Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Golpes de Estado Argentina 1962/1966

No description
by

Karen krebs

on 4 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Golpes de Estado Argentina 1962/1966

Golpe de Estado
¿Qué se considera un golpe de Estado?
Es un acto de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Esta acción, a la vez, es considerada nula. Los autores del golpe de Estado serán sancionados y perderán el derecho de ocupar cualquier cargo público. La población tiene derecho a resistirse frente a estos actos, y en particular a los actos de violencia que involucran los mismos.
Hay dos tipos de golpe de Estado; el mismo puede ser cívico-militar, o solo militar. En el primer caso, participan tanto las tres fuerzas armadas (el ejército, la aviación y la marina) como la población, para derrocar al actual gobierno, mientras que en el segundo, solo actúa el poder militar para destituir al líder supremo de la Nación.
Los golpes de Estado cívicos-militares son los más comunes.
El golpe militar del 29 de marzo de 1962 fue el que acabó con la presidencia de Arturo Frondizi.
Fue liderado por el Teniente Raúl A. Poggi (ejército), el Almirante Agustín R. Penas (armada) y el Brigadier Cayo A. Alsina (fuerza aérea).
Entre las causas de este golpe se destaca el fuerte intervencionismo que tuvo Frondizi en los sectores militares. Igualmente, el detonante de este golpe fue la amplia victoria que el peronismo obtuvo en las elecciones 1962.
Sin duda, uno de los eventos más violentos y representativos que se dieron durante el gobierno de la “Revolución Argentina” fue el Cordobazo, dejando decenas de muertos y cientos de heridos y detenidos.
Durante el gobierno de Onganía en 1966 se impuso una política liberal en contraste con la política económica nacionalista de los gobiernos de Perón. En este contexto los trabajadores se vieron considerablemente desfavorecidos lo que produjo ciertas reacciones violentas.

1966
Este golpe de estado fue autodenominado Revolución Argentina, y se dio el 28 de junio de 1966. A diferencia de los demás golpes de estado previos, este gobierno de facto se presento como permanente y no como provisional, denominado Estado Burocrático.
Frondizi había restituido de forma democrática al peronismo, que había sido proscripto por la dictadura del ’55. Igualmente, aunque Perón todavía estaba exiliado y sin posibilidad de volver al país, los militares seguían preocupados por la restauración de un régimen peronista. Con la amplia victoria en estas elecciones, los militares sintieron que había que intervenir.
Igualmente, se produjo un hecho anecdótico que impidió que la presidencia sea tomada por un militar. En la mañana siguiente al golpe, cuando Poggi se dirigió a la casa rosada para asumir el rol de presidente, se le informó que un civil llamado José María Guido ya lo había hecho. Guido presidía en el momento del golpe a la Cámara de Senadores. Como Poggi no tomó el poder inmediatamente después del golpe, se supuso que la Argentina quedaba en una posición de acefalia, y por lo tanto alguien debía asumir. Como el vicepresidente había renunciado, le correspondía a Guido tomar el cargo.
Los militares aceptaron esta situación. Igualmente, si bien el presidente era técnicamente un civil, este debía responder inmediatamente a las órdenes de las fuerzas armadas. De hecho, Guido se vio obligado a anular las elecciones en las que tan ampliamente había vencido el peronismo (y también a proscribirlo, como en 1955), y anuló cualquier acción del Congreso.
En el año 1963, se llamó a elecciones, pero con el peronismo sin posibilidad de presentarse. El vencedor fue Arturo Illia.
Golpe de Estado
1962 y 1966


1962
Arturo Frondizi
Raúl Poggi, Agustín Penas y Cayo Alsina
Arturo Illia había ganado las elecciones en 1963 de forma totalmente legítima. Sin embargo, como cuando se llamó a elecciones el gobierno de Guido estaba totalmente controlado por los militares, el peronismo fue proscripto. Mucha gente votó en blanco en forma de protesta, y si bien Illia resultó vencedor, no contó con el voto de una mayoría.
El apoyo de Illia cayó aún más de parte del sector obrero cuando modificó la legislación sindical sin consultar a los sindicatos.
En las elecciones legislativas de 1965, se eliminó la prohibición que el peronismo tenía para postularse. Este partido ganó por un amplio margen de diferencia, y como en la dictadura de 1962, fue un elemento disparador para el descontento de los militares. Estos también comenzaron a cuestionar ciertas medidas tomadas por Illia, como la Ley Oñativia de medicamentos y la distancia con respecto a la posición de los Estados Unidos en la política internacional. Si a esto le sumamos el descontento de la prensa, ciertos sectores sindicales y algunos partidos políticos, podemos decir que el golpe parecía inminente.
El Cordobazo
En la ciudad de Córdoba se encontraba uno de los pueblos industriales más importantes del país. El gobierno decidió remover algunos de los beneficios salariales con los que los trabajadores ya contaban.
El 29 de mayo de 1969 se produjeron ciertas manifestaciones en la ciudad en los que no solo los obreros participaron sino que contaron también con la ayuda de estudiantes universitarios que estaban en contra del régimen dictatorial. Las fuerzas policiales no fueron suficientes para controlar este movimiento cuya violencia crecía a medida que pasaba el tiempo. Por eso, Onganía decidió llamar al ejército para restaurar el orden.
Mucha gente vio este acontecimiento como una señal del crecimiento del comunismo en el país y la pasividad del gobierno ante él.
A este acontecimiento se lo denomino “Cordobazo” y hubo varias imitaciones del mismo en otras ciudades del interior, como Rosario, Tucumán y Mendoza.
Ante la creciente pérdida de control del gobierno sobre la situación se produjo la renuncia de Onganía.

Conclusión
Primero que nada, estos golpes de estado no tuvieron apoyo del pueblo. En realidad, se produjeron porque el gobierno que el pueblo eligió no era el que los militares deseaban en el país. Esto quiere decir que una de las consecuencias negativas más importantes es el fin de la democracia. El pueblo en su mayoría no podía elegir el gobernante que deseaba.
Esta situación es muy difícil de evitar. La gente comenzaba a tener sensaciones de impotencia ante la situación de no poder elegir a sus propios representantes. Los militares trataban de restaurar la democracia luego de cada golpe de estado, pero se daban resultados inaceptables para ellos. Es imposible querer volver a la democracia sin permitir que partidos políticos con distintas ideologías a la de uno tomen el poder.
También en varios golpes de estado se produjeron hechos violentos en los cuales mucha gente terminó herida y hasta muerta. Hubo una serie de eventos en cadena durante el gobierno de Onganía (comenzando por el Cordobazo) en los cuales mucha gente protestaba por los derechos que ilegalmente habían sido removidos. El gobierno debió reprimir violentamente la situación, dejando atrás muchas víctimas.
Otra consecuencia podría ser en el ámbito cultural o mediático. Principalmente en la dictadura que comenzó en 1976, se produjeron infinitas medidas de censura que coartaban considerablemente la libertad de expresión. Radios, diarios y programas televisivos eran totalmente controlados por el gobierno militar. Decenas de artistas como Luis Alberto Spinetta o León Gieco fueron prohibidos, y hasta tuvieron que exiliarse fuera del país.
También se podrían seguir nombrando consecuencias en el ámbito económico, como por ejemplo la deuda externa que dejó la dictadura de 1976. Igualmente, con todos los otros puntos desarrollados anteriormente, ya es muy evidente la degradación social, política y humana que una dictadura puede producir. Es por eso que es tan importante mantener vigente al sistema democrático, ya que a pesar de ser tan solo una forma de elegir, nos permite realizar a diario decenas de cosas que con una dictadura no serían posibles.
Full transcript