Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Formación y el desarrollo profesional del profesorado

No description
by

Carolina Salgado

on 24 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Formación y el desarrollo profesional del profesorado

La Formación y el desarrollo profesional del profesorado
Hacia una nueva cultura profesional

Francisco Imbernón

Capítulo 1: La profesionalización de la función docente.
Hacia una nueva cultura profesional.

Capítulo 2:
Maestro de todo, sabio de nada.
La función docente

Capítulo 3:
Diversas orientaciones conceptuales en la formación del profesorado.

Capítulo 5.
La formación inicial del profesorado:
El primer paso hacia la cultura profesional

Integrantes
Paula Ramos Orellana
Carolina Salgado Ramírez
Pedagogía en Educación Parvularia y Básica para primer Ciclo
Profesora: Irma Labraña
Este capítulo intenta acercarse
al dilema sobre las profesiones
o sobre los procesos de
profesionalización que se
han realizado desde el ámbito
de la sociología, pedagogía,
psicología, históricos, económicos, etc.
Se entiende actualmente por:

• Profesionalismo o profesionalidad: las características y capacidades específicas de la profesión.

• Profesionalización: Proceso socializador de adquisición de dichas características.

El concepto de profesión es producto de un determinado marco social, cultural e ideológico que influye en la práctica laboral, ya que las profesiones son legitimadas por el contexto social en el que se desarrollan y por lo que se convierte en un concepto popular, proveniente de una parte de la sociedad, y que se debe estudiar observando la utilización que de él se hace y la función que desempeña en las actividades de dicha sociedad.
Según Mitchell y Kerchner (1983) la conceptualización de profesionalismo se clasifica en:
a. El profesor como trabajador: Concibe la escuela como un sistema jerárquico del cual es el gerente o director quien decide qué, cuándo y cómo debe enseñar el profesor.

b. El profesor como artesano: Se atribuye una mayor responsabilidad al docente para seleccionar y aplicar las estrategias de enseñanza. En los programas formativos se prioriza la adquisición de los “trucos del oficio” por encima de la teoría y la reflexión.

c. El profesor como artista: Se enfatiza la creatividad personal, y se permite el desarrollo de un mayor grado de autonomía docente.

d. El profesor como profesional: El trabajo profesional, por naturaleza, no es propenso a la mecanización. El docente está comprometido con la autorreflexión y el análisis de las necesidades del alumnado, y asume importantes cuotas de responsabilidad en las decisiones curriculares que se comparten.

Debido a los cambios sociales, culturales y educativos de los últimos decenios, los grandes temas que se le plantean a la función docente son los siguientes:
1. El de la transmisión de valores, ya sea para encasillarla en unas funciones de transmisor cultural de los valores perennes de una determinada sociedad o para cuestionar este papel y establecer más una función de análisis crítico de esos valores.

2. El del análisis de lo que comporta asumir una profesión y una cultura profesional en una escolarización total de la población y con grandes medios de información.

3. El del análisis de la existencia o no de un conocimiento especializado.

4. El del exceso de funciones por la crisis de otras instancias educativas.
El nuevo concepto de la profesión y función docente esta argumentado en los siguientes puntos:
1. Se trata de una actividad laboral permanente y que sirve como medio de vida; por tanto, el profesor, como profesional, será sinónimo de profesor trabajador.
2. Se trata de una actividad pública que emite juicios y toma de decisiones en circunstancias sociales, políticas y económicas determinadas, lo que significa que está enmarcada en un contexto determinado que la condiciona.
3. Es una actividad compartida. La educación ya no es una tarea exclusiva de los especialistas, sino que es un problema socio político, en el cual intervienen agentes, grupos y medios diversos.
¿Existe un conocimiento profesional pedagógico específico?
Se entiende este conocimiento como el utilizado por los profesionales de la enseñanza, que se va construyendo y reconstruyendo constantemente durante la vida experiencial profesional del profesorado en su relación con la teoría y la práctica.
¿Qué significa ser competente en la función docente?
La competencia es un conocimiento adquirido que se aplica a un proceso, pero la heterogeneidad de la práctica educativa es múltiple, de modo que el concepto de competencia se aplicará al saber reflexionar, organizar, seleccionar e integrar lo que puede ser mejor para realizar la actividad profesional, resolviendo una situación problemática o realizando un proyecto.
A continuación se muestran las características de la profesionalidad restringida y las de la desarrollada, analizadas por Hoyle (1974):
La formación del profesorado ha experimentado durante las últimas décadas una evolución significativa, tanto por lo que respecta a sus planteamientos teóricos como a sus procesos de aplicación.
Para su análisis, distinguiremos la orientación perennialista o académica, la racional técnica y las basadas en la práctica.
La orientación perennialista
Es una orientación basada en el pensamiento escolástico y que considera el conocimiento como único y definitivo. Se centra, sobre todo, en la formación de los contenidos académicos del currículum. Su propósito fundamental es la recuperación de la tradición clásica en la educación y, de modo particular, los grandes textos y autores de la cultura occidental. Esta propuesta adquiere un marcado carácter elitista y conservador.
Técnica o racional-técnica.
Es una orientación basada en el <<esencialismo>> (se niega la diferencia o se reduce a la lógica de los hechos en la búsqueda de lo permanente e invariable). Es una mezcla de componentes idealistas y realistas, y tiene ciertos puntos de contacto con la orientación anterior, aunque se distancia de ésta por su apuesta contundente por la priorización de la cultura técnica y científica en menoscabo de la humanística y artística.
La práctica como referencia
Se empieza a investigar y a elaborar modelos en los que la formación del profesorado se basa en establecer estrategias de pensamiento, de percepción, de estímulos, se centra en el proceso y en la toma de decisiones para procesar, sistematizar y comunicar la información. Aparece un enfoque alternativo, la orientación práctica de análisis interpretativo, en el que cobra importancia la reflexión sobre la práctica en un contexto determinado, estableciendo un nuevo concepto de investigación y formación y dando más relevancia en los procesos de investigación a la vertiente cualitativa que a la cuantitativa, que insiste en el estudio de la vida en el aula, en el trabajo colaborativo como desarrollo de la institución educativa y en la socialización del profesorado, según algunos autores, está orientación pretende convertir al profesorado en un investigador en el aula.
Los criterios para la formación del profesorado desde esta orientación surgen en dos direcciones complementarias: la de dotarle de instrumentos intelectuales que sean una ayuda para el conocimiento e interpretación de las situaciones problemáticas complejas en las que se sitúa y la otra, implicar a los profesores en tareas de comunicación intersubjetiva y formación comunitaria para dar a la educación escolarizada la dimensión de nexo entre el saber intelectual y la realidad social, con la que tiene que mantener estrechas relaciones (Gimeno, 1983)
Etapas claves en la enseñanza reflexiva (Pollard y Tann, 1987)
Capítulo 4:
La formación como desarrollo de una nueva cultura profesional del profesorado.

