Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

R de Residuos

Tema: tratamiento de residuos Contexto: comunidad (bloque de viviendas) Objetivo: aprovechar el 70% de los residuos generados [taller 3_GEP_ETSAM_abril 2010]
by

Alberto Sols

on 25 April 2010

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of R de Residuos

residuos sólidos líquidos r de tema: obejtivo: tratamiento de residuos aprovechar el 70/100 de los residuos generados a nivel de comunidad (ej: bloque de viviendas) taller 3___gep___etsam___abril 2010 laura cambra beatriz del castillo nataly raab cristina román alberto sols aguas sucias aceite usado re.utilizables re.ciclables residuos que intentarán ser reciclados.
un mínimo de piezas, componentes o residuos enteros pueden escapar de esta categoría y no encontrar vuelta a un ciclo productivo SALIDA PRIORITARIA antes que un intento de reciclaje encontrar nuevo uso al residuo sin requerir tratamiento previo ahorro económico 0 incremento de energía embebida del elemento orgánicos metales plásticos vidrio papel/cartón especiales compostables no compostables xpertos contactos de interés posibles contactos para consultoría y orientación asos lugares de interés posibles casos de estudio o visita madrid otros londres calendario seminario 1 seminario 2 tejeRedes.net
código de colores Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, 2008, 1ª vez en España en la que se introduce la distinción de hasta 6 contenedores.

Nuestra propuesta incluiría 7 contenedores bolsas de plástico organización de trabajo Los recursos híbridos del planeta son cada vez más limitados y únicamente el 1% del global del agua disponible es empleada para el consumo humano. Un estudio de la Organización Mundial de la Salud predice que para el año 2050 dos tercios de la humanidad parecerá escasez severa de agua dulce.

La empresa HBIO, especializada en la gestión sostenible y optimización de recursos híbridos, ha ideado un innovador sistema de reutilización de aguas grises en el hogar que permite a las familias reducir hasta en un 50% el consumo de agua en el hogar.

El proyecto germinó en el año 2006 cuando los responsables de la firma decidieron concentrar sus esfuerzos en un nicho de mercado "poco explotado" en el sector de lo recursos híbridos. Vieron la depuración de aguas grises del hogar –en concreto de la ducha y del grifo– como un mercado "más estable" que otros recursos como la reutilización de aguas procedentes de lavadoras o del fregado del hogar, menos "constantes" en períodos de sequía. "Era un mercado con más futuro porque no se llegaba a aprovechar el todo el agua del hogar y era un mercado fiable", sintetiza el gerente de la empresa Gorka Retolaza.

Bajo este propósito, los responsables de HBIO idearon una planta de aguas residuales reutilizables que habitualmente son generadas en el hogar. Una instalación diseñada para edificios de nueva construcción y que, entre sus principales ventajas, destaca la capacidad de depuración del agua procedente de los grifos y duchas del hogar para su posterior utilización para el consumo en el hogar.

La planta se ubica en la propia vivienda del solicitante. De hecho, puede ser instalada, tanto en bloques de viviendas como en pequeñas urbanizaciones, que disponen de sótanos o zonas "especiales habilitadas" para la ubicación de la instalación. Por el momento, la empresa ha abierto la primera planta de este formato en el centro de I+D del Grupo Abengoa, en Sevilla.

El proceso de regeneración de las aguas grises comienza con la captación de las aguas residuales producidas en la casa -principalmente de la ducha y grifos-, que son trasladadas a tres tanques depuradores. El primero, un tamiz que elimina posibles residuos sólidos de pequeño tamaño. Un segundo tanque encarga de operar como micro filtrador del agua y preparada el agua para el proceso de desinfección. Para esta labor, la empresa utiliza cloro residual que permite eliminar los microbios residuales y evitar la posible regeneración de los mismos en las aguas grises.

El proceso de regeneración de aguas residuales se completa con un sistema de seguridad que controla parámetros variables como el PH, los sólidos en suspensión, la temperatura y el grado de turbidez mediante sensores que trabajan las 24 horas del día. "La medición se hace on line con una base de datos que permite asegurar la calidad del agua recuperada", señala Retolaza. La instalación cuenta con un telemando y un telecontrol que monitoriza vía GPRS y en «tiempo real», el funcionamiento de la planta.

