Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La poética de Alfonsina Storni, Olga Orozco y Alejandra Pizar

No description
by

Laricel Fresa

on 17 November 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La poética de Alfonsina Storni, Olga Orozco y Alejandra Pizar

Olga Orozco (1920-1999)
Alejandra Pizarnik
(1936-1972)

(Santa Rosa de Toay, 1920 - Buenos) Aires, 1999 Poeta y cuentista argentina que perteneció a la Generación del 40.

Vivió en su ciudad natal, en la provincia de La Pampa, hasta los ocho años; luego se trasladó a Bahía Blanca y en 1936 se instaló en Buenos Aires. Se graduó como maestra, profesión que nunca ejerció, y más tarde se licenció en la facultad de Filosofía y Letras.

Polifacética, colaboró en las revistas Canto, A partir de cero, Sur, Cabalgata y Anales de Buenos Aires. Trabajó como periodista y en cierto momento llegó a tener ocho seudónimos, cada uno para escribir en un estilo distinto; durante años redactó los horóscopos del diario Clarín. Incursionó asimismo en el radioteatro como actriz. En 1961 obtuvo la beca del Fondo Nacional de las Artes; ganó diversos premios de poesía y en 1998 fue galardonada con el Octavo Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, una de las distinciones más importantes en lengua hispánica.

Publicó los libros de poemas Desde lejos (1946), Las muertes (1952), Los juegos peligrosos (1962), Museo salvaje (1974), Veintinueve poemas (1975), Cantos a Berenice (1977), Mutaciones de la realidad (1979), La noche a la deriva (1984), En el revés del cielo (1987) y Con esta boca, en este mundo (1984).

Escribió también dos libros de relatos autobiográficos, La oscuridad es otro sol (1962) y También la luz es un abismo (1995) y una obra de teatro: Y el humo de tu incendio está subiendo (1971).


Alfonsina Storni
(1892- 1938)





Ella está sumergida en su ventana
contemplando las brasas del anochecer, posible todavía.
Todo fue consumado en su destino, definitivamente
inalterable desde ahora
como el mar en un cuadro,
y sin embargo el cielo continúa pasando con sus
angelicales procesiones.
Ningún pato salvaje interrumpió su vuelo hacia el oeste;
allá lejos seguirán floreciendo los ciruelos, blancos, como
si nada,
y alguien en cualquier parte levantará su casa
sobre el polvo y el humo de otra casa.
Inhóspito este mundo.
Áspero este lugar de nunca más.
Por una fisura del corazón sale un pájaro negro y es la
noche.
-¿O acaso será un dios que cae agonizando sobre el
mundo?
Pero nadie lo ha visto, nadie sabe,
ni el que va creyendo que los lazos rotos nacen
preciosas alas,
los instantáneos nudos del azar, la inmortal aventura,
aunque cada pisada clausure con un sello todos los
paraísos prometidos.
Ella oyó en cada paso la condena.
Y ahora ya no es más que una remota, inmóvil mujer en
su ventana,
la simple arquitectura de la sombra asilada en su piel,
como si alguna vez una frontera, un muro, un silencio,
un adiós,
hubieran sido el verdadero límite,
el abismo final entre una mujer y un hombre.

Nació el 29 de mayo de 1892 en Sala Capriasca (cantón suizo del Ticino).

A los cuatro años se trasladó con sus padres a Argentina. El primer lugar donde residió fue la ciudad de San Juan, posteriormente vivió en Santa Fe, Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata. Cuando tenía catorce años, murió su padre. Trabajó en una fábrica para ayudar en casa.

Siendo una adolescente ingresó en una compañía de teatro y recorrió diversas provincias actuando en algunas obras. Al regresar reanudó sus estudios. Trabajó como maestra de escuela y también dio clases de arte dramático. Al poco tiempo del nacimiento de su hijo Alejandro, trabaja en el comercio, hasta que el Consejo Nacional de Educación le otorgó un nombramiento. Desde entonces se dividió entre la enseñanza y las cátedras de declamación en el Teatro Infantil Municipal Labardén y en el Conservatorio Nacional, donde se desempeñó hasta sus últimos días.


