Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Derechos Humanos

No description
by

luisa florez

on 20 December 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Derechos Humanos

Derechos de los reclusos y de las personas privadas de la libertad Luisa Fernanda Florez
Catherine Pulecio
Nathaly Gómez Obligaciones del Estado en materia de derechos humanos de personas privadas de la libertad. El Derecho Internacional de los Derechos Humanos está integrado por un conjunto de normas internacionales de naturaleza convencional15 cuyo propósito es salvaguardar los derechos inherentes de la persona cualquiera que sea su nacionalidad, protegiéndola contra abusos de poder. Este no tiene como beneficiario al Estado sino al ser humano, y es por el contrario el Estado sobre quien recaen los deberes y obligaciones. Pacto internacional de derechos civiles y políticos prescribe:
«Artículo 2º. 1. Cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto se compromete a respetar y a garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción los derechos reconocidos en el presente Pacto, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social». Son obligaciones derivadas del deber de respetar la dignidad humana el trato digno y trato humano. El artículo 10° del Pacto internacional de derechos civiles y políticos prescribe: «Toda persona privada de libertad será tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano». El artículo 5,2 de la Convención americana sobre derechos humanos ordena: «(…) Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano». El deber de respetar la dignidad de las personas privadas de la libertad tiene dos componentes:

i. Trato digno: De un lado, ordena que en los establecimientos de reclusión prevalezca el respeto a la condición digna de la persona, a las garantías constitucionales y a los derechos humanos universalmente reconocidos.

ii. Trato humano: Prohíbe toda forma de violencia psíquica, física o moral contra las personas privadas de la libertad. Las autoridades no pueden limitarse a garantizar de manera formal el goce de los derechos de aquellas personas, sino que están obligadas a obrar eficazmente con el fin de facilitarles todas las condiciones necesarias para que puedan superar sus carencias, acceder a la real satisfacción de sus necesidades, allanar cualquier forma de discriminación y gozar plenamente de los bienes jurídicos, espirituales y materiales, requeridos para su plena realización como seres individuales y sociales. Las personas privadas de la libertad constituyen otro grupo que también se encuentra en condición de vulnerabilidad como consecuencia del aislamiento físico y de la despersonalización. Ese aislamiento produce un rígido sistema de segregación física y social. LOS ACTORES DEL CONTROL SOBRE CÁRCELES Y PENITENCIARÍAS: Los centros de reclusión deben permanecer abiertos al examen público dado que las posibilidades de violaciones de derechos humanos en ellos siempre Están legitimados para ejercer ese control, mediante instrumentos de distinta naturaleza y de diversos alcances:
•La sociedad.
•La rama judicial.

•El Ministerio Público ---> Defensoría Delegada para la Política Criminal y Penitenciaria
La pena de privación de la libertad no configura, en sí mismo, un castigo cruel aunque ocasione de forma inevitable cierto nivel de congoja y angustia a quien debe sufrirla. El propósito de la pena no es ni puede ser, en sí mismo, causar aflicción sino esencialmente, tal como lo indica el artículo 9° de la ley 65 de 1993, buscar la resocialización mediante el tratamiento penitenciario de quien ha delinquido. Se ponen límites al goce de los derechos con el fin de asegurar su pleno ejercicio para todos los miembros de la sociedad.

Esos límites debes estar fijados en la ley ---> "Reserva legal" LÍMITES DE LAS PERSONAS PRIVADAS DE LA LIBERTAD EN EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS HUMANOS LIBERTAD Aptitud de la persona para obrar libre de coacciones.

