Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Evaluación cuantitativa de un programa de gobierno. El caso del Programa Mi Escuela Segura

No description
by

alberto espejel

on 15 March 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Evaluación cuantitativa de un programa de gobierno. El caso del Programa Mi Escuela Segura

En primera instancia enfocaremos la clase en discutir la complejidad y heterogeneidad del objeto de estudio de nuestra disciplina.

En segundo lugar, hablaremos del pluralismo metodológico, centrándonos en los métodos cualitativos y cuantitativos.

En tercer lugar, nos adentraremos a los debates en torno a la evaluación de las políticas públicas, así como el uso de los métodos cuantitativos en ella.

Cerraremos con la propuesta de evaluación del Programa Mi Escuela Segura desde la metodología cuantitativa.
Métodos cuantitativos
Introducción
Cuando hablamos de la realidad social debemos tener en mente que se trata de una de corte compleja y heterogénea. Es compleja en tanto que el objeto de estudio es nada menos que el hombre en su dimensión social, que es a la vez producto y productor de su vida en sociedad.

Además es heterogénea al estar conformada por distintos fenómenos y situaciones de naturaleza variada. Por ello, no es un todo configurado de forma unívoca y homogénea por fenómenos y situaciones de igual naturaleza y composición, sino que estos fenómenos y situaciones poseen dimensiones y características tan diferentes que nos llevan, por un lado, reconocer distintos niveles de la realidad social atendiendo a su contenido y, por el otro, a percibir esa realidad como plural en lugar de una y heterogénea en vez de homogénea.

Complejidad de la realidad social
Ahora bien, se pueden evaluar diversos aspectos de una determinada política, tal es el caso del proceso, el costo-beneficio y el impacto.

La evaluación del proceso se enfoca en cómo opera el programa y se centra en analizar los problemas en la prestación de los servicios.

Mientras que la evaluación del costo-beneficio se interesa por el análisis del gasto del programa, los usos alternativos que se pueden dar a los recursos disponibles y los beneficios producidos por el programa.

Por último, la evaluación de impacto está destinada a determinar si la intervención pública tuvo los efectos deseados sobre los individuos son los sectores de interés, y si esos defectos son atribuibles a la intervención del programa.
Existen dos niveles o dimensiones de la realidad social, cada una con un nivel epistemológico, metodológico y técnico diferente.

En primer lugar se encuentra el nivel de los hechos o fáctico: las variables sociodemográficos (edad, nivel económico, nivel educativo, estado civil, entre otras); las condiciones físicas y organizativas (condiciones de vivienda, paisaje urbanístico, formas de organización, entre otras); los objetos o cosas con los que cuentan los individuos (recursos económicos, objetos materiales) y las acciones y comportamientos que se realizan y manifiestan en todos los órdenes de la vida (por ejemplo, consumo de drogas, protestas vecinales, tiempo que se dedica a ver televisión, comportamientos discriminatorios, entre otros).

En segundo lugar el nivel de los discursos o significativo: las argumentaciones y explicaciones de los sujetos sobre sus formas de actuar y de aprender la realidad. En ellas se articulan las ideas, los valores, las motivaciones, los deseos que respaldan o están detrás de los hechos externos señalando su significación y su sentido último (por ejemplo, el estar en contra del aborto implica una serie de ideas, motivaciones y pulsiones que la sustentan; lo mismo estar en contra de las manifestaciones).
Niveles de la realidad social
Evaluación cuantitativa de un programa de gobierno. El caso del Programa Mi Escuela Segura
Alberto Espejel Espinoza
Método cuantitativo: Trata de describir y explicar los hechos sociales desde sus manifestaciones externas. Con lo que desde esta vía se aborda el nivel de los hechos o fáctico del contenido de la realidad social en el que se sitúan todos los fenómenos manifiestos que son perceptibles y registrales a partir de la observación del investigador.

Método cualitativo: Se interesa por el análisis e interpretación subjetiva de los mismos a partir del discurso. No se busca en el exterior del comportamiento humano, sino en la lógica de su interioridad. El método cualitativo, por tanto, es el más adecuado para acceder al nivel de los discursos o significativo, en el cual se encuentran la razones subjetivas de la acción social y del comportamiento.
Pluralismo metodológico
Evaluación de la política pública
El proceso de las políticas públicas puede desagregarse en fases, que no deben entenderse como una secuencia temporal estricta, sino como una aproximación meramente analítica. El número varía en función de la desagregación de cada autor. Acá lo dividiremos en tres aspectos:

1) La formulación que se basa en un diagnóstico y definición del problema, para generar y analizar sus alternativas de solución y poder seleccionar la que se considere más apropiada.
2) La implementación que corresponde a la puesta en práctica y control de la formulación anterior mediante la toma de decisiones operativas y acciones concretas destinadas a incidir en el problema público original.
3) La evaluación que permite medir los resultados e impactos alcanzados, describir el proceso desarrollado, explicar sus determinantes y condicionantes y calificar su grado de efectividad, para decidir si conviene seguir aplicándola, con o sin modificaciones, o amerita su terminación o sustitución.