Fue colaboradora en "Caras Y Caretas" de Buenos Aires y fue premiado uno de sus cuentos. Realizó alguna incursión en el teatro, aunque es famosa por sus libros de poemas. Inicia su carrera literaria en 1916 cuando se edita La inquietud del rosal, donde reúne sentimientos con un nuevo romanticismo. Publicó El dulce daño (1918), Irremediablemente (1919) y Languidez (1920). Viaja por Europa, en 1930 y 1934, lo que produjo un cambio de estilo poético, como aparece en sus libros más logrados: Mundo de siete pozos (1934) y Mascarilla y trébol (1938).

En 1935 se le diagnostica un tumor del que fue operada, aunque el cáncer continuó y pasó por períodos depresivos tras el suicidio de amigos como Horacio Quiroga, Leopoldo Lugones o Egle Quiroga. En octubre de 1938 viaja a Mar del Plata. Le envió dos cartas a su hijo y un Poema de despedida al diario "La Nación". Acabó con su vida suicidándose en la playa de la Perla en el mar de Plata el 25 de octubre de 1938.


"Los que llegan no me encuentran.
Los que espero no existen."
En el poema el yo lírico ironiza sobre la figura del hombre, un ser inferior a la mujer pero, paradójicamente, su opresor.

Es un poema en el cual el pájaro enjaulado simboliza la situación en la que el pájaro representa a una mujer que por obra del hombre, ha sido privada de su libertad.

El pájaro canta y canta esperanzado a que el hombre escuche sus cantos y lo deje libre, pero eso no sucede.

En la primera estrofa el canario exige su liberación. Queda la metáfora de la potencialidad de volar del ave, contra el estatismo del hombre pequeño.

En la segunda estrofa el pretérito perfecto "estuve" pone en el pasado terminado el hecho de hacer sido encerrada, además explica que el hombre es pequeñito porque no puede entenderla.

En la última estrofa se iguala la incomprensión en ambos "tampoco te entiendo", y el yo lírico insiste en reclamar su liberación.


ANÁLISIS DEL POEMA HOMBRE PEQUEÑITO DE ALFONSINA STORNI
ANTOLOGÍA POÉTICA
Alejandra Pizarnik
Fiesta
La jaula

MUJER EN SU VENTANA



Afuera hay sol.
No es más que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.

Yo no sé del sol.
Yo sé la melodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sueños enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.

Alfonsina Storni
Hombre pequeñito
ANÁLISIS DE "LA JAULA" DE ALEJANDRA PIZARNIK
LA LÍRICA DE OLGA OROZCO
-Toda su obra gira alrededor de la muerte, de la soledad, miedos y misterios que ha sabido expresar con una gran intensidad dramática.

-Encierra en sus versos el enigma de una conexión primitiva con los instintos y con el miedo.

-Su poesía usa el versículo para desplegar una imaginación visionaria, suntuosa de figuras, al servicio de una serie de temas constantes: la evocación idealizada del paisaje nativo (la llanura pampeana), la infancia en tanto paraíso perdido, la adolescencia como edad de los descubrimientos, la memoria como tesoro poético donde el tiempo puede recuperarse y solventar las acechanzas de la muerte.

-La poesía francesa posterior al surrealismo y la poesía narrativa norteamericana le valen para organizar un lenguaje muy personal y un mundo cerrado, melancólico, sofocante y voluptuoso a la vez.

- La poesía de Olga Orozco apela a lo esencial: a lo esencial poético, a lo que sólo poesía es, sin duda; más también a lo esencial de nuestra condición. Sus imágenes no sólo nos conmueven o nos sobrecogen: nos dicen qué somos y en qué consiste el ser."

-Explora territorios en los que el lenguaje persigue no sólo decirse a sí mismo, y en tal sentido configurar una forma autónoma de conocimiento, sino además obtener de las palabras algo que en cierto modo no es en palabras decible.

