Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

EL MIEDO EN LA EDAD MEDIA

No description
by

Juan Jose Gomez

on 18 October 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL MIEDO EN LA EDAD MEDIA

EL MIEDO EN LA EDAD MEDIA
HISTORIA DEL ARTE
T2-2016
JUAN JOSÉ GÓMEZ HOYOS
B5183
juanjosegomezh@hotmail.com
Reposado en su instinto de mantenerse con vida, el hombre va sintiendo la angustia al peligro, y la va posesionando sobre amenazas reales e imaginarias, transformando su relación con la naturaleza, con la muerte, con la otra vida, con otros entes y con las cosas mismas que le rodean.
Se convierte aquí tan importante para el desarrollo de la época el miedo como la palabra.
La distancia entre el hombre de dos milenios distintos -el del medioevo y el de la actualidad- nos coloca dentro de la interesante búsqueda de hallar analogías en la historia... de comprender a partir de ellas aquello que nos es distante.
Villa medieval y
Fortaleza de Miranda de Ebro (España)
Manhattan. DIR: Woody Allen
El triunfo de la Muerte
Pieter Brueghel
Llegado el año 1000 se creía, según los monjes, que las escrituras bíblicas permitían calcular las edades del mundo, en ello incluso el momento en que sucedería el Apocalipsis.
Si bien se ha comentado que la relación del fin del mundo con el desenlace del milenio fue atravesando a teólogos y predicadores, hasta desembocar en todas las capas de la sociedad. No es del todo cierta esta teoría, puesto que existía en muchos una esperanza acentuada en las escrituras bíblicas, "nadie sabe el día ni la hora".
Es en esta instancia que podemos plantear una masiva expresión del miedo colectivo, que se va ramificando en distintas formas de lo artístico.
Podemos encontrar aquí al “hombre del final de los tiempos” que busca un refugio en el arte.

Rosetón en la iglesia de Chartres
Este Rosetón es tomado del Apocalipsis. Cristo está sentado en el centro, lo rodean doce medallones, entre ellos los cuatro animales del evangelio (ángel, león, buey, águila). Más afuera muestra los veinticuatro ancianos del Apocalipsis.
El Triunfo de la Muerte
Pintura en Palacio Abetellis
Astrónomos estudiando un eclipse.
Antoine Caron. 1571- Posterior
a la Edad Media
En la edad media tomaban los trastornos de la naturaleza como anticipación al fin de los tiempos. La aparición de enormes animales, como ballenas; o las irregularidades que se podían presentar en los astros, como el paso de un cometa, eran señales de que el mundo comenzaba a descomponerse, de que ya no servía.
Sin embargo este tipo de miedos relacionados con las interpretaciones bíblicas no han sido ajenas al mundo contemporáneo, el hombre de hoy en día también se atormenta ante el Apocalipsis, las profecías (bíblicas o no) y los desastres naturales.

Dagli Orti, París
Miedo a la Miseria
Además del miedo al fin del mundo podemos hacer un paralelo entre otros temores de la edad media no muy distantes a los nuestros.
Visiones del Juicio Final
Hans Memling
Melancholia.
DIR. Lars Von Trier
En los inicios de la edad Media se toma la indigencia fraternalmente, se ayuda al desvalido, se redistribuye en ellos la escasa riqueza.
El hombre siempre tendía a formar parte de grupos: familia, aldea, señorío (organismo de seguridad social). Las personas estaban convencidas de dichos grupos y por ende tomaban con responsabilidad su deber: los ricos daban a los pobres.
La iglesia estimulaba al servicio.

Indigencia. Lee Jeffries
En contraposición a nuestros tiempos en los que el individualismo inunda a la sociedad, en esta etapa de la edad media no se pretende excluir ni marginar, si no más bien mejorar la calidad de vida de los más necesitados.
Sin embargo esta visión de la pobreza no se mantiene durante todo el periodo medieval.
Una segunda mirada que aparece hacía el siglo XVI toma medidas casi represivas para aislar a los pobres.
Dentro de la primeras bases de la organización social esta el sedentarismo, que colma con un valor positivo un rol activo en el sistema, quienes no satisfacen estas condiciones pasan a ser mirados con recelo. La sociedad trata aquí sus límites hasta donde les es permitido, lo que esta fuera de ellos debe ser marginado.
El aumento de los pobres hace que sean vistos como una posible amenaza social, al ser bastantes podrían volverse rebeldes.
Los pobres que se estancan en ser pobres son considerados como un peligro que hay que marginar, los pobres que quieren cambiar pierden su relevancia en la sociedad.

