Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Agustin de Hipona

No description
by

Lunara Tejedor

on 2 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Agustin de Hipona

Agustin de Hipona
Los niveles del conocimiento
Origen del pensamiento

Uno de los temas fundamentales que dieron origen al pensamiento de San Agustín de Hipona es el siguiente:

Fe y razón
Nació el año 354 d.c. en Tagaste, pequeña ciudad de Numidia en el África romana, Su madre fue Santa Mónica. Su padre era Patricio un hombre pagano. Agustín llevaba una juventud desviada, a los 17 años se unió a una mujer y con ella tuvo un hijo, al que llamaron Adeodato.
Estudió retórica y filosofía. Compartió la corriente del Maniqueísmo, la cual sostiene que el espíritu es el principio de todo bien y la materia, el principio de todo mal. Diez años después, abandonó este pensamiento. En el año 383 acerca al escepticismo de la Academia nueva.
Cinco años más tarde, se le consagró Obispo de Hipona. Organizó un monasterio en terrenos cedidos por el obispo, desarrollando una fecunda actividad filosófica y religiosa, destacando el carácter polémico contra las diversas herejías (donatistas, pelagianistas, entre otras) a las que se enfrentaba el cristianismo, y que San Agustín consideraba el principal problema con el que habría de enfrentarse.
Los últimos años de su vida se vieron turbados por la guerra, ya que los vándalos invadieron el norte de África destruyéndolo todo a su paso; A los tres meses, San Agustín cayó enfermo de fiebre y comprendió que ya era el final de su vida. Murió a los 76 años en el año 430. Escribió más de 60 obras muy importantes para la Iglesia como “Confesiones” y “la Ciudad de Dios”.
Tras escuchar los sermones del obispo de Milán, Ambrosio, se impresiona hondamente y se acerca al cristianismo convirtiéndose a este en 386. En el año 391, fue ordenado sacerdote y comenzó a predicar.
Conocimiento sensible
Este conocimiento sólo engendra opinión mutable y sin valor. No da un conocimiento verdadero, sólo da la apariencia de las cosas. Los objetos sensibles no son el fin propio del entendimiento aunque pueda ser el punto de partida del conocimiento.
Conocimiento racional
(inferior)
Es el conocimiento a partir de lo que aportan los sentidos. Es una actividad inferior porque con él conocemos lo universal y necesario, pero relativo a lo temporal (mutable), con este conocimiento se pueden emitir juicios sobre las cosas y permite obrar al hombre. A este conocimiento lo llamamos ciencia.
Conocimiento contemplativo
(racional superior)
Es el más alto nivel de conocimiento posible. En este nivel no hay ni sensibilidad, ni razonamiento sólo se da el conocimiento objetivo de la verdad. Éste se alcanza en el interior del hombre, que es donde se contempla la presencia de Dios. Sólo a través de este conocimiento y por Dios se puede alcanzar la sabiduría.



Uno de las principales ideas que transmitió a los pensadores de la Edad Media fue la identificación entre Fe y Razón, entre Religión y Filosofía. Una y otra tienen la misma finalidad: conocer la verdad indispensable para la salvación del alma y, por ello se las identifica.
El hombre busca alcanzar la verdad porque sólo ella le dará la felicidad, núcleo de todo el pensamiento agustiniano. Buscar la felicidad se revela como la única causa y el único fin de la filosofía. La religión y la filosofía son dos medios de que dispone el hombre para lograr su bien. Ambas tienen un mismo fin la sabiduría, que es verdad y, por tanto, felicidad.
Para Agustín sólo Dios es la verdad. La verdad es Dios y de su iluminación procede el conocimiento de toda la verdad parcial. De ello se comprende que para San Agustín no pueda establecerse una distinción muy neta entre la razón y la fe.
Para él la razón puede preceder a la fe, para demostrar que es razonable creer. Esta colaboración entre razón y fe recibe una formulación: Intellige ut credas, Crede ut intelligas . La fe ya no es, algo irracional, hay que buscarla en el interior del alma, lo cual culmina en un movimiento hacia lo superior: el transcendimiento del alma hacia Dios y la superación de lo meramente terreno.
Teoría de la iluminación
El hombre por sí solo no puede alcanzar el tercer nivel de conocimiento sino es con ayuda externa. Esta luz que ilumina la verdad en el hombre viene solo de Dios. Para Agustín en el interior del alma se halla toda verdad como producto de una “iluminación divina”. Las ideas inmutables están en la mente de Dios. Dios, como el sol ilumina estas ideas y el alma cercana a Dios, el Sol las conoce en sí mismas.
Dios
Dios no sólo es la verdad a la que aspira el conocimiento sino el fin al que tiende la vida del hombre. San agustín no se preocupa por comprobar
la existencia de Dios, pero en diversos argumentos manifiesta su existencia. Para San Agustín, aunque Dios es incomprensible, no quiere decir que no podamos saber nada sobre él. Dios es el Ser o la esencia inmutable pues sólo aquel que no cambia
ni puede cambiar es verdaderamente el Ser.
La Creación
La creación
El problema del mal
Hipona reacciona ante el mal con base en el principio metafísico de la incorruptibilidad divina: si Dios no se puede corromper, entonces tampoco puede recibir ningún daño. San Agustín se interesó por el problema del mal moral y, pese a que su tratamiento se asiente en un primer momento sobre las mismas bases metafísicas que el mal físico, el mal moral es aquél que depende de la voluntad de la persona.
El compuesto humano: dualismo
Agustín adopta un dualismo platónico. Afirma que en el hombre hay dos sustancias distintas: una espiritual (alma) y otra material (cuerpo). En el hombre lo más importante es al alma porque es inmortal y creada por Dios con capacidad racional, mientras que el cuerpo es mortal. Se diferencia con Platón porque éste decía que el alma es eterna.
Teoría política
La concepción de la Historia tiene en San Agustín raíces teológicas como en gran parte de sus temas.
El devenir histórico es el desarrollo de la eterna lucha entre la Ciudad Terrena, construida bajo el dominio del egoísmo humano, y la Ciudad de Dios, en la que reina la caridad cristiana.
Las dos ciudades según san Agustín
Para San Agustín existen dos ciudades, la de Dios y la terrenal. La ciudad de Dios es la comunidad de los seguidores de Cristo, de los adoradores del verdadero Dios. Ahí está la verdadera justicia. En contraste con la ciudad de Dios, la Ciudad terrena está guiada por el amor propio y vive según los impulsos de la carne.
San Agustín cambia el concepto neoplatónico de emanación por el bíblico de creación. Pero la interpretación de la creación la hace mediante doctrinas platónicas: Dios creó el mundo tomando como modelo sus propias Ideas . No hay sino Dios y mundo y éste procede íntegramente de Aquél por creación, sin que haya materia alguna preexistente, es decir, las cosas han sido creadas por Dios de la nada.
Presentado Por:
Danusk Cervera Cassiani
Roxana Tejedor Olaya

Presentado A:
Jorge Elias Toscano

Grado: 10-01
Gracias
Full transcript