Ahora bien, en los anteriores tipos de evaluación de políticas públicas la utilización del método cuantitativo es fundamental no solo para recopilar los datos sino para medir, así como para comparar con otras políticas públicas o programas. Esa cuantificación nos permite determinar si un programa o política es correcta en términos del diagnóstico, la implementación y el servicio, así como su efectividad, entre los principales aspectos que hemos visto.
Propuesta de evaluación cuantitativa de impacto del Programa Mi Escuela Segura
Respecto a la evaluación del impacto, el método experimental busca establecer relaciones de causalidad entre el programa y su impacto. Dicha apuesta se ha aplicado a la evaluación de programas.

Para ello se requiere construir un estado contrafactual que estime lo que habría ocurrido de no haberse realizado la intervención en cuestión. Al hacer esto se conforman dos grupos al azar entre los destinatarios de las actividades evaluadas, lo que garantiza estadísticamente su equivalencia.

En estos grupos, supuestamente similares en sus características, se introduce una sola diferencia que es básicamente la acción, plan o programa a evaluar que se aplica en uno de los grupos llamado caso o grupo de tratamiento y no en el otro llamado grupo de control.

Lo anterior permite hacer mediciones del asunto de interés, en ambos grupos, e identificar como causa de las diferentes evoluciones seguidas por los mismos a la actividad desarrollada sólo en el caso o grupo de tratamiento.
Un segundo aspecto que tendremos que definir, una vez que asumimos que es conveniente realizar una evaluación cuantitativa, es la selección de las técnicas de recolección de información. En este caso, la técnica de recolección que en mayor medida nos permite saber si un programa de gobierno funcionó o no es la encuesta.

Después de una recogida de información de los cuestionarios, tanto para el grupo que ha sido beneficiario del programa como el que no, se procedería a comparar los resultados poniendo énfasis en si el grupo que recibió el programa ha mejorado sus condiciones de vida, mientras que el que no lo recibido continúa igual o peor que antes.

Tomando en cuenta lo anterior, se plantea la siguiente propuesta metodológica de análisis del Programa Integral de Prevención Social del Delito implementado por el gobierno del Estado de México y cuyo objetivo es: promover y fomentar la participación ciudadana mediante la creación y ejecución de programas con enfoque ciudadano, que beneficien principalmente a los sectores más vulnerables de la entidad, recuperando la confianza la población en los cuerpos de policía en el Estado, así como establecer mecanismos de concertación con instituciones de los sectores público, social, académica y privado.

Dentro de dicho programa se encuentra el proyecto “Mi escuela segura”, cuyo objetivo general es procurar un ambiente de seguridad en las escuelas públicas de nivel básico del Estado de México donde opera el programa. Sus líneas de acción son: 1) impartición de pláticas y talleres a los alumnos, padres de familia y docentes sobre prevención social del delito; 2) integración de comités Mi Escuela Segura en los planteles, integrado por padres de familia, directores, profesores para el análisis de problemas relativos al bullying, prevención del delito, violencia intrafamiliar, drogadicción, alcoholismo, educación vial y prevención de accidentes, etc.; 3) resolver eventualidades dentro o en la periferia de los centros escolares mediante la instalación de alarmas de emergencia o través de los números de emergencia.

Así pues, lo que correspondería sería encontrar dos grupos, uno de tratamiento y el otro de control. El grupo de tratamiento sería aquella escuela en la cual la comunidad haya sido objeto del programa Mi Escuela Segura, mientras que el grupo de control no habría accedido a los beneficios de este programa.

Dicho programa se implementa en 90 de los 125 municipios de la entidad, por lo cual no sería complicado encontrar dos grupos, aunque ambos deberán compartir algunas características, tal es el caso de pertenecer a la misma entidad, tener similar accesos a servicios (bajo o alto), igual número de policías por persona, similar nivel de marginación (alto o bajo), matrícula escolar (alta o baja), solo por mencionar algunos. El objetivo de contar con el mayor número de características similares es controlar las variables intervinientes. Al mantener controlado o similar la influencia de dichas variables en los dos grupos, podemos atribuir que encontrar algún cambio (por ejemplo, reducción de la percepción de inseguridad) en el grupo de tratamiento no se debe a alguna de estas variables, sino más bien a la implementación del programa mi escuela segura.

Así pues, podría procederse a la realización de un cuestionario que permita recoger información sobre, al menos los siguientes puntos: 1) percepción sobre la inseguridad, sus causas y efectos en el entorno escolar, 2) percepción sobre la inseguridad, sus causas y efectos en el entorno familiar, 3) percepción sobre las sinergias entre padres de familia como autoridades y policía para mejorar la inseguridad. Ahora bien, cada uno de los ejes debe amoldarse a los diversos actores involucrados en el programa: padres de familia, profesores, alumnos o directivos. De ahí que se tendrían que levantar 4 cuestionarios distintos en cada grupo, tanto de tratamiento como de control. A continuación se ejemplifican algunas posibles preguntas por actor.

De encontrar, una vez levantadas las encuestas, que significativamente el grupo de tratamiento ha mejorado su percepción sobre inseguridad en las tres aristas, mientras que el grupo de control se ha mantenido estable podremos determinar que el cambio en esa percepción es atribuible al programa Mi escuela segura.

Por lo cual podremos recomendar su mantenimiento en los lugares implementados, así como extensión a otros ámbitos escolares.

Así pues, como pudimos apreciar, existen diversos tipos de evaluaciones de las políticas públicas, entre ellos las que se apoyan de la metodología cuantitativa. Tomando en cuenta lo anterior, se esbozó un acercamiento a una evaluación de impacto utilizando encuestas como técnica de recolección de información.
Full transcript