Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

♡ Los inicios de la industrialización kawaii ♡

Un prezi kawaii sobre la industralización y sobre los negritos del Congo :( Según un estudio científico realizado en 2012 los negritos del Congo son la población con un índice de felicidad más alto por metro cuadrado.
by

Anouk Navarro

on 14 January 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of ♡ Los inicios de la industrialización kawaii ♡

Los inicios de la industrialización
design by Dóri Sirály for Prezi
En España del XIX, el proceso de la industrialización sufrió un notable retraso con respecto a los países que lideraron la Revolución Industrial. Sin embargo, y a pesar de que a comienzos del siglo XX la economía española siguiese siendo fundamentalmente agraria, algunas zonas de la Península iniciaron el camino hacia la industria moderna.
La Industria textil catalana
En Cataluña, a partir de 1770 se inicia una manufactura textil.
En 1808, la Guerra de la Independencia desarticuló los mercados y detuvo su expansión.
Después del conflicto, el aumento de la producción se reanudó con rapidez, muestra de que su principal mercado era el del interior de España.
Las medidas liberalizadoras aseguraron el libre ejercicio de la actividad industrial, y permitieron una rápida mecanización de la industrialización española.

La producción minera
Durante el siglo XIX se desarrollo mucho la explotación minera española.
En España los yacimientos contaban con abundantes reservas de hierro (al norte destacan las ciudades de Santander y Vizcaya; y al sur Almería y Murcia), mercurio (Almadén), pirita de hierro, cobre (Riotinto), plomo, cinc y carbón. Las dos actividades extractivas más importantes fueron el carbón y el mineral de hierro.


Trabajo realizado por:
Beatriz Hernando Chornet.
Anouk Navarro Carvajal.
Iván Ruíz Carballal.
Introducción
El proceso de mecanización
En 1830 el proceso de mecanización del textil catalán se inició, cuando se instalaron las primeras máquinas de vapor.
Entre las causas de la rápida mecanización de la hilatura destaca la escasez relativa de mano de obra.
El proceso de mecanización supuso una notable disminución de los costes y de los precios de venta. Los precios más bajos estimularon una mayor demanda, que se vio aumentada por la protección arancelaria y la sustitución de las prendas de lana por las de algodón, una fibra mucho más higiénica y de fácil mecanización. Así, el aumento de la demanda favoreció el de la producción.
Consolidación y límites de la industrial textil
El desarrollo de la industria textil tuvo que hacer frente a dos limitaciones muy importantes:
- La escasez de carbón de la minería catalana y las dificultades del transporte para abastecerse de hulla asturiana, que no llegó al puerto de Barcelona hasta 1892.
- La debilidad del mercado español, compuesto básicamente por un campesinado con poca capacidad adquisitiva, que suponía una demanda débil y excesivamente ligada a las fluctuaciones de la producción agraria.

La fase de crecimiento del sector textil, iniciada con la mecanización, sólo se vio interrumpida durante la Guerra de Secesión de Estados Unidos (1861-1865), a causa de las dificultades de los empresarios españoles para proveerse de materias primas (hambre de algodón). Pero a partir de 1874 se inició una nueva fase expansiva que vino marcada por la mecanización del tejido, por la renovación de la estructura industrial y por el surgimiento de numerosas colonias industriales.

El crecimiento de la industria algodonera consiguió desplazar, por su mayor calidad y menor precio, a la tradicional industrial textil no algodonera dispersa por el conjunto de España.
La industria siderúrgica
La siderurgia fue le sector que, en la segunda mitad del siglo XIX, acompañó al textil en el desarrollo de la industria moderna. Este sector estuvo muy ligado al desarrollo de la minería del hierro y del carbón, ya que las elevadas temperaturas requeridas en los altos hornos para la obtención de hierro laminado necesitaban este combustible en grandes cantidades.
Las primeras siderurgias
Los primeros intentos de crear una siderurgia moderna se desarrollaron a partir de 1826 en Andalucía, y más concretamente en Málaga, aprovechando el hierro de Ojén.
La siderurgia malagueña entró en una definitiva decadencia a mediados del siglo XIX.
La existencia de yacimientos de hulla en Asturias convirtió a esta región en el centro siderúrgico de España entre 1864 y 1879.
El volumen absoluto de la producción era reducido, la siderurgia de Asturias mantuvo su primacía hasta las últimas décadas del siglo XIX.

