Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Proceso de globalización económica

No description
by

Olivia Calderón

on 30 June 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Proceso de globalización económica

Proceso de
globalización

¿Qué es globalización?
La globalización es un proceso que se da fundamentalmente a partir de la tecnoeconomía, implica una interconexión entre diferentes sectores considerados económicamente valiosos de distintos países y regiones simultáneamente
En la economía global, las grandes empresas y corporaciones multinacionales producen bienes y servicios para los mercados en todo el mundo. Por esto se afirma que son los agentes principales de la globalización, implantándose en la mayor parte de países y aumentando los flujos financieros y comerciales entre los mismos.
La globalización económica
Los procesos globalizadores han posibilitado la emergencia de un nuevo tipo de sociedad, que Castells denomina sociedad red o informacional, gracias a los avances en la tecnología de la información.
Resultados de los principales procesos de globalización económica
Globalización tecno-económica
Hace referencia a la transnacionalización del mercado de bienes y servicios, a una nueva división social del trabajo de carácter global y sobre todo a la mundialización financiera.
La competitividad en esta economía globalizada se centra en la concentración de la producción de conocimientos, el incremento de la flexibilidad de los sistemas y la gestión del trabajo, la inversión en tecnología de la información, el paso de grandes empresas centralizadas cuyas unidades básicas están compuestas por diversas formas organizativas, que hoy también son flexibles según qué y cómo produzcan.
Los procesos globalizadores han implicado una flexibilización de la gestión del capital, una descentralización e interconexión de las empresas, el aumento del poder del capital con respecto al poder del trabajo, un cambio profundo en las relaciones laborales y en la regulación de los mercados de trabajo, la desregulación de los mercados en general, permitiendo así la globalización del sistema financiero y la creación de nuevos bloques económicos.
La globalización que incluye únicamente a los sectores que se consideran económicamente de los distintos países, regiones o ciudades, ha producido una gran desigualdad, conviviendo en un mismo país o región, zonas incorporadas a ella y otras que viven en la miseria y la exclusión
A finales de la década pasada, las 100 multinacionales no financieras más grandes del mundo tenían una inversión extranjera directa de 1,8 billones de dólares. Las empresas multinacionales en la actualidad son las responsables de dos tercios de las exportaciones mundiales y de cerca de un 10% de las ventas domésticas del mundo.
Las multinacionales
Los países más débiles deben plegarse a las exigencias de la empresa privada, suavizando las regulaciones laborales, impuestos, la legislación medioambiental llegando incluso a la anulación de las zonas francas.
El libre movimiento de los capitales tiene consecuencias como que los bancos y empresas se pueden retirar súbitamente ante el menor signo de malestar económico, provocando el pánico bursátil y desencadenando crisis financieras que se contagian de unos países a otros
Las instituciones internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, al estar controladas por los Estados más poderosos, están en condiciones de imponer a los países más pobres y fuertemente endeudados el desmantelamiento de las barreras arancelarias de su interés. Lo mismo pasa con el mercado laboral.
Desde la óptica neoliberal el acceso a los mercados es libre y las normas que rigen la competencia no existen.
Los mercados globalizados
Pueden ser eficientes pero son inequitativos, lo que implica un aumento de la desigualdad entre países y el interior de los mismos. La participación de los países es desigual de acuerdo con las posibilidades de cada uno de acceder a la tecnología, a los mercados económicos y financieros, a la difusión cultural. Hoy los países ya no compiten entre sí, sino también con empresas transnacionales que sus ganancias superan el PIB de muchos países.
La globalización tecno-económica no ha generado mayor nivel de empleo ni la expansión de trabajos más calificados, y por el contrario, ha intensificado una flexibilización de los mercados laborales con efectos negativos para los trabajadores en cuanto a estabilidad y seguridad laboral.
Movimientos
migratorios
Las fronteras se han abierto en el sentido comercial principalmente, pero no lo han hecho para los habitantes que, en su mayoría por cuestiones económicas de falta de empleo o políticas, se ven expulsados de su lugar de origen.