Un moderno sistema permite garantizar el "correcto funcionamiento" del proceso y "evita desplazamientos innecesarios del personal", concluye.
artículo_elmundo.es_lunes 08/03/2010 gases eferencias proyecto almudena cano piñeiro biodigestor_tamaño medio ibliografía ábalos y herreros_reciclando madrid esquema "notas: categorización según legislación" entendiendo resíduos como lo que la legislación actual definiría como contaminantes, abarcando estos los resíduos sólidos, los vertidos líquidos, y los contaminantes de estado gaseoso.
entendiendo como contaminantes los elementos expulsados después de un proceso no cíclico. "resíduos" "vertidos residuales" "contaminantes gaseosos" b r e fichas memoria de las reuniones raee otros resíduos de aparatos eléctricos y electrónicos "RSU-resíduos sólidos urbanos" mobiliario, enseres, ropa... Los residuos orgánicos pueden ser procesados y fragmentados rápidamente por los gusanos de tierra, que los transforman en un material estable, no tóxico, con buena estructura, que tiene un potencial alto como acondicionador económico de suelo y abono de valor para el crecimiento de plantas.

Los gusanos de tierra consumen residuos animales y vegetales en proceso de descomposición, es decir, pre-digeridos por microorganismos especializados: bacterias, hongos y otros. Éstos degradan las proteínas y la celulosa, transformándolas en sustancias más simples y de fácil asimilación (por ejemplo los aminoácidos, resultantes de la digestión aerobia de las proteínas).

El vermicompost es un fino material como la turba dividida con la estructura óptima, porosidad, ventilación, drenaje y capacidad de retención de humedad. Sistemas de baja, media y alta tecnología son disponibles y fácilmente adaptables a diferentes tipos de residuos. El vermicompost tiene un balance mineral apropiado, mejora la disponibilidad de alimento para las plantas y actúa como un complejo fertilizador en gránulos. Como el proceso de compostaje, el vermicompostaje ofrece una gran reducción en el volumen de residuos.

La lombriz californiana se utiliza para transformar residuos orgánicos en abono, humus de lombriz o worm casting como se le conoce en el comercio internacional. Un residuo orgánico, con el adecuado laboreo y compostaje, es puesto como sustrato y hábitat para la lombriz y transformado por ésta, mediante su ingesta y excreta, en una extraordinaria enmienda fertilizadora. La acción de la lombriz en su proceso digestivo produce un agregado de bacterias que actúan sobre los nutrientes. La acción microbiana del humus de lombriz hace asimilable para las plantas materiales inertes como fósforo, calcio, potasio, magnesio y oligoelementos.

El humus de lombriz acelera el desarrollo radicular y los procesos fisiológicos de brotación, floración, maduración y mejora el sabor y color de los frutos. Su acción antibiótica aumenta la resistencia de las plantas al ataque de plagas y heladas.
El vermicompostaje es una tecnología de bajo coste para la estabilización de residuos orgánicos, que aprovecha la capacidad detritívora de las lombrices de tierra. Las lombrices ingieren diariamente una cantidad de comida equivalente, prácticamente, a su propio peso, y expelen el 60% transformado en humus. Una lombriz produce aproximadamente 0.3 gr de humus diariamente, por lo que en pequeñas superficies se pueden procesar grandes cantidades de residuos.
En la naturaleza, las lombrices tienen una gran importancia, ya que con su actividad cavadora de tierra participan en la fertilización, aeración y formación del suelo, por su marcado efecto sobre la estructuración del mismo, debido a la mezcla permanente y el reciclaje.

