Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

ESTUDIO EN SANCHINARRO

Estudio realizado en Sanchinarro (Distrito de Hortaleza, Madrid) durante los meses de febrero a abril de 2016. Encargado por la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid.

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ESTUDIO EN SANCHINARRO

AYUNTAMIENTO DE MADRID
Área de Gobierno de Cultura y Deportes
Secretaría Dirección General
de Bibliotecas, Archivos y Museos
ESTUDIO EN SANCHINARRO
Concepción Lorenzana
Lucrecia Olivari
ANTÍGONA Procesos Participativos

Madrid, mayo 2016
1
PRESENTACIÓN
2
SANCHINARRO EN LA CIUDAD Y EL DISTRITO
EL PAISAJE URBANO
EN SANCHINARRO

3
EL PAISAJE SOCIAL
EN SANCHINARRO

4
5
LA FUTURA BIBLIOTECA
El PAU de Sanchinarro forma parte de la denominada Operación PAUs (
Programas de actuación urbanística
) que se inicia en el año 1992 y se concreta en el Plan General de 1997 en dos ámbitos diferenciados: la Corona Norte y la Corona Sureste.

La primera licencia de nueva edificación se concedió en febrero del
2002
, y a
finales del 2010
el proceso de ocupación del suelo podía darse por concluido.

Hace parte del barrio de Valdefuentes, distrito de Hortaleza.
El hecho de haber surgido a partir de un Plan de Actuación Urbanística, aunado a su reciente creación, hacen de Sanchinarro un barrio con particularidades muy específicas,
compartiendo en muchos casos más características
(urbanísticas y poblacionales)
con el resto de PAU’s que con los barrios de su entorno
.

La localización en el extremo noreste del municipio, junto al trazado de las vías de comunicación en la zona, propician una sensación de
mayor proximidad al municipio de Alcobendas
que al centro de Madrid, así como de no pertenencia al distrito de Hortaleza.
Ciudad de Madrid: Distritos
Hortaleza
Distrito de Hortaleza: barrios
Contrastes al interior de Hortaleza
Contrastes al interior de Valdefuentes
Contrastes al interior de Sanchinarro
Sanchinarro del norte / Sanchinarro del sur
Sanchinarro predominante / Sanchinarro pobre, obrero
Coexisten zonas antaño industriales (Virgen del Cortijo) con zonas de reciente urbanización (PAU de Sanchinarro, nuevo PAU de Valdebebas)
Gran superficie
Tercera parte ocupada por usos urbanos
Antiguos pueblos urbanos (casco antiguo Hortaleza, pueblo de Canillas), actuaciones urbanísticas de iniciativa oficial y de iniciativa privada.
"Es un distrito muy diverso, muy extenso y tiene grandes contrastes... una variedad enorme de posiciones sociales y de servicios."

"Lo clásico del pueblo de Hortaleza no tiene nada que ver con aquí Sanchinarro y Valdebebas."

"La parte de Hortaleza es ya más viejita, ves ya una población distinta, gente muy distinta, como muy dispar las dos partes."
"Hay una zona con gente que está viviendo en pisos de protección oficial o del IVIMA, que han sido realojados ahí... y otra zona que es de vivienda libre y el tipo de gente que vive son diferentes económicamente a esa otra zona."

"Como en todos los lugares del mundo, este barrio tiene una parte norte de vivienda más cara y una parte sur con vivienda protegida e incluso vivienda de realojo en una pequeña parte."
Como parte de la ciudad de Madrid
CONTRASTES

CENTRO-PERIFERIA
Programas de actuación urbanísticas
CARACTERÍSTICAS URBANÍSTICAS Y SOCIALES

"NUEVOS BARRIOS"
“La mayor parte de la gente no acaba de tener claro que está en Sanchinarro, distrito de Hortaleza… y salvo que tengan que hacer un trámite, no acaban de tener esa sensación de apego… En otras áreas del distrito más consolidadas sí.”
Baja densidad de viviendas
El paisaje urbano indica una homogeneidad muy alta tanto en edificación como en el espacio público, que produce una imagen monótona con ausencia de señas de identidad. El espacio privado secuestra la vida de calle y reduce la presencia comercial.

