Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Los otros de Congreso

No description
by

Territorios Pincheira

on 18 January 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los otros de Congreso

Veamos algunos de ellos: “Niño” (Estoy que me muero, Alerce, 1986) cuyo texto dice: “Un niño me observa/Parece de piedra/Un niño sin sonrisa…/Tengo hambre señor/Quiere ayudarme a vivir…/Quien grita?: ¡ monedas, socorro!/.”



La violencia contra la mujer en “Rosa” (“Con los ojos en la calle”, Machi, 2010), “Ella no es flor y sangra/El golpe la derribó/Y se le esconde el alma…/El miedo ponga alas donde las arrancó/Y el cobarde no sabe que un rosa en el barro/Es flor siempre una flor que hay que cuidar”.
En su primer disco homónimo (EMI, 1971), como una declaración de principios, musicalizan el poema de Pablo Neruda “Maestranzas de noche”, del libro “Crepusculario” de 1926, germinal texto en que el mundo ferroviario y obrero es observado en medio de interrogaciones existenciales y donde hay un esbozo fraterno y solidario hacia el que sufre que está como alma en pena.

Al comienzo y al final el poema dice: “Fierro negro que duerme, fierro negro que gime por cada poro un grito de desconsolación… Y entre la noche negra —desesperadas—- corren y sollozan las almas de los obreros muertos”.

"Cartografías sobre canciones de Congreso".
Diálogos entre Francisco Sazo,Rodrigo Pincheira y Dr.Francisco Vergara.

La aparición del grupo Congreso (Quilpué, 1969) pertenece a un vuelo de grandes alturas en la música chilena. Quizás comparable al de la Nueva Canción, pero de múltiples destellos en sincronía con un movimiento de enormes dimensiones para la cultura y la humanidad.
Congreso forma parte de la hermandad mayor del rock chileno junto a Los Jaivas y Los Blops.

Desbordaron el formato rockero para ir de la imitación a la apropiación, proceso que encontró su independencia e identidad en la música chilena y del continente, pero dialogando con el jazz, la música docta contemporánea, el pop, y la fusión.
Una de las características su discurso es la preocupación por El Otro,La Alteridad, condición ética que cruza su producción discográfica (1971-2010) demostrando sensibilidad social, compromiso, preocupación por la integral comprensión de las personas, asumiendo el estímulo por valores de respeto, tolerancia, libertad, igualdad, derechos humanos.
La banda ha sabido ir más allá de la contingencia, traspasando el umbral hacia un territorio poético de profunda sensibilidad y contemporaneidad que refleja profundas preocupaciones humanistas. Estas revelaciones dan cuenta de su realidad y sus navegaciones, o como dice Octavio Paz “lo que está haciendo, lo que está siendo frente a nosotros y en nosotros”.
Así, muchas de sus canciones, nos revelan un mundo donde se crea El Otro, o como señala Rimbaud “El yo es el Otro”.

En algunos casos, a la manera nerudiana, su Otredad es también dar voz a los sin voz, a los anónimos, a los que sufren, a los excluidos, a los que están fuera de lo oficial, los del margen.

El principal letrista del grupo, Francisco Sazo y en ocasiones Tilo González, son el poeta como vigía del mundo que busca a El Otro para poetizar pero también para indagar, explorar, descubrir-se; tal vez para encontrarse y encontrarnos.
El Otro es considerado como algo diferente, alude a otro individuo más que a uno mismo. Las ciencias sociales han utilizado el concepto para comprender el proceso por el cual las sociedades y grupos excluyen a “otros”.

Hegel = autoconocimiento
Jacques Lacan = El sujeto es hablado por el Otro, desde el Otro que el sujeto posee un lenguaje y desde el Otro que el sujeto piensa.

Emmanuel Lévinas = "Otro infinito”, aunque se lo mate.
”Los otros, escribe, me incumben desde el primero hasta el último. Aquí, la fraternidad precede a la comunidad de una especie. Mi relación con el Otro como prójimo da sentido a mis relaciones con todos los otros”.
¿Y Los Otros de Congreso?
Peregrinos perdidos, armarios caídos, aguaceros de lágrimas, soles abandonados, hambre de los humildes,mañanas que no amanecen, niños miserables de la calle, mujeres golpeadas, etnias extinguidas, mapuches exigiendo sus derechos, el progreso que arrasa con los viejos cines de barrio, presos políticos olvidados, locos de la calle, chicas que nadie quiere, un trapecista traicionado en las alturas o provincianos perdidos en la capital.

