Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El Realismo: Charles Dickens, David Copperfield

No description
by

Jesús María Rincón León

on 22 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Realismo: Charles Dickens, David Copperfield

Caracteríticas generales del Realismo.
Charles Dickens.
David Copperfield.
Bibliografía.
ÍNDICE
SUS OBRAS I
CHARLES DICKENS
Charles Dickens por Frith.
Jesús María Rincón León
EL REALISMO:
Charles Dickens,
David Copperfield

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL REALISMO
Verosimilitud:
es importante que los personajes, el argumento y el lenguaje sean creíbles, como un espejo de la realidad. Los realistas hacen hincapié en la mimesis, limitación de la vida que el escritor logra a través de la observación minuciosa de la sociedad, la gente, su habla y sus costumbres.
Descripción detallada:
no se deja nada a la imaginación. Los escritores describen las fisonomías de los personajes, sus personalidades, su debilidades, sus fortalezas, su vestidura, sus viviendas, su lenguaje, sus almas, etc.
Preferencia por un narrador omnisciente:
para describir a los personajes y sucesos con tanto detalle, el narrador no puede ser otro que omnisciente (que está enterado de todo, hasta de los pensamientos de los personajes).
Compromiso social:
algunos escritores incorporan al argumento ciertas posturas, sean políticas o religiosas. Por ende, prefirieron las novelas de tesis. Sin embargo, por tanto enfatizar estas posturas, en algunas de estas obras los personajes aparecen como estereotipos maniqueístas.
Estilo directo y natural:
los escritores realistas dejan atrás la grandilocuencia de los románticos. Buscan la naturalidad de la expresión y hasta emplean coloquialismos en el diálogo de los personajes.
Definición del Realismo
Los cambios sociales y las nuevas corrientes ideológicas que surgen en esta segunda mitad del siglo XIX influyen en la creación literaria. La fantasía, ficción y subjetividad del Romanticismo, así como la expresión libre de sentimientos son sustituidas por todo aquello que rodea al hombre. Esto básicamente nos dice que el realismo intentaba reflejar de la mejor manera posible la vida cotidiana del hombre. El género que más se utilizaba era la novela debido a que daba la oportunidad al autor de describir de gran manera el escenario y la situación presentada. El realismo en definitiva es una corriente estética que supuso una ruptura con el romanticismo.
1832-1842
1842-1852
1862-1870
1852-1862
1822-1832
1812-1822
En esa época conoció a María Beadnell, y se enamoró de ella, pero su familia lo rechazó como pretendiente de la joven, por lo que, tras cuatro años de relaciones, se separaron. Para entonces, él ya estaba trabajando como reportero en una publicación de su tío, The Mirror of Parliament, y para el periódico liberal The Morning Chronicle. En diciembre de 1833, Dickens publicó, bajo el seudónimo de Boz, la primera de una serie de breves y originales descripciones de la vida cotidiana de Londres en The Monthly Magazine, una revista que editaba su amigo George Hogarth. En 1835 Charles Dickens se casa con Catherine Hogarth, hija del director del Morning Chronicle, el periódico que difundió, entre 1836 y 1837, el folletín de "Los papeles póstumos del Club Pickwick" y los posteriores "Oliver Twist" y "Nicholas Nickleby". Charles se hizo famoso repentinamente. La publicación por entregas de prácticamente todas sus novelas creó una relación especial con su público, sobre el cual llegó a ejercer una importante influencia, y en sus novelas se pronunció de manera más o menos directa sobre los asuntos de su tiempo. A pesar de estar firmemente establecido en la clase media-alta, Charles sigue teniendo bastantes problemas familiares. Su padre sigue estando endeudado la mayor parte del tiempo, incluso hasta el punto de intentar pedir dinero prestado utilizando el nombre de su hijo. Charles acaba pagando la mayoría de las deudas de su padre. Charles Dickens tenía cuatro hijos tras cuatro años de matrimonio, y continuamente se obliga a sí mismo a trabajar para evitar deudas propias. Administró asociaciones caritativas y luchó porque se llevaran a cabo reformas sociales. En 1842, impartió seminarios en los Estados Unidos en favor de un acuerdo internacional sobre propiedad intelectual y en contra de la esclavitud.