“Entre 1998 y 2007, Sanchinarro fue creciendo en forma de grandes y desoladas avenidas que alejaron las introspectivas manzanas unas de otras, hasta romper en pedazos el significado de la palabra barrio.”
"Hay una pérdida progresiva de carácter urbano de barrios y los tejidos residenciales que vamos tejiendo y el problema no es de manzana o bloque abierto sino de pérdida de urbanidad. No es una historia de buenos o malos pero la baja densidad, escasa calidad de transporte público, falta de actividades comerciales o terciarias de proximidad y sobredimensionamiento de calzada, acera y zona verde empobrecen la escena urbana.”
Crecimiento sostenido de la población de Sanchinarro asociado fundamentalmente a desplazamientos internos en la ciudad de Madrid
El paisaje urbano condiciona de manera muy notoria el paisaje social
que reproduce en cierta forma las características propias de la planificación urbanística que le dio origen.

Fuerte presencia de familias con hijos e hijas
en la que
los dos miembros de la pareja trabajan.

La cotidianeidad parece organizarse en torno al horario laboral y el cuidado de los niños y niñas. El tiempo dedicado al
ocio
, cuando se tiene, se canaliza
hacia dentro de las urbanizaciones
.

“Aquí no existe vida de barrio”.

Sitios de encuentro: grandes superficies
, los
parques durante los fines de semana
y los
sitios comunes de las urbanizaciones
.

En algunos casos, el
centro cultural
aparece como “el punto de encuentro” del barrio.

Asociaciones o colectivos
que se mueven en el barrio: mayoritariamente
no tiene conocimiento de su existencia
y afirman que en Sanchinarro no las hay.

Coexistencia de un
discurso más complaciente ("
Sanchinarro no tiene nada que envidiar a otros barrios”) y un
discurso más reivindicativo y crítico.

Este último posicionamiento se da al interior de Sanchinarro de manera muy
aislada, tejiendo sus lazos de complicidad y colaboración con otros colectivos y grupos organizados que se encuentran fuera del barrio, en el resto del distrito
. Uno de los espacios articuladores a nivel de distrito (del que forman parte la mayoría de las muy escasas asociaciones y grupos informales de Sanchinarro) es la plataforma
Cambiar Hortaleza
.
Mirando
lo que tenemos
RECOMENDACIONES
“Si las actividades que monten colectivos del barrio están relacionadas con la cultura, deberían tener espacio en la biblioteca… También para que la gente del barrio se pueda reunir, organizar, asociar…”

Desde la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid se tiene previsto
implementar en el año 2016 una biblioteca pública municipal en Sanchinarro
, ampliando y rediseñando los espacios del Centro Cultural del mismo nombre, donde ya viene funcionando una sala de lectura y un punto de Bibliored.

Dicha dirección encarga la realización de este estudio a fin de contar, de forma previa a la implantación de la biblioteca, con
información cuantitativa y cualitativa que permitan caracterizar la población del barrio
, así como una serie de recomendaciones orientados a
definir líneas de actuación
desde un enfoque que entiende a las bibliotecas como espacios capaces de generar sinergias con otros colectivos, centros y actividades culturales presentes en el entorno.
“Hay una zona de Sanchinarro con un nivel socio-económico quizás con más problemas, es la zona que está de metro ligero hacia más arriba, donde están las viviendas de realojo.”
“Falta tejido comercial, tenemos una avenida comercial concentrada pero limitada también, no hay un tejido comercial de barrio. Aquí no existen tiendas de barrios tradicionales…”
“Plazas aquí tenemos, tenemos la plaza más grande de España… Al final se han generado espacios verdes entre comillas… porque verdes no están muy verdes.”

