Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Notificaciones en el Juicio de Amparo

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Notificaciones en el Juicio de Amparo

.
.
Notificaciones:
A los terceros interesados, tanto en los amparo promovidos ante los Juzgados de Distrito como ante los Tribunales Colegiados de Circuito, debe dársele conocimiento personal de la interposición del amparo, entregándoles una copia de la demanda respectiva.

Del mismo modo, debe hacerse personalmente la primera notificación a persona distinta de las partes en el juicio.

Por otra parte, las notificaciones en todos los juicios de amparo, tanto los que tramitan los
Juzgados de Distrito
como los que se ventilan ante los
Tribunales Colegiados de Circuito
o la
Suprema Corte de Justicia de la Nación
, deben efectuarse como norma general, en forma
personal
, por medio de
lista
, por
oficio
o por
edictos
en la que deben expresarse el
número
de juicio o del incidente de suspensión de que se trate, el
nombre
del quejoso y de la autoridad o autoridades responsables, así como una
síntesis
de la resolución o acuerdo en materia de notificación.
El primer auto que recaiga en los expedientes de la
competencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se le notificará al Procurador General de la República por medio de un oficio, y en los que corresponde conocer a los Tribunales Colegiados de Circuito, esa notificación del acuerdo primario se hará al agente del Ministerio Público Federal adscrito
. Las demás notificaciones deben hacerse por medio de lista

La fracción I del numeral 27 establece las reglas a que debe sujetarse toda notificación personal.
Si en los autos consta el lugar designado para oír notificaciones, el actuario debe buscar al interesado para entender directamente con él la diligencia; si lo encuentra, le hará la notificación de manera personal; pero si no, le dejará citatorio para una hora fija en las 24 horas siguientes, y si no espera, hará la notificación por lista.
Notificaciones
Las notificaciones en el juicio de amparo están reguladas por las disposiciones de los artículos
27 al 32
de la ley de Amparo, en los que se establece la manera de efectuar las mismas, según las personas a quienes deben ser hechas y la naturaleza de las resoluciones o acuerdos que se pretende notificar.

Las notificaciones que deben hacerse a las autoridades responsables se realizarán por oficio y a las que tengan el carácter de terceros interesado, la primera notificación se realizará en forma personal
Las anteriores notificaciones que deben efectuarse por medio de oficio a las autoridades responsables
, este le será entregado, tratándose de amparo tramitados ante Juzgados de Distrito, por un empleado del Juzgado, si la autoridad notificada radica en el lugar del juicio, o por correo, en pieza certificada con acuse de recibo, cuando la autoridad resida fuera de ese lugar.
En la práctica, el citatorio aludido suele dejarse para el día siguiente, con el objeto de dar tiempo de que el interesado tenga conocimiento de que lo están buscando para hacerle la notificación.
En el artículo 28 fracción III de la Ley de Amparo, encontramos una disposición que con frecuencia se aplica en la práctica, pues dicho numeral establece que en casos urgentes, cuando lo requiera el orden público o fuere necesario para hacer eficaz la notificación la autoridad que conozca del amparo o del incidente de suspensión, podrá ordenar que la notificación se haga a las autoridades responsables por vía telegráfica, sin perjuicio de hacerla conforme al artículo 28 fracción I de la ley.
Notificaciones en el Juicio de Amparo
En un principio, y conforme a una regla general que opera en casi todos los procedimientos, las resoluciones deben ser notificadas a más tardar al día siguiente en que se hubiesen pronunciado, lo que quiere decir que pueden hacerse en la misma fecha de la resolución, pero nunca después del día siguiente en que fueron dictadas.
Si el amparo se sigue ante el Tribunal Colegiado de Circuito o ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación
, las referidas autoridades deben ser notificadas por oficio sólo cuando se trate del acuerdo que admita el recurso de revisión o algún otro medio de defensa, así como del que declare la competencia o incompetencia de dichos tribunales, del auto de sobreseimiento, del auto que deseche la demanda y de la ejecutoria dictada en los amparos directos o uni-instanciales.
Cuando se trata de asuntos en revisión, el auto que deseche el recurso y la sentencia de segunda instancia deben notificarse a las autoridades responsables mediante el oficio que les gire el Juzgado de Distrito respectivo
, quien debe anexar a dicho oficio copia certificada de la resolución que, en su caso, tenga que ser cumplimentada.
A los quejosos privados de su libertad deben ser notificados personalmente
, ya sea en el local del juzgado o en el establecimiento en que estén recluidos, si radican en el lugar del juicio; o por medio de exhorto o despacho si se encontraren fuera de él.
Si los agraviados privados de su libertad hubiesen designado a una persona para oír y recibir notificaciones en su nombre, o tuviesen representante legal o apoderado reconocido en los autos del juicio de amparo, las notificaciones se les harán por su conducto, en la forma que señala la regla general .

