Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

SIMBOLISMO CASA DE BERNARDA ALBA

No description
by

Elena Aguayo

on 31 March 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of SIMBOLISMO CASA DE BERNARDA ALBA

SIMBOLISMO
La Casa de Bernarda Alba

El trigo y el árbol

El trigo, la espiga y el grano son símbolos de la vida y de la procreación, en particular nos referimos al canto de los segadores, representados también como árboles, símbolo de la vida en constante evolución.

Como afirma Antonio Cao,




El caballo

El caballo, asociado al personaje de Pepe el Romano:
Símbolo de prepotencia y representa, según la situación, la pasión amorosa, el instinto, la libido fuera de todo control, la muerte. En la obra aparece el caballo Garañón que golpea furioso contra los muros y que simboliza la frustración sexual de Bernarda, que, como hace con el caballo, lo mismo lo hace con sus hijas, que están encerradas en la casa.

Entonces, el caballo es símbolo de la impetuosidad del deseo animal, de la fuerza, del poder creador, y de la juventud.
BERNARDA
: El caballo Garañón, que está encerrado y da coces contra el muro. (A voces.) ¡Trabadlo y que salga al corral! (En voz baja.) Debe tener calor. (ACTO 3)

MARTIRIO
: ¡No! ¡Salió corriendo en la jaca! (ACTO 3)

ADELA
: El caballo Garañón estaba en el centro del corral. ¡Blanco! Doble de grande, llenando todo lo oscuro. (ACTO 3)

ADELA
: No a ti, que eres débil: a un caballo encabritado soy capaz de poner de rodillas con la fuerza de mi dedo meñique. (ACTO 3)

«el gran acierto de Lorca como poeta dramático consistió en poder traspasar al teatro la imagen poética y, mediante ella, crear, sugerir o acentuar una situación dramática dada y, lo que tal vez sea más importante, adentrarse, ahondar en la vida anímica de sus personajes y establecer la relación entre éstos y su entorno. La imagen lorquiana nos revela grandes personajes cuya personalidad les otorga categoría mítica»
Coro
: Ya salen los segadores
en busca de las espigas;
se llevan los corazones
de las muchachas que miran. (ACTO 2)

PONCIA
: De muy lejos. Vinieron de los montes.

¡Alegres! ¡Como árboles quemados! (ACTO 2)

MARTIRIO
: (Señalando a Adela.) ¡Estaba con él! ¡Mira esas enaguas llenas de paja de trigo! (ACTO 3)

En La casa de Bernarda Alba, las flores simbolizan el mundo femenino en general, el amor y las pasiones, como se puede observar del canto de los segadores, que piden mujeres durante la época de trabajo en los campos:
Las flores


El blanco y el negro

En toda la obra, prevalece el contraste entre el blanco y el negro y esta oposición es interrumpida sólo por el color verde del vestido de Adela y de su abanico con flores verdes y rojas. Por lo que concierne al color blanco, lo encontramos en las descripciones de la casa, como símbolo de pureza y de virginidad.

Habitación blanquísima del interior de la casa de Bernarda (ACTO I)

Habitación blanca del interior de la casa de Bernarda. (ACTO II)

Cuatro paredes blancas ligeramente azuladas del patio interior de la casa de Bernarda. (ACTO III)

El negro es símbolo de luto, como hace entender también Bernarda en sus afirmaciones autoritarias, y simboliza la muerte y la tristeza:

(Por el fondo, de dos en dos, empiezan a entrar mujeres de luto con pañuelos grandes, faldas y abanicos negros. Entran lentamente hasta llenar la escena) (ACTO 1)

BERNARDA: (Arrojando el abanico al suelo) ¿Es éste el abanico que se da a una viuda? Dame uno negro y aprende a respetar el luto de tu padre. (ACTO 1)

El color verde

El verde, en la simbología lorquiana, es símbolo de la vida y la esperanza: en La casa de Bernarda Alba, además de la vida, simboliza la rebeldía y el deseo de libertad y la que representa este deseo es la hija menor de Bernarda, Adela, que logra su deseo, pero con un resultado imprevisto, su muerte:

MAGDALENA: ¡Ah! Se ha puesto el traje verde que se hizo para estrenar el día de su cumpleaños, se ha ido al corral y ha comenzado a voces: “¡Gallinas, gallinas, miradme!” ¡Me he tenido que reír! (ACTO I)

ADELA: Tome usted. (Le da un abanico redondo con flores rojas y verdes.) (ACTO I)

El Agua

Junto con el caballo, se repite en varias ocasiones a lo largo de la obra, pero en este caso tiene significados muy distintos dependiendo de lo que quieran expresar: por un lado el agua estancada es símbolo de muerte mientras que el agua que se mueve simboliza la vida (por ello se dice que en el pueblo no hay ríos pero si pozos y puentes, de los que Bernarda dice que el agua esta envenenada); por otro lado también se utiliza como referencia al deseo sexual el tema de la Fe (por eso se repite que Adela y Martirio tienen sed y están sofocadas).
El Bastón

Símbolo de poder tiránico y de mandato autoritario. En muchos actos se puede observar como Bernarda no suelta un bastón, lo cual quiere referir eso, de esa manera queda claro quien tiene el poder en la obra y que diga lo que diga hay que hacerle caso. En un momento de la obra, en la que Adela rompe el bastón, se intenta reflejar la rebeldía de Adela, que de esta manera rompe con la tiranía infligida por Bernarda.
Los Nombres

Para finalizar, cada nombre de la obra tiene su propio significado, acorde con sus sentimientos y forma de comportarse: Bernarda, viene a decir con fuerza o empuje de oso; Angustias, como su propio nombre indica, refleja una persona acongojada; Magdalena, desconsolada, lacrimosa; Martirio, atormentada; Amelia, persona “sin miel”; Poncia, nombre adquirido por Poncio Pilato; María Josefa, unión entre los nombre de los padres de Jesús y por ultimo Adela, que significa de carácter noble.
En la obra La Casa de Bernarda Alba, se puede observar los innumerables símbolos utilizados por Federico García Lorca (símbolos muy característicos y habituales de toda su obra dramática). Gracias a la influencia del simbolismo, común entre los artistas de la Generación del 27, esta obra conocida mundialmente como una de las mejores de Lorca esta llena de imágenes simbólicas y metáforas.
Full transcript