Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

#LolaPrincesa

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of #LolaPrincesa

LEÓN KAMIKAZE
#AtraparUnLeón
Cuando intentas atrapar a un león en una jaula del zoo, debes rodearlo, acosarlo por todos los lados para que se asuste, gritarle, dar golpes en el suelo. Pero eso sí, siempre, siempre, debes dejarle una puerta abierta detrás, una vía de escape para que pueda huir. De lo contrario, si lo acosas y no le dejas escapatoria, el león te saltará a la cara como le pasó a Ángel Cristo en Valencia en 1984. Con las personas suele suceder lo mismo.
León respira fuerte mientras el profesor de Lengua sigue con el mismo artículo de periódico: las solicitudes de adopción de una perrita ciega encontrada en un contenedor de basura colapsan las redes sociales y se convierten en
@trendingtopic
, mientras que nadie ha compartido la noticia de los cuatro niños subsaharianos menores de seis años desaparecidos en una patera volcada esa misma madrugada.
Algunos animales son más importantes que muchas personas, quizás esas personas deban empezar a comportarse como animales para que las adopten.
León respira fuerte, se está ahogando, respira, fuerte, por la nariz… y abre la ventana. Lorenzo, el profesor de Lengua, un hombre con aspecto de rana flaca que va a clases de baile desde que su mujer lo dejó, le dice que la cierre, por favor, que cierra la ventana… y toda la clase se gira porque hace frío. León los mira, respira, fuerte, por la nariz… y como un kamikaze arranca y se lanza contra Lorenzo cual avión en picado. Por suerte, las dotes de baile del profesor le permiten esquivarlo en el último momento con un paso de tango. Y León choca a muerte contra la pizarra, con un golpe seco, cayendo inconsciente al suelo, dejando un borrón de tiza y sudor donde antes estaba escrito
#AdoptaPerrita
.
#LolaPrincesa
Lola es una princesa con un soplo en el corazón y un ojo vago que provocó que apareciera con un parche pirata blanco en todas sus fotos de comunión. Por suerte, a los once se cayó del trampolín de la piscina en el hotel de Banalmádena y se rompió un diente, de modo que ya nadie se daba cuenta de que se le iba un poco el ojo izquierdo. Curiosamente, a los trece le salió una teta, la derecha, mientras que la izquierda no le salió hasta un año después. Por lo que se bañó con camiseta hasta los catorce, edad en que todo se le enderezó y adquirió un perfecto estado de armonía transformando a la patita de la niñez, bizca y mellada, en una preciosa princesa enganchada al móvil. Salvo a los quince, que se rompió un brazo esquiando y se hizo un esguince tocando el piano. Un último detalle que ya hizo temer a sus padres que la niña fuera un cenizo. Preciosa, eso sí, pero un poco ceniza. De hecho, cuando la apuntaron a ballet, ningún padre quería llevarla en su coche con el resto de niñas; ya que después de siete pinchazos y dos motores averiados, comprendieron que Lola estaba acostumbrada a volver a casa en grúa. Sobre todo cuando uno de los conductores de la grúa la saludó por su nombre y le preguntó por su cumpleaños.
#EnLaBiblioteca

Mi tierno secreto está sepultado para siempre en mi alma.
Mi corazón palpita todavía frecuentemente
Para corresponder a los latidos del tuyo;
Pero luego tiembla guardando un profundo silencio.
[…].

Lola entra en la biblioteca loca de celos, iracunda, rabiosa, ardiendo. Golpeándolo todo con su torpe silla de ruedas. Alguien le ha contado que León se ha enrollado con otras, con muchas. Incluso le han pasado fotos, aún las lleva en su móvil roto y en su corazón roto. Estampa sus palmas sobre la mesa y, sin comprobar si están de nuevo a solas, le espeta:
-¡Eres insoportable! Olvídate de mí, besa a cuantas quisieras, duerme en la cama de todas y toca todos los cuerpos que encuentres, porque a mi nunca podrás tocarme. ¡Jamás! ¡Jamás volverás ni siquiera a besarme!

#¿YSiSoyElAmorDeTuVida?
#PuesMeInventaréOtraVida
Elena es diferente. Está enferma de soledad y sabe que tdoos los besos son de mentira, que todo es una obra de teatro que parece divertida, pero acabará llorando. Y si a veces no lo sabe, León le da pistas: no la llama nunca, no le interesan sus amigas ni sus tonterías, no recuerda su cumpleaños, no sabe si tiene hermanos… Si ella le pone a prueba y no le manda ningún mensaje, León jamás se acuerda.
Pero Elena lo sabe, sabe que todo es mentira, que no la quiere, que la acaricia por pasar el rato, por esperar a que venga algo mejor o porque huye de Lola. Y dice que no le importa. Pero acabará llorando porque está enferma de soledad y porque nadie quiere que la besen por no poder besara otra.
#Pasajeros del vuelo
-¿Adónde vamos, tío?
-A la India. A Bombay
Álvaro García Hernández (Valencia, 1976) es escritor y profesor de educación secundaria en el área de Lengua Castellana y Literatura. Desde su infancia ha estado ligado al mundo de las letras y es autor de varias novelas dirigidas al público adolescente.
Ana Ynada
(EDISENA, 1997) fue su primera obra literaria, publicada tras quedar finalista en el I Premio de Novela Emilio Murcia.

García Hernández
también es conocido por su blog
Diario de un Dios Equivocado
, que puso en marcha en 2007 con el objetivo de conectar con los lectores mediante relatos cortos, una modalidad que él mismo reconoce haber aprendido y perfilado en este soporte y que hoy en día está entre los más leídos en español.
Tanto internet como las redes sociales han jugado un papel fundamental en su desarrollo como escritor. Así lo demuestra
TQMC? Te quiero mucho
(Sansy, 2011), una novela por entregas que consiguió un gran éxito gracias a su difusión en la red social Tuenti. Y también sus secuelas, publicadas bajo el sello de la misma editorial:
Te echo de menos
(Sansy, 2012) y
El Propósito de Ana
(Sansy, 2014).
Fuera del ámbito literario, Álvaro es un hombre sencillo entregado en cuerpo y alma a su familia y un colaborador habitual de FEDER (Federación Española de Enfermedades Raras).
Full transcript