“… son espacios muy abiertos pero muy desangelados. No invitan al deporte ni a la actividad de tiempo libre. Llevas a un niño al parque y se te achicharra en verano o se te muere de frío en invierno.”
“El tráfico, es algo que me preocupa, las avenidas tan largas, la velocidad…”
Fuerte desequilibrio entre actividad comercial y zona residencial
Alta presencia de espacios verdes de baja calidad y/o baja dotación
Uso mayoritario del coche como medio de movilidad
Contrastes entre la zona de vivienda libre y vivienda protegida: el Sanchinarro norte y el Sanchinarro sur
“Aquí no te relacionas de ninguna manera, aquí no hay relación, tú vives en una urbanización, te relacionas con cuatro vecinos o cuarenta, los de la urbanización, pero no hay vida en la calle más allá… cada uno vive en sus zonas…”
“Al ser un barrio de nueva creación las características de las familias son diferentes, gente que viene del centro, sobre todo de Madrid, gente joven que se ha instalado aquí.”
Concentración de la población adulta entre las edades de 35 a 44 años, entre los 0 y 9 años de la población joven y baja presencia de personas mayores
“Es gente joven, que tienen hijos… entre 40 y 50 años, con un par de hijos, y con pocas personas mayores.”

“A mi me encanta el barrio, sobre todo para los niños… hay tanta gente joven y tanto niño que eso está fenomenal.”
Indicadores demográficos
Alta Densidad de habitantes: 141 personas por hectárea.

Baja Edad Promedio: 31,5 años.

Alta Proporción de juventud: 29,8 (de cada 100 habitantes, prácticamente 30 pertenecen al rango de edades entre los 0 y 15 años)

Muy baja Proporción de envejecimiento: 4,3 personas adultas mayores -65 años y más- por cada 100 niños/as y jóvenes –menores de 15 años.
Baja presencia de personas con nacionalidad extranjera
“Ahora mismo estos chicos son prácticamente todos españoles, pero de hijos de papás y mamás que vienen de otros lugares de Europa, latinoamericanos, en este centro no se habla de extranjeros.”

“También te encuentras con parejas con hijos adoptados, familias que han adoptado a niños chinos, rusos…”
Nivel educativo de la población
“Entre los padres te encuentras con funcionarios, ingenieros… formación universitaria en muchos padres.”
Hogares
“Familias, sobre todo familias jóvenes con hijos en edad temprana, pequeños o adolescentes… con un alto volumen de familias numerosas… 2 hijos incluso tirando a 3. Como media es más 2 que 3. “

“… el modelo del hijo único no está presente en estos barrios…”
Dimensión económica
“Aquí en Sanchinarro te encuentras
con un nivel la mayoría, medio
. Ahora diríamos medio, medio alto, porque son familias que trabaja papá y mamá, que tienen mucho trabajo…”
Dimensión laboral
“…son familias que trabaja papá y mamá, que tienen mucho trabajo…”

“El paro comparado a lo mejor con Vallecas, es otro mundo, incluso con Hortaleza.”


Yo no conozco a nadie en el paro
… probablemente habrá zonas con más gente en el paro.”
“Hay zonas muy distintas, tiene una zona del Caprabo, de la línea de metro ligero hacia la A1 que es una zona de viviendas caras, nivel medio alto, luego está la zona que linda también con Virgen del Cortijo, que prácticamente es como Sanchinarro, y el perfil es trabajador, obrero, de clase media… Luego sí que hay una zona de Sanchinarro que hay alumnos con un
nivel socio-económico quizás con más problemas
, es la zona que está de metro ligero hacia más arriba, donde están las viviendas de realojo.”
“…muchos alumnos no tienen problemas porque propones un libro y se lo compran, pero hay otra parte del alumnado que no pueden, con
padres de familias en paro
, que a pesar del nivel sociocultural es medio alto, el problema del paro se nota”.
Si bien desde el tejido asociativo y gran parte de la población con la que hemos contactado la biblioteca aparece como una
reivindicación pendiente
, en algunos casos se cuestiona si el uso actual es proporcionado a la demanda planteada desde algunos sectores del barrio.
El distrito de Hortaleza cuenta tan solo con una biblioteca de pequeño tamaño, alojada en el Centro Cultural Huerta de la Salud.

Desdel año 2010 viene funcionando en un espacio cedido en el Centro Cultural Sanchinarro una sala de lectura (que cuenta con 290 puestos) y un servicio de préstamo a través de Bibliored (que cuenta con unos 2.000 ejemplares).