En 1843 Charles Dickens crea su propio subgénero literario, las historias de navidad, con "Cuento de Navidad", que se convirtió rápidamente en un clásico de la narrativa infantil. Escribiría una para casi todas las navidades el resto de su vida. Las actividades extraliterarias de Dickens incluían la gestión de una compañía teatral que funcionó hasta la subida al trono de la reina Victoria, en 1851, y las lecturas de sus obras en Inglaterra y en Estados Unidos. Después de unos viajes a Italia, Suiza y Francia, realizó algunas incursiones en el campo teatral y fundó el Daily News, periódico que tendría una corta existencia. En 1849 Charles Dickens fundó el Houseold Words, semanario en el que, además de difundir textos de autores poco conocidos, como su amigo Wilkie Collins, publicó "La casa desierta" y "Tiempos difíciles", dos de las obras más logradas de su producción. En las páginas del Houseold Words aparecieron también diversos ensayos, casi siempre orientados hacia una reforma social. En 1851 su penúltima hija, Dora, murió con ni siquiera un año de edad.
En 1856 adquirió la casa donde había transcurrido su infancia, Gad´s Hill Place, y pronto la convirtió en su residencia permanente. Fue por esta época cuando la insatisfacción de su vida de casado se hizo patente. Hacia 1856, cuando Charles estaba trabajando en una obra de teatro que él mismo había escrito y que estaba a punto de estrenarse, contrató a actrices profesionales para que interpretaran los papeles que sus hijas y su cuñada, Georgina, habían estado interpretando. Contrató a Frances Ternan y dos de las hijas de ésta, Maria y Ellen. No pasó mucho tiempo antes de que Charles se enamorase de Ellen, aunque intentó por todos los medios mantener esta relación en secreto. La incompatibilidad de caracteres y la relación del autor con la joven actriz, llevaron a la disolución del matrimonio, en 1858, fruto del cual habían nacido diez hijos. Dickens hubo de defenderse del escándalo social realizando una declaración pública en el mismo periódico. Su hija menor, Cathie, se casó con Charles Collins, hermano del novelista y amigo de Dickens, Wilkie Collins. Su segundo hijo, Walter, murió mientras estaba con el ejército en la India, dejando tras de sí grandes deudas que tuvo que saldar su padre. Charles jr. después de declararse una vez en bancarrota, empezó a trabajar con su padre en un diario que el viejo Charles había comenzado. Ese mismo año emprendió un viaje por el Reino Unido e Irlanda, donde leyó públicamente fragmentos de su obra.
La gira que inició en 1867 por Estados Unidos confirmó su notoriedad mundial, y así, fue aplaudido en largas y agotadoras conferencias, entusiasmó al público con las lecturas de su obra e incluso llegó a ser recibido por la reina Victoria poco antes de su muerte, acelerada por las secuelas que un accidente de ferrocarril dejó en su ya quebrantada salud. Aunque la salud de Charles era mala, continuó, hasta casi su muerte, haciendo serie tras serie de lecturas de sus trabajos, lo que le propició grandes sumas de dinero, a la vez que satisfacía la urgencia que había tenido durante muchos años de actuar sobre el escenario. Su última lectura tuvo lugar el 15 de marzo de 1870, y Charles murió, probablemente de un ataque al corazón, el 9 de junio del mismo año. De acuerdo con los deseos expresados en su herencia, hechos durante el mes anterior a su muerte, Charles Dickens fue enterrado, en una ceremonia extremadamente privada, en la abadía de Westminster. Aparte de su médico y su abogado, los únicos asistentes fueron ocho miembros de su familia (su ex-esposa Catherine no asistió), Wilkie Collins y John Forster, el amigo más antiguo de Charles y compañero literario.
