Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Taller de Capacitación Campamento Emocionarte

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Taller de Capacitación Campamento Emocionarte

Taller de
Capacitación Ubicación Existencial Un reflejo de la crisis social que estamos viviendo es la falta de sentido a la vida. Las personas saben lo que tienen que hacer pero no siempre saben para qué hacer las cosas. Se ha perdido nuestra identidad de seres humanos. El vacío o la soledad que experimenta mucha gente en la vida cotidiana está llevando a una toma de conciencia de que algo falta a nuestra sociedad, algo se nos perdió, y con ello la posibilidad de tomar conciencia de que descuidamos nuestra espiritualidad. Espiritualidad tiene que ver con el sentido y el estilo de vida que tengo, con mi manera de situarme frente al mundo, con el sentido que doy a mi trabajo, a mi familia, a mis estudios. La espiritualidad pretende ayudarme a responder las preguntas existenciales: ¿Quién soy?
¿Para qué fui creado? ¿Cómo ser feliz? Una espiritualidad cristiana tiene que ver con un estilo de vida y un modo de construir relaciones con las criaturas y el Creador, inspiradas en la persona de Jesús de Nazaret. Los rasgos básicos de una espiritualidad cristiana son: reconocer a Dios como un Padre Amoroso y Misericordioso; reconocer al otro como hermano y en él encontrar la presencia de Jesús, por el misterio de la encarnación; experimentarme como parte de una humanidad, entender mi existencia desde la comunidad y en la solidaridad con los pobres, como una manera de explicitar nuestra fe en Jesús. ObjetivO «Profundizar en la espiritualidad ignaciana desde la sensorialidad y las artes, esto es aprender a contemplar a Dios en todas las cosas a través de determinadas técnicas artísticas». Ubicación
Ignaciana Jóvenes Creemos en la gran bondad y talento de los jóvenes, como esperanza para el futuro en todas las épocas. Se enfrentan a grandes presiones en el mundo; escuchamos todos los días hablar de los peligros del abuso de drogas, del consumismo, de temas relacionados con la sexualidad, e incluso de la tentación de poner en duda el valor infinito de sus vidas. Pero de lo que oímos poco, a pesar de ser lo más importante, es de destacar su entusiasmo maravilloso por la vida, su creatividad, su libertad para abrir y explorar nuevas oportunidades…El acompañamiento a los jóvenes continúa siendo una de las prioridades más importantes de la misión de la Compañía en este siglo veintiuno. (Limerick, Irlanda, sept. 2009) Los jóvenes son los que pueden cambiar nuestro mundo, pero necesitan prepararse para responder a preguntas que ni nos imaginamos… A medida que aumenta la información disminuye la capacidad de reflexionar. La juventud recibe pocos horizontes y mucha propaganda que les dice donde gastar su dinero, sin embargo es importante saber que están buscando algo más…Que los jóvenes sientan, que no vivan a merced de este sentimiento superficial que se vende, se trata de ir a lo profundo del corazón.
(Loyola, agosto 8 de 2011) Profundidad Lo que siempre he admirado en Ignacio es su profundidad. Esa profundidad la espero también para la Compañía de Jesús, Yo creo que tenemos en todos los campos de nuestra actividad una llamada a la profundidad. Ignacio iba muy a lo hondo con su discernimiento y en su personalidad…Igualmente su visión era muy amplia, profunda y amplia. Ambas dependen la una de la otra, pues cuanto más va uno a la profundo tanto es más libre para sobrepasar fronteras y hacerse apto para ver más lejos. (Entrevista en la Revista Jesuitas de Austria)
 
Nos gustaría aportar a la vida y misión de la Iglesia dimensiones de profundidad, de búsqueda seria, de diálogo y de esa acendrada espiritualidad que puede aumentar la esperanza de todos y redundar en una vida más humana y una alegría mayor de los pobres. (A la revista Catalunya Cristiana) Qué hacemos, cómo proyectamos y decidimos, no son cosas de poca importancia. Pero hay algo más grande que todo eso: el plan universal de Dios que quiere dar vida y gozo a este mundo; eso es lo que da a todo verdadera profundidad, valor y sentido. (Manila, Ateneo, 2009)
 