Estos aspectos inequitativos de la globalización producen una gran exclusión social y económica.
A. Pérdida de soberanía de los Estados nacionales
En el actual contexto de la globalización, el papel del Estado se reestructura y se somete a las nuevas lógicas de las grandes empresas multinacionales, perdiendo soberanía.
Los estados nacionales tienen que ceder soberanía a organismos supranacionales, regionales o globales, que son los que toman muchas de las grandes decisiones antes reservadas a los estados.
El crecimiento de las empresas multinacionales las convierte en unidades económicas mayores que muchos estados nacionales, dotadas de la capacidad de decidir, mediante sus políticas de inversión, sobre la suerte de millones de personas. La movilidad de capitales hace que sea muy difícil su control fiscal por parte de los estados, que tienen que ir transfiriendo los impuestos hacia el trabajo o hacia el consumo de sus propios ciudadanos.
Además, los estados nacionales pretendían ser monopolios de la violencia coactiva legítima. Frente a esta debilidad de los estados, la pobreza, la desigualdad hiriente y el desarraigo favorecen el aumento de la criminalidad en todo el mundo La globalización, además, facilita la movilidad del crimen organizado.
En el interior de los estados, las “elecciones democráticas” se limitan cada vez más a la elección entre dos élites de políticos profesionales, muy parecidos entre sí, y vinculados en todos los casos de grandes capitales.
El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, por su parte, se han ido convirtiendo en un instrumento de la política económica de los países ricos, pues son estos los que controlan su funcionamiento mediante un sistema de cuotas.
No es extraño que los países ricos prefieran estas instituciones frente a los organismos sociales y económicos de las Naciones Unidas, regidos por criterios más democráticos.

B. Aumento de la desigualdad, la pobreza y la exclusión
La pobreza es un problema de personas y grupos sociales, que está presente, si bien en distinta proporción, en todos los países del mundo. Los datos más recientes de los organismos internacionales señalan que el número de personas que viven con menos dólares al día pasó de 2,549 millones en 1987 a 3,000 millones en 2005. De ellos, 1,300 millones de personas viven en los límites de la vida, con menos de un dólar diario.
Según los informes del PNUD, de los 4.400 millones de habitantes del mundo pobre y subdesarrollado, casi tres quintas partes carecen de saneamiento básico.
Las poblaciones campesinas de los países pobres ven desarticuladas sus estructuras sociales, sus tradiciones y sus formas de producción y consumo, viéndose obligadas a emigrar de sus territorios.
Hay en el mundo 358 personas cuyos activos se estiman en más de mil millones de dólares cada una, con lo cual superan el ingreso anual combinado con países donde vive el 45% de la población mundial.
En estas condiciones, la democracia representativa se convierte en una mera formalidad, pues se vacían de contenido los derechos civiles, político, económicos y sociales, al tiempo que se desarrollan los instrumentos policiales y represivos de todo tipo para hacer frente a los comportamientos desordenados en ascenso, proliferan el terrorismo, las mafias y el crimen organizado.
Los informes de Naciones Unidas sobre la democracia en América Latina señalan que la pobreza y la desigualdad son los problemas centrales que obstaculizan el pleno desarrollo democrático del sub-continente latinoamericano.
Según los informes, la crisis de la política en América Latina se expresa, principalmente, en el divorcio entre los problemas que los ciudadanos reclaman resolver y la capacidad de la política para enfrentarlos.
C. La crisis ecológica
Los problemas ecológicos han adquirido dimensiones globales. La globalización está suponiendo un traslado creciente de industrias desde estos países hacia los países más pobres. En los países ricos, la globalización favorece la des-industrialización y el crecimiento del sector servicios. Los daños ecológicos no respetan fronteras y tienen efecto mucho más allá de su lugar de origen. Una emisión de "gases invernadero" afecta a todo el planeta, y no solo a los ciudadanos del país emisor
D. Amenazas a la identidad y a la diversidad cultural
En el año 1980, el 90 por ciento de las noticias que se recibían en todo el mundo era suministrado por 4 grandes agencias. La globalización de los medios de comunicación ha sido facilitada por el desarrollo tecnológico y por los gobiernos, que en los últimos años han des-regularizado y privatizado los medios de comunicación. La tecnología empleada en Internet, desde las redes telefónicas hasta el software, está en manos de unas pocas compañías. Además, la mayor parte de las páginas Web que se producen y se publican por los grandes buscadores están en inglés.

Se puede decir que la globalización, desde el punto de vista cultural, es una norteamericanización. No es el sentido democrático de la vida cotidiana ni la aversión a la concentración del poder, sino el consumismo, el individualismo y el hedonismo.
En las sociedades occidentales, lo que algunos llaman la "corrosión del carácter", el sálvese quien pueda y el consumismo exacerbado, mientras que, paralelamente, proliferan las crisis personales y la infelicidad colectiva. En la "sociedad del espectáculo", los individuos se relacionan entre sí a través del espectáculo, y en función de este, configurándose una sociedad de masas, crecientemente atomizada y pasiva. Esto crea el caldo de cultivo idóneo para la proliferación de toda suerte de comportamientos a-sociales patológicos, individuales y colectivos.
Full transcript