Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

basilea 2 y 3 en el peru

No description
by

lucero aylas meneses

on 26 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of basilea 2 y 3 en el peru

ESTADO DE AVANCE EN LA IMPLEMENTACION DE BASILEA II Y III EN EL PERU
design by Dóri Sirály for Prezi
El Nuevo Acuerdo de Capital o Basilea II brinda un conjunto de principios y recomendaciones del Comité de Basilea sobre Supervisión Bancaria y tiene como objetivo propiciar la convergencia regulatoria hacia estándares más avanzados sobre medición y gestión de los principales riesgos en la industria bancaria. El Comité de Basilea forma parte del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés) y fue creado por acuerdo de los representantes de los Bancos Centrales de los 10 países más industrializados con el propósito de formular una serie principios y estándares de supervisión bancaria, los que han sido acogidos no solamente por los países miembros, sino por la mayoría de países en el mundo.

INTRODUCCION
BASILEA EN EL TIEMPO
EN EL 2009...
alumnos:
Aylas Meneses, Lucero
Carazas Torres, Fiorella
Garagundo Ordoñez, Daryl

EN EL PERU...
por medio de la SBS, consciente de las ventajas en seguridad y estabilidad que genera un esquema como el propuesto en Basilea II y no está al margen de esta reforma internacional de la regulación bancaria. El cronograma de implementación seguido en Perú se inició en el año 2007 con los estudios de impacto y la emisión de la normativa necesaria para la implementación del NAC.

Esta primera fase duró hasta junio del 2009 y a partir de julio del 2009 entró en vigencia del método estandarizado para riesgo de crédito y riesgo de mercado, y el método básico y estándar alternativo para riesgo operacional. Asimismo, es a partir de esta fecha que las empresas pueden postular para el uso de modelos internos.
Basilea II incluye riesgo de Mercado, lo que entra en vigencia en el Peru en el 2009
A raíz de la reciente crisis financiera internacional, que evidenció la necesidad de fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario, el Comité de Basilea inició la reforma de Basilea II, actualmente llamada Basilea III. En este sentido, la SBS actualmente está evaluando la implementación de estos cambios de acuerdo a la realidad peruana.
Lo que principalmente busca Basilea III es:

. Aumentar el capital de los bancos en volumen y calidad.
. Mejorar la capacidad del sector bancario para absorber pérdidas
. Amortiguar el sistema financiero frente a futuras crisis Mejorar el manejo de riesgos y gobernabilidad.
. Fortalecer la transparencia de los bancos.
BASILEA II
En abril de 2003, la SBS decidió asumir el reto de la implementación y adecuación de lo propuesto por el Comité de Basilea y estableció el Comité Especial Basilea II, en el cual se encuentran representadas las diversas áreas de la Superintendencia involucradas.
No se debe olvidar que al tratarse de estándares de medición y gestión de riesgos modernos, estos rápidamente se convertirán, al igual que lo ocurrido con Basilea I, en los estándares exigidos a nivel internacional en todos los países que quieran ser competitivos a nivel mundial. El Perú no es la excepción en cuanto a preparacion con la mayor seriedad a fin de poder enfrentar los retos que significaron la implementación de Basilea II en nuestro país.
PILAR I
El artículo 199° de la Ley General establece que el patrimonio efectivo de las empresas debe ser igual o mayor al 10% de los activos y contingentes ponderados por riesgo totales que corresponden a la suma de:

el requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo de mercado multiplicado por 10, el requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo operacional multiplicado por 10 y los activos y contingentes ponderados por riesgo de crédito.

Dicho cómputo debe incluir toda exposición o activo en moneda nacional o extranjera, incluidas sus sucursales en el extranjero.
Las empresas deberán contar con un proceso para evaluar la suficiencia de su patrimonio efectivo en función a su perfil de riesgo.

