Prezi

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in the manual

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Trascendencia y espiritualidad del hombre

Ser Humano
by Perla Velázquez on 17 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Trascendencia y espiritualidad del hombre

SER HUMANO Trascendencia y espiritualidad del hombre Interpretación materialista del hombre El Materialismo es una doctrina según la cual todo lo que existe no está determinado y se explica por algo superior y previo a lo experimentable y aprehendible empíricamente (Dios, espíritu, inteligencia del mundo, ideas), sino que está determinado en su ser sólo por algo material y en su comportamiento sólo por la causalidad eficiente.
Hoy el materialismo sigue teniendo un protagonismo muy relevante, y sigue vigente en todos los campos de la ciencia y del saber, podría decirse que ha ganado espacio en el mundo y que ha visto disminuir la credibilidad y la fuerza de las ciencias sociales, de los conocimientos intangibles y de las afirmaciones espirituales.

Hoy en día se cuenta con nuevos factores que han ayudado enormemente al posesionamiento del materialismo, como son: el desarrollo de la técnica, los nuevos descubrimientos científicos tanto geográficos como espaciales.
La tecnología es el triunfo del materialismo en nuestros días. Poder explicar cada vez más cosas, hacer cada día mayores tareas en menos tiempo y menos esfuerzo gracias a objetos materiales, que aplicando la lógica física, matemática y biológica, son la mayor muestra de que la realidad fundamental está en lo tangible, lo que se puede ver, tocar, y en otras palabras experimentar por su materialidad.
Características generales
del materialismo Del latín «materialis»: sustancial). Única corriente filosófica científica, opuesta al idealismo. El materialismo como certidumbre espontánea de todas las personas en la existencia objetivo del mundo exterior, se distingue del materialismo como concepción filosófica del mundo, concepción que representa la profundización y el desarrollo científicos del punto de vista del materialismo espontáneo. El materialismo filosófico afirma el carácter primario de lo material y el carácter secundario de lo espiritual, de lo ideal, lo cual significa que el mundo es eterno, que no ha sido creado, que es infinito en el tiempo y en el espacio. El materialismo entiende que la conciencia es un producto de la materia y la concibe como un reflejo del mundo exterior, con lo cual afirma que la naturaleza es cognoscible. En la historia de la filosofía, el materialismo, por regla general, ha sido la concepción del mundo de las clases y capas avanzadas de la sociedad, interesadas en que el mundo se reflejara acertadamente, en que se intensificara el dominio del hombre sobre la naturaleza. Generalizando los resultados de las ciencias, el materialismo facilitaba el progreso del saber, el perfeccionamiento de los métodos científicos, lo cual a su vez ejercía beneficiosa influencia sobre los resultados de la actividad práctica del hombre, sobre el desarrollo de las fuerzas productivas. En el proceso de la interacción que se establecía entre el materialismo y las ciencias especiales, se modificaba el aspecto del propio materialismo. Sus primeras doctrinas aparecen cuando nace la filosofía en las sociedades esclavistas de la India, China y Grecia antiguas, varios siglos antes de nuestra era, debido al progreso de los conocimientos científicos en astronomía, matemáticas y otras ciencias.
Trascendencia y espiritualidad del hombre La expresion cuerpo humano, contiene la composicion de materia y forma espiritual; no se puede hablar de cuerpo humano, considerandolo solo como cuerpo porque se define siempre como informado por un espiritu. No se puede hablar de cuerpo y espiritu en una especie de oposicion, como si fuesen dos sustancias especificamente distintas; se debe hablar del unico hombre que existe, el que tiene cuerpo y espiritu.
El cuerpo humano es el medio de expresion del individuo, que se revela a si mismo por medio de la capacidad de reaccion sexual; expresion autentica de la persona sometida a la realidad total de ser hombre o mujer.
Para el cierre de esta unidad, analizaremos lo que son los conceptos de corporeidad y espiritualidad, asi como las diferencias de lo que implica ser varon y ser mujer.
La espiritualidad del hombre indica una apertura a otro Tu, a otras personas, esta apertura constituye en su fundamento el ser del hombre. Un ser que existe en si mismo y esta abierto al Ser Absoluto. Perla Velázquez La superación de muchos mitos que había mantenido el hombre por mucho tiempo frente al espacio, la tierra y la vida misma han llevado al hombre de nuestro tiempo a cercarse de trascendentalidad y a fijar toda su atención en lo físico. Por ello quiere tener respuesta a todo, nada de lo que no se puede demostrar en un laboratorio es válido para nuestros días, según el sentir de muchos.