- En su poesía hay algo así como un sentimiento de fatalidad en estado permanente, algo que late y parece una pulsión.

- Mira el reverso de las cosas, señala lo imposible con su riqueza de imágenes y símbolos, lo hace con mucha fuerza y nos invita a su contemplación.



LA LÍRICA DE ALEJANDRA PIZARNIK

-Constante interrogante.
-Repetición de ciertas imágenes.
-Alusión a sí misma (reconstrucción y destrucción).
-Marcada por la "disolución lingüística, que surge del surrealismo, hace suyo el "cadáver del lenguaje", sentidos múltiples.
-La paradoja funde su poesía.
-Un tema que es central en su poesía es la búsqueda de la palabra exacta. Entrega a nivel semántico y fónico una de sus preocupaciones básicas.
-El tema del lenguaje está indisolublemente ligado al tema del silencio. Lenguaje y silencio son los dos ejes fundamentales que articulan su poesía, su obsesión por la palabra es clave para entender su poesía.
LA LÍRICA DE ALFONSINA STORNI

-Su poesía está impregnada de lucha, audacia, amor y una reivindicación del género femenino.
-El rasgo más característico de su producción fue un feminismo combativo, el cual se halla motivado por las relaciones problemáticas con el hombre, decisivas en la vida de la poetisa.
-La primera etapa, caracterizada por la influencia de los románticos y modernistas.
-La segunda etapa, caracterizada por una visión oscura, irónica y angustiosa.
-Es convulsiva y apasionada, expresa sentimientos encontrados: el amor y el rechazo del hombre.
"Porque mi alma es toda fantástica, viajera, y la envuelve una nube de locura ligera cuando la luna nueva sube al cielo azulino"
"No estabas en mi umbral ni yo salí a buscarte para colmar los huecos que fragua la nostalgia"
ANÁLISIS DE FIESTA DE ALEJANDRA PIZARNIK


Fiesta
, en un sentido literal, es todo lo opuesto a lo que sugiere su título. El yo poético, a través de metáforas y comparaciones, habla de su soledad, de su hastío, de su necesidad de expresarlo (de desplegarlo sobre la mesa, como un mapa). La ausencia de compañía irrumpe en la poesía de Pizarnik, quien la lleva a su máxima expresión en este esperar a quienes no existen y en este estar ausente para quienes llegan. Así va trazando alternativas, buscando soluciones, bebiendo “licores furiosos”.

Por otro lado, si se tiene en cuenta la escritura como éxodo, como purificación, como reestructuración,
Fiesta
es justamente eso: la fiesta de la expiación, del plasmar en una obra de arte ese mundo personalísimo, agobiante, oscuro.

ANÁLISIS DEL POEMA "SI ME PUEDES MIRAR" DE OLGA OROZCO.
Es normal tener miedo ante lo inexplicable de una pérdida. La poetisa atenúa la angustia y lo comparte, y encuentra cordialidad y una voz afín del otro lado. Su sentimiento es tan profundo y único.

En los primeros versos marcan el principio de un acercamiento en este mundo “Madre: es tu desamparada criatura quien te llama,/ quien derriba la noche como un grito y la tira a tus pies como/ un telón caído”. “Ahora el tú es madre y el yo es hija, nada más cercano a este mundo en donde media la muerte. Porque se trata de una muerte inscripta en la experiencia, no en la idea. La hija atestigua con su cuerpo la experiencia de la muerte materna. Por eso se atreve a llamarla, aunque no esté. La madre que no está, está sin embargo cosiendo en tiempo presente la lastimadura del corazón de la hija. Una tarea que no puede no ser exitosa.

Son versos a la muerte de una madre, su madre, es el hilo infinito de la lengua materna que acompaña a la poetisa en su descenso hacia ella misma, ganando así un modo de nombrar la muerte. Se convierte en refugio de la palabra verdadera. Domestica este tema a través de un proceso de objetivación, ese lugar del habla que hace del poema un lugar de conciencia.



