Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Derechos humanos

No description
by

María Ceballos

on 21 September 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Derechos humanos

DERECHOS HUMANOS
Religión
Género
Orientación sexual
Capacidad funcional
Raza
Negro certificado
Por: César Rodríguez Garavito
ME TOCÓ EN SUERTE LEER LA REciente columna de Héctor Abad sobre raza y racismo al salir de una visita al Museo del Apartheid, aquí en Johannesburgo. Mi desconcierto fue profundo. […]
Lo primero que está claro para las ciencias sociales es que, aunque las razas no existen en términos biológicos, las clasificaciones por rasgos físicos son mecanismos poderosos de estratificación social. Como lo dijo la American Sociological Association, “negarse a reconocer el hecho de las clasificaciones, sentimientos y acciones raciales, y negarse a medir sus consecuencias, no eliminará las desigualdades raciales. En el mejor de los casos, preservará el statu quo”. Para eliminar las distinciones raciales, hay que comenzar por reconocer su existencia.
Para eso, basta ver los efectos de la raza en la práctica. Si alguien quisiera obtener un supuesto “certificado de negro”, le recomendaría el siguiente test, basado en estudios y litigios que hemos hecho en el Observatorio de Discriminación Racial:
1) Intente entrar a discotecas de la zona rosa de Cartagena o Bogotá, como lo hicieron Edna Martínez y Johana y Lena Acosta en casos de tutela conocidos. Si el portero lo devuelve, es indicio de que usted es negro.
2) Trate de arrendar un apartamento en Medellín y lleve registro de cuántas veces le dan cita para ir a verlo y, tras ver su facha, le dicen que ya está arrendado. Si le pasa con frecuencia, es candidato al certificado de negro.



3) ¿Lo han llamado negro o negrita? Yenny Castro, la joven agredida hace un mes con balas de pintura en Cartagena, sabe bien qué es esto. “Negra inmunda, te di”, gritaban los muchachos de familias “bien” que le dispararon desde una camioneta.
4) Busque trabajo en supermercados de cadena de Cali. Si tiene los méritos, pero no lo llaman a una sola entrevista, usted es acreedor al certificado de negro.
Así que las clasificaciones raciales tienen criterios palpables y víctimas reales, para quienes el racismo no tiene nada de irónico ni de caprichoso. […]
“Las fuerzas serbias han exterminado hasta ahora a más de doscientos mil croatas y musulmanes en una operación denominada “limpieza étnica”. En este genocidio, solamente en Bosnia-Herzegovina más de treinta mil mujeres y niñas están embarazadas por las violaciones en masa. De los cien campos de concentración que adminsitran los serbios, cerca de veinte son campos de violación y muerte para mujeres y niñas musulmanas y croatas […]. Una mujer croata relató haber sido torturada con descargas eléctricas y múltiplemente violada en un campo por serbios con uniformes croatas que filmaron las agresiones y la obligaron a “confesar” ante la cámara que había sido violada por croatas. […] Hay informes sobre refugiadas que han sido forzadas a prestar servicios sexuales para recibir ayuda […] Mañana hablo con dos supervivientes de violación masiva: treinta hombres al día durante más de tres meses […]”. Mass Killing and Genocide in Croatia 1991-1992: A Book of Evidence, Hrvatska Sveucilisna. En Catherine MacKinnon, “Crímenes de guerra. Crímenes de paz”.
El amor, el amor y una vez más, el amor
Por: Julieta Lemaitre, Mar, 2012-12-04

Dicen científicos y poetas que hay varios tipos de amor en pareja. Una clasificación que me convence es la de algunos estudiosos del cerebro. […]

Está el amor sexual, esa fiesta del cuerpo que nunca se agota, y que brinda a sus virtuosos la mirada clara y la sonrisa frecuente. […]

Está el amor romántico, obsesión de occidente desde que en el sur de Francia empezaron a cantarle hace cientos de años. […]

Está el amor de pareja, ese barco que llega a por fin a puerto. […] Es estirar la mano en la noche cuando nos asaltan los miedos y encontrar unos dedos dispuestos a brindar solaz y consuelo. […]

Encontrar los tres amores en otra persona, en un mismo hombre o una misma mujer es ganarse la lotería de la vida. Los caminos que nos llevan a ese día son tan misteriosos como el azar, el destino, los propios recuerdos de una infancia feliz. Y por razones aún poco comprendidas, físicas, químicas o de alguna procedencia distinta, la mayoría personas son incapaces de sentir algún amor de pareja por las personas del mismo sexo. Otras, las menos, pero aún multitud, no sienten ninguno de estos amores por el sexo opuesto.