El concepto de desarrollo profesional se hace extensivo a todo el personal que trabaja en un centro, en este caso educativo. Este desarrollo engloba los procesos que mejoran el conocimiento profesional, las habilidades y las actitudes de los trabajadores de un centro educativo; por lo tanto, afecta a los equipos de gestión, al personal no docente y al profesorado.
Meirieu (1987) nos aporta la experiencia de formación de la Academia de Lyon, estableciendo dos sistemas relacionales en la formación. Su análisis e interpretación evidencia muchos de los problemas que encontramos actualmente en la práctica profesional del profesorado.
1. Sistema aplicacionista o normativo: extendido en la práctica formativa del desarrollo profesional, que supone la existencia de soluciones elaboradas por especialistas fuera del aula. Tradicionalmente se trata de lecciones-modelo y se basa en la imitación.

2. Sistema regulativo o descriptivo: se caracteriza por situar al profesorado en situaciones de investigación-acción, suscitando la inventiva didáctica y su capacidad de regularla según sus efectos. La capacidad de elaborar itinerarios diferenciados con distintas herramientas con un carácter abierto y generador de dinamismo y situaciones diversas.
El desarrollo profesional es una evolución continua y un proceso dinámico, se logra establecer, las siguientes etapas:
a. Una etapa inicial de formación básica y socialización profesional, caracterizada por la formación inicial en instituciones específicas. La formación inicial es muy importante, ya que el conjunto de actitudes, valores y funciones que los alumnos de formación inicial confieren a la profesión se verá sometido a una serie de cambios y transformaciones en consonancia con el proceso socializador que tiene lugar en esa formación inicial; se generarán determinados hábitos que incidirán en el ejercicio de la profesión.
b. Una etapa de inducción profesional y socialización en la práctica. Son los primeros años de ejercicio, en los que la condición de novel le confiere características especiales.
c. Una etapa de perfeccionamiento en la que predominan las actividades de formación permanente.
Aunque podríamos desarrollar esta última etapa en diversas fases, consideramos que estas tres grandes etapas permiten un análisis bien diferenciado del desarrollo profesional del profesorado y la asunción de una determinada cultura profesional.
Componentes de la enseñanza del programa de formación inicial
(Zeichner y Liston, 1987)
Es necesario introducir en la formación inicial una metodología que esté presidida por la investigación-acción, y que vincule constantemente teoría y práctica. En este sentido, la formación del profesorado en la etapa inicial tendría que orientarse por los siguientes puntos:
• Proporcionar
• Vincular
• Incluir
• Permitir
• Considerar
• Promover
• Facilitar
• Promover
• Analizar .
• Estimular
• Elaborar
El profesorado novel
y el
profesorado experimentado
Se considera etapa de profesor novel la que transcurre durante los tres primeros años de ejercicio, aunque algunos autores la extienden hasta los cinco primeros años.
Esta etapa aparece dividida en una primera fase de umbral <<umbral o antesala>> (seis meses) y una segunda de <<madurez y crecimiento>> que comprende el tiempo posterior (Vera, 1988). Es una etapa de socialización, en la que el nuevo profesor se integra como miembro activo y participante en el colectivo profesional.
El desarrollo profesional del profesorado experimentado está de manera directa relacionado con la orientación que se tenga sobre su concepto y sus funciones profesionales.

En la búsqueda de una nueva reconceptualización de la práctica aparecerán nuevos y hasta excesivos conceptos y nuevas metáforas de formación en el desarrollo profesional que otorgan diversos roles al profesorado, algunos de ellos analizados por Tom (1985) y que se enmarcan en una nueva racionalidad práctica, como, por ejemplo, los siguientes:
El profesorado deja de ser el reproductor mecánico que espera las soluciones de otros, para buscar en su situación problemática su propia solución. Esto hace cambiar los procesos de formación permanente. Ya no son necesarias personas que digan a los profesores cómo han de hacer las cosas, sino personas que diagnostiquen obstáculos y ayuden al profesorado a encontrar su solución.
Muchas Gracias
Full transcript