El importante problema de la eliminación de los residuos urbanos, (basuras, fangos de cloacas y lodos de depuradoras) puede solucionarse, en parte, con las lombrices, para transformarlos en un fertilizante orgánico.

vermicompostaje El compostaje en pilas consiste en poner la mezcla de materiales en bruto en pilas estrechas y largas que se remueven mecánicamente, o se colocan sobre una base porosa para ventilarlas insuflando aire. En las pilas estáticas ventiladas, un soplador provee aire a la masa de compostaje. No es necesario remover los materiales una vez que la pila se ha formado.
Hay básicamente dos maneras de oxigenar las pilas: Mediante succión por la parte inferior se ventila la pila mediante una presión negativa. En este tipo de ventilación, la altura es un factor crítico. Con pilas de más de 2.5 - 3 metros es difícil conseguir una ventilación uniforme. Estas pilas deben ser colocadas sobre una capa aislante (comúnmente compost curado) para asegurar una distribución uniforme de la temperatura y el aire.
Otra forma de aeración es el insuflar aire por el fondo (presión positiva). Este método tiende a enfriar y secar las capas inferiores de la pila, y dejar las capas exteriores calientes y húmedas. En sistemas mixtos se alterna la ventilación por el fondo con la succión inferior. El movimiento alternativo de aire conduce a una homogeneización de temperatura y humedad a lo largo de la pila.
Los sistemas de compostaje en contenedores son métodos que restringen la masa de compostaje dentro de un edificio o recipiente. Hay variedad de métodos con combinaciones diferentes de recipiente, dispositivos de ventilación y mecanismos de mezcla.
Entre éstos, los más ampliamente utilizados son los reactores verticales continuos, y reactores horizontales. En los reactores verticales continuos, los materiales comúnmente se cargan en la cima del reactor y son descargados por el fondo. La oxigenación se consigue forzando el aire desde el fondo a través de la masa a compostar.
Estos reactores pueden procesar grandes cantidades de material, hasta unos 2,000 metros cúbicos, y pueden llegar a tener hasta nueve metros de altura. Sin embargo, masas de más de tres metros pueden tener problemas de ventilación.
En los reactores horizontales, los materiales se cargan a lo largo de la longitud de la unidad y la profundidad nunca excede de dos o tres metros. La ventaja principal de estos sistemas es la posibilidad de controlar el proceso y alcanzar más rápidamente una temperatura óptima
métodos de compostaje El compostaje es un proceso biológico que consiste en la descomposición de restos de plantas y animales. Es una forma fácil y natural de reciclar los residuos orgánicos y reducir su volumen. Es un proceso aerobio. Un compostaje adecuado genera suficiente temperatura para matar semillas y bacterias patógenas. El proceso no debe atraer moscas, insectos, roedores ni generar olores desagradables. El producto final es de color marrón oscuro, inodoro o con olor al humus natural.

La producción de compost es el resultado final del compostaje. El compost contiene humus, que es la vida del suelo, y de él depende su fertilidad. Un total de sólo un 1 a un 2% es necesario para diferenciar un suelo fértil y otro que no lo es. La fracción superior de la tierra, de color oscuro, con la materia orgánica muy descompuesta, es el llamado humus. Un puñado de ella contiene millones de microorganismos. Dentro de la materia orgánica del suelo, el humus representa del 85 al 90% del total, por ello, hablar de materia orgánica y de la fracción húmica es casi equivalente.

Las tierras o suelos fértiles constan de cuatro componentes: materia mineral, materia orgánica, (con abundancia de seres vivos), aire y agua. Todos están íntimamente ligados entre sí y originando un medio ideal para el crecimiento de las plantas.

De estos componentes, la materia orgánica representa en líneas generales el menor porcentaje, tanto en peso como en volumen. A pesar de ello, su importancia es muy grande y no sólo mejora las propiedades físicas y químicas del suelo sino el desarrollo de los cultivos. Los aportes de materia orgánica están sometidos al continuo ataque por parte de organismos vivos, microbios y animales, que los utilizan como fuente de energía. Como resultado de dicho ataque, son devueltos a la tierra los elementos necesarios para la nutrición de las plantas.

Los microorganismos del suelo usan el humus como sustrato y permiten la solubilización de la mayoría de los minerales, que permanecerán no asimilables por las plantas en los suelos pobres o carentes de humus.

El compost, debido al humus contenido y a otras propiedades, es más valioso para el suelo que los estiércoles u otros residuos orgánicos. Éstos son aplicados al suelo en un intento por incrementar el contenido de humus, pero en general esto no sucede.