Charles John Huffman Dickens nació el 7 de febrero de 1812. Era el segundo hijo de John y Elizabeth Dickens. La descendencia de la familia aumentaría aún hasta los siete hijos, además de otro hijo que murió en la infancia. La incapacidad para administrar bien el dinero por parte de los Dickens hizo que casi siempre pasaran por múltiples dificultades económicas. Charles asistió a la escuela en Kent hasta los 10 años, momento en el que su familia se traslada de Kent a Londres en el año 1822.
Cuando su hermana mayor, Fanny, fue enviada a la Real Academia de Música para estudiar piano, el pequeño Charles, con 12 años de edad, fue puesto a trabajar en una fábrica pegando etiquetas en envases de abrillantador para zapatos. Mientras, John Dicken su padre, un pequeño funcionario afable pero despreocupado, fue encarcelado en la cárcel debido a sus deudas, saliendo unos meses después bajo la protección de la Ley de Insolvencia. Una disputa entre el padre de Charles y el dueño de la fábrica donde trabajaba saca finalmente a Charles de la fábrica. La experiencia de Dickens en la fábrica aparece recurrentemente en sus novelas, y también le dejó una especie de fobia a esta oficio. Su madre, Elizabeth, intentó por todos los medios que Charles volviese a trabajar, cosa que éste jamás le perdonó. Entre 1824 y 1826 asistió de nuevo a la escuela, aunque la mayor parte de su educación fue autodidacta. Entre sus libros favoritos se encontraban los de algunos de los grandes novelistas del siglo XVIII, como Henry Fielding y Tobias Smollet, cuya influencia se puede percibir con claridad en sus propios escritos. En 1827 Charles deja la escuela de nuevo, aunque esta vez por voluntad propia. Encontró trabajo como pasante de abogado, pero aspiraba ya a ser dramaturgo y periodista. Aprendió taquigrafía y, poco a poco, Dickens consiguió ganarse la vida con lo que escribía; comenzó redactando crónicas de tribunales para acceder, más tarde, a un puesto de periodista parlamentario, lo cual le habituó a realizar precisas descripciones de hechos, cualidad que aplicaría posteriormente a su obra narrativa.
En su extensa obra, combinó con maestría narración, humor, sentimiento trágico e ironía con una ácida crítica social y una aguda descripción de gentes y lugares, tanto reales como imaginarios.
En diciembre de 1833, Dickens publicó su primera obra, bajo el seudónimo de Boz, la primera de una serie de breves y originales descripciones de la vida cotidiana de Londres en The Monthly Magazine, una revista que editaba su amigo George Hogarth. Tras ello, un editor de la ciudad le encargó un volumen de nuevas notas en este estilo, que debían acompañar a las ilustraciones del famoso artista George Cruikshank. El éxito de este libro, titulado Los apuntes de Boz (1836), le permitió al novelista casarse con Catherine Hogarth en ese mismo año, y le animó a preparar una colaboración similar, esta vez con el conocido artista Robert Seymour. Cuando Seymour se suicidó, otro artista, H. K. Browne, apodado Phiz, que realizaría más tarde muchas de las ilustraciones de los últimos trabajos de Dickens, ocupó su lugar. El resultado de esta colaboración fue Papeles póstumos del club Pickwick (1836-1837), una obra en un estilo muy próximo al de los cómics, cuyo éxito consolidó la fama del novelista, e influyó notablemente en la industria editorial de su país, pues su innovativo formato, el de una publicación mensual muy poco costosa, marcó una línea que siguieron otras editoriales. La fama que le había producido este curioso proyecto se vio ampliada por las siguientes novelas que fue publicando. Hombre de enorme energía y talento, se dedicó a otras muchas actividades. Editó los semanarios Household News (1850-1859) y All the Year Round (1859-1870), escribió dos libros de viajes, Notas americanas (1842) e Imágenes de Italia (1846), administró asociaciones caritativas y luchó porque se llevaran a cabo reformas sociales. En 1842, impartió seminarios en los Estados Unidos en favor de un acuerdo internacional sobre propiedad intelectual y en contra de la esclavitud.