Los retos que presenta la globalización de la superficialidad: superficialidad de pensamiento, visión, sueños, relaciones, convicciones, exigen análisis profundo, reflexión y discernimiento…y desafía a la educación superior jesuita a promover, con nuevas formas creativas, la profundidad del pensamiento e imaginación, que son características de la tradición ignaciana, y que lleva a un compromiso profundo con lo real. (Ibero México, 23 abril 2010) Creatividad, Imaginación Las soluciones del pasado ya no sirven para los problemas de ahora. Las situaciones contemporáneas exigen creatividad. La globalización no la podemos parar, pero sí podemos humanizarla, y eso exige creatividad. En este contexto, el ‘copiar y pegar’ de internet no ayudan a nuestra creatividad. (A estudiantes jesuitas de Puna, India, abril 2009)
La creatividad auténtica es un proceso activo, dinámico, que busca respuesta a preguntas reales, que busca alternativas a un mundo desgraciado que parece marchar por caminos que nadie controla. (Ibero México, 23 abril 2010) Atención al Espíritu La fuerza de la Compañía en sus mejores tiempos ha sido su atención al Espíritu. Cuando la Compañía la ha perdido, ha pedido también eficacia, energía y capacidad de crear. Ahora bien, la atención al Espíritu requiere una gran concentración, no distraernos…Entiendo distracción cada vez que nos preocupamos y sufrimos con algo secundario como si fuera primario…No tenemos distracciones en la oración; tenemos distracciones en la vida…Nuestra vocación sigue siendo un reto continuo, magnífico, para corazones grandes, que lo serán si dejan de estar distraídos con lo que ni cuenta ni vale. (Valencia, 27 octubre 2010) Colaboración
con otros Tenemos que trabajar juntos en todos los retos porque juntos nos enfrentamos con los dolores y sufrimientos de la humanidad. No podemos dejar la respuesta a un solo grupo humano…Estamos en tiempos muy difíciles, en los cuales necesitamos una gran libertad de espíritu y un gran espíritu de colaboración, dejando de lado esos pequeños problemas de dignidad personal, de si me reconocen o no, si me entienden o no. Eso es totalmente secundario. (Centro Pignatelli, Zaragoza, octubre 29 de 2010)

La misión en que estamos comprometidos es muy grande y jamás podremos los jesuitas solos llevarla a cabo. Todo lo que ha hecho la Compañía de Jesús en el pasado, en el presente, y lo que hará en el futuro, ha sido, es y será gracias a la participación generosa y desinteresada de muchos que han visto en nuestra misión y visión la suya, y han querido formar parte de ella.
(Valencia, 2010 / cfr. Respuesta a Cartas ‘ex officio’ febrero 2010) Hemos sido enriquecidos no sólo por personas que comparten nuestra misma fe, sino también por personas de otras tradiciones religiosas y por mujeres y hombres de buena voluntad de todas las naciones y culturas, con quienes luchamos buscando un mundo más justo (CG 35, d.6, 3) Por eso la Compañía desea fuertes relaciones en la misión con tantos colaboradores en la viña del Señor como sea posible (CG 35, d.6, 24) (L.A. Marymount, 2 feb 2009)