En el orden físico.
En el orden social. Tipos de límites Primer tipo: Deber de no impedir el ejercicio de los derechos de los demás.
Segundo tipo: Salubridad.
Seguridad.
Moralidad. Derechos fundamentales de las personas privadas de la libertad Constitución política

Artículo 2. (…) Las autoridades de la república están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades (…).
Artículo 11. El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte. Principios básicos para el tratamiento de los reclusos
1. Todos los reclusos serán tratados con el respeto que merecen su dignidad y valor inherentes de seres humanos.
Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
Artículo 3º. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas. Constitución política
Artículo 12. Nadie será sometido a desaparición forzada, a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.
Ley 65 de 1993
Artículo 6. Penas proscritas. Prohibiciones. (…) Nadie será sometido a desaparición forzada, torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.
Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
Artículo 5. Jurisprudencia Corte Constitucional Sentencia T- 707/96 (Libertad de expresión de los reclusos) Violación al artículo 20 de la Constitución Política Colombiana. Comité de Derechos Humanos. Caso Polay C. Perú. Violación del párrafo 1 del artículo 2 y los artículos y de los artículos 7, 10, 14 y 16 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Gracias! Derecho a la vida Derecho a la integridad Constitución política
Artículo 18. Artículo 19.
Ley 65 de 1993
Artículo 152. Facilidades para el ejercicio y la práctica del culto religioso. Los internos de los centros de reclusión gozarán de libertad para la práctica del culto religioso, sin perjuicio de las debidas medidas de seguridad.
Principios básicos para el tratamiento de los reclusos
3. (…) es necesario respetar las creencias religiosas y los preceptos culturales del grupo a que pertenezcan los reclusos, siempre que así lo exijan las condiciones en el lugar. Derecho a las libertades de conciencia y de religión Constitución política:
Artículo 16.
Conjunto de principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión:
Principio 3.
Principios básicos para el tratamiento de los reclusos:
Principio 5. DERECHO AL LIBRE DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD Constitución política.
Articulo 15
Principios básicos para el tratamiento de los reclusos:
Principio 5
Conjunto de principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión:
Principio 3 y Principio 18. DERECHO A LA INTIMIDAD Constitución política. Articulo 20. DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DE INFORMACIÓN DERECHO A LA LIBERTAD DE ASOCIACIÓN Y DE REUNIÓN Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos 28.
Constitución política: Artículo 37. Articulo 38 DERECHO AL DEBIDO PROCESO DISCIPLINARIO Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos 29 y 30
Conjunto de principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión Principio 30.
Constitución política Artículo 29.
Ley 65 de 1993 Artículo 117. Artículo 134 Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos 35 y 36
Constitución política Artículo 23. DERECHO DE PETICIÓN DERECHO A LA SALUD Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos 22 y 23.
Principios básicos para el tratamiento de los reclusos 9.
Constitución política: Artículo 49
Ley 65 de 1993: Artículo 106. Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos: 20. y 87
Ley 65 de 1993: Artículo 67 y 68 DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DERECHO AL TRATAMIENTO PENITENCIARIO Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos: 58, 59, 62, 63, 65, 66, 67, 69 y 70
Principios básicos para el tratamiento de los reclusos: 8.
Constitución política: Artículo 25 y 67.
Ley 65 de 1993: Artículo 10, 79, 94, 142 y 143. Clasificación de penitenciarias CárcelesPenitenciarias
Casa Cárcel
Establecimientos de rehabilitación y pabellones psiquiátricos
Cárceles y Penitenciarias de alta seguridad
Reclusiones de mujeres
Cárceles para miembros de la fuerza pública
Colonias
Agrícolas
Reclusión en casos especiales Concesión

Redención de penas por estudio

Cuatro regímenes Reforma al código *Abierto
*Semiabierto
*Semicerrado
*Cerrado MUJERES PRISIONERAS “… es el olvido la compañía permanente de las mujeres presas. El olvido desempeña un doble juego: por un lado, las mujeres presas se convierten en ausencias al ser olvidadas por la familia y por las personas cercanas; por otro lado, aprenden ellas mismas a olvidar a los otros y al mundo exterior para poder reconstruir algo diferente.”