La especulación de tanta importancia para el conocimiento en otras épocas, hoy es considerado como retroceso, o simple conocimiento elemental, esto es por el campo que ha ganado el materialismo proporcionado por los científicos. Las ciencias sociales de nuestros días pierden cada vez menos espacios, la palabra pierde auditorio y lo gana la demostración lógica; los estudios basados en la teoría pierden todo piso de credibilidad, de aplicación pragmática y de seguidores.

Hoy hay menos filósofos, filólogos, antropólogos, sociólogos y demás estudiosos de ciencias teóricas, porque si bien, puede haber más recursos para estudiarlas, hay menos campos para aplicarlas. Ese es otro logro del materialismo. A nivel religioso el materialismo ha ganado mucho espacio, porque la religión está basada en el misterio y lo que no puede palparse, se cree lo indemostrable, y se espera lo que la tradición ha prometido, pero como nada de esto es cuantificable, satisface cada vez menos a los hombres de nuestro tiempo.
Materialismo marxista Marx dice que la praxis es lo mismo que la acción. Esta es la orientación final de todo el pensamiento de Marx, lo cual dice no quedarse en la mera contemplación o en la teoría.

En cuanto al ateísmo nos dice Marx que "el hombre es para el hombre el ser supremo, no es Dios quien ha creado la materia, sino que es la materia, concretamente el cerebro humano, el que ha creado la idea de Dios. El hombre ha brotado del proceso evolutivo de la materia animada por un movimiento ascendente cuyo punto culminante es el cerebro humano que segrega el espíritu".

No es el espíritu quien crea sino que éste entendido materialmente es el que alumbra al espíritu y a la idea; los cuales no tendrían sustento si no fuera por la fisiología cerebral. El cerebro es un producto social. El hombre no es otra cosa que el resultado de influencias físico – fisiológicas y sociológicas que lo determinan desde fuera y hacen de él una cosa entre las cosas.

El pensamiento de Marx estuvo influido por el socialismo y nos dice que el ser humano es el conjunto de las relaciones sociales, ya que el individuo no tiene humanidad sino sólo en y por la sociedad.
El trabajo naturaliza al hombre, lo objetiviza en las cosas. Marx nos dice que "el capitalismo es una explotación del trabajador, lo cual trae como consecuencia en primer lugar, del lado del trabajador, que éste se convierta en proletario". Lo que quería Marx ante todo era una sociedad sin clases; el estado queda suprimido o mejor se suprime así mismo por una debilitación progresiva y la administración de las cosas sustituyen al gobierno de los hombres. Con el comunismo hallamos de nuevo el humanismo real que engloba y absorbe el humanismo teórico que había sido obtenido ya desde antes al suprimir toda religión. Materialismo marxista Materialismo humanista Los valores y los bienes materiales deben servir para la realización de un ideal de justicia, libertad, fraternidad, humanización del hombre por el hombre.
El hombre es capaz de crear estos valores humanos partiendo de un sustrato material.
El hombre está llamado a ser autosuficiente, a prescindir de la trascendencia.
Sartre plantea una idea que corrobora el trasfondo ético del Humanismo Materialista Cristiano: “Cada persona está condenada a definir lo que quiere ser…para vivir auténticamente, el individuo debe ejercer su libertad y decidir que hacer con su vida tomando en cuenta su doble esencia animal y trascendente”. Según Sartre no es la providencia divina ni la mano de Dios quienes controlan y construyen nuestra existencia. Desde esta perspectiva es nuestra responsabilidad individual y colectiva la que deberá marcar el curso de nuestra historia.
Materialismo del bienestar económico También llamado materialismo práctico o ético.
Visión práctica de la vida que atribuye excesiva o exclusiva importancia a los valores del cuerpo: bebida, comida, ropa, casa, coches, dinero, poco sufrimiento.
Comporta un modo de existir basado en lo inmediato, para construir una sociedad del bienestar y los bienes materiales.
El materialismo del bienestar económico da una importancia excesiva a los valores del cuerpo como única posibilidad para acceder a la felicidad, generando una cultura de consumismo. Quizás este materialismo puede infiltrarse en la vida consagrada cuando se exigen medios materiales desproporcionados a la misión o siguiendo únicamente la moda del mundo. Materialismo psicoanalítico Toda la vida psíquica no es más que el reflejo de los procesos de orden corpóreo y material.
Para Freud, el hecho fundamental de cada hombre es la libido sexual: fuerza que anima y produce todas las dimensiones de la vida humana.
Reduce al hombre a instinto.
Interpretación materialista del hombre.
Los humanistas critican a Freud por la visión que tiene de los seres humanos como criaturas a merced de sus instintos básicos que causan problemas si no son controlados. También como basa su teoría en sus pacientes enfermos, no considera las fuerzas de la psique humana sana. Ademas de que resulta cuestionable teorizar sobre el desarrollo normal basándonos en las observaciones de personas con trastornos emocionales. Insuficiencia de las interpretaciones materialistas del hombre El hombre pertenece realmente al mundo material. Las condiciones materiales influyen realmente en las manifestaciones superiores de la existencia humana. Cierto bienestar material es necesario para realizar una existencia más libre. Los materialismos analizados poseen un acentuado sentido de justicia y sincera voluntad de humanización