Cuanto más clara esté nuestra identidad, más apertura podemos tener para colaborar con otros que tengan el mismo corazón y la misma visión… (Centro Arrupe, Valencia, 27 octubre 2010) Palabras
Clave Buen Espíritu Aquellos movimientos internos que nos hacen crecer en fe, esperanza y caridad. Me ayuda a recuperar mi identidad, mi esencia y mi humanidad. Mal Espíritu Aquellos movimientos internos que nos hacen disminuir en fe, esperanza y caridad. Me confunde con respecto a mi identidad, me centra en aspectos secundarios y me deshumaniza. Mociones Son impulsos que surgen del Buen Espíritu y con ello significamos todo lo que lleva hacia Dios y su Reino. Las mociones son claridades o certezas que nos dejan con esperanza y muestran el paso a dar en el seguimiento de Jesús. Tretas Es todo aquello que nos orienta en sentido opuesto: apartarnos de Dios y de su reinado. Las tretas normalmente provienen de cosas buenas, pero que a la larga nos disminuyen en el seguimiento de Jesús. Consolación Es un estado de ánimo que me saca de mí mismo, me hace contemplar como parte de un mundo; me impulsa a buscar el amor y la justicia junto con otros; me deja un mayor sentido de vida y gusto de vivir; existe una alegría duradera y fuerza para enfrentar las dificultades. La consolación da quietud, fuerza interior, claridad del proyecto de Dios, y una satisfacción profunda. Desolación Es un estado de ánimo que me centra en mí mismo, me hace perder el sentido de vida, desvalorizando lo que soy, me deja sumido en una tristeza y desesperanza que me estruja. Tiene alegrías efímeras. La desolación da todo lo contrario a la consolación: oscuridad interior, turbación, inclinación a las cosas superficiales, baja nuestra esperanza, nos hallamos sin amor, con flojera y tibieza. Danza Sagrada Las encontramos en todas las culturas. Hay numerosos tipos de danzas: mágicas, rituales, extáticas, litúrgicas, etc. Su análisis ofrece muchos sentidos: sacrificio, oración, ofecimiento, alabanza, etc. En el mundo judío tenemos los testimonios de danzas sagradas en Ex 15 20ss; 2 Sam 6,14ss. En las Iglesias Cristianas existen diversas formas de danzas sagradas a lo largo de la historia eclesiástica. Mandala Mantra Significa “círculo”, también puede traducirse como “rueda” o “totalidad”. Representa la integridad y el todo. Actúa armonizando nuestro mundo interior con el exterior. Se define como un sistema ideográfico contenedor de un espacio sagrado. Es un arte milenario que permite expresar nuestra propia naturaleza y creatividad. Sus diseños pueden ser muy simples o muy complejos, pero eso no influye en la calidad del mandala. Se usan por maestros espirituales, como fuente de sabiduría y como una forma de meditación. La cruz y el rosario son dos mandalas usados por el Cristianismo Católico. Es una fórmula orante que se repite una y otra vez. El Rosario es un mantra Cristiano Católico. Contrario a lo que se cree actualmente, en el mantra se trata de NO poner atención al significado de las palabras, sino dejar que las palabras lleven nuestros pensamientos y sentimientos a la contemplación de los misterios de la vida Jesús o hacia donde Dios desee llevarlos para comunicarnos su palabra. Estudio del Campa ¿Cuántos ratos de más de 30 minutos dedicamos a la oración cada semana? Ignacio: para que los jesuitas aprendieran a contemplar a Dios en todas las cosas, pedía que oraran 1 hora y examinaran su consciencia aproximadamente 20 minutos todos los días durante un mínimo de 8 años, eso, sin contar los ejercicios de un mes que hacían dos veces en ese periodo, y los de ocho días que hacían cada año. Se suponía que al final de esa preparación, el jesuita estaba preparado para contemplar a Dios en todas las cosas sin necesidad de oración formal, sólo con la eucaristía y el examen diario. Curiosamente, la grandísima mayoría de los jesuitas destacados en la historia por sus logros apostólicos o contemplativos nunca dejaron su oración formal en una vida de impresionantes cargas de trabajo o responsabilidades. Pareciera que la contemplación de Dios en todas las cosas nos libera de la obligación, pero despertando en nosotros la necesidad de orar formalmente. De este modo, la contemplación no sustituye la oración, así como no sustituye la alimentación corporal, o la necesidad de dormir o de celebrar la eucaristía. Todas esas actividades cobran un verdadero sentido cuando contemplamos a Dios en todo. Dejarlas bajo cualquier pretexto sería un error grande. OJO Hagamos un ejercicio de oración por medio de la creación artística Tips tallerista Este proceso es la contemplación de Dios en todas las cosas. Si logramos orar de frente a una obra de arte apreciando más allá de la obra de arte, podremos verlo de frente a las realidades humanas en las que vivimos cada día: se tratará de dejar que se nos mueva el corazón, la mente y los deseos. Así, mantenernos en contacto con Dios no será cuestión necesariamente de poner música cristiana todo el día, sino de fomentar los movimientos interiores que nos llevan a buscar la construcción del Reino de Dios en la tierra, como quería Jesús. Un verdadero Ignaciano ya no teme a los ritos, como sucede a algunos principiantes, que dejan los sacramentos porque “no le encuentran sentido”. El contemplativo en la acción descubre que en cada momento hay una densidad simbólica que va más allá del sentido que puede tener a simple vista, así puede vivir los sacramentos de una forma madura y muy rica, sin exigir tal o cual forma externas.
 
