Prezi

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in the manual

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

las artes copulares y festividades relacionadas con el maíz.

No description
by on 7 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of las artes copulares y festividades relacionadas con el maíz.

Las artes populares y festividades relacionadas con el maíz.
Leyendas...
La leyenda del maíz
Cuentan que antes de la llegada de Quetzalcóatl, los aztecas sólo comían raíces y animales que cazaban.
No tenían maíz, pues este cereal tan alimenticio para ellos, estaba escondido detrás de las montañas.
Los antiguos dioses intentaron separar las montañas con su colosal fuerza pero no lo lograron.
Los aztecas fueron a plantearle este problema a Quetzalcóatl.
-Yo se los traeré- les respondió el dios.
Quetzalcóatl, el poderoso dios, no se esforzó en vano en separar las montañas con su fuerza, sino que empleó su astucia.
Se transformó en una hormiga negra y acompañado de una hormiga roja, marchó a las montañas.
El camino estuvo lleno de dificultades, pero Quetzalcóatl las superó, pensando solamente en su pueblo y sus necesidades de alimentación. Hizo grandes esfuerzos y no se dio por vencido ante el cansancio y las dificultades.
Quetzalcóatl llegó hasta donde estaba el maíz, y como estaba trasformado en hormiga, tomó un grano maduro entre sus mandíbulas y emprendió el regreso. Al llegar entregó el prometido grano de maíz a los hambrientos indígenas.
Los aztecas plantaron la semilla. Obtuvieron así el maíz que desde entonces sembraron y cosecharon.
El preciado grano, aumentó sus riquezas, y se volvieron más fuertes, construyeron ciudades, palacios, templos...Y desde entonces vivieron felices.
Y a partir de ese momento, los aztecas veneraron al generoso Quetzalcóatl, el dios amigo de los hombres, el dios que les trajo el maíz.
.
Tradiciones...
las comunidades mayas mantienen las costumbres de sus antepasados a través de festivales y ceremonias conectados con el ciclo del crecimiento del maíz. Los rituales son peticiones para lluvia o agradecimiento por una cosecha abundante, y reflejan conexiones profundas con las tierras mayas y su sistema de calendario. Tres prácticas de rituales –Wajxaqib’ B’atz’, Sac Ha’ y Pa Puul – son tradiciones que han perdurado por milenios.
Poesía...
danzas y canciones...
Canción: la danza del maíz.
El maíz.
Palomitas de maíz.

Danzas: ofreciendo la danza de maíz.
Danza del maíz.


Conclusión
El maíz es un cereal que se obtiene del grano de una planta; nació en México hace 7,000 años (5,000 antes de Cristo). En aquella época no existía México como país, por eso se dice que nació en Mesoamérica, territorio que comprende el centro y sur de nuestro país y una parte de los países centroamericanos.


Hombre de maíz, vuelve tus ojos:
tu ombligo salió de la milpa
de la tierra, tu sangre
es un largo secreto uniforme
que maduró con lúgubres balbuceos
de violencias y abandonos.
Tus risas quedaron mutiladas
por traficantes de ilusiones,
enganchadas en los hombros de los cactus,
y tu sudor, de fríjoles y tortillas,
alimenta coyotes
que crecen como huestes, amparadas
por el silencio nocturno.
Eres una palabra pródiga,
tus ojos profetizan las rocas desnudas
y ardientes que coronan tu horizonte,
son las ruinas solitarias y sombrías
que te reducen a sustancia del oprobio
y ya no hablará palabra antiguas
y no sollozos largos y negros en las noches.
Hombre de maíz, despierta de tu ceguera:
rompe la avidez del precio,
echa al viento tus escamas subterráneas
para transformarse en nube de cuarzos elegíacos;
alas de Viracocha y plumas de Quetzalcóatl
baldeando las laderas del olvido.
A ti, que en tu espalda llevas vértebras de tomates
y en tus huellas crecen pepinos agridulces,
deja que oscurezca, levántate del costado del águila…
y une con argamasa de acentos terrosos
la hilaridad del presente con las costillas
de tu pasado guerrero.
Hombre de maíz: no flaquees
See the full transcript