En el 2009
la SBS publicó los reglamentos para el requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo de crédito, riesgo de mercado y riesgo operacional, los cuales recogen la mayor parte de las recomendaciones planteadas por Basilea:
RIESGO CREDITICIO
A partir del 1 de julio de 2010 entró en vigencia el Reglamento para el Requerimiento de Patrimonio Efectivo por Riesgo de Crédito aprobado por la Resolución SBS N° 14354-2009 que recoge los ponderados de Basilea II, con algunas discreciones nacionales. Sin embargo, existe un proceso de adecuación, por lo que los ponderadores de Basilea I para riesgo de crédito, con algunas discreciones nacionales, se encontrarán vigentes hasta Junio del 2010.
i) Método estandarizado
El requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo de crédito será el 10% de los activos y contingentes ponderados por riesgo de crédito, y las empresas contarán con un plazo de adecuación que culmina en Julio de 2010.
El método estandarizado se basa en la asignación de ponderaciones a la contraparte del crédito según el tipo de deudor implicado. En este sentido, el la SBS considera 16 tipos de deudores, cuya ponderación puede ser mitigada dependiendo de la existencia de colaterales, garantías o derivados crediticios.
ii) Método Basado en Calificaciones Internas
En el método basado en calificaciones internas (Internal Rating Based, IRB), todas las exposiciones sujetas a riesgo de crédito deberán asignarse a alguna de las siguientes categorías:
Las empresas que se encuentren autorizadas por la Superintendencia para el uso de los métodos basados en calificaciones internas (IRB), podrán optar por los siguientes métodos, de acuerdo con el cumplimiento de los requerimientos mínimos que se establezcan, para cada caso, en el presente Reglamento.
Riesgo de mercado
Con la

Resolución SBS N° 6328-2009

se aprobó el Reglamento para el Requerimiento de Patrimonio Efectivo por Riesgo de Mercado, cuyo cálculo considera el riesgo de tasa de interés de instrumentos que pertenecen a la cartera de negociación, el riesgo de precio de valores representativos de capital que pertenecen al trading book, el riesgo cambiario y finalmente el riesgo de commodities.

Para el cálculo del requerimiento patrimonial, las empresas podrán aplicar el Método Estándar, que consiste en la aplicación de los procedimientos establecidos en el Capítulo III del mencionado reglamento; o podrán optar por el uso del Método de Modelos Internos, que consiste en la aplicación de modelos desarrollados por las propias empresas, los cuales deberán sujetarse a los lineamientos establecidos en el Capítulo IV del referido reglamento. Cabe resaltar que el uso del método de modelos internos requiere la autorización expresa de la SBS.


Riesgo operacional
La SBS emitió la Resolución SBS N° 2115-2009 según la cual las empresas deberán destinar patrimonio efectivo para cubrir el riesgo operacional que enfrentan. Para el cálculo de dicho requerimiento patrimonial las empresas deberán aplicar uno de los siguientes métodos: método del indicador básico, método estándar alternativo y métodos avanzados (AMA); requiriéndose la autorización de la SBS para utilizar los dos últimos métodos.




Considerando la coyuntura económica generada por la crisis financiera internacional, la SBS aprobó un cronograma de transición temporal para que activos ponderados por riesgo operacional bajo el método estandarizado sean ajustados por un factor con el fin de facilitar la absorción en el tiempo. De esta manera se considera un cronograma más amplio que se extiende hasta el 2012:
PILAR II
Debido a la reciente crisis financiera,
el Pilar II (Proceso de Examen Supervisor)
ha ganado protagonismo. La finalidad del segundo pilar es asegurar que cada entidad financiera cuente con procesos internos confiables para evaluar la suficiencia de su capital, considerando los riesgos que no han sido comprendidos en el Pilar 1. Por lo tanto, el proceso de implementación del Pilar II es un desarrollo altamente complejo que depende de la sofisticación de cada institución financiera.

Actualmente en el Perú el margen adicional está en función del tipo de institución. De esta manera, la palanca en la sombra es 11% para Banca Múltiple y 14% para las Instituciones Microfinancieras. El problema de este planteamiento es que éste es poco sensible al riesgo. Por ello, con el fin de fortalecer la estabilidad financiera, a fines del 2010 la SBS pre-publicó en su página web
el Reglamento para el Requerimiento de Patrimonio Efectivo

Adicional
a efectos de recoger las opiniones de los usuarios y del público en general.

El mencionado reglamento contribuirá a disminuir el impacto de futuras fluctuaciones económicas y a sensibilizar el requerimiento de capital ante perfil de riesgo del negocio de cada institución. Específicamente, el requerimiento de patrimonio efectivo adicional será igual a la suma de los requerimientos de patrimonio efectivo calculados para cada uno de los siguientes componentes:

PILAR III

Los requisitos de Transparencia o Disciplina de Mercado (Pilar 3)
están diseñados para facilitar el empleo de los mecanismos de mercado con fines prudenciales, complementando los requerimientos de capital mínimos (Pilar 1) y el proceso de examen del supervisor (Pilar 2) de Basilea II.