El materialismo es insuficiente e inaceptable como interpretación última y exhaustiva del hombre, porque pretende reducir toda la riqueza del hombre a las solas dimensiones corporales y materiales.
1. El carácter cientificista.-
Desecha la trascendencia del hombre como incompatible con las ciencias. Es verdadero y real sólo aquello que se puede medir y verificar empíricamente.
Gerard Radnitzky ha escrito que el cientificismo es "la creencia dogmática de que el modo de conocer llamado 'ciencia' es el único que merece el título de conocimiento, y su forma vulgarizada: la creencia de que la ciencia eventualmente resolverá todos nuestros problemas o, cuando menos, todos nuestros problemas 'significativos'. Esta creencia está basada sobre una imagen falsa de la ciencia.

2. El carácter dogmático y ateo.-
La idea de espíritu y de Dios son producto de la ignorancia. No hay una ley trascendente a la cual referirse para definir lo que está bien y lo que está mal. El hombre vale porque consume productos y genera otros La afirmacion de Dios es la explicitacion critica de la trascendencia y espiritualidad del hombre y de su origen creado. Todos los aspectos de la trascendencia del hombre son signos de la existencia de un Dios creador que esta en el centro de la existencia humana como origen y destino.
La propiedad esencial de la persona es ser espiritual, un espiritu abierto al infinito que tiende a superar todo limite, a ir siempre mas alla de lo que ya ha conquistado o alcanzado.
El hombre pertenece en realidad al mundo material. Las condiciones materiales influyen en las manifestaciones superiores de la existencia humana. Cierto bienestar material es necesario para alcanzar una existencia mas libre.
La trascendencia del ser humano es la apertura del hombre con el Absoluto, esta apertura solo se consigue debido a que el hombre es capaz de separarse de la materia que lo constituye y lograr un estado de contemplacion. Dicha separacion se debe a la espiritualidad del hombre.
El ser humano es capaz de contemplar el Universo, abstraerlo en su conocimiento con lo cual le es posible rebasar la materia para abrirse a un mundo espiritual.
El hombre es un ser espiritual porque capta lo limitado en el horizonte de lo ilimitado, en la apertura a lo universal. Esta constitucion dogmatica de apertura lo lleva a dar su razon fundamental de ser persona, a trascender para si. El hombre es espiritual porque en el mismo acto con que percibe la limitacion de los objetos sensibles particulares capta ya la ilimitacion de la esencia. Capta lo particular, al tiempo que lo trasciende para poder captar el Todo. Esta apertura, esta trascendencia, es lo que hace posible el concepto universal y la abstraccion.
La apertura es la capacidad que el espiritu humano tiene, por naturaleza, de moverse con dinamismo hacia la ilimitada extension de los objetos posibles. Los capta siempre como objetos limitados que no agotan la ilimitacion del horizonte.
La ilimitada extension y el objeto de la trascendencia es el ser ilimitado que incluye todos los objetos posibles; el conocimiento del objeto particular se realiza en el horizonte del ser ilimitado y del objeto particular, considerado limitadamente, implica la presencia del ser ilimitado en si.
La trascendencia pone de manifiesto que el hombre es un ser espiritual, y no puede reducirse a la materia.
Ser sustancial del hombre-persona En un mundo tan secularizado como el que vivimos son numerosas las personas que, movidas por diversas creencias religiosas o filosóficas, o asumiendo una actitud escéptica no creen en el alma humana como algo trascendental creado para la inmortalidad. El problema del alma radica en que está vinculado a la pregunta que el hombre siempre se hace sobre el sentido profundo de su ser y sobre el principio de su vivir, de su pensar y de su obrar. En todos los tiempos el hombre es para sí mismo un gran interrogante.