Relación entre los textos seleccionados
En los distintos poemas de las autoras se observa a la mujer como eje fundamental en la poesía pero también subyace la idea de derribar muros simbólicos debido a la pérdida de ese ser, de la soledad que siente y el dolor que ello provoca. Se destaca la subjetividad que alude al paso del tiempo y a la muerte. Se transmite la idea de escapar, de romper esas barreras porque se escucha a la muerte como el canto de un pájaro.
ANÁLISIS DE "MUJER EN SU VENTANA"
DE OLGA OROZCO
Después de la muerte de su pareja, Olga realiza esta equilibrada e intensa expresión de la mayor cantidad de instancias que puede contemplar una situación semejante.

Expresa un sentimiento muy agobiante y triste por la pérdida de ese alguien a quien ella amo tanto. Todo es soledad, desamparo y negro como la noche, de ahí en adelante para ella. Contempla a través de su ventana el mundo que, para ella, sigue su rumbo, que se contrasta con su mundo físico e interno que está desolado. Además, siente que su corazón está fisurado y que no sanará más porque ese alguien que estaba en él se marchó con pasos lentos, hasta perderse y que esa unión que antes era perenne, ahora no está más, y terminan clausurando lentamente su existencia porque ya no siente esos pasos que le mantenían vital.

La ventana está metaforizada como "interrupción de muro."

Ni las desgracias (las personales y las del país), ni la enfermedad, ni la vejez hicieron que Olga cejara un minuto en su empeño de cuestionar la realidad con su poesía.





Madre: es tu desamparada criatura quien te llama,
quien derriba la noche con un grito y la tira a tus pies como
un telón caído
para que no te quedes allí, del otro lado,
donde tan sólo alcanzas con tus manos de ciega a descifrarme
en medio de un muro de fantasmas hechos de arcilla ciega.
Madre: tampoco yo te veo,
porque ahora te cubren las sombras congeladas del menor
tiempo y la mayor distancia,
y yo no sé buscarte,
acaso porque no supe aprender a perderte.
(...)
Y tu vida y tu muerte se mezclan con las mías como las
máscaras de las pesadillas.
Y no sé dónde estás. (...)
Porque día tras día alguien que se enmascara juega en mí a las alucinaciones y a la muerte. (...)
Y aunque cumplas la terrible condena de no poder estar cuando
te llamo,
sin duda en algún lado organizas de nuevo la familia,
(...)
o tratas de coser con un hilo infinito la gran lastimadura de mi
corazón.

En este poema hay un contraste entre la luminosidad del sol y mediante ésta representa a los hombres y ella se expresa como la noche.

Por otro lado, la jaula manifiesta su hogar. Teme salir o escapar del encierro de esa jaula, por miedo a que si sale se volverá cenizas porque teme enfrentarse a la luz. Esto evidencia la soledad y un paso próximo a la muerte.



TRES AUTORAS, TRES VOCES DE LA POESÍA ARGENTINA DEL SIGLO XX (DÉCADA DEL 40) QUE REFLEJAN LA SITUACIÓN POLÍTICO-SOCIAL DE LA ÉPOCA EN QUE VIVIERON.

La poética de Alejandra Pizarnik, Olga Orozco y Alfonsina Storni, retoma un simbolismo nacional, una "argentinidad" más en contraste con las generaciones de escritores anteriores a su época.

Utilizaron el método del "cadáver exquisito." Fueron influenciadas por el Surrealismo.


SI ME PUEDES MIRAR
Hombre pequeñito, hombre pequeñito,
suelta a tu canario, que quiere volar...
Yo soy el canario, hombre pequeñito,
déjame saltar.

Estuve en tu jaula, hombre pequeñito,
hombre pequeñito, qué jaula me das.
Digo pequeñito porque no me entiendes
ni me entenderás.