También debe notificarse
de manera personal a los interesados cualquier requerimiento o prevención que se les formule, así como las resoluciones que ordene de manera expresa el órgano jurisdiccional que conoce del asunto.
El Citatorio debe contener:
* Un extracto de la resolución que se trate de notificar.
* Deberá entregarse a los parientes, empleados o domésticos del interesado, o a cualquier otra persona que viva en la casa o encontrare en el despacho para oír y recibir notificaciones, ello:

a)
después de que el actuario se haya cerciorado de que ahí vive la persona que debe ser notificada y luego de que

b)
haya asentado en autos la razón y detalle de los medios por los que se cercioró de tal circunstancia, así como la entrega del citatorio
Cuando no consta en autos el domicilio del quejoso ni la designación de casa o despacho para oír notificaciones, la misma se le hará por lista.

En cambio, si no consta en autos el domicilio del tercero perjudicado o de la persona extraña a juicio, ni la designación de domicilio para recibir notificaciones, el actuario debe asentarlo así y dar cuanta al tribunal que conoce del amparo para que éste acuerde o dicte las medidas que estime pertinentes para que se investigue dicho domicilio.
Tratándose del Tercero o del Extraño, si a pesar de la investigación no se logra conocer el domicilio, la primera notificación se hará por edictos a costa del quejoso, en los términos que señala el Código Federal de Procedimientos Civiles, de conformidad con lo estipulado en la fracción III inciso b) del artículo 27.
En la fracción III inciso c) segundo párrafo del numeral 27 se prevé el caso especial del acuerdo que manda ratificar un escrito de desistimiento de la demanda, o de cualquier recurso, y señala que,
si no se conoce el domicilio del interesado
, (quién pretende desistirse) ni éste ha designado casa o lugar para oír notificaciones,
la resolución sobre el desistimiento se reservará hasta que dicho interesado designe un lugar en donde pueda ser notificado.

Esta precaución o reserva obedece, incuestionablemente a la pretensión de verificar la autenticidad del desistimiento y evitar la suplantación de la firm
a

d
el interesado.
Este mensaje telegráfico debe transmitirse
gratuitamente si se trata de actos que importen peligro de privación de la vida, ataques a la libertad personal, deportación, destierro o algunos de los actos que prohíbe el artículo 22 constitucional
, y a costa del interesado en los demás casos.