La cuestionante se encuentra en el dualismo inseparable de cuerpo-alma que lleva consigo el ser humano, como un ser superior a las otras especies materiales, pero que tiene un cuerpo material al igual que los animales y a la vez una alma espiritual como las divinidades, por tanto, en el ser humano se tiende a ver el alma como algo superior a la materia, sin embargo, ésta sin el cuerpo material es imposible presentarse o sentirse, por lo que en la unidad substancial de cuerpo-alma no existe una supremacía de una sobre la otra.
Al querer hacer un estudio sobre el alma, la despojamos de toda materialidad y al despojarla de la materia imposibilita el estudio, aún más cuando el estudio versa sobre su esencia que sin la materia se nos pierde, pues hasta para acceder a ella a través de la abstracción hay que valerse de la materia.

El problema de que si el alma es creada por Dios, si es de la misma naturaleza de Dios o si vive por sí sola o muere junto al cuerpo son cuestiones de todos los tiempos. Esto se debe a que el hombre en lo más intimo de su ser experimenta una sensación de trascender e ir más allá de los meros objetos físicos.

Ahora bien, entendemos por alma el primer principio de la vida en los seres que viven en este mundo. Sin embargo el alma humana va más allá de ese principio vita, es una sustancia en el sentido de la forma, es decir, la esencia de un cuerpo de una cualidad determinada.

Son numerosas las polémicas que trae consigo este tema, no más que por la diferencia entre épocas, sociedades, creencias y culturas. Todas esas polémicas emanan a partir de la confusión que existe sobre la naturaleza del hombre y lo complejo que es el ser humano.

Si miramos el tema desde una óptica racionalista contemporánea, y aún más, desde un mundo postmoderno arraigado por el lighticismo se podría decir, que es un tema desfasado, arcaico, y que en vez de hacer una investigación o estudio sobre éste, convendría mejor erradicarlo. Pero afirmar esto sería lo mismo que afirmar o decir; vamos a erradicar al hombre, porque el hombre es esencialmente cuerpo, pero un cuerpo animado por un alma racional.


Todo ente de razón ansía conocer la substancia divina, ya sea de una manera directa o indirecta. La manera directa es reconociendo y haciéndose consciente de que existe un Ser Supremo, al cual quiere ascender y acceder hasta Él. Por el contrario, de una manera indirecta o tergiversada que es la negación o anulación de un Ser Supremo, pero que en realidad en su interior lo siente y se impone ese algo superior y en vez de la negación lo que hace es afirmarlo. Es imposible conocer a la Substancia Divina, sino por una substancia inferior, en el orden de las divinidades a la que llamamos alma intelectiva o racional, que accede y roza con las divinidades y es uno de los componentes del ser humano.
Este tema es de suma importancia y relevancia para quien le interese el bienestar del ser humano y de nuestra sociedad. Pues, estudiar el alma en especial la humana, que es algo trascendental, inmaterial; y sobre todo su inmortalidad llevaría a mejorar la vida social de los hombres y de los pueblos, ya que la fe en la existencia del alma puede tener efectos sociales importantes como son: el reforzamiento de los deberes morales y servir como principio guiador en la vida.


El origen del alma humana según afirma Santo Tomás de Aquino viene por creación directa de Dios. Por consiguiente a la hora de ver un origen también es apropiado preguntarnos por el ser del alma humana, es decir, cómo es el alma humana y en qué difiere de las demás almas y es aquí que debemos de decir que las notas esenciales del alma humana son espiritualidad, inmaterialidad e imperecedera, además de que es una alma intelectiva. Teoría Actualista Para los que niegan la sustancialidad del hombre han recibido diversos nombres.

Doctrina de la Asociación

El hombre es un conjunto de actos sin ningún sujeto que los produzca o los sostenga. Así el hombre se hace a cada instante y está en continuo riesgo de perderse.
El hombre - el yo - la persona no es lo que es sino lo que se hace.

En el caso de los otros seres se supone que ya son y de esa forma actúan. Mientras el hombre se exige que, para poder ser, deba actuar y así hacer su ser.