SUS OBRAS II
En estos años evolucionó desde un estilo ligero a la actitud socialmente comprometida de Oliver Twist. Estas primeras novelas le proporcionaron un enorme éxito popular y le dieron cierto renombre entre las clases altas y cultas, por lo que fue recibido con grandes honores en Estados Unidos en 1842; sin embargo, pronto Charles Dickens se desengañó de la sociedad estadounidense, al percibir en ella todos los vicios del Viejo Continente. Sus críticas, reflejadas en una serie de artículos y en la novela "Martin Chuzlewit", indignaron en Estados Unidos, y la novela supuso el fracaso más sonado de su carrera en el Reino Unido. En 1843 publicó Canción de Navidad, crea su propio subgénero literario, las historias de navidad, y que se convirtió rápidamente en un clásico de la narrativa infantil. Escribiría una para casi todas las navidades el resto de su vida.
Su etapa de madurez se inauguró con Dombey e hijo (1848) novela en la que alcanzó un control casi perfecto de los recursos novelísticos y cuyo argumento planificó hasta el último detalle, con lo que superó la tendencia a la improvisación de sus primeros títulos, en que daba rienda suelta a su proverbial inventiva a la hora de crear situaciones y personajes, responsable en ocasiones de la falta de unidad de la obra. La casa desierta y Tiempos difíciles, dos de las obras más logradas de toda su producción. Las actividades extraliterarias de Dickens incluían la gestión de una compañía teatral que funcionó hasta la subida al trono de la reina Victoria, en 1851, y las lecturas de sus obras en Inglaterra y en Estados Unidos. A la vez que maduraba artísticamente, sus novelas se habían ido transformando de cuentos humorísticos, en la línea de Los papeles del club Pickwick esta obra fue traducida al español del francés por Benito Pérez Galdós (1868) ya que el autor español no sólo admiraba a Dickens sino que le consideraba como uno de sus maestros y Nicholas Nickleby (1837-1838), en obras de gran relevancia social, análisis psicológico y enorme complejidad narrativa. Entre sus obras más representativas se encuentran, David Copperfield (1850), Casa desolada (1853), La pequeña Dorritt (1857), Grandes esperanzas (1861) y Nuestro amigo común (1865). Los lectores del siglo XIX y de comienzos del XX apreciaban más las primeras obras del autor, por su sentido del humor y su trasfondo trágico. Pero, aún reconociendo las cualidades de esta narrativa temprana, los críticos literarios de hoy en día sitúan por encima de ella a las obras de madurez, por su coherencia formal y su aguda percepción de la condición humana. Otras obras destacadas son Oliver Twist (1839), La tienda de antigüedades (1841), Barnaby Rudge (1841), Martin Chuzzlewit (1844), Dombey e hijo (1848), Tiempos difíciles (1854), Historia de dos ciudades (1859) y El misterio de Edwin Drood, que quedó incompleta.
SUS OBRAS
Historia de dos ciudades (1859)
Grandes Esperanzas (1860-1861)
Nuestro común amigo (1864-1865)
El guardavía (1866)
David Copperfield (1849-1850)
Casa desolada (1852-1853)
Tiempos difíciles (1854)
La pequeña Dorrit (1855-1857)
Papeles póstumos del Club Pickwick ( 1836-1837)
Oliver Twist (1837-1839)
Nicholas Nickleby (1838-1839)
La tienda antiguedades (1840-1841)
Barnaby Rudge(1841)
A Christmas Carol
Martin Chuzzewit (1843-1844)
Dombey e hijo (1846-1848)
(1843)
ESTILO LITERARIO
Sus experiencias como miembro de la clase obrera sumido en una familia que vio fortalecer su unión en una cárcel, le dio a Dickens los perfiles para los personajes de sus obras. La importancia de una figura como el inglés es su aportación para poner de manifiesto las injusticias sociales de la época, que rescató en personajes como Oliver Twist, para conformar un legado literario sensible para con los pobres, considerado con la clase trabajadora y escéptico frente a la sociedad burguesa.
