cuyas recomendaciones se crea en 1923 el actual emisor: el Banco de la República. En 1931, cuando el Reino Unido abandonó el patrón oro, Colombia cambió su vinculación al dólar estadounidense, a razón de 1,05 pesos = 1 dólar, una leve devaluación de su anterior vinculación. Esta vinculación existió hasta 1949, cuando la inflación de la moneda colombiana acabó con esta tasa de cambio.
La convertibilidad del peso colombiano por oro termina en el año de 1931, gracias al decreto 1638 de 1931. A pesar de lo anterior los billetes emitidos por el Banco de la República continuaron llevando sus denominaciones en pesos oro hasta 1993, cuando una demanda interpuesta por el exsenador Pablo Victoria ante el Consejo de Estado hizo que la palabra «oro» y el término «pagará al portador» fueran eliminados de los billetes. Monedas Actualmente circulan monedas de 50, 100, 200, 500 Y 1.000 pesos. Entre 1996 y 2002 estuvo en circulación activa la moneda de $1000, la cual fue perdiendo popularidad debido a su falsificación masiva,  por lo cual se dejó de acuñarlas, siendo reemplazadas por la emisión de un billete de 1.000 pesos. Aunque técnicamente esta moneda aún no ha salido de circulación, y aún conserva su valor cambiario, es muy difícil encontrarla en circulación corriente. En 1998, en conmemoración de los 50 años de la OEA, el Banco de la República puso en circulación una edición especial de 5000 monedas únicas de $5000. Pero por su presentación en un estuche, su alto valor facial y la baja acuñación, estas monedas prácticamente no circularon.
En el año 2006 se rediseñó la moneda de $20 que estaba saliendo de circulación para menguar la costumbre de redondear los precios a la siguiente denominación ($50). Aún así, la moneda es utilizada regularmente sólo por almacenes de cadena. Posteriormente, en el año 2007, se cambió la composición de las monedas de $50 de alpaca a acero revestido de níquel, por los gastos que representaba su producción. Luego en 2008 la composición de las monedas de $50 retornó a ser de alpaca.
El 9 de febrero de 2009, el Banco de la República anunció que «a partir del presente año» dejará de acuñar las monedas de 5, 10 y 20 pesos, debido a su baja circulación, aunque podrán seguir circulando entre el público hasta agotar existencias. En un principio, y desde 1996; se estaba proponiendo el cambiar el cono monetario en circulación; tanto así, que a partir del 13 de junio del 2012 salieron a circulación, junto con los diseños anteriores; la nueva serie de diseños de monedas de pesos colombianos, con diseños inspirados en la fauna y flora endémicas de Colombia. Las piezas que entraron en circulación tienen un nuevo diseño, y dichas monedas (que siguen siendo en las denominaciones de 50, 100, 200, 500 y la nueva moneda de 1000 pesos), estarán hechas de otro tipo de aleaciones, y contarán con dos monedas bimetálicas (500 y 1000 pesos); siendo un diseño distinto al que tenían las que dejaron de circular hace algunos años, según lo dicho por el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, estas medidas buscan disminuir los costos de producción de dichas denominaciones.  Las caras de las nuevas monedas evocan la biodiversidad, a través de plantas y animales silvestres colombianos como el oso de anteojos (50 pesos), el reconocido frailejón (100 pesos), la guacamaya bandera (200 pesos), la rana de cristal (500 pesos) y la tortuga caguama(1000 pesos). Billetes La planeación original del Banco de la República de Colombia era abrir sus puertas en 1924, pero la quiebra del Banco López lo obligó a abrir sus puertas seis meses antes, razón por la cual se vio obligado a tomar billetes de la Casa de Moneda de Medellín en denominaciones 2 y 1/2, 5, 10 y 20 pesos, resellándolos con el texto «Banco de la República - Billete Provisional». De estos billetes resellados, se conocen de 2 y 1/2, 5, y 10 pesos varios ejemplares, algunos muy bien conservados, pero cabe anotar que del billete de 20 pesos, solo hay un ejemplar conocido con resello, en un lamentable estado de conservación 3 (en una escala de 1 a 10), o para el sistema norteamericano un Fair. El 16 y 17 de octubre de 1994 en la ciudad de Valledupar, un grupo de delincuentes organizados sustrajeron de la oficina del Banco de la República de dicha ciudad la suma de $24.075 millones de pesos, entre billetes «sin circular» de $2000, $5000 y $10000, que en ese entonces eran los de mayor denominación. El banco tenía conocimiento de los números de serie de esos billetes, por lo que expidió una lista de los rangos de series de los billetes robados, los cuales pasaron a no tener ningún valor. La sociedad colombiana vivió días de zozobra en las transacciones en efectivo, puesto que los billetes se distribuyeron por todo el país en aras de camuflarlo entre los billetes legales. Durante varias semanas las personas revisaban uno por uno los billetes que les entregaban para evitar recibir un billete «vallenato» como se comenzaron a conocer las series de los billetes hurtados. Posteriormente el Banco de la República para menguar el caos generado por el robo, cambió el diseño de los billetes de $2000, $5000 y $10000 por los que actualmente circulan y comenzó a recoger todos los billetes (robados y no robados) para acelerar el cambio.
En el año de 1997 salió de circulación el billete de $1000 (Azul, con la cara de Simón Bolívar) para ser reemplazado por la moneda de igual denominación. Esta moneda fracasó no sólo porque fue ampliamente falsificada, sino que su diseño era visualmente idéntica al de la moneda de $100, a excepción de la denominación y ligeramente más pequeña. Finalmente el Banco de la República recogió las monedas y diseñó el actual billete de $1000 con el tema de Jorge Eliécer Gaitán. Hasta 2006, todos los billetes colombianos, sin importar su denominación, tenían la misma medida (140x70mm). El 17 de noviembre del mismo año, el Banco de la República sacó a circulación los nuevos diseños de los billetes de $1000 y $2000 (los billetes de menor denominación). Estos billetes tienen el mismo diseño e idénticas características generales y dispositivos de seguridad que los de la edición anterior, únicamente cambia el tamaño, a 130x65mm. En 2008, mediante un anuncio en medios de prensa, el emisor supuestamente había anunciado que para mediados de 2009, saldría a circular el billete de mayor denominación en la historia colombiana: el billete de cien mil pesos colombianos COP $ 100.000. Sin embargo este hecho fue desmentido poco después por las mismas directivas del banco, quienes dijeron que no estaba en los planes del banco la emisión de un billete de dicha denominación. CASA DE LA MONEDA EN IBAGUE
Full transcript