Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Sesión 4 Órdenes de ayuda

No description
by

Jacky Navarro

on 27 August 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Sesión 4 Órdenes de ayuda

Órdenes de la ayuda
sesión 4
Los humanos dependemos, en todos los sentidos, de la ayuda de otros.
Uno solo da lo que tiene, y solo espera y toma lo que realmente necesita
Tomar en cuenta las circunstancias externas del cliente
El ayudador debe mirar a la familia del cliente.
El ayudador debe estar al servicio de la reconciliación
El ayudador debe presentarse como adulto en igualdad de circunstancias del cliente
*Sólo de esta manera podemos desarrollarnos
*Dependemos de ayudar a otros
*Quien no ayuda a otros o no es necesario, acaba sólo y atrofiado
*La ayuda nos sirve a nosotros mismos
El primer desorden en la ayuda comienza cuando: UNO PRETENDE DAR LO QUE NO TIENE Y EL OTRO QUIERE TOMAR LO QUE NO NECESITA.
Si la ayuda pasa por alto o no quiere admitir, las circunstancias externas, queda destinado al fracaso. (implicaciones con destinos de familia, el amor ciego, etc.)
Significa que ante un adulto que acude a buscar ayuda, el ayudador se presente también como un adulto. De esta forma se rompe los intentos de ser colocado como padre o madre.
El individuo es parte de una familia. Únicamente cuando el ayudador lo percibe como tal, si ve a la persona junto con sus padres y antepasados, quizá también con su pareja y sus hijos, lo percibe tal y como es en realidad.
El trabajo de Constelaciones Familiares, une aquello que antes estaba separado. En este sentido se haya al servicio de la reconciliación, sobre todo con los padres. A ella se opone la distinción entre buenos y malos de la familia. Si el ayudador no hace esto más bien esta al servicio del conflicto.
El quinto orden de la ayuda sería, el amor a toda persona tal como es, por mucho que sea diferente a mí. De esta manera el ayudador abre su corazón para el otro, y lo que se ha reconciliado en su corazón, también puede reconciliarse en el sistema del cliente.
El desorden aquí será juzgar al otro; en la mayoría de los casos esto equivale a una sentencia, y la consecuente indagación desde la moral. QUIEN REALMENTE AYUDA, NO JUZGA.
Ó cuando uno espera y exige de otro lo que este no le puede dar (porque no lo tiene)
Ó también, cuando uno no debe dar, ya que asumirá en lugar de otro algo que sólo éste puede o debe llevar o hacer.
EL DAR Y EL TOMAR TIENEN LÍMITES, RESPETARLOS, FORMA PARTE DE LA AYUDA. Ésta ayuda es humilde
Significa que uno se somete a las circunstancias, y sólo interviene hasta donde ellas lo permiten.
Esta ayuda se contiene y tiene fuerza.
La pretensión de ayudar en contra de estas circunstancias debilita tanto al ayudador como a la persona que pide ayuda.
El desorden en la ayuda consiste aquí en permitir que un adulto demande a un ayudador tal como un niño lo hace con sus padres, y permitirle al ayudador tratar al cliente como si fuera un niño, asumiendo en su lugar asuntos cuyas responsabilidades y consecuencias únicamente puede y debe asumir él.
Así también percibe y comprende quién es, en esta familia la persona que necesita primero su respeto y su ayuda; a quien se ha de dirigir el cliente para darse cuenta cuales son los pasos decisivos y darlos.
Aquí el desorden en la ayuda sería no mirar ni reconocer a otras personas decisivas que, por así decirlo tienen en sus manos la clave para la solución, ejemplo: Aquellos que fueron excluidos de la familia.
fin
Full transcript