Makowski Muchnik (1999) Aspectos relevantes de la vida de las mujeres privadas de libertad en Colombia De estudio realizado por la Procuraduría a partir de información brindada por en INPEC preocupa la ausencia de uniformidad en los datos y la informalidad, tanto en la manera de registrarlos como la falta de rigor en la recolección y actualización de la información. Caracterización de la población femenina Situación jurídica y tendencias de criminalidad femenina Vida cotidiana y mínimo vital En la medida en que el derecho a la dignidad, es un derecho que no admite limitación alguna, el Estado está en la obligación de satisfacer las necesidades vitales mínimas de la persona privada de libertad, a través de la alimentación, la habitación, el suministro de útiles de aseo, la prestación de servicio de sanidad, etc., dado que quien se halle internado en un centro de reclusión, justamente por su especial circunstancia, está en imposibilidad de procurarse en forma autónoma tales beneficios. Hay un persistente debate sobre la conveniencia de que las madres prisioneras conserven cerca sus hijos más pequeños. Ésta discusión suele ser ociosa. Muchas de estas madres, en nuestro medio, no tienen alternativa: o con ellas o en el más completo abandono. Hijos de mujeres detenidas LAS CORRECCIONALES DE MENORES Es un establecimiento penitenciario destinado al cumplimiento de las penas de prisión y de presidio correccional, en donde se recluye a los menores de edad que han cometido algún delito, que tiene como principal objetivo corregir, guiar y fomentar el buen comportamiento de aquellos menores que por diversas circunstancias cometieron un acto delictivo y fueron recluidos en ella.
En Colombia existe un Sistema de Responsabilidad para el Adolescente que junto con un Código de Infancia y adolescencia buscan establecer medidas de carácter pedagógico, privilegiando el interés superior del niño y garantizando la justicia restaurativa, la verdad y la reparación del daño. ¿Cuáles son las sanciones que se imponen a los adolescentes que se les declara responsabilidad penal? •Amonestación --> Llamado de atención
•Reglas de conducta --> Imposición de obligaciones a los menores (No más de 2 años)
•Prestación de servicios a la comunidad --> Realización de tareas en forma gratuita
•Libertad asistida --> Libertad bajo supervisión y autorización
•Internación en medio semicerrado --> Asistencia a un programa en un horario no escolar
•Privación de libertad en centro de atención especializado --> Menores entre 16 y 18 años que cometan delitos de más de 6 años de prisión (Tiempo entre 1 y 5 años) Debe tenerse en cuenta:
Se prohíbe revelar la identidad o fotografía de los menores relacionados en el proceso.Según el artículo 159 de Código de Infancia y Adolescencia las sentencias proferidas en procesos de esta especie no tendrán carácter de antecedente judicial.Los menores internos deberán continuar su proceso académicoEn caso de que el menor cumpla 18 y se encuentre privado de su libertad, no podrá ser trasladado a instituciones carcelarias de mayores de edad, podrá seguir allí hasta los 21 años.El menor tendrá que estar ubicado en la misma localidad, municipio o distrito, o la más cercana a donde se encuentren sus padres, representantes o responsables. Obligación del INPEC de adoptar medidas para que los reclusos no atenten contra la libre orientación sexual de uno de ellos (LGBTI) Reclusos con VIH/SIDA RÉGIMEN DE VISITAS. Articulo 112 ley 65 de 1993 “Los sindicados tienen derecho a recibir visitas, autorizadas por fiscales y jueces competentes, de sus familiares y amigos, sometiéndose a las normas de seguridad y disciplina establecidas en el respectivo centro de reclusión. El horario, las condiciones, la frecuencia y las modalidades en que se lleven a cabo las visitas serán reguladas por el régimen interno de cada establecimiento de reclusión, según las distintas categorías de dichos centros y del mayor o menor grado de seguridad de los mismos…” Acuerdo 011 de 1995 Términos generales:

Visitas masculinas: sábado
Visitas femeninas: domingos
Visitas intimas y familiares: una vez por mes INDIGENAS PRIVADOS DE LA LIBERTAD Derecho a su propia jurisdicción:
Siempre que el delito sea cometido dentro del territorio indígena deberá conocer la jurisdicción especial indígena, la cual impondrá sus propias penas; mientras que si se trata de un delito cometido fuera del territorio indígena o que afecte a un tercero ajeno a la comunidad quien debe conocer y decidir sobre el asunto es la jurisdicción ordinaria. Cuando se deben someter a la jurisdicción ordinaria deben ser tratados teniendo en cuenta ciertos aspectos:
Sobre el derechos al uso de su propio idioma en procedimientos legales y juzgamientos --> Derecho totalmente desconocido por operadores judiciales e incluso abogados.
Derecho a ser considerada su cultura en el proceso.
Encarcelamiento en centros penitenciarios especiales con miras de que no se vulneren los valores y la cultura. Casa por cárcel El arresto domiciliario o casa por cárcel es una pena que figura, como accesoria de otras o como principal, en la mayoría de los códigos penales de los distintos países.
Se define como "la privación de la libertad de movimientos y comunicación de un condenado o acusado que se cumple fuera de los establecimientos penitenciarios, bien en el propio domicilio, bien en otro fijado por el Tribunal sentenciador a propuesta del afectado". Los casos en que usted puede recibir casa por cárcel son los siguientes:

a. Cuando para el cumplimiento de los fines de la medida de aseguramiento sea suficiente la reclusión en el lugar de residencia.

b. Cuando el imputado o acusado fuere mayor de sesenta y cinco (65) años, siempre que su personalidad, la naturaleza y modalidad del delito hagan aconsejable su reclusión en el lugar de residencia.

c. Cuando a la mujer imputada o acusada le falten 2 meses o menos para el parto. Igual durante los 6 meses siguientes a la fecha del nacimiento del hijo.

d. Cuando el imputado o acusado se encuentre en estado grave por enfermedad, previo dictamen de médicos oficiales.

e. Cuando el o la imputada o el o la acusada fuere madre o padre cabeza de familia de hijo menor de 12 años o que sufriere incapacidad mental permanente, siempre y cuando haya estado bajo su cuidado LA PENA DE MUERTE Según un informe emitido por Amnistía Internacional en el año 2010 aún se aplica en al menos 23 de los 58 países que al momento contenían en su normatividad como legal la pena de muerte.
De los países que siguen aplicando la pena de muerte, los que más hacen uso de este castigo son Arabia Saudí, China, Estados Unidos, Irán y Yemen. China según informes emitidos ejecuta este tipo de pena miles de veces en un año.
En países como Irán se practica aun el ahorcamiento en plaza pública, donde han sido ejecutados incluso menores de edad. Los métodos más utilizados en 2010 para acabar con la vida de los presos fueron la decapitación (Arabia Saudí), la electrocución (Estados Unidos), el ahorcamiento (Bangladesh, Botsuana, Corea del Norte, Egipto, Irak, Irán, Japón, Malasia, Singapur, Siria y Sudán), la inyección letal (China y Estados Unidos) y las armas de fuego (Autoridad Nacional Palestina, Bahréin, Bielorrusia, China, Corea del Norte, Estados Unidos, Guinea Ecuatorial, Somalia, Taiwán, Vietnam y Yemen). ¿El derecho internacional ha prohibido esta práctica?

La respuesta es algo compleja ya que como tal el derecho internacional sólo prohíbe el trato cruel y la tortura además de que limita la ejecución de estas penas sólo a delitos catalogados como graves o violentos, pero aun existiendo esta norma en la actualidad Emiratos Árabes Unidos y Singapur se aplica la pena capital por adulterio y delitos relacionados con droga (condenados en su mayoría extranjeros) respectivamente.
El Derecho Internacional de nivel mundial no considera la pena capital como atentatoria per se contra los derechos humanos, pero sí intenta restringir su aplicación, someter su imposición a ciertas garantías mínimas, y animar a los estados a su abolición. Normatividad Internacional sobre la pena capital
El Sexto Protocolo, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 19 de diciembre de 1966.
Su art. 6,2 , autoriza la aplicación de la pena de muerte sólo a) para los delitos más graves b) sólo en los casos legalmente previstos y vigentes al cometerse el delito, c) sólo en virtud de sentencia firme dictada por un juzgado competente, y d) siempre que las leyes aplicadas no infrinjan el Convenio para la Prevención y Represión del Genocidio.
La Convención Interamericana De Derechos Humanos, en su art. 4, establece que en los países que no han abolido la pena de muerte, ésta sólo podrá imponerse por los delitos más graves, en cumplimiento de sentencia ejecutoria de tribunal competente y de conformidad con una ley que establezca tal pena, dictada con anterioridad a la comisión del delito. Tampoco se aplicará a delitos políticos ni conexos ni extenderá su aplicación a delitos a los cuales no se le aplique actualmente. Prohibición de la pena capital en tiempos de paz en el derecho internacional europeo.