La obra de Dickens entrega situaciones atemporales con historias de los grupos marginados. Fueron los pobres, asesinos, huérfanos, delincuentes o prostitutas quienes contaban la que también era la Inglaterra de 1800, y que contrastaba con su posición como el país económicamente más fuerte de la época.
En algún momento, Charles dijo que el corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas, y él era un músico que sabía hacerlas vibrar armoniosamente con sus palabras. Pese a que el corazón de cada hombre es tan diferente como sus sueños, sus relatos encontraron los ingredientes necesarios para soltar la imaginación e inspirar.
1. Frases atemporales:
Dickens utilizó las primeras líneas para captar la atención de sus lectores. Una de estas frases abiertas que el inglés utilizó, incluso, se ha convertido en una línea clásica: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos”, la primera línea de The Tale of Two Cities.
2. Finales que enganchan:
el autor ponía cuidado en que el final de sus capítulos causará intriga entre los lectores por saber qué pasaría después, y sobre todo, cómo terminaría la historia. Durante el tiempo en que Dickens publicaba entregas semanales o mensuales en periódicos, la gente se reunía para conseguir el próximo número y continuar la trama.
3. Descripciones vívidas:
aquí un ejemplo: “She was dressed in rich materials – satins, and lace, and silks – all of white. Her shoes were white. And she had a long white veil dependent from her hair, and she had bridal flowers in her hair, but her hair was white. Some bright jewels sparkled on her neck and on her hands, and some other jewels lay sparkling on the table.” (Great Expectations. Cap.8.). Éstas dieron al lector la capacidad de sentir, ver, oler y oír a la gente, de recrear escenas y producir imágenes a partir de la narrativa. Con esto, las historias cobraron vida e hicieron sentido entre la sociedad de la época.
4. Personajes fuertes:
Dickens fue un maestro en la creación de personajes que permanecen en la memoria colectiva y se han convertido en referentes de la cultura universal. Ejemplos son: Oliver Twist o Ebenezer Scrooge, el protagonista de la popular historia: Cuento de Navidad.
5. Drama:
a través de diálogos poderosos y situaciones reales, el inglés hizo cercanas sus historias a los lectores. Varias de sus novelas fueron posibles de adaptar al cine por el recurso de Dickens de utilizar técnicas dramáticas que humanizaran el relato.
6. Escritos sobre justicia social:
también llamado el escritor inglés más importante del siglo XIX, utilizó su talento para construir historias inspiradas en la vida de la clase baja de Londres, con la que se mostraba empático a través de manifestar, con la palabra escrita, su rechazo por las condiciones e injusticias que debían soportar.
7. Transformación del sufrimiento personal en un medio para ayudar a los demás:
Dickens utilizó sus experiencias de vida obtenidas de la miseria para poder ayudar a otros en condiciones similares. Encontraba con habilidad la belleza en las situaciones más desafortunadas que vivían las clases bajas de la Inglaterra Victoriana, y legó al mundo relatos que ponderan el espíritu humano sobre las riquezas del mundo material.
David Copperfield es una novela escrita por Charles Dickens. Fue publicada por entregas en 1849, y en forma de libro en 1850.
Al igual que la mayoría de sus obras (a excepción de cinco de ellas), esta novela fue publicada en capítulos mensuales. Muchos elementos de la novela hacen referencia a la propia vida de Dickens, siendo probablemente la más autobiográfica de todas sus obras. Así también, el mismo Dickens señaló en un prólogo de la novela "de todos mis libros, éste es el que más me gusta", y luego "como muchos padres, tengo un hijo preferido, un hijo que es mi debilidad; este hijo se llama David Copperfield".
Charles Dickens trabajó en David Copperfield durante dos años entre 1848 y 1850, cuidadosamente planificando su trama y estructura. Siete novelas la preceden y siete novelas la sucederían, siendo David Copperfield la novela de punto medio.