El futuro centro bibliotecario contará con una superficie aproximada de 1.200 metros cuadrados (tamaño mediano-pequeño).

Se configurará en base a los espacios cedidos por la Junta Municipal de Hortaleza dentro del Centro Cultural Sanchinarro.
LA SALA DE LECTURA
Población infantil.
Acompañados por personas adultas, es la población que mayor uso hace de la sala de préstamo.
Población juvenil.
Utilizan poco el servicio de préstamo. Acuden a la sala de estudio en grupo, tomando el lugar como espacio de socialización.
Población adulta.
Acompañan a sus hijos e hijas a la sala de préstamo (propiciar hábitos y actitudes lectores); simultanéan el uso de la biblioteca con otras actividades programadas en el centro cultural; utilizan la sala de estudios para la preparación de oposiciones (grupo más numeroso).
Imaginando
cómo podría ser la futura biblioteca
Insuficiencia de los puestos de lectura
, sobre todo por la alta ocupación que se da en fines de semana y en época de exámenes.
“La biblioteca es muy luminosa, pasamos frío y calor, las mesas son amplias pero las sillas son durísimas.”

“El problema es que ahora está todo junto, y allí se juntan chicos que se ponen a hablar en grupo con gente que quiere estudiar de manera individual, que es imposible si no te pones unos cascos"

“La sala que existe ahora tiene la dificultad que no se permite la estancia libremente.”

“La idea original sí que era esa, por decisiones de quien sea se da uso o no se da uso, pero la idea era que puedan estar allí hojeando un libro, haciendo deberes…”
"Hay como tres perfiles distintos que conviven mal.”
La sala de estudio, junto con las bibliotecas Eugenio Trías, Ángel González e Iván de Vargas, abre los fines de semana, lo que implica, sobre todo en época de exámenes, que se nutra de públicos no sólo procedentes del distrito de Hortaleza o de otros limítrofes, sino que acoge a personas que se desplazan de otros municipios de la Comunidad de Madrid.
PERFILES USUARIOS/AS ACTUALES
POTENCIALES USUARIOS/AS
Consenso general en cuanto a la
población infantil como protagonista de la biblioteca
en dos vertientes: como usuarios y usuarias de unas publicaciones específicas y, con proyección de futuro como destinataria de las actividades en torno a la lectura y los libros que vayan formando un público crítico y activo.
ACTIVIDADES
El tipo de actividades que se proponen difiere poco de las que se proporcionan, de entrada, desde la institución. Las propuestas diferenciales vienen asociadas a la posibilidad de uso de la parcela adyacente.
Especialización de espacios, fundamentalmente para el área infantil y juvenil.
Necesidad de contar o generar espacios diferentes para la lectura o consulta individual y otro destinado al trabajo en grupos.
Temor por parte de usuarios/as actuales (fundamentalmente quienes estudian oposiciones) de la posibilidad de perder el ambiente actual ante la ampliación y diversificación de usos.
Creación de un espacio específico para la realización de trabajos en grupo, como continuación del colegio, el instituto o la universidad que, al mismo tiempo, cumpla la función de ser un espacio de encuentro que potencie las relaciones interpersonales.
LOS ESPACIOS
FONDO ESPECÍFICO
Junto a la proyección de la futura biblioteca como un espacio de encuentro de colectivos, un espacio que "de más vida al barrio" coexiste la inquietud de la biblioteca como "un lugar diferente a todos los demás que sirva para desconectar de lo que haces habitualmente".
Dificultades para identificar una temática acorde a las características específicas del barrio, relación con la falta de identidad.
Inquietud compartida en cuanto a la necesidad de poner especial cuidado y potenciar las temáticas orientadas a la niñez y la adolescencia.
Imaginando
cómo se podría participar en la futura biblioteca
Prevalece la idea de una participación convencional y unidireccional (desde la persona usuaria hacia la institución), apuntando ideas o sugerencias antes del comienzo o refrendándolas una vez realizadas.