Aunque no se trate de casos urgentes, la notificación podrá hacerse por la vía telegráfica si el interesado cubre el costo del mensaje.
En el litigio diario es frecuente que los abogados autorizados por el quejoso, o este mismo, soliciten al órgano jurisdiccional de amparo que ordene la notificación a las autoridades responsables por vías telegráficas,
particularmente en casos en que se trata de notificar la suspensión de los actos reclamados, que detiene la acción de dichas autoridades.
Igual sucede cuando se pretende notificar una sentencia en que se otorga el amparo y la protección de la justicia federal al agraviado y cuyo cumplimento implica que el quejoso deba ser puesto en libertad.
El artículo 28 previene, en su primera parte, que las autoridades responsables estarán obligadas a recibir los oficios que se les dirijan, ya sea en sus respectivas oficinas, en su domicilio o en el lugar en que se encuentren; y que las notificaciones surtirán todos los efectos legales desde que se entregue el oficio respectivo, ya sea a la autoridad responsable o al encargado de recibir la correspondencia en su oficina.
Estas prevenciones tienen por objeto que las autoridades responsables tengan conocimiento personal, lo mas pronto posible, de las resoluciones que les dirigen los Tribunales de Amparo, a fin de que procedan de inmediato a su exacto y cabal cumplimiento.
En la última parte de este numeral establece que si la autoridad se negare a recibir dichos oficios, se tendrá por hecha la notificación y será responsable de la falta de cumplimiento de la resolución que contengan los mismos. El actuario debe hacer constar en autos el nombre de la autoridad o del empleado que rechazó el oficio.
Con tan categórica disposición, el legislador previó la maliciosa conducta en que pudiesen incurrir algunas autoridades, pues al pretender no verse obligadas a acatar las órdenes de los órganos de amparo, simplemente se negarían a recibir los oficios de notificación, lo que no puede acontecer con esta disposición, pues si rechazan los oficios, no están exentos de obedecer lo que en ellos se les ordena, y que se tiene por hecha la notificación y son responsables de la falta de cumplimiento de la resolución que contienen en tales oficios.
Conforme a lo preceptuado en el artículo 31, las notificaciones hechas a las autoridades responsables surten efectos desde la hora en que se efectúan las mismas; mientras que las notificaciones que se hacen a las demás partes surten efectos desde el día siguiente al de la notificación personal, o al de la fijación de la lista en los Juzgados de Distrito, Tribunales Colegiados de Circuito o Suprema Corte de Justicia.
Esta disparidad en cuanto al momento en que surten efecto las notificaciones en el amparo obedece a la intención que tuvo el legislador de que las autoridades cumplan de inmediato lo que se les ordena por parte de los Tribunales Constitucionales
Esta disparidad en cuanto al momento en que surten efecto las notificaciones en el amparo obedece a la intención que tuvo el legislador de que las autoridades cumplan de inmediato lo que se les ordena por parte de los Tribunales Constitucionales
Lo anterior no sucede respecto de las notificaciones que se hacen al quejoso o tercero perjudicado, quienes para enterarse en detalle del texto y sentido de lo que se les notifica tienen que acudir al juzgado para analizar el expediente respectivo, incluso, muchas veces necesitan pedir por escrito copia del proveído o sentencia objeto de notificación, a fin de estar en aptitud de proveer a la mejor defensa de sus respectivos intereses.
El artículo 32 establece que las notificaciones que no se hagan en la forma que señalan las disposiciones comentadas, serán nulas, lo que faculta a las partes interesadas para pedir esa nulidad, con la condición de que la solicitud respectiva se formule antes de dictarse la sentencia definitiva.
Sobre éste particular cabe hacer notar que si bien se alude a una sola hipótesis en que puede promoverse la nulidad, y si bien se refiere a las notificaciones “que no fuesen hechas en la forma que establecen estas disposiciones” en realidad también debe incluirse el caso en que no existe notificación, por no haberse efectuado
Tal y como sucede en el supuesto de que, en el caso de haber un tercero interesado y no se le hace saber ni se le emplaza de ninguna forma para que comparezca al procedimiento respectivo a defender sus derechos

Por razones de carácter jurídico – procesal ( seguridad jurídica ) se justifica la existencia del incidente de nulidad de notificaciones, éste sólo puede hacerse valer hasta antes de dictar sentencia definitiva, ya que ningún juez puede revocar sus propias sentencias.
Sin embargo, las partes que se vean afectadas con una notificación irregular durante la secuela procesal, sin haber podido combatirla antes de pronunciarse la resolución de amparo, no quedan sin defensa, pues tal infracción pueden reclamarla, a título de agravio, al interponer el recurso de revisión contra la sentencia.
Además, La Corte sostiene que cuando la petición de nulidad se refiere, precisamente a la que se efectuó o debió efectuarse respecto de la sentencia de primera instancia o resoluciones posteriores a ésta,
la solicitud de nulidad sí puede plantearse
ante el juez de Distrito que pronunció la resolución, con base en que el artículo 32 “debe interpretarse en el sentido de que la sentencia definitiva a que se refiere,
no es precisamente la de primera instancia … sino que es la sentencia que ya no admite ningún recurso …”
Full transcript