INTRODUCCIÓN
PUBLICACIONES
I Mayo de 1849 (capítulos 1-3).
II Junio de 1849(capítulos 4-6).
III Julio de 1849 (capítulos 7-9).
IV Agosto de 1849 (capítulos 10-12).
V Septiembre de 1849 (capítulos 13-15).
VI Octubre de 1849 (capítulos 16-18).
VII Noviembre de 1849 (capítulos 19-21).
VIII Diciembre de 1849 (capítulos 22-24).
IX Enero de 1850 (capítulos 25-27).
X Febrero de 1850 (capítulos 28-30).
XI Marzo de 1850 (capítulos 32-34).
XII Abril de 1850 (capítulos 35-37).
XIII Mayo de 1850 (capítulos 38-40).
XIV Junio de 1850 (capítulos 41-43).
XV Julio de 1850 (capítulos 44-46).
XVI Agosto de 1850 (capítulos 48-50).
XVII Septiempre de 1850 (capítulos 51-53).
XVIII Octubre de 1850 (capítulos 54-56).
XIX-XX Noviembre de 1850 (capítulos 58-64).
La historia trata de la vida de David Copperfield desde su infancia hasta la edad adulta. David nació en Inglaterra alrededor de 1820. El padre de David muere antes de que nazca, y cerca de siete años más tarde, su madre contrae matrimonio con el Sr. Murdstone. A David le desagrada su padrastro y siente lo mismo por la hermana del Sr. Murdstone, Juana, quien pronto pasa a vivir en la misma casa. El Sr. Murdstone critica a David por retrasarse en sus estudios. En uno de estos altercados, David lo muerde y luego es enviado lejos a una escuela de pensionados, Salem-House, con un director despiadado, el Sr. Creakle. Aquí se hace amigo de James Steerforth y Tommy Traddles quien, en un verdadero estilo dickensiano, desaparece y vuelve a aparecer más adelante.
David regresa a casa en las vacaciones para enterarse que su madre ha tenido un hijo. Luego que David regresa a Salem-House, su madre fallece y David debe regresar a casa inmediatamente. El Sr. Murdstone lo envía a trabajar a una fábrica en Londres en donde es dueño en parte. La horrible realidad existente en ese lugar refleja la propia experiencia de Dickens como trabajador en una fábrica de betún. El propietario de donde ahora reside David, Wilkins Micawber, es enviado a prisión por deudas, luego de haber ido a la quiebra, y David escapa de la fábrica.
Camina todo el trayecto desde Londres hasta Dover, para encontrar a su único pariente conocido - su excéntrica Tía Betsy Trotwood - quien acepta criarlo, a pesar de la visita del Sr. Murdstone en un intento de recuperar la custodia de David. La tía de David le cambia el nombre a Trotwood Copperfield, acortado a "Trot", y durante el resto de la novela es llamado de esa forma. El efecto de poseer dos nombres es dividir los personajes secundarios de acuerdo a cuándo y a través de quién ellos lo llegaron a conocer.
La historia sigue a David mientras crece hacia la edad adulta, y es alegrada por muchos personajes bien conocidos que entran, abandonan, y vuelven a aparecer en su vida. Éstos incluyen: la fiel empleada Pegotty, la familia de ésta, y la pequeña huérfana Emily que vive con ellos y encanta al joven David; su romántico pero autosuficiente amigo de escuela, Steerforth, quien seduce y deshonra a Emily, desencadenando la mayor tragedia de la novela; y la hija de su casero e ideal "ángel en la casa", Agnes Wickfield, que se convierte en su confidente. Los dos personajes más familiares son el Sr. Wilkins Micawber, quien estaba constantemente endeudado y alguna vez fuera el mentor de David; y Uriah Heep, el empleado fraudulento y tortuoso, cuyos delitos son descubiertos con la ayuda de Micawber. Micawber es descrito como un personaje bien dispuesto, incluso cuando el autor deplora su ineptitud para las finanzas; y Micawber, tal como el propio padre de Dickens, es puesto por poco tiempo en prisión por deudas.