La SBS reconoce la importancia de la disciplina de mercado puesto que se creemos que los participantes recompensarán una estrategia consciente de administración de riesgos en sus decisiones de crédito e inversión y penalizarán un comportamiento más arriesgado, lo cual se traducirá en un incentivo para que las entidades financieras manejen y controlen sus riesgos de manera eficiente. Es así, que en el 2010 se estableció al interior de la SBS un grupo especial encargado de elaborar la propuesta normativa para la implementación del Pilar III. Para el 2011, el grupo tiene el encargo de elaborar guías sobre las distintas áreas de aplicación del Pilar III.
aspectos de basilea ii para sistema financiero peruano
SE CUESTIONO MUCHO LOS BENEFICIOS Y BONDADES QUE BASILEA II GENERARIA AL SISTEMA FINANCIERO INTERNACIONAL, PERO EN LOS PAISES EMERGENTES LA SITUACION SERIA DISTINTA A LA DE LOS PAISES MIEMBROS, EN CUANTO A BANCOS LOCALES FRENTE A BANCOS INTERNACIONALMENTE ACTIVOS.

El Metodo de calificaciones internas, explicado anteriormente, significa una alta inversion para los bancos locales, por ello la mayor parte de empresas del sistema financiero peruano seguiran usando el metodo estandar por un largo tiempo, pero varios puntos de este metodo pueden significar incompatible con nuestro mercado.
Los puntos mas relevantes son:
1. Intervencion de las agencias clasificadoras:
El metodo estandar debe recurrir a las clasificaciones emitidas por: clasificadoras de riesgo o agencias de creditos a la exportacion.

En el Peru, las empresas con mayor riesgo de credito son las que han emitido valores mobiliarios, por lo tanto la obligacion de recurrir a una clasificadora de riesgo externa podria transformas radilcamente la estructura de prestacion de servicios financieros en el Peru, esto por lo que la principal herramienta de los bancos es el area encargada de recopila, procesar y evaluar el riesgo de las operaciones crediticias.

UnA INADECUADA IMPLEMENTACION DE BASILEA II PODRIA ORIGINAR QUE ALGUNOS BANCOS LLEGUEN A CONVERTIRSE EN VEHICULOS EXCLUSIVOS DE CAPTACION Y COLOCACION DE RECURSOS, CON EL AGRAVANTE QUE LAS CLASIFICADORAS Y LOS PROPIOS BANCOS ESTARIAN EXPUESTOS A UN MUY ALTO "RIESGO MORAL" DE ASUMIR MAYORES EXPOSICIONES CREDITICIAS.
eN EL PERU, LAS ESTRUCTURAS DEL MERCADO DE LAS CLASIFICADORAS DE RIESGO SON OLIGOPOLICOS, LO CUAL HACE IMPOSIBLE A DICHAS EMPRESAS ABSORBER EFICIENTEMENTE ESTE NUEVO MERCADO
oTROS ASPECTOS A TOMAR EN CUENTA:
Las clasificadoras emitirian distintas clasificaciones de riesgo de los deudores, distorsionando las verdaderas clasificaciones y obligando a efectuar en forma frecuente "procesos de alineamiento" que tienen impacto en el regimen de provisiones.
La entrega de informacion de depositantes de un banco a la clasificadoras puede vulnerar los alcances de secreto bancario
Uno de los mayores activos que tiene un banco es la informacion que obtienen de sus clientes.
2.tratamiento de los creditos soberanos:
Se refiere al tratamiento de las exposicions con soberanos.
El acuerdo establece que puede aplicarse una ponderacion por riesgo mas baja a los creditos bancarios del Estado soberano o Banco Central de constitucion en moneda nacional y financiados en esa moneda.
El requerimiento de Basilea II sobre exposicion con soberanos es aplicable a lospaises miembros del Comite, toda vez que la fuente de Fondos y la moneda puedan coincidir. Sin embargo no se precisa los casos en los que el gobierno nacional contrae deuda externa o interna destinta a la local. La deuda externa es asumida en moneda extranjera, en el caso peruano, la deuda esta expresada solo en
Euros y en Dolares
, mientras que la deuda interna en
soles, dolares y yenes.