Mayoritariamente, se rechaza la participación en el diseño en tanto se considera debe quedar en manos de personal técnico y profesionales.

Algunas instituciones educativas vislumbran el tipo de relaciones que podrían establecer con la futura biblioteca (coordinación de actividades, intercambio en el uso de espacios, colaboraciones para el incremento de fondos de la biblioteca, articulación con las bibliotecas de los centros educativos).

En función de las dinámicas preponderantes en la población del barrio, el débil mapa social, con escasa presencia de colectivos y grupos organizados con inquietudes próximas a las premisas de las que partimos, y teniendo en cuenta el sentir general de incumplimiento por parte de la administración de la concreción de las reivindicaciones planteadas durante años, resulta evidente que
el primer paso
de cara a iniciar un proceso orientado a tender puentes entre la biblioteca y el barrio reside en la
concreción en los tiempos establecidos del nuevo equipamiento
.

Cualquier proceso de participación que se quiera iniciar no parece posible antes de dar este paso. Se tratará, en todo caso, de un
proceso gradual
que deberá
partir de lo que ya

hay
y tejer alianzas con las entidades y colectivos que han manifestado interés o inquietud por implicarse en un proceso de este tipo.
1
2
3
4
5
6
7
Dado que la futura biblioteca se insertará en un edificio público de gestión privada que ya viene funcionando desde hace varios años, consideramos necesario que, aunque se coordinen y articulen actuaciones, se plantee una
diferenciación clara de la biblioteca como un auténtico servicio
público cultural de calidad, con acceso universal y gratuito.
Tener en cuenta en todo momento que, a pesar de la prevalencia del discurso y el imaginario que tanto desde el vecindario como desde afuera se ha ido construyendo en torno a Sanchinarro,
coexisten al interior del barrio realidades diferentes
(el Sanchinarro del norte y el Sanchinarro del sur), a las que habrá que aproximarse con
respuestas y propuestas también diferenciales.
En la medida en que el barrio no tiene una identidad definida (más allá de ese imaginario predominante),
todo lo que se proyecte está en potencia y por construir.
Esta particularidad, aunada a la existencia de una población eminentemente joven con gran presencia de niños y niñas, permiten definir un elemento central: la
apuesta por la infancia y la adolescencia como principales actores y actrices en torno a los que planificar las características y articular las dinámicas del nuevo equipamiento.

Para avanzar en este sentido será fundamental
trabajar de forma coordinada con los centros educativos
(algunos de los cuales mostraron alto interés y predisposición), no sólo a la hora de acudir a una actividad determinada sino estableciendo líneas de trabajo comunes.
Esta apuesta por la infancia y la adolescencia no implica olvidar el papel que, aún siendo minoritarios en el barrio, pueden jugar los
colectivos de personas mayores, de inmigrantes, de LGTBI
y otros, diseñando líneas de trabajo específicas que se vayan incorporando de tal manera que formen parte de lo
potencialmente enriquecedor
en la proyección hacia futuro de la biblioteca.
Dadas las limitaciones de espacio que condiciona la inserción de la futura biblioteca en el edificio del Centro Cultural Sanchinarro y articulándola con una de las inquietudes presentes en el vecindario (falta vida de barrio) y en el distrito (faltan espacios de trabajo conjunto) así como con la apuesta a futuro de que la biblioteca se vaya configurando como un punto de encuentro, un lugar donde pasan cosas, se recomienda establecer contactos con otras áreas y/o servicios municipales de cara a la
activación de la parcela colindante
con el centro cultural para una
utilización colectiva y de ser posible, gestionada de manera participativa.
Ir más allá de la lógica de barrio
, aprovechando lo que ya existe en el distrito y apoyándose en los colectivos, que como Cambiar Hortaleza, llevan años de trabajo comunitario y participativo.

Dentro de las demandas planteadas por esta plataforma en el Catálogo de demandas vecinales 2015, existen una serie de iniciativas que se pueden convertir en líneas de trabajo compartidas, dando respuesta así a demandas pendientes y
trabajando de manera colaborativa con un amplio grupo de colectivos que ya viene debatiendo formas alternativas de co-gestionar lo público.