El Derecho Internacional europeo sí considera en todo caso la pena capital en tiempos de paz como atentatoria contra los derechos humanos. El Sexto Protocolo de la Convención Europea de los Derechos Humanos (ratificado por todos los países europeos menos Rusia y Bielorrusia) prohibió la pena capital desde el 1 de mayo de 1983 en el Derecho penal común.

Prohibición de la pena capital en tiempos de guerra en el derecho internacional europeo.

Por medio del protocolo adicional decimotercero del Convenio Europeo de los Derechos Humanos, desde el 3 de mayo de 2002 se prohibe en los países que los han ratificado la pena capital también en tiempo de guerra. Varios estados europeos o miembros del Consejo de Europa aún no han ratificado el Protocolo nº 13, por lo que no tienen obligación internacional de evitar el uso de la pena de muerte en tiempo de guerra o en peligro de guerra inminente Exclusión de la pena capital en los tribunales penales internacionales.

Los tribunales de Núremberg y Tokio establecidos para el castigo de crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial aplicaron la pena de muerte; en cambio, la Corte Penal Internacional, establecida en el Estatuto de Roma, que entró en vigor en 2002, excluyó la pena muerte como posible sanción; la prisión perpetua es la pena máxima posible. Este es también el caso de los tribunales establecidos durante las últimas dos décadas para juzgar los crímenes de guerra perpetrados en Yugoslavia (1993), Ruanda (1994), Sierra Leona (2002) y Camboya (2004). EL ESTADO ACTUAL DE LAS PENITENCIARIAS EN COLOMBIA Según un informe elaborado por la Procuraduría, donde se inspeccionó a los tres principales centros penitenciarios de Colombia, todos ubicados en la capital nacional, se trata de las cárceles La Picota, La Modelo y El Buen Pastor. En dicho informe realizado a en el mes de noviembre del presente año por una Comisión Especial, se evidencia el grave problema de hacinamiento y salubridad que afrontan la gran mayoría de las penitenciarías de nuestro país.

En La Modelo, cárcel con sobrepoblación de 137% (Capacidad de 2968 reclusos pero albergando 7.096 reclusos), cuenta con una enfermera por patio además de no contar con un medico siquiátrico de tiempo completo. Las personas además de tener que dormir en el piso y en espacios reducidos deben usar sabanas sucias, debido a que no se presta atención a discapacitados que no controlan esfínteres. En La Picota los enfermos de VIH-Sida no reciben la atención debida, los internos de tercera edad y los discapacitados no cuentan con lo básico: duermen en el piso; cuando son atendidos medicamente sólo les dan ibuprofeno y acetaminofén. En un pasillo, por ejemplo, viven 250 personas pero sólo hay dos baños. En otros pasillos, el servicio de agua es intermitente y los hedores nunca se van. Esta penitenciaria tiene un hacinamiento del 61% (Hay capacidad para alojar a 4.973 reclusos pero en realidad hay 8.066).
Ahora, en El Buen Pastor la cosa no es distinta sólo hay dos médicos y un fisioterapeuta para más de 2.000 reclusas, además de haber una sobrepoblación de 78% (caben 1.250 reclusas pero hay 2.175, de las cuales el 31% (690 de ellas) está ahí como medida preventiva pero aún sin condena).
Full transcript