Campesinos hacedores de Pan
British Libray, Londres

Con la figura de Francisco de Asís (1182-1226) se plantea una nueva forma de vivir el cristianismo basada en la dedicación plena a los menos favorecidos.
Los hombres debían vivir como Cristo, sin poseer nada, sin querer poseer nada.
Se creía que la caridad religiosa aliviaba las pruebas que Dios enviaba a los hombres (la enfermedad, las calamidades naturales, ...).
San Francisco de Asís.
J. Benlliure. (1855-1937)
En la edad media existen dos clases de pobreza, una que parte de un empobrecimiento general: hambruna y crisis (atribuidas principalmente a la mortandad, a la emigración y a la gran enfermedad-peste negra).
Una segunda clase de pobreza puede colocarse como consecuencia a las acciones de los más poderosos: entes corruptos que favorecen únicamente a los ricos.
Dagli Orti, París
Dagli Orti, París
Dagli Orti, París
La caridad es tomada como obligación, no solo para alcanzar el cielo, sino también para obtener la compensación de Dios en vida.
Siguiendo a San Francisco de Asís, el pobre viene a ser la imagen de Cristo en la tierra, no existe aquí el concepto de reparar injusticias puesto que la justicia no hace nada para evitar esa situación de pobreza.
La principal fuente de caridad fue la limosna, era obligación para el cristiano darla.
La limosna es vista como un camino para el perdón de los pecados y la vida eterna. Es de igual manera una exteriorización del prestigio social
En su mayoría, la gente vivía en lo que hoy describiríamos como "Pobreza extrema", los recursos para su sustento eran mínimos.
La comida era escasa, la alimentación se reducía a la caza de ciertos animales domésticos (como cerdos, pollos y gansos) y a la ingesta de algunas hierbas y granos.
Se temía siempre al mañana, una mala cosecha podía significar muchos meses de mal comer.
Este siempre presente miedo a la hambruna fortaleció también las plegarias a Dios por el pan de todos los días.

Ciudad Medieval.
Museo Nacional de París
La evolución de las estructuras familiares también influye notablemente en la configuración de la sociedad, los índices de natalidad crecen rápidamente. En el año 1000 la iglesia impone la población rural, más adelante la exogamia (una única esposa).
Los canónigos alimentan a los más miserables
Se presenció también la caridad a multitudes de personas que migraban, desde aquí la aparición de las zonas hospitalarias, una vez va decayendo esa marcada solidaridad medieval
Los campesinos dejan a sus familias en busca de fortuna a la ciudad, se dedican a los cultivos, a la construcción,...
Miedo al otro
Stadtarchiv, Nordligen. (1715)
En esta propaganda se exhibe el repudio que tienen los sedentarios a los gitanos.
El hombre medieval teme al judío, a los musulmanes, a los paganos.
Uno de los mayores temores de la Edad Media surge de la incapacidad de tolerar a las personas que les son distintas.
Esta serie de repudios esta claramente anclada a numerosos deseos de invasión que se van repartiendo a lo largo de su historia, desde antes a la Edad Media incluso, desde los ataques vikingos y húngaros a Europa.
Dagli Orti, París
Tapiz de la reina Matilde.
Múseo del tapiz de Bayeux
El tapiz de Bayeux es una pieza de lienzo bordado que enseña los acontecimientos de la conquista de Inglaterra por los normandos entre los años 1064 y 1066.
Tiene anotaciones en lengua latina que acompañan el relato, su desenlace (dentro de la pieza misma) aparece con la definitiva batalla de Hastings (victoria total de los normandos).
El tapiz muestra también el cómo se vivía en la edad medieval desde las costumbres que rodeaban a los hombres (navegación, arquitectura, agricultura, ...).
El tapiz de Bayeux ha servido como documento histórico, mucho más que varios escritos de la época.
De igual forma, varias escenas del mismo nos pueden arrastrar hacía las formas de actuar de la sociedad frente a los otros, a los diferentes.
En la escena de abajo dos soldados encienden fuego a una casa, haciendo que una mujer y su niño abandonan su hogar.
Mientras varias personas cocinan en caldero, preparan los alimentos como el pan y llevan cerdos y caballos como provisiones, un soldado vigila el abastecimiento de la comida.
Un obispo que carga con un bastón en la mano anima a los jóvenes que huyen del combate, la escena también permite apreciar la multitud de personas que mueren en guerra.

Haroldo II muere con una flecha que es clavada en su ojo. El ejercito de Guillermo I derrota a los caballeros de Harold, con la muerte de su rey la lucha perdía su sentido.
Biblioteca Nacional, París
El hombre de la edad media inscribe en su manera de vivir el encerrarse en una comunidad de la cual no puede apartarse. La manera en que es tomado el individuo dentro de su propio espacio no puede ser visto fuera de conjuntos (familia, aldea,...), quién escapa de ellos es tildado de loco o criminal.
En su única excepción a este planteamiento están los eremitas, entes que deciden por sus propios medios sumergirse en recorrer una vida solitaria, en busca de la purificación del espíritu.
Alguien voló sobre el nido del cuco.
DIR. Milos Forman
En contraposición a la edad media, en la que en países como los musulmanes creían que los locos eran hombres de Dios, el hombre la actualidad encierra al loco, lo aísla del mundo exterior.
Se exigía un respeto hacia los mismos, un trato que los hiciera participes del conocimiento de las cosas intangibles.
La gente nacía y se desarrollaba al interior de un grupo de personas, se pretendía no apartarlas, los ancianos incluso, terminaban su vida en sociedad, no eran escondidos de la vista.