En un estilo típico de Dickens, los personajes principales obtienen lo que se merecen, y pocos hilos narrativos se dejan en vilo. El Sr. Pegotty transporta a Emily a una nueva vida en Australia; acompañando a estos dos personales centrales están la Sra. Gummidge y los Micawber. Todos finalmente encuentran seguridad y felicidad con sus nuevas vidas en Australia. David primero se casa con la hermosa pero ingenua Dora Spenlow, pero ella muere luego tras sucumbir a una enfermedad letal durante el comienzo de su matrimonio. Luego David realiza cierta búsqueda espiritual para luego contraer matrimonio y hallar la verdadera felicidad con Agnes, quien ha estado enamorada de él en secreto. Llegan a tener varios hijos, incluidas una hija llamada en honor a su tía y otra llamada Dora.

ARGUMENTO
Wilkins Micawber
Steerforth
Traddles, Micawber y David
Mr. Peggotty y Ham
David and Emily
Miss Mowcher
Mrs. Micawber
Peggotty
Uriah Heep
Personajes
Edward Murdstone
Mr. Dick y su hijo
Dora Spenlow
The eldest Miss Larkins
Friendly waiter
Agnes Wickfield
Betsey Trotwood
FRAGMENTO DE LA OBRA
“…..mi madre había dejado una pequeña colección de libros en una habitación del piso alto, a la que yo tenía acceso por estar anexa a la mía. Nadie en la casa se preocupaba por tal biblioteca. De aquel bendito cuarto salían como una espléndida hueste pronta a acompañarme, Roderick Random, Peregrine Pickle, Humphrey Clinker, Tom Jones, el Vicario de Wakefield, Don Quijote, Gil Blas y Robinsón Crusoe. Ellos alimentaban mi imaginación y mi esperanza en algo mejor que aquel sitio y aquella época: ellos y las Mil una Noches y los cuentos de hadas. Ningún mal me causaban en contrapartida, porque cualquier mal que pudiesen contener era desconocido para mí. Aún hoy me sorprende pensar cómo encontré tiempo, en medio de mis congojas y mi necesidad de estudiar temas mucho más áridos, para leer aquellos libros. Y me resulta curioso evocar lo mucho que me consolaron en mis pequeñas tragedias (que eran muy grandes entonces para mí) al permitirme incorporar mi individualidad en mis personajes favoritos y atribuir a los Murdstone a los personajes más aviesos (..). Yo fui Tom Jones (un Tom Jones infantil, una inofensiva criatura) durante una semana, y Roderick Random durante más de un mes. Tenía, en especial, gran afición a unos cuantos libros de viajes y aventuras que también se encontraban en la colección, y recuerdo haber pasado días enteros recorriendo la zona que me estaba asignada en la casa, provisto de un palo y personificando a la perfección a un capitán de la Armada Real Inglesa, en peligro de ser capturado por los salvajes y resuelto a vender su vida a alto precio. Aquel capitán no perdía jamás su dignidad, ni aún después de ser golpeado en las orejas con una gramática latina…”
COMENTARIO DEL FRAGMENTO DE LA OBRA
Basada parcialmente en la propia vida del autor, David Copperfield cuenta la historia en primera persona del héroe homónimo: desde su mismísimo nacimiento, pasando por su esforzado ascenso en sociedad, hasta su tranquila llegada a la felicidad después de múltiples desventuras. Siguiendo el estilo folletinesco de otras de sus obras (la novela se publicó por entregas entre 1849 y 1850), Dickens vierte aquí toda su habilidad para la creación de personajes y su especial sensibilidad para mostrar el sufrimiento; a lo largo de sus más de mil páginas encontramos dolorosas pérdidas, amores obstaculizados por todo tipo de trabas, amigos fieles, villanos de pura cepa, secundarios con curiosas personalidades y aventuras de todo tipo y condición. Fiel a su estilo, el escritor pone en danza decenas de personajes que se ven envueltos en otras tantas tramas, girando unos en torno a otros, apareciendo y desapareciendo del relato, y conformando en general un cuadro del que el lector va percibiendo su grandeza sólo a medida que avanza en la lectura.