El hombre es incapaz de ser el mismo un objeto, de esa forma él no puede verse ni como sustancia, ni como ser sustancial, sino como un orden estructurado de actos Representantes y
principios generales La Psicología sólo encuentra actos ó asociaciones de actos Psicológicos, por tal motivo no conoce nada que se asemeje a una sustancia. Sustancia del hombre es concebida estática y fija, mientras el mismo hombre es dinámico, capacidad infinita sin ligarse a una sustancia.

El ser
Es la vida de cada hombre en su forma concreta y singular. Se justifica porque la vida de cada uno es la realidad radical primera e indudable en la cual aparecen todas las demás realidades.
El ser del hombre es su existir, su vida y dado que la vida es quehacer, el hombre es un quehacer.
No tiene ser fijo
“El hombre está decidiendo constantemente lo que va a ser”

No hay “vida en acto segundo” sino “vida en acto primero”. No se trata de hacer un quehacer, sino de ser el propio quehacer.
Todos buscan el ser como una cosa más, siendo su visión cosista.

Ser ------ Sustancia ------ cosa

Ser y sustancia son realidades no idóneas para aclarar el fenómeno “hombre”.

Actualistas: afirman que el hombre es una cosa, no tiene naturaleza no tiene ser dado. No tiene naturaleza en el sentido que tienen naturaleza las cosas, y en medida en que la tiene, no se identifica con ella.
No se niega naturaleza, ni ser, ni sustancia, lo que se niega es que esto sea el hombre.
El hombre es propiamente humano de acuerdo a su quehacer. Siendo que el hombre se hace a sí mismo y no tiene otro ser que su quehacer. Fundamentos del ser sustancial DINAMISMO DEL SER
Reducción de todas las perfecciones en una sola, que es la perfección del ser.

Sto. Tomás de Aquino.

Por el simple hecho de ser se contiene en sí todas las perfecciones.
El alto valor de la vida humana y su dinamismo dramático son tales por su participación del ser mismo. El esse es lo más perfecto de todo, y en comparación a todo es acto.
El Tomismo ve en la existencia no un accidente extrínseco de la esencia, sino el acto íntimo de ésta.
La esencia determina la existencia, no como la forma determina la materia, sino más bien como la materia determina la forma, es decir, limitándola.
La idea Tomista ve en el esse la noción condensada de actualidad existencial y la de una plenitud donde las diversas perfecciones esenciales representan una síntesis.
Dicha plenitud es el desplegarse mismo de la energía radical que pone el ser en sí. En particular, ángel, hombre, león ejercitan sólo bajo ciertos límites y condiciones.
Tal pareciera que la esencia se reduce a puro límite, algo negativo. El límite tiene dos facetas, una en la que excluye las determinaciones y otra en la que evidencía la perfección que delimita, ésta última es positiva.
Enriqueció al ser con toda su carga de actualidad, en no haber olvidado nunca que el ente es lo que es.
Aspecto del acto del ser El acto de ser se presenta de muchas propiedades importantes, se presenta como principio, al igual que comunión y unicicidad.
La Existencia, es aquello en lo que todos los entes convienen de un cierto modo.

Sto. Tomás de Aquino.

El esse es limitado en sí mismo, siendo relativo a la esencia, pero no por sí mismo, esa limitación viene de la esencia.

La Tesis Tomista ve en el esse el principio formal por el cual una naturaleza individual llega a ser un sujeto concreto definitivamente incomunicable.

Existe una paradoja con lo antes mencionado, pues sólo se considera superando el actuar. Por medio del actuar, a través de la causalidad, se instaura entre los entes una comunicación propiamente existencial.
* El esse puede ser participado en una infinidad de modos y por una infinidad de sujetos.
Las perfecciones que se encuentran en un ente, brotan del ser.
La persona humana
Nietzsche (s. XIX) afirmó que "El hombre es el ser capaz de hacer promesas" (pensar y planear su futuro, sus propios fines; se puede autodeterminar dentro de su libertad limitada). Sin embargo, puede ser el animal más brutal, llegando a trastocar el orden natural por su propia libertad de elegir.

Tomás de Aquino (s. XIII) daba otra definición: "El hombre es el ser que elige sus propios fines".

El hombre es un animal inteligente y libre, es decir, un ser capaz de resolver problemas.