Los estiércoles, incorporados en superficie, pierden nutrientes al no haber sufrido los procesos fermentativos del compostaje y pueden estar contaminados con insectos, semillas y enfermedades que no deberían retornar a los cultivos. Por otra parte, provocan una grave contaminación con nitratos de las capas freáticas inutilizando un importantísimo y escaso recurso como son las aguas potables.

El compostaje debería estar también en las bases de la agricultura, ya que no sólo de nitrógeno, fósforo y potasio viven las plantas, ya que en su crecimiento intervienen otros elementos como hormonas, vitaminas, etc. La tierra fértil no es sólo un soporte físico inerte; es un complejo laboratorio en el que tienen lugar procesos vivos.

VENTA DE PAPELOTE Y CARTÓN.

Es el sistema más sencillo, y en su estado elemental no necesita ninguna inversión, pues el comprador pasa con su servicio de transporte y retira el material. También es, en consecuencia, el de menor rendimiento económico.

Un perfeccionamiento del sistema es la utilización de prensas para formar balas de papel, y, mejor aún, si se realiza una selección de calidades de papel y cartón se consiguen mejores precios de venta y se da ocupación a un mayor número de personas.

Para el prensado del papel recogido pueden emplearse prensas manuales o automáticas, con accionamiento mecánico, eléctrico, neumático o hidráulico. El costo de una prensa para formar balas de 50 Kg aproximadamente oscila entre los 1.000 y los 12.000 Euros en función de producciones y automatismos. Consulte con nuestros técnicos para encontrar la mejor solución al problema concreto de su comunidad o centro productivo.

Si se realiza una selección por calidades, la más inferior puede dedicarse al compostaje o vermicompostaje o a su valorización como combustible.

El papel en balas es de fácil manejo y almacenaje y se reducen considerablemente los costos de transporte, aumentando de forma notable el beneficio.

CONVERSIÓN EN PASTA O PREFORMAS DE CELULOSA

Un paso adelante en la recuperación es vender el papelote recogido en forma de pasta de papel o celulosa preformada para envases y embalajes.

Los papeles seleccionados para su conversión en pasta (generalmente se escogen aquellos de menor valor de venta como una alternativa al compostaje o la incineración) son colocados de forma manual en un "pulper" para la formación de la pasta.

(Un pulper es una máquina parecida a una gran batidora en la que se introduce el papel junto con agua y de forma mecánica se deslíe formando la llamada pasta de papel)

La pasta de papel obtenida se purifica en función del destino previsto. Habitualmente se eliminan por decantación en areneros las partículas de elementos pesados y se pasa a través de un tamiz para limpiarla. Si el destino es venderla como pasta de papel se prensa en balas y almacena para su envío. Eventualmente pueden realizarse uno o más lavados. El agua de escurrido y lavado se recircula a los pulpers (a veces es necesaria una clarificación por floculación química seguida de decantación y/o filtración) o se utiliza en la planta de compostaje de materia orgánica junto con los rechazos y los lodos de clarificación.

Si se destina a la fabricación de preformados de celulosa (cajas de huevos, bandejas para transporte de fruta, macetas, separadores de botellas, elementos de embalaje...) Se realizan los lavados necesarios para conseguir la calidad deseada y se lleva la pasta a la concentración deseada para el moldeo (para algunas aplicaciones puede ser necesaria la aplicación de algún aditivo, por ejemplo en la fabricación de macetas para jardinería o repoblación forestal se añaden productos para aumentar la resistencia al agua).

Las piezas moldeadas (habitualmente mediante succión al vacío) se secan utilizando deferentes tecnologías como secaderos solares, biogás, cogeneración, calores residuales de incineración etc., que hacen que esta operación sea altamente rentable si se realiza de forma conjunta con otras recuperaciones de residuos.

Es importante señalar que cuantas más operaciones se realicen más valor añadido tiene el producto a vender, y, en consecuencia mayor es el beneficio. Como también es mayor la inversión puede ser una buena táctica iniciarse en pocas recuperaciones de valor añadido e ir ampliando el campo de operaciones con el incremento de experiencia y patrimonio.

