Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Comportamiento sexual animal Vs. Sexualidad humana

Una comparación entre cómo funciona el comportamiento sexual animal, que responde al instinto sexual, y cómo funciona la sexualidad humana, que responde a la pulsión sexual.
by

Hernando Alberto Bernal

on 25 August 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Comportamiento sexual animal Vs. Sexualidad humana

Comportamiento sexual animal Vs. Sexualidad Humana
El comportamiento sexual animal responde al
INSTINTO
El instinto es un conjunto de respuestas automáticas y naturales que, en los animales, contribuyen a la conservación de la vida y de la especie.
El instinto es una conducta innata e inconsciente que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie, y que les hace responder de una misma forma ante determinados estímulos. Es un saber innato inscrito en el ADN del animal.
Esto hace que el animal no necesite ir a la universidad a aprender a hacer algo que ya sabe hacer; es decir que él ya sabe como responder instintivamente a determinados estímulos.
¿Dónde aprendió una araña a tejer?
La respuesta sexual del macho de una misma especie se da cuando él percibe un estímulo específico. Sin el estímulo, no hay respuesta.
Ese estímulo específico es, en la mayoría de los mamíferos, un olor, producido por una hormona: la
feromona.
La feromona la produce la hembra cuando está, como se dice vulgarmente, en «calor».
La manipulación de la feromona es lo que permite extraerle el semen al macho y poder inseminar artificialmente a la hembra, o hacer control de plagas en el caso de los insectos.
Las feromonas son sustancias químicas secretadas por los seres vivos, con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie
La respuesta sexual humana responde a la
PULSIÓN
La pulsión es el nombre que Freud le da al impulso sexual en los seres humanos en la medida en que dicho impulso no responde a ningún institnto.
Por hablar, por pensar, por ser un ser racional, el ser humano ha perdido todos sus instintos.
PULSIÓN
INSTINTO
La pulsión es lo que ha sustituido al instinto en el ser humano.
Instinto de conservación:
Si el ser humano tuviera un instinto de conservación, no bebería, no abusaría de las drogas, no fumaría, no comería en exceso, ¡no practicaría deportes extremos!
Instinto materno:
Si el ser humano tuviera un instinto materno, no abortaría, no maltrataría a sus hijos, no abusaría de ellos, no los abandonaría, ¡no los mataría!
Instinto sexual:
Si el ser humano tuviera un instinto sexual, se comportaría como los animales: todos los hombres perseguirían instintivamente a una mujer al percibir sus feromonas cuando ella está pasando por su ciclo de fertilidad, como lo hacen los perros cuando una hembra está en "calor".
El instinto es un saber innato que vale para todos los miembros de una misma especie, sin excepción.
Para comprender mejor el funcionamiento del impulso sexual en los seres humanos, se pueden tener en cuenta estos cuatro aspectos:
Objeto
Meta
Fuente
Empuje
El objeto, aquello hacia lo que se dirige el impulso sexual de lo animales, es siempre el
sexo opuesto
.
En los seres humanos,
¡La pulsión es sin objeto!
Es decir, no tiene un objeto definido. Por eso se puede elegir como objeto sexual al mismo sexo (homosexualidad), a los animales (zoofilia), a los niños (pederastía), a los ancianos (gerontofilia), a los cadáveres (necrofilia), etc.
La meta del comportamiento sexual animal no es otra que la
reproducción
.
La meta de la pulsión sexual no es, evidentemente, la reproducción, sino alcanzar una
ganancia de placer
.
La fuente del impulso sexual animal es el
instinto
, que hace parte de su material genético.
La fuente de la pulsión sexual es el cuerpo, las
zonas erógenas
del cuerpo, zonas que cuando son estimuladas, se obtiene una ganancia de placer: boca, ano, genitales, piel, ojos, oídos.
El empuje del comportamiento sexual animal es
cíclico
, ya que responde al ciclo menstrual de la hembra de cada especie.
El empuje de la pulsión sexual es, en los seres humanos,
constante
, permanente.
Así pues, la sexualidad humana no tiene nada de natural: no tiene como meta la reproducción de la especie, y lo que se busca fundamentalmente es una ganancia de placer. El ser humano, por ser un ser hablante, se ha separado del reino animal. El lenguaje, lo simbólico, el hecho de hablar, es aquello que distingue más radicalmente al hombre de los animales. El mundo de lo simbólico es propio del ser humano y esto lo aparta drásticamente de la naturaleza y de sus leyes, introduciéndolo en las leyes del lenguaje; por esta razón se puede decir que el «medio natural» del ser humano es el lenguaje.
©2017
@hernandobernal
http://coiteraciones.blogspot.com.co/
Cuando la hembra está en su periodo de fertilidad, su organismo produce la feromona.
Las madres que cuidan a sus hijos lo hacen porque los desean, porque los aman. El amor y el deseo no son instintivos. Nadie puede obligar a una madre a amar a sus hijos.
Las personas que se cuidan lo hacen por disciplinadas, porque lo han aprendido a hacer o porque responden a imperativos impuestos por la cultura (no comer o beber en exceso).
Las feromonas no cumplen ningún papel en el encuentro sexual entre seres humanos. Los perfumes con feromonas son un engaño.
Sobre la
homosexualidad en los animales
hay que tener en cuenta que, a los animales domésticos y a los que encierran en zoológicos, por vivir bajo el influjo del ser humano (sus demandas), a estos se les trastornan sus instintos. En muchas ocasiones se interpretan ciertos comportamientos de los animales (toqueteos, caricias, abrazos, lamidas, emparejamientos, relaciones de poder, lazos sociales, etc.), como homosexualidad. Más bien se interpretan esos comportamientos desde una perspectiva humana, y así se justifica la homosexualidad en los seres humanos. Vea este documental y saque sus propias conclusiones:
Así pues, las supuestas prácticas homosexuales entre animales, no son tales. Que dos machos junten sus bocas, o salten el uno sobre el otro, o hagan “pareja” para estar juntos, no los hace homosexuales. Lo que sucede es que solemos interpretar ciertos comportamientos en los animales desde nuestra perspectiva, y los llamamos homosexuales. La verdad es que en la naturaleza no se observa un coito real entre dos machos o dos hembras de la misma especie.
Full transcript