La oración no depende de lo que sentí o no sentí, sino de lo que Dios me comunicó. Cuando no pasa nada en la oración, eso mismo podría ser un mensaje de Dios, que intenta decirme algo a través del silencio. Aunque se sienta bonito o haya visiones, si la moción que experimenté no me lleva a actitudes cristianas en la práctica, no viene de Dios. Viene de mí mismo, o del Mal espíritu. Ignacio decía que el 90 o 99 por ciento de las personas que tenían grandes y exuberantes experiencias en la oración terminaban sin hacer la voluntad de Dios. Cuidémonos de ello! (Citado por el P. Ribadeneyra, uno de los consentidos de San Ignacio). Busquemos la voluntad de Dios y hagámosla. Por eso el siguiente tema. Recomendaciones 1. Preparacion Ejercitar la oración de manera personal y en equipo.
Los chavos se han dado cuenta cuando un corrillista no practica la oración ignaciana. 2. Ponerse de acuerdo en las exposiciones y actividades con anticipación. 3. Tener claro el objetivo de los campamentos jesuitas y el fruto a lograr en cada uno. 4. Lectura y revisión de carpeta, programación, descripción de actividades, material complementario, lecturas, instrucciones en cada actividad, trabajo de la bitácora.
Lean bien el manual! 5. Informarse un poco más de las distintas expresiones artísticas y religiosas utilizadas. Si deseas saber más sobre danzas sagradas, arte-religión, mantra y mandala, lee el glosario que viene al final de las lecturas sugeridas. 6. Es muy importante una persona de apoyo para acondicionar espacios y preparar materiales. 7. Lleva sólo la gente que sea necesaria. Mucho ayuda quien no estorba. 8. Este campamento no se presta para un solo expositor. De preferencia dos. 9. Cuidar la ambientación de los espacios de trabajo y celebración. 10. Seleccionar y probar la música para la oración y ambientación. Dependiendo del grupo seleccionar la más adecuada. 11. Promover el silencio en el trabajo personal. 12. Siempre retomar el trabajo personal en bitácora. 13. Respeta lo que los muchachos sientan y opinen. Si algo te parece mal pregunta qué es lo que están tratando de decir hasta entenderlo bien. Más que una idea, casi siempre están tratando de expresar una experiencia buena o mala, y es importante respetar eso sin juzgarlo. El buen corrillista escucha mucho, opina poco. 14. Aunque debe haber reglas de convivencia y trabajo, confía en la capacidad de los muchachos para ser responsables. Si los tratas como niños, se comportarán como niños. 15. El Campamento es para un máximo de 25 personas. Además, el Campamento está pensado para chavos de 18 años y mayores. No ha funcionado bien con menores de esa edad. Ya lo intentamos varias veces. 16. En los diccionarios se encuentra la definición de la palabra "Mandala" como una "representación geométrica y simbólica del universo en el Brahmanismo y el Budismo". En efecto, el mandala es originario de la India, pero también se encuentran representaciones geométricas simbólicas en otras culturas como los indígenas de América (Navajos, Aztecas, Incas...etc.) o los aborígenes de Australia. El mandala es un arte milenario que permite por medio de un soporte gráfico llegar a la meditación y a la concentración, para exprimir nuestra propia naturaleza y creatividad. ¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE UN MANDALA? Normalmente son circulares.
Todo gira en torno al centro.
El centro es la esencia que configura el exterior. Deja que tu memoria, imaginación y creatividad fluyan.
Ser muy puntuales en el tiempo.
Todos participan.
Después de escuchar a todos, se inicia el trabajo de completar el mandala. CLAVES DEL ÉXITO DE LA DINÁMICA
Full transcript