Incluso, Sazo, forzando esta condición, cambia de perspectiva al crear el personaje Marcelo Nkwambe (álbum Estoy que me muero, 1986, EMI), un marinero supuestamente pasó por Valparaíso para identificarse con “todos los hombres que están mal”.
Sazo se adelanta al menos diez años a los hechos cuando profetiza y empatiza con el pueblo mapuche en
“Aroma de canelos” (“Aire Puro”, Alerce, 1990)
en el comienzo de la democracia chilena, y canta:


“Un domingo en la tarde
Soledad
Un hombre de la tierra
Como el mar
Me ha humedecido el alma al cantar
Cómo se dice llorar en mapungún?....
y luego:
“Como se grita esperanza en mapungún?
Como se dice mi hermano en esta ciudad?”.
Seres anónimos que viven en medio de sueños frustrados, soledades, incomprensión y desconsuelo.
Como la chica que nadie quiere y que está ilusionada con ser alguien gracias a un concurso que la hará famosa pero será un fracaso.

“La loca sin zapatos” (“La loca sin zapatos”, Discos Macondo, 2001) con esta joven
“que nunca se ha casado
Ella sabe que en el baile
Nadie le puede ganar
...Salen a bailar las reinas
Que nunca ganarán"
“Signos en el muro” (“Por amor al viento”, EMI, 1995): cómo se comunicaban los presos políticos, reforzando la condición humana en el dolor pero que alcanza otra dimensión gracias a la memoria y el amor.

“Ya no están
No nos ven
No pueden oírnos
Cuéntame ¿cómo estás sombra en la pared?
Háblame de tu amor
Hermano cautivo
¿Donde irá? El dolor sobre esta ciudad
Libertad! me dolió tu beso de vampiro
Te hará bien maldecir
Sueña como yo que alguien por ahí
piensa en nosotros dos
Siente como yo que alguien por ahí
Nunca nos olvidará”.
“Estoy que me muero “(Alerce, 1986) y “Los fuegos del hielo” (Alerce, 1992).

Album dedicado a Marcelo Nkwambe y se lee en la carátula:

“en agradecimiento a su paso por este puerto entre 1906 y 1908… Estas canciones son cartas, mejor dicho fragmentos, o líneas sueltas de su diario personal, de una bitácora que contuvo en sus páginas el deambular cariñoso de un viajero de otro tiempo”.
"Canción de Nkwambe" un sobrecogedor cuadro que recuerda los años oscuros del injusto presidio, el sufrimiento del abandonado o simplemente del exiliado.

Nuevamente, el Yo es El Otro, “Con el cautivo que esta tarde sueña con escapar/Con el enfermo que a esta hora muere en un hospital/Ay, soy todos los hombres que están mal/Voy por todos aquellos que no están/..Con el que dicen que en la vida podrá regresar/Con la mujer que espera al hombre que no vendrá jamás/Ay, soy todos los hombres que están mal/”.
“Los fuegos del hielo”

Album conceptual sobre la extinción de los Aoenikenk, Yamana, Selknam y Kaweshkar.

"Canción del último hombre"= ¿Y si tú fueras el último hombre?/¿acaso dejarías que el mar me sumerja que me cubra y oculte?/…¿Quién se irá conmigo?/¿Quién acepta morir al mirarme?/No existir, ni muerto/Ser el humo azul que el viento del sur cantó/y vestir de lluvia/ser el humo azul que el viento del sur cantó”..
Baudrillard la llamó “alteridad radical” en que“La medusa significa una alteridad tan radical que no es posible mirarla sin morir”.

Occidente no ha querido verse desde la mirada del Otro, desde los ojos de la diferencia, que al final resulta un peligro de muerte que confirma elvértigo eurocéntrico a lo anormal,lo diferente.

Alteridad americana en peligro terminal que devino en genocidio y Baudrillard ha llamado “el crimen absoluto: la incomprensión de la diferencia".


A) Congreso continúa, a su modo, la huella de la canción chilena de compromiso (Nueva Canción), añadiendo una nueva mirada.

B) Estas canciones han llegado para trazar un mapa con Los Otros, que han sido convocados y tal vez redimidos.

C) Congreso realza la condición de El Otro quizás para encontrar una dimensión coral del colectivo y donde los sujetos son hablados por esos Otros.

D) El lenguaje transfigurador del arte ha traído a la música popular chilena estos seres humanos vulnerables, frágiles e indefensos, que vienen a interpelarnos, a pedir explicaciones pero también a solicitar auxilio y protección.

E) Estas canciones se han convertido en un lugar de tensión que exigen cobijo, fraternidad y amor al prójimo.

F) Han llegado a un lugar donde las voces de sus protagonistas nos están esperando, aguardan allí para dialogar con nosotros y en nosotros. Ellos están cantando, pero no los escuchamos.

G) Identificar estas canciones y descubrir en ellas esta condición es mirar una parte de la historia de Chile, resaltar algunas de sus complejidades y contradicciones.
Conclusiones
Escuela de verano UdeC
Los Otros de Congreso
Full transcript