Consulte con nuestros técnicos para la realización de un estudio concreto de su caso.

Los plásticos utilizados habitualmente en la industria e incluso en la vida cotidiana son productos con una muy limitada capacidad de autodestrucción, y en consecuencia quedan durante muchos años como residuos, con la contaminación que ello produce.

Por otra parte, la mayoría de los plásticos se obtienen a partir de derivados del petróleo, un producto cada vez más caro y escaso, y, en consecuencia, un bien a preservar.

En consecuencia, cada día es más claro que es necesaria la recuperación de los restos plásticos por dos razones principales: La contaminación que provocan y el valor económico que representan. Son tres los métodos de reciclaje de plásticos más utilizados.

REUTILIZACIÓN
Es aplicable a aquellos productos que tienen un valor en su forma y estado actual, tales como cajas de poliestireno expandido, cajas de transporte de botellas o frutas, bidones...

En estos casos, un simple lavado y almacenamiento del producto limpio es suficiente para su recuperación. Las aguas de lavado se utilizan en la planta de compostaje, papel u otra recuperación dentro del mismo complejo.

RECICLADO POR CALIDADES
Se trata de separar los plásticos en función de su composición (polietilenos, PVC, PET, ABS...) y efectuar un lavado de los mismos.

Los plásticos limpios pueden ser comprimidos en balas como en el caso del papel para su venta o fundidos y convertidos en granzas para darles un valor añadido.

Los rechaces se reciclan como se indica a continuación o se pasan a la valorización energética.

RECICLADO CONJUNTO
Consiste en realizar una mezcla de la totalidad de los plásticos recogidos y, previa limpieza y trituración, moldearlos por extrusión obteniendo perfiles para su utilización en construcción, agricultura, urbanismo etc. como sustitutos de la madera o metales.

Se puede fabricar madera plástica a partir del brik o plásticos de post-consumo. El nuevo material, la madera plástica reciclada procede de la recogida selectiva municipal, y con él se fabrican desde mobiliario urbano, industrial y residencial (bancos, papeleras o suelos) hasta elementos de decoración (pérgolas, jardineras).

La maquinaria necesaria tiene un precio entre 12.000 y 60.000 Euros en función de las producciones, automatismos etc. Solicite de nuestros técnicos una valoración para su caso concreto.

Materiales similares procedentes de plásticos llevan años comercializándose en EEUU y Europa, y muestran numerosas ventajas tanto técnicas como ambientales, como son su resistencia, inalterabilidad y contribución al reciclado de residuos.

Además de estas formas de aprovechamiento de los plásticos, no podemos evitar mencionar la incineración o descomposición pirolítica como fuente de energía, principalmente para la obtención de electricidad y calor.

Además de estas formas de aprovechamiento de los plásticos, no podemos evitar mencionar la incineración o descomposición pirolítica como fuente de energía, principalmente para la obtención de electricidad y calor.

PLANTA DE RECUPERACIÓN
Estudiamos ahora, a título de ejemplo, la implantación de una planta para el aprovechamiento total de plásticos. Es importante señalar que cuantas más operaciones se realicen más valor añadido tiene el producto a vender, y, en consecuencia mayor es el beneficio. Como también es mayor la inversión puede ser una buena táctica iniciarse en pocas recuperaciones de valor añadido e ir ampliando el campo de operaciones con el incremento de experiencia y patrimonio.

Suponemos que los plásticos, provenientes de recogida selectiva o triaje manual de RSU, se encuentran ya en la planta de tratamiento, y se ha realizado la recepción de los mismos.

En primer lugar es necesario realizar una selección de los mismos en función del destino, y la primera selección corresponde a aquellos plásticos que pueden reutilizarse en su estado y forma actual. Una vez separados se procede al lavado de los mismos, si fuera necesario a su reparación o acondicionamiento, y a su almacenaje para venta. Los rechazos pasan a la fase siguiente.

La fracción no reutilizable pasa a reciclado, y este se puede realizar en la propia planta o bien prepara el producto para enviarlo a otra factoría para su reciclado, y en los dos casos puede reciclarse cada clase de plástico por separado o todas juntas.