La implementación del Proceso de Supervisión de Capital en el Perú, en el marco de los estándares emitidos por el Comité de Basilea, ha contribuido a promover un adecuado proceso de planeamiento de capital en el sistema financiero, gracias a la retroalimentación efectiva y continua entre el supervisor y supervisado; e incorporar dicho proceso como parte de las herramientas de gestión financiera de las entidades y como parte del proceso de valoración del perfil de riesgo global de las entidades realizada por la SBS. Asimismo, se considera que los ajustes al marco regulatorio señalados anteriormente y la implementación del PSC habrían contribuido a que la industria financiera mantenga apropiados niveles de solvencia (el ratio de capital del sistema bancario se ubica en 13.85% en el mes enero de 2014, por encima del mínimo legal que es de 10%) y que en promedio se ubica cerca de la totalidad de los requerimientos de capital adicional que regirá a partir del 2016.

EN CONCLUSION...
BASILEA III
La reforma de Basilea II, llamada Basilea III, surge como respuesta a la crisis financiera internacional, que evidenció la necesidad de fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario. El paquete de reformas está orientado al incremento del capital requerido, la introducción de un estándar global de liquidez y el aumento de la sensibilidad al riesgo. La combinación de una definición de capital más rigurosa, mayores requerimientos mínimos y la introducción de nuevos colchones de capital busca que los bancos estén en mejor situación para afrontar periodos de tensión económica y financiera, coadyuvando con ello el crecimiento económico.
La SBS se encuentra evaluando el impacto de los cambios propuestos en Basilea III y su aplicación. Perú cuenta con ratios de capital prudenciales superiores al mínimo diferenciado según bancos y microfinancieras. Este ratio prudencial permite constituir “colchones” que pueden ser utilizados en periodos de estrés. Actualmente se encuentra en periodo de pre-publicación el reglamento para el requerimiento de capital adicional, que permitirá establecer colchones según el perfil de riesgo de la empresa. Los riesgos por los que se requerirá el colchón son:
Así, el Comité de Basilea acordó el marco de Basilea III en septiembre del 2009 y se publicaron las propuestas concretas, vía documentos consultivos, en diciembre del 2009. Estos documentos consultivos constituyen la base de la respuesta del Comité a la crisis financiera y forman parte de las iniciativas mundiales para fortalecer el sistema de regulación financiera que han sido propuestos por los líderes del G-20. Las medidas planteadas en Basilea III están encaminadas a:
Los objetivos de la reforma tienen dos enfoques
Estos dos enfoques son complementarios a la supervisión en la medida que una mayor resistencia de los bancos individuales reduce el impacto de los shocks sobre todo el sistema.
PRINCIPALES CAMBIOS DE BASILEA III
El paquete de reformas está orientado al incremento del capital requerido, la introducción de un estándar global de liquidez y el aumento de la sensibilidad al riesgo.
La combinación de una definición de capital más rigurosa, mayores requerimientos mínimos y la introducción de nuevos colchones de capital hará que los bancos estén en mejor situación de afrontar periodos de tensión económica y financiera, coadyuvando con ello el crecimiento económico.

Mayores Requerimientos De Capital
i. Capital ordinario (common equity).-
Incremento del requerimiento de capital mínimo ordinario, que es la forma de capital que permite la mayor absorción de pérdidas, de 2% (antes de la aplicación de ajustes reguladores) a 4.5% después de la aplicación de ajustes más estrictos. Esto se hará de forma paulatina hasta el 1 de enero de 2015.
ii. Capital de Nivel 1 (Tier 1).-
El requerimiento de capital de Nivel 1, que incluye el capital ordinario y otros instrumentos financieros admisibles en base a criterios más estrictos, pasará del 4% al 6% durante el mismo periodo.