La hegemonía de Vizcaya
Vizcaya poseía extensas minas de hierro y una tradición de ferrerías que se remonta a la Edad Media.
A partir de 1876, con la llegada de carbón de coque galés a Bilbao, cuando se consolidó la industria siderúrgica en el País Vasco.
El mayor poder calorífico del carbón galés y su precio más reducido comportó la pérdida de competitividad de las empresas asturianas, con costes muy superiores.
La consolidación del eje comercial entre Bilbao y Cardiff, basado en la exportación de mineral de hierro a Gran Bretaña y la importación de carbón galés para los altos hornos vascos, desempeñó un papel de primer orden en la industrialización del País Vasco.
En las dos últimas décadas del siglo se constituyeron las grandes empresas siderúrgicas vascas:
En 1880, la empresa Vizcaya construyó varios altos hornos y en 1882 se creó la Sociedad Anónima Altos Hornos y Fábrica de Hierro y Acero de Bilbao.
En 1885, Altos Hornos de Vizcaya instaló el primer convertidor Bessemer de España, que fabricaba acero en serie a partir de un lingote de hierro, y a finales de la década se puso en marcha el primer horno Martin-Siemens, que producía acero de gran calidad.
De este modo, la producción de hierro de Vizcaya, que entre 1861 y 1879 suponía un 20% del total nacional, a finales de siglo pasó a representar casi dos tercios del total.

La lenta expansión industrial
En el último tercio del siglo XIX, Cataluña y el País Vasco habían desarrollado ya una estructura industrial moderna asentada sobre la producción textil y siderúrgica. Pero esto no significa que en el resto de España no existiesen talleres.
El predominio agrícola propició que la industria agroalimentaria tuviese un papel relevante, representando más de la mitad del total industrial en 1856, y alcanzando en Andalucía, Asturias, Canarias y Extremadura el 75%. En Valencia, los beneficios originados por el desarrollo de una agricultura de exportación (cítricos) estimularon la creación de industrias (calzado, madera, química, etc.).
En Aragón, y especialmente en Zaragoza, el declive del textil tradicional abrió paso a la creación de una industria harinera.
Los nuevos sectores, como el metalúrgico y el químico, que hacia 1856 representaban tan solo el 3% de la industria, fueron ganando terreno con el avance del siglo. Relacionada con el proceso de urbanización, hay que mencionar la industria del gas, que se extendió por Barcelona, Madrid, Bilbao, Zaragoza y Sevilla.
También creció la industria química, que producía ácido sulfúrico, potasa y sosa para consumo de otras industrias, y explosivos para la minería.
El crecimiento de estas industrias no tuvo un desarrollo significativo hasta bien entrado el siglo XX.


Hierro

La minería del hierro fue un sector que tuvo una importante expansión sobre todo a partir de la difusión del convertidor Bessemer, que requería un mineral sin fósforo, una característica del hierro vasco poco frecuente en el resto de Europa.
Este mineral vizcaíno contaba con ventajas como la proximidad de las minas al mar, por lo que su transporte era más barato. Como la demanda interior era escasa la mayoría de la producción era exportada (dos tercios de la exportación se dirigían a Gran Bretaña y el resto a países como Alemania, Francia y Bélgica).
Estas exportaciones convirtieron a España en el principal abastecedor de hierro en Europa.

Carbón

El aumento de la demanda de carbón vino propiciado por la máquina de vapor y el desarrollo de la siderurgia.
Aunque los yacimientos hulleros españoles estaban distribuidos por diversas zonas, en Asturias la minería del carbón alcanzó mayor desarrollo debido a la abundancia de recursos y a la facilidad para acceder al transporte marítimo.
Sin embargo, la competencia que supuso la llegada del carbón galés sólo pudo atenuarse con el proteccionismo arancelario.

La desamortización del suelo
La Ley de Minas de 1868 supuso el final de una rígida reglamentación de las concesiones mineras y la liberación del sector, que inició la exportación masiva de los yacimientos españoles.
La expansión de la producción minera se explica por tres factores:
El aumento de la demanda internacional.
Los avances en las técnicas de explotación.
El crónico endeudamiento de la Hacienda española.
Entre 1870 y 1913, la exportación de los yacimientos mineros españoles creció enormemente. Fueron importantes los de plomo en el sur peninsular, los de cobre en Riotinto (Huelva), los de mercurio se Almadén (Ciudad Real) y los de cinc de Reocín (Cantabria). La mayor parte de la cantidad extraída se exportó y entre 1899 y 1908.

Evolución del sector algodonero
Distribución sectorial de la industria en 1900
La producción de carbón
La minería en el siglo XIX
Altos hornos de Vizcaya
Full transcript