Relaciones entre lo animal y lo racional

a) Algunas opiniones:

Sócrates (s.V a.C) dijo que el hombre es su alma

Kant (s.XVIII) dijo que lo que el hombre hace con su libertad (arte, derecho, religión) es algo más que biología.

b) Naturaleza y libertad:

Naturaleza: El hombre no es solamente un ser histórico, sino también un ser biográfico, libre (la vida es como una novela escrita día a día; no un problema matemático, algo determinado de antemano)

Libertad: El hombre tiene una naturaleza libre.Su cuerpo es el de un ser libre y es capaz de expresar esta libertad.(Mano-garra; labios-belfos, caminar con dos piernas-con cuatro)
Constitución ontológica
de la persona Se pueden ofrecer diversas definiciones de la persona: ontologica, psicologica, etico-axiologica, relacional..., pero a fin de cuentas tal vez solo la definicion ontologica alcance el trasfondo ultimo del concepto persona; las otras definiciones son validas en la medida en que se fundan en ella y hacen explicito alguno de sus aspectos principales. La definicion psicologica quiere decir, simplemente, que la persona es un ser capaz de autopercepcion, y lo que hace es desarrollar el elemento de “naturaleza racional” contenido en la definicion ontologica. Las definiciones etica, axiologica, relacional, enuncian importantes verdades en el orden de la fenomenologia y de la moral, pero no caracterizan de inmediato lo que distingue a la persona del objeto, esto es, su apertura.
La respuesta se encuentra en la estructura misma del hombre en cuanto ser es- piritual, dotado de inteligencia y voluntad. En efecto, la propiedad esencial de la persona, ser espiritual, en contraposicion con la materia, es el espiritu que en cuanto abierto al infinito, tiende a superar todo limite, a ir mas alla de lo que ya ha alcanzado. La estructura misma del hombre, inteligente y libre, nos ofrece la oportunidad de afirmar el caracter absoluto de la persona, porque la misma inteligencia y voluntad estan en si abiertas al Absoluto.

Constitución psicológica de la persona El “Yo” pertenece al orden psicológico, la “persona” al orden ontológico. La constitución psicológica de la persona se refiere al ente sustancial humano.

La conciencia concomitante es aquella en la que el “Yo” ve, oye, piensa, ama…; se da por el conocimiento directo de las cosas.

El Yo se describe como Yo, como sujeto autocosciente, allí donde el objeto de conocimiento es el Yo mismo, esto es en el conocimiento reflejo o autoconocimiento.
Valor absoluto de la persona Uno de los problemas del todo ser humano y filosófico, debemos de recordar que la muerte no sólo es de carácter biológico, pues como todos sabemos, en el carácter biológico, un perro, un árbol tenemos las certeza de que algún día morirán. La muerte humana no es sólo la descomposición de un organismo viviente, sino la destrucción de su existencia humana. Es “humana” porque el espíritu está presente. La muerte sin espíritu no sería otra cosa que la corrupción del cuerpo: los entes que no saben que mueren no mueren, sólo perecen. Si yo no fuese espíritu, la muerte para mí no existiría, sólo existiría la corrupción de mi cuerpo.
Por otro lado, la voluntad humana no se contenta nunca con el bien alcanzado, sino que tiende a un bien nuevo y mayor, es una potencia ilimitada del bien, de modo que podría satisfacerle sólo el gozo del bien ilimitado y absoluto.

La voluntad está abierta a lo Absoluto porque el objeto de la voluntad es lo que le presenta la inteligencia, y la inteligencia está abierta al Absoluto ya que su objeto es el ser. El ser es el objeto de la voluntad, y sobre todo el Ser que realiza la plenitud del ser. Pero sólo Dios es Verdad infinita y absoluta y Bien ilimitado y absoluto.

La misión de la persona, es decir su fin, es su propia realización. La razón de su existencia no está en ser medio (como las plantas, animales, etc.) sino en ser fin en sí, porque de algún modo realiza ya en sí misma el fin absoluto que es Dios.

Corresponde a cada persona, alcanzar su propia realización.
Referencias http://es.catholic.net/sexualidadybioetica/370/63/articulo.php?id=22415

http://www.profesorenlinea.cl/universalhistoria/PensamientoHbreEvoluc/Materialismo.htm

http://www.elnuevodiario.com.ni/opinion/73170

http://atencionatupsique.wordpress.com/2011/07/18/enfoque-psicoanalitico-teoria-psicoanalitica-clasica-de-sigmund-freud/

http://serhumanoapuntes.files.wordpress.com/2012/01/sesic3b3n-4.pdf
See the full transcript