iii. Colchón de conservación de capital (capital conservation buffer).-
Los bancos deberán de tener un colchón de conservación del capital del 2,5% para hacer frente a futuros periodos de tensión, de modo que el requerimiento total de capital ordinario se situará en el 7%.La finalidad de este colchón es garantizar que los bancos mantengan una partida de capital específica con la que absorber pérdidas durante periodos de tensión económica y financiera. Aunque los bancos podrán recurrir a este colchón en momentos de tensión, conforme se aproximen los coeficientes de capital regulador al mínimo exigido crecerán las restricciones sobre la distribución de beneficios. Este marco reforzará el objetivo de mejorar la supervisión y el buen gobierno de los bancos y evitará el comportamiento gregario que impidió a algunos bancos restringir su distribución de beneficios mediante bonificaciones discrecionales o a través del pago de elevados dividendos, incluso cuando sufrían un deterioro significativo de su base de capital.
iv. Colchón anticíclico (countercyclical buffer).-
Según las circunstancias de cada país oscilará entre 0% y 2.5% del capital ordinario u otro tipo de capital que permita la completa absorción de pérdidas. Esta partida persigue el objetivo macroprudencial más amplio de proteger el sistema bancario frente a periodos de crecimiento excesivo del crédito agregado. Para cualquier país, este colchón de capital sólo se activará cuando el crecimiento del crédito sea excesivo y provoque una acumulación de riesgos a escala sistémica. El colchón anticíclico, cuando se active, se aplicará como una extensión del intervalo del colchón de conservación.
A estos requerimientos de capital se unirá un coeficiente de apalancamiento (leverage ratio) al margen del riesgo, que complementará las medidas antes mencionadas basadas en el riesgo. En julio del 2010, los Gobernadores y Jefes de Supervisión acordaron aplicar un coeficiente mínimo de apalancamiento del 3% del capital de Nivel 1 durante un periodo de prueba. A partir de los resultados obtenidos durante dicho periodo, se realizarán los ajustes finales que se estimen necesarios en la primera mitad de 2017 con el fin de migrar al tratamiento del Pilar 1 el 1 de enero de 2018 en base a una revisión y calibración adecuada. Los mecanismos de transición para el coeficiente de apalancamiento se anunciaron en el comunicado de prensa del Grupo de Gobernadores y Jefes de Supervisión emitido el 26 de julio de 2010.
La aplicación de estas normas por los países miembros comenzará el 1 de enero de 2013. Con anterioridad a esa fecha, los países deberán haber implementado las nuevas normas a sus respectivas legislaciones y regulaciones. De esta manera, a partir del 1 de enero de 2013, se exigirá a los bancos cumplir los siguientes requerimientos mínimos con relación a sus activos ponderados por riesgo (APRs):
CONSECUENCIAS DE BASILEA III
Prestamos hipotecarios
Tsas de interes variables
Incidencia en el coste: precio de fondeo, costo de la mora, costo operativo, retribucion al capital.
IMPACTOS EN LA ECONOMIA
Las normas Basilea III, que serán implementadas de manera gradual y tendrán efecto pleno a partir del 2019, obligarán, en cuanto a solvencia de capital, a los bancos a tener reservas de capital de calidad por el 7.0% de sus activos de riesgo, más del triple del nivel requerido actualmente.
Además, los bancos tendrán hasta el 2015 para cumplir los requisitos mínimos para el capital consistente en acciones comunes por al menos un 4.5%, adicional un "colchón de capital" de 2.5% que deberá ser adoptado para el 2019.

El objetivo es buscar una mejora en la calidad del capital para que la empresa posea una mayor capacidad de absorber pérdidas.
Las normas de Basilea III proponen para el 2016:

- Elevar el requerimiento mínimo de capital ordinario de 2% a 4.5%. Mayor protagonismo del capital ordinario o básico (componente de mayor calidad), compuesto por acciones comunes y utilidades retenidas.

- Elevar el requerimiento mínimo de capital de Nivel 1 de 4% a 6%. El capital de Nivel 1 incluirá el capital ordinario, utilidades retenidas y otros instrumentos que tengan capacidad de absorber pérdidas mientras la institución aún es solvente.
REQUERIMIENTOS MINIMOS DE CAPITAL
En la actualidad la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP’s - SBS exige como mínimo un ratio de capital global de 9.8%, el cual pasará a 10% en julio 2011.
Dada la normativa de la SBS, el sistema bancario peruano, a abril 2011, tiene los siguientes ratios de capital de calidad suficientes para enfrentar los requerimientos de Basilea III:

Capital ordinario (common equity) / APR: 8.4%.
• Total Capital / APR: 13.7%.

Las cifras de abril 2011 de la banca peruana mostrados, reflejan que la industria está bastante sólida desde el punto de vista patrimonial, esto porque la banca ha venido capitalizándose desde varios años atrás. Si consideramos lo que propone Basilea III, los bancos peruanos no tendrían la necesidad de requerimientos adicionales de capital.