Hombre mirando al sudeste.
DIR. Eliseo Subiela
MIEDO A LA VIOLENCIA
Dagli Orti, París
Asesinato de Juan sin Miedo
En la edad media no tenía mucha importancia ni la muerte ni el dolor físico, el salvajismo es tomado como entretenimiento, los relatos que se contaban iban por esos caminos, la guerra era el verdadero torneo.
Templario.
DIR. Jhonatan English
Primera Guerra de los Barones.
Biblioteca Britanica
Biblioteca Nacional,
París
Por su parte, la iglesia debe encontrar la manera de establecer la paz con Dios ante todo el derroche de violencia e inseguridad naciente del medioevo.

La iglesia impone la posibilidad de matarse unos otros, sin estar cerca del templo, sin que ocurra Viernes o Domingo (por respeto al día de la muerte y resurrección de Cristo), sin que se aplique violencia a mujeres o monjes.
Lo que nos irá conduciendo a la distinción del miedo entre la violencia y el más allá.
Dagli Orti, París
La brutalidad de la civilización del medioevo puede sencillamente representarse en las maneras en que se castiga el crimen.
Debían ser crueles y visibles, al ladrón se le cortaban las manos, al violador su aparato reproductor.
Erich Lessing,
Magnum,
París
Muchas gentes que querían apartarse de la violencia se veían en la postura de construir sus casas junto a cementerio, lugares de paz, reservados para los cuerpos de los difuntos.
MIEDO A LA EPIDEMIA
D.R
En la edad media no se tenían los medios necesarios para tratar las enfermedades, los mismos modos de alimentación no eran suficientes. Si bien se podría deducir que las personas de la época eran más resistentes a cierto tipo de problemas sanitarios, ya que por necesidad llegaron a alcanzar sistemas inmunológicos más eficientes, no bastaba esto para la gran enfermedad que se acercaba.
Biblia de Toggenburg
Paul Laes, Lovaina
Sin distinguir entre pobres y ricos, la gran epidemia del medioevo fue exterminando rápidamente a un inmenso numero de personas en Europa, sin llegar si quiera a ser comprendida para su tratamiento.
El miedo se coloca una vez más de parte de la divinidad, él hombre toma la enfermedad como castigo.
Se llegaba a pensar entonces, en ciertos casos, que cuando el mal no se debía a la ira de Dios, se generaba en consecuencia a una descompensación de los humores del cuerpo.
El Séptimo Sello
DIR. Ingmar Bergman
El hombre medieval cree que no muere del todo mientras espera la resurrección. Sin embargo, en el común de la muerte en el medioevo, la mayoría de los temores están basados en lo que anticipa a la defunción, lo que nos arrastraría de alguna manera a pensar en la idea de más allá, y de la influencia que tiene la iglesia en la construcción de todos los miedos, y por ende, en la mayor parte de nuestras referencias, en la construcción del arte mismo.
Giraudon, París
En el medioevo la iglesia esta apuntando a recordar el infierno.
Grandes monstruos son retratadas castigando hombres eternamente, generando un enorme dolor físico.
De aquí se expande la concepción del pecado en sus consecuencias, el castigo del final.
Giraudon, París
En la medida en que el temor al infierno se eleva, aparece la necesidad de inventar el purgatorio, lugar del imaginario medieval.
Después del siglo XII definido como intermedio entre el infierno y el paraíso.
Se supera en cierta forma en eminente miedo al fin del mundo.
Infierno, Hans Memling
En la imagen un demonio con características de humano y perro sostiene una bandera que niega la redención,puesto que en la escena, como en el infierno de la época, no muy distinto al narrado por la iglesia en lo contemporáneo, se sacrifica la esperanza.
Dados los elementos del imagen, nos es posible situar a las personas en un entorno que no es del pleno sufrimiento, sino más bien de una espera, desnudos, tapándose avergonzados el sexo.
Los ángeles se
encuentran con
los demonios.
La imagen enseña cómo se comienza a tomar la medida de limitar la acción militar.
Un integrante de la iglesia, desde una de las esquinas escribe, forma parte de esa escena de guerra y la reescribe.