Esta apertura del foco (del barrio al distrito) permitiría trabajar además en la línea de
construcción de identidad de Sanchinarro
, potenciando su pertenencia al distrito, convirtiendo a la futura biblioteca en un foco de encuentro de los colectivos que se mueven en Hortaleza.
Partimos de las siguientes premisas, en consonancia con los lineamientos planteados tanto desde la Dirección de Bibliotecas y Archivos, como desde el Concejalía de Cultura y Deportes.

Tratar de conciliar intereses “legítimos” que abarcan a toda la ciudadanía con los de servicio público dirigido a los sectores menos favorecidos y que necesitan tener asegurado por la parte institucional lo que les niega el mercado o la sociedad.

Contrastar la idea de la biblioteca como un medio/instrumento (dinámico, colectivo y de apertura) versus un fin de “ya se ha conseguido el equipamiento” (más estático y de cierre).

Establecer cauces y modos de participación que permitan a la gente ser protagonista de los procesos y no solo de los resultados.
Centro Cultural Sanchinarro
Vista aérea del Centro Cultural Sanchinarro y la parcela adyacente
Plano del Centro Cultural Sanchinarro - 2da Planta
Falta de información cuantitativa específica para Sanchinarro

Según la división administrativa vigente en la ciudad de Madrid, Sanchinarro no constituye un barrio propiamente dicho sino que hace parte del barrio de Valdefuentes, distrito de Hortaleza. Dadas las particularidades que diferencian a Sanchinarro de otras zonas de Valdefuentes, se hizo necesario generar la información cuantitativa a partir de los datos disponibles en el Padrón Municipal de Habitantes de la ciudad de Madrid discriminados por secciones censales.

Considerando la falta de información específica existente en relación a Sanchinarro, se abordó la parte cuantitativa del estudio con la intención de que la información generada pudiera ser útil, además, a otras entidades y colectivos interesados.

En tanto desde los planes urbanos Sanchinarro tiene la categoría de Plan de Actuación Urbanística (PAU), se ha recurrido además a documentación generada en torno a los Nuevos Desarrollos Urbanos de la ciudad.

Si bien la necesidad de contar con una biblioteca pública hace parte desde hace años del catálogo de demandas planteadas por varios colectivos del distrito y por algunas de las asociaciones de Sanchinarro,
no se habían planteado hasta el momento debates en torno a las características y/o funciones
que debería tener dicho equipamiento, lo que implicó partir prácticamente de cero.

En función de este primer acercamiento al barrio, y dada la limitación de tiempo, se optó por un
abordaje cualitativo
que permita recabar los puntos de vista de quienes viven y/o trabajan en Sanchinarro a través de una muestra.

Durante el trabajo de campo se ha recogido la
visión institucional
a través del contacto y la realización de entrevistas al personal de la Junta Municipal del distrito, del Centro Cultural Sanchinarro y de colegios de la zona. La
visión asociativa
se cubrió mediante la realización de entrevistas individuales y grupales a asociaciones de vecinos del barrio y
colectivos del distrito
. Se realizaron, por otra parte, una serie de entrevistas individuales y grupales a
vecinos y vecinas
del barrio a fin de recabar las opiniones de las personas usuarias actuales o potenciales de la biblioteca. Se ha procurado que la muestra fuera equilibrada en cuanto a composición de género.
Limitaciones de tiempo

En función del calendario previsto para la implantación de la biblioteca, se dispuso para el estudio de un plazo de diez semanas (8 de febrero a 17 de abril).


Escasa presencia de movimientos sociales

Los primeros contactos realizados con personal técnico de la Junta Municipal de distrito y otras entidades del barrio, confirmaron las referencias previas que caracterizan a Sanchinarro como un barrio con muy escasa presencia de movimientos sociales.

Esta dificultad, aunada a lo limitado del tiempo disponible, dificultó enormemente la identificación y posterior contacto de personas y colectivos a fin de recabar sus opiniones y puntos de vista.
DIFICULTADES
CÓMO SE HIZO EL ESTUDIO
Full transcript