Como digo, Dickens sigue un esquema arquetípico de la novela decimonónica: los personajes se dividen claramente en buenos y malos; todos sus comportamientos se llevan al extremo, hasta el punto de que los clímax se repiten a lo largo del libro, dado el constante grado de atención que había que mantener en el público. Las desventuras del protagonista se suceden sin cesar, con encuentros y desencuentros continuos que rozan lo ilógico, con anécdotas y coincidencias que ponen a prueba la verosimilitud del texto en varias ocasiones. David Copperfield es, tal vez, la obra más folletinesca de su autor: juega con la lógica de los acontecimientos hasta llevarlos a un grado que roza lo absurdo.
¿Por qué, entonces, es tan genial esta novela? Para el que suscribe el secreto se encuentra en la maestría del autor para mostrar los entresijos de nuestra condición. Tanto los héroes como los villanos son muy arquetípicos, sí, pero en sus rasgos encontramos lo que nos hace humanos: los detalles que Dickens introduce en sus personajes (las coletillas, los defectos, la apariencia, los discursos, las bondades) son tan reconocibles hoy —casi doscientos años después de su publicación— como lo eran en la Inglaterra victoriana; esos personajes son nosotros mismos, de un modo u otro: con nuestras virtudes y vicios, mostrados sin tapujos y con una perspicacia que pocas veces se ha dado en la literatura.
Además, en esta novela encontramos una ternura que consigue conmover el corazón más férreo. No hay sentimentalismo ramplón, sino una mirada inteligente y profunda a nuestro devenir como seres humanos; la historia de David es la de cualquiera de nosotros: un muchacho que lucha por abrirse camino, que afronta con mejor o peor entereza los reveses, que gana amigos y enemigos por igual, que ama y odia cuando lo cree necesario. Es inevitable reconocerse en algún momento de la trama con este héroe que nada tiene de tal: como personaje de ficción es magnífico por la inmensa humanidad que respira, por su honestidad para consigo mismo y para con el lector.
Y, por si fuera poco, tenemos en estas páginas algunas de las creaciones más memorables de Dickens: el “humilde” Uriah Heep, el honorable Steerforth, el manirroto Micawber y un secundario que pasa desapercibido, pero que refleja bien la sensibilidad del autor para con los menos considerados: el señor Dick. Una plétora de personajes inolvidables por su hondura y que representan casi todos los estadios de la sociedad y, por extensión, de la idiosincrasia del ser humano. Personajes trazados con rasgos tópicos, pero de una entereza inigualable.
ADAPATACIONES DE CINE, TELEVISIÓN Y TEATRO
1911
, película dirigida por Theodore Marston.
1912
, película dirigida por Thomas Bentley.
1922
, película dirigida por A.W. Sanberg.
1935
, película dirigida por george Cukor.
1956
, serie de Televisión formada por 13 capítulos de la BBC.
1966
, serie de Televisión formada por 13 capítulos.
1969
, teatro dirigido por Delbert Mann, interpretado por numeros actores ingleses clásicos.
1974
, película dirigida por Joan Craft.
1986
, seri de televisión dirigida por Barry Letts, emitada por la BBC en la temporada 1986/1987.
1993
, emitada por la NBC.
1999
, emitida por la BBC.
2000
, película dirigida por peter Medak.
BIBLIOGRAFÍA
http://literatura.about.com/
http://www.monografias.com/
http://www.epdlp.com/
http://bibliotecasolidaria.blogspot.com.es/
http://www.solodelibros.es/
http://librosdickens.blogspot.com.es/
http://www.proverbia.net/
http://es.wikipedia.org/
http://commons.wikimedia.org/
Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes.

Charles Dickens
Full transcript