Es esta pintura una suma de miedos, el referir a la enfermedad es arrastrado a límite de lo violento, haciéndonos pensar de vuelta en la idea del Apocalipsis, lo inevitable.
La imposibilidad de escapar al castigo
divino hace que de vuelta se pida piedad. Un hombre que ya no tiene escape a la muerte-a la enfermedad coloca las manos en señal de alabanza.
Tríptico de las Tentaciones de san Antonio, 1495-1515
El Bosco, múseo nacional de arte artístico de Lisboa
La imagen se divide en tres escenarios que representan la vida de San Antonio de Abad (figura cristiana que vivía como ermitaño, tentado por satanás en el desierto, personaje recurrente en la representación artística cristiana), la lucha entre el bien y el mal, y por ende, entre Cristo y Satanás.
El panel central nos enseña las tentaciones que son rechazadas ante la santidad, que desde su parte se aleja de la perversión.
Entre la saturación de elementos, la pintura expone a una mujer negra que lleva un sapo en una bandeja, este en sí es un señalamiento a la brujería y a la lujuria, la tentación es expuesta.
El hombre con cara de cerdo y un buhó en la cabeza representa la herejía.
Una ciudad arde en llamas, representación del infierno.
San Antonio devuelve la mirada al espectador.
La pintura "El Triunfo de la muerte" de Pieter Brueghel el Viejo nos ancla una vez más al fin del mundo, a la relación entre peste y enfermedad, a la gran enfermedad y a la representación del otro desde violencia. Los miedos que expone la época y cómo son expresados mediante el arte.
Un hombre se esconde bajo la mesa, otro se defiende. La fragilidad humana se encierra en combatir el miedo o en dejarlo existir. De ello que exista en la edad media de igual forma tanta valentía, tanta aproximación al espectáculo sangriento, a la defunción.
Como en la pintura de el Bosco, un pueblo que arde y mucha gente que naufraga, el arte de la edad media enfatizado en marcar un colectivo, en dar pié a pensar en una sociedad y no específicamente en individuos (a excepción de las representaciones religiosas más especificas) como varios movimientos que le proceden.
El hombre de la edad media, como sociedad, como figura artística, se halla en mirar la población como entero. Los miedos pertenecen a todos.
La muerte cruza a caballo los cuerpos, trae la misera sobre la silueta de un escuálido caballo. Más hombres intentan defenderse en vano.
En la pintura señalada en el miedo al otro podemos también observar rasgos específicos de varios miedos y representaciones.
La presencia de la violencia es colocada dentro del marco del cielo y el infierno.
En la pintura varias gentes se esconden entre arbustos de los otros que engendran violencia.
El arte de la edad media esta profundamente atravesado por la iglesia. Los elementos que se toman en varias de las obras estudiadas señalan los temores del hombre medieval, en ciertos casos colocándolo como personaje, en otros como autor temeroso de aquello se pinta-o se moldea.
La historia se va escribiendo, el paso de un siglo al otro va configurando nuevos modos de pensar los limites humanos, distintas manera de despojarse de cierta parte de vida, de angustiarse por el peligro.

Es interesante de pensar cómo una civilización puede ser retratada de la mejor manera desde sus temores. El arte mismo funciona como palabra divina, como complemento bíblico para enseñar los suelos que llevan al infierno y los segundos de fe que nacen antes de la defunción. Fuera de si las imágenes son religiosas o no, pertenecen a las creencias que les son marcadas.
Avaricia.
DIR:Erich von Stroheim

Los olvidados.
DIR: Luis Buñuel

El violín y la aplanadora,
DIR: Andrei Tarkovsky

-Miedo a la Miseria-
No muy lejos de los miedos medievales, nuestra civilizaciones puede estudiarse desde las mismas prevenciones: hombres con miedo a perder lo material que tienen, pequeños inmersos en contextos deplorables, madres evitando que sus hijos se junten con personas de clases sociales inferiores a la suya.
El Hombre Elefante.
DIR: David Lynch

Todos nos llamamos Alí.
DIR: Werner Fassbinder

Miedo al enfermo, al diferente, al extranjero, los miedos se repiten, las manifestaciones artísticas los siguen utilizando como medio para contar la historia del hombre, para acercarse a sus modos de apreciar la existencia.
Bibliografía
Año 1000, año 2000 la huella de nuestros miedos; Georges Duby
Historia de la muerte en Occiente, Cap. Riqueza y pobreza frente a la muerte en la edad media; Philippe Ariés

Webgrafía
vallenajerilla.com
arteguias.com
sites.google.com-site-obrasdestacadas-chartres
Cronocultural.com.ar
biografiasyvidas.com
filmaffinity.com

Documentales
Miniserie. La Edad Media-Pensamiento, cultura y temor. National Geographic
Radio educativa. Más allá de la historia: Miedo en el año 1000. Radio Sant Felui

Full transcript