En cualquier caso, la primera operación a realizar es el lavado de los plásticos, que supone incrementar el valor de venta sea cual sea el tratamiento posterior. Una lavadora con capacidad para tratar hasta para 500 Kg/h tiene un importe de unos 4.500 Euros

Lo más rentable es realizar la separación en varias clases de plásticos, principalmente los más valorados, y tratarlos por separado.

En principio, y dependiendo siempre de las condiciones locales que son determinantes, es aconsejable separar PVC, PET, PE y ABS de forma manual, para lo que es necesario formar al personal para que aprenda a reconocer las diferentes calidades. Con ello tenemos cinco clases de plástico separado (las cuatro mencionadas y una quinta formada por el conjunto de los demás plásticos (poliuretanos, poliestireno, poliésteres, poliamidas...). Las clases a separar pueden ser más o menos en función de las condiciones locales, inversión prevista, mercado, etc.

Si no se pretende dar más valor al producto simplemente de comprime en balas para su venta, para lo que se necesita una prensa, cuyo coste de adquisición depende de la producción exigida y el tipo (manual, mecánica, hidráulica, neumática...) y puede estar entre los 1000 y 12.000 Euros.

Una adición de valor se consigue con su trituración y conversión en granzas. Una trituradora para 100 Kg/h tiene un costo de 9.000 Euros aproximadamente. Los plásticos triturados pasan a un almacén para su homogeneización para mantener una calidad uniforme (se aconseja un almacenaje equivalente a 8 - 10 días de trabajo), y posteriormente una extrusionadora los convierte en granzas. Se necesita una extrusionadora para cada clase de plásticos a recuperar, y una ensacadora para envasar el material acabado para su venta. Una extrusionadora para 100 Kg/h de granza tiene un importe de 4.000 Euros, aproximadamente, y una ensacadora entre 450 y 5.000 Euros, en función del grado de automatismo y producción deseados.

La calidad formada por los plásticos que no se han separado se almacena, limpio, triturado y mezclado con los rechaces del extrusionado anterior o los plásticos de poca calidad, y se pasa por una extrusionadora para la formación de los perfiles.

Es conveniente disponer de la cantidad necesaria en función de los perfiles a fabricar a fin de unificar el producto en color y aspecto para cada lote de fabricación. Antes del extrusionado es necesario añadir al plástico almacenado la cantidad de colorante necesaria para obtener el color deseado.

Estos perfiles se pueden utilizar como sustitutos de la madera en construcción o mobiliario. El precio de la extrusora para 100 Kg/h es de unos 4.000 Euros, y cada perfil para la extrusión tiene un coste entre 200 y 600 Euros, en función de su forma.

A la salida de la extrusora el plástico se coloca sobre una cintra transportadora para su enfriado sin deformaciones, y una tronzadora se encarga, se forma automática, del corte de los perfiles en la longitud prevista, variable entre 50 cm y 6 metros.

El precio del sistema de enfriamiento, cinta y tronzadora programable es de unos 11.200 Euros.

Una alternativa consiste en una extrusionadora manual, cuyo costo es de unos 2.000 Euros, para una producción de 100 Kg/h.

El agua usada en el lavado de los plásticos se lleva a un sistema de decantador y filtro y se utiliza para el enfriamiento de los plásticos a la salida de la extrusionadora. El resto se recicla en el mismo sistema de lavado.

Posibles excedentes pueden utilizarse en otras instalaciones del mismo complejo, como por ejemplo recuperación de papel o compostaje.

Los lodos de decantación se añaden a la materia orgánica a compostar.

El costo del sistema de depuración es del orden de 12.000 Euros.


c 1.experta en medio ambiente 2.autora de proyecto referente 3.experto bioquímico 4.mi madre y su compost COCINAR
ESTAR TRABAJAR GENERAL
centro/acceso/vestíbulo



TRASTERO
ALMACÉN 1. vivienda comunidad 2. barrio 3. 4. ciudad compactación recogida tratamiento reciclaje almacenaje diagrama reciclado análisis de la ubicación de cada proceso participante ámbito intervención taller 3 peludo
Full transcript