Tampoco te entiendo, pero mientras tanto
ábreme la jaula, que quiero escapar;
Hombre pequeñito, te amé media hora,
no me pidas más.

HOMBRE PEQUEÑITO
Alfonsina Storni
Olga Orozco (Fragmentos)
Olga Orozco
LA JAULA
Alejandra Pizarnik
Olga Orozco
Si me puedes mirar
Mujer en su ventana
Alma desnuda
ALMA DESNUDA
Alfonsina Storni

Soy un alma desnuda en estos versos,
Alma desnuda que angustiada y sola
Va dejando sus pétalos dispersos.

Alma que puede ser una amapola,
Que puede ser un lirio, una violeta,
Un peñasco, una selva y una ola.

Alma que como el viento vaga inquieta
Y ruge cuando está sobre los mares,
Y duerme dulcemente en una grieta.

Alma que adora sobre sus altares,
Dioses que no se bajan a cegarla;
Alma que no conoce valladares.

Alma que fuera fácil dominarla
Con sólo un corazón que se partiera
Para en su sangre cálida regarla.

Alma que cuando está en la primavera
Dice al invierno que demora: vuelve,
Caiga tu nieve sobre la pradera.

Alma que cuando nieva se disuelve
En tristezas, clamando por las rosas
con que la primavera nos envuelve.








ANÁLISIS DEL POEMA ALMA DESNUDA DE ALFONSINA STORNI
FIESTA

Alejandra Pizarnik

He desplegado mi orfandad
sobre la mesa, como un mapa.
Dibujé el itinerario
hacia mi lugar al viento.
Los que llegan no me encuentran.
Los que espero no existen.

Y he bebido licores furiosos
para transmutar los rostros
en un ángel, en vasos vacíos.
Esta poeta argentina nació en Avellaneda el 29 de abril de 1936. Hija de inmigrantes de origen ruso y eslovaco fue una lectora precoz que supo aprovechar sus lecturas para la creación de una obra original, autoperceptiva y cuidada, en la que la búsqueda de una palabra podía incluso demorar horas.

Su primer libro se publicó en 1955 y fue titulado
La tierra más lejana
. Al año siguiente apareció
La última inocencia
y en 1958 lo hizo
Las aventuras perdidas
.

Durante los años que vivió en París se relacionó con referentes de la cultura como Julio Cortázar y Octavio Paz, trabajó para la revista Cuadernos, publicó poemas y críticas, tradujo obras y estudió. El fruto de esta estancia fue
Árbol de Diana
, libro que prologó Paz.

En 1964 regresó a Buenos Aires, donde publicó no sólo poemarios como
Los trabajos y las noches
(1965),
Extracción de la piedra de la locura
(1968) y
El infierno musical
(1971), sino también la obra en prosa
La condesa sangrienta
(1971).

Luego de varios intentos–y aquí Ivonne Bordelois pone en el acento en su tenacidad y su valentía hasta el final, corriendo así su muerte del centro de atención- se suicidó en 1972 a los 36 años.


Este poema trata sobre una mujer angustiada y sola que intenta dar lo mejor de sí misma a los demás, aunque no reciba nada a cambio.

Expresa su esencia que es transparente sin nada que ocultar y libre de expresarse. Pero, lamentablemente, al dejar todo de ella al descubierto es vulnerable y fácil de influenciar saliendo lastimada más de una vez, aunque disfrute de los pequeños placeres de la vida.
GUÍA PARA EL DISEÑO DE CLASES DE

LENGUA Y LITERATURA CON TIC
TALLERES EDUC.AR EN EL AULA
Alejandra
Pizarnik
Olga Orozco
Alfonsina
Storni
ELABORADO POR EL GRUPO DE LITERATURA DEL TALLER:
EDUCAR EN EL AULA: LENGUA Y LITERATURA-SECUNDARIA
INTEGRANTES:

María Alicia Luque
María Lisbeth Ríos Vela
Maricel Sbarbati
Miriam Barra
Pilar Alvarez Masi
Full transcript