Y si bien parece llevamos los tres amores inscritos en la arquitectura misma de nuestros cerebros, las culturas diversas auspician unos u otros en tantas variaciones como pueblos. El nuestro, en este siglo XXI, está en medio de una transformación radical frente al amor, fincando en él cada vez más la felicidad humana, y llamando a su celebración en todas sus formas. Esta transformación, incompleta, es padecida por quienes habrían de negar el amor, en cualquier variante, entre personas del mismo sexo. Hija de mi siglo, me pregunto ¿con qué certeza se les niega la posibilidad del amor a algunas personas? ¿En nombre de qué dioses crueles? Para saberlo al parecer no hay sino que oírlos escupir odio y desprecio por el canal del Congreso en estos días en que se vota la posibilidad del matrimonio entre parejas del mismo sexo.


28 Feb 2011. El Espectador.com

Adopción igualitaria
Por: Rodrigo Uprimny

CONTRARIAMENTE A LO QUE MUCHOS piensan, no somos quienes defendemos la adopción por parejas del mismo sexo quienes debemos probar que esa posibilidad es legítima; son quienes se oponen a ella quienes deben explicar por qué es inadmisible.
La razón es que, con la Constitución de 1991 y los tratados de derechos humanos, los colombianos optamos por una sociedad fundada, entre otras cosas, en el pluralismo, la autonomía y la igualdad. Esto supone respetar el derecho a vivir libremente sus preferencias y orientaciones sexuales. Por eso, sólo si existen razones muy poderosas, es válido que la ley trate en forma distinta a una persona por su orientación sexual.
La pregunta pertinente no es entonces si existen motivos para que una pareja gay pueda adoptar, sino la contraria: ¿hay acaso algún argumento contundente para impedir que una pareja gay adopte, ya que las parejas heterosexuales sí pueden hacerlo?
(…)
[Una] objeción recurrente es el llamado interés superior del menor: la tesis de que la adopción por una pareja del mismo sexo podría afectar a la niña o el niño adoptado.
Ahora bien, si el problema es que quien es adoptado pueda desarrollar una preferencia homosexual, la objeción es inaceptable, pues supone que dicha opción es indeseable. Pero además es falsa, pues la orientación sexual de una persona depende de muchos factores y no sólo de aquella que tengan sus padres.


La otra variante de la tesis del interés superior del menor es la preocupación por el impacto sicológico negativo que la adopción gay puede tener en niños y niñas, sobre todo debido a la persistencia social de prejuicios homofóbicos. Esta objeción es respetable pero tampoco es admisible, pues la tarea de un Estado democrático es combatir esos prejuicios homofóbicos, y no agudizarlos prohibiendo la adopción gay.
Además, olvida que en Colombia muchos niños que hoy se quedan sin familia podrían ser adoptados por parejas gays. Finalmente, la investigación académica concluye mayoritariamente que las personas criadas por parejas del mismo sexo no muestran problemas de desarrollo sicológico. Un ejemplo: un estudio publicado en julio de 2010 en la prestigiosa revista Pediatrics, de la Academia Americana de Pediatría, concluye que los adolescentes de parejas lesbianas no muestran ningún desajuste sicológico.
Queda la objeción mayoritaria, según la cual la Corte Constitucional no podría aceptar la adopción gay, pues la mayoría de los colombianos parece oponerse a ella. Pero ese reparo supone que habría que admitir que se prive de la libertad religiosa a los judíos, debido a que Colombia es mayoritariamente católica. Se olvida que una de las funciones esenciales de los tribunales constitucionales es proteger los derechos de las minorías contra la eventual discriminación de las mayorías. Más que adopción mayoritaria lo que requerimos es una adopción igualitaria.
Reglas
I. Velo de la ignorancia (Rawls)
II. No trampas en la autorreflexión
III. Dime de qué te escandalizas y te diré quién eres (F. Savater)
IV. Evitar falacias
V. Respeto a los compañeros
VI. Usar lenguaje políticamente correcto
Universalismo VS Relativismo
"Los Nacirema sienten al mismo tiempo un horror casi patológico y una gran fascinación por la boca, cuyo estado piensan que tiene una influencia sobrenatural en todas las relaciones sociales. Creen que, si no fuera por los rituales bucales, se les caerían los dientes, sangrarían sus encías, sus mandíbulas se reducirían, sus amigos les abandonarían y serían rechazados por sus amantes. También creen que existe una estrecha relación entre las características orales y las morales. Por ejemplo, hay una ablución ritual de la boca de los niños que se supone mejora su carácter moral.
El ritual corporal cotidiano general incluye un rito bucal. Aparte de la minuciosidad en el cuidado de la boca, este roto conlleva una práctica que resulta repulsiva para el no iniciado. Me contaron que el ritual consiste en insertar un pequeño haz de pelos de cerdo en la boca, junto con cierto polvos mágicos, y en moverlo con una serie de gestos formales. (Horace Miner, 1956,pp. 503-4.)”
Giddens, A. 1990. “Sociología” Ed. Alianza.
Características
1. Inalienables
2. Incondicionales (absolutos)
3. Indivisibles
4. Universales
Full transcript