Liquidez
Respecto a la liquidez, es necesario precisar que los ratios mínimos de liquidez mensuales que establece la SBS –de 8% en moneda nacional y 20% en moneda extranjera- permite a las entidades supervisadas contar con un colchón de liquidez adicional al encaje. La SBS
ha pre-publicado una norma que incluye los ratios de corto y largo plazo de manera muy similar a lo planteado por Basilea III.
Examen supervisor de suficiencia de capital
La SBS cuenta con un modelo de pruebas de estrés para el sistema financiero que servirá como benchmark para la evaluación de los modelos realizados por los bancos.
Disciplina de Mercado
En el 2010 se estableció al interior de la SBS un grupo especial de trabajo encargado de elaborar la propuesta normativa para la implementación del Pilar III (disciplina del mercado). En lo que va del 2011, dicho grupo elaboró propuestas de guías sobre las distintas áreas de aplicación del Pilar III, las cuáles se han puesto a discusión por parte de las diferentes áreas involucradas, y se prevé que la versión final estará lista para el último trimestre de este año.
El 18 de diciembre de 1997, Standard & Poor´s otorgó al Perú la calificación “BB” para las deudas soberanas de largo plazo en moneda extranjera y una calificación de “BBB-” para las deudas soberanas de largo plazo en moneda nacional. Además, esta empresa consideró como “estables” las calificaciones que otorgó al Perú. Según Standard & Poor´s, la nota del país estuvo limitada por el desbalance en los poderes políticos, serias deficiencias en infraestructura, la vulnerabilidad en la balanza de pagos, y el excesivo peso relativo de la deuda externa, tal como salió publicado en la nota de prensa S&P ranked Peru as BB. Sin embargo, en la misma nota de prensa se indica que el país estuvo favorecido por la puesta en marcha de importantes reformas estructurales, el incremento de las tasas de ahorro e inversión, la cautela en el manejo fiscal, el manejo monetario prudente, y el favorable ambiente para la inversión nacional y extranjera. La calificación otorgada por Standard & Poor`s significa la divulgación de un indicador calificado que brinda información adicional sobre la capacidad y voluntad de pagos de las deudas soberanas del Perú. La categoría “BB” indicaría un cierto grado de confianza en la viabilidad de la economía peruana en el mediano plazo. Esta calificación podría favorecer al Perú respecto a los flujos de capitales, tasas de interés y negociaciones comerciales. Sin embargo, estos efectos no serían visibles en el corto plazo porque los fondos de inversión no modifican sus carteras de inversión inmediatamente, existe una contracción de capitales de los mercados emergentes por la reciente crisis de Asia y por la tendencia de creciente de las cotizaciones internacionales.
Las agencias calificadoras toman en cuenta antecedentes e información económica, financiera, política y social en la decisión de otorgar una calificación de riesgo. Así, a mediados de 1997 el Perú podría haber sido calificado con una nota promedio a BB- (equivalente a Ba3 en el esquema de moody’s) tal como lo señalaron algunos bancos de inversión. Sin embargo, en la medida que las empresas especializadas otorguen un mayor peso a los indicadores de desempeño económico reciente y a las perspectivas, la calificación de Perú podría ser superior. Esto último parecería ser el caso de la calificación BB otorgada por Standard & Poor’s al Perú a mediados de diciembre de 1997. Sin importar cual es el desempeño macroeconómico de un país, si ha incurrido en cesación de pagos su calificación será sustantivamente menor vis a vis a la de un país que no ha tenido cesación de pagos o antecedentes de moratoria. En otras palabras se puede decir que en el negocio de calificaciones de riesgo, “tu pasado te condena”. Otro factor importante en las calificaciones de riesgo son los coeficientes de deuda. Ello es algo que no favorece al Perú en cuanto, comparativamente sus coeficientes de deuda, respecto al PBI, exportaciones, etcétera, son relativamente superiores a la mayoría de los países con calificación similar. Un componente que parecía ser importante desde nuestra perspectiva, debido a la elevada participación de la deuda pública respecto a la deuda externa total, cual es la consolidación fiscal, parece no tener la importancia relativa a la hora de decidir las calificaciones de riesgo soberano. De otro lado, entre los “sesgos” detectados en algunos índices de riesgo sobresalen la lentitud con la que se revisan las calificaciones a medida que mejora la economía de un país y el efecto de la asimetría en el cambio de una calificación; es decir, el deterioro en la calificación es más rápidamente incorporado en el mercado que el registro de una mejoría. Finalmente, hay que señalar que existe concenso entre las agencias calificadoras de que la sensación de inestabilidad política o de desbalance de poderes no es favorable en las calificaciones de riesgo.
analizando...
CONCLUSIONES....
el Perú concluyó que el país está avanzando en la adaptación de su marco regulatorio a los preceptos propuestos por Basilea III. ES IMPORTANTE seguir desarrollando permanentemente su modelo de gestión, de cara a una mayor integración con la función comercial y una participación decisiva en la medición del proceso de generación de valor y en la planificación estratégica de las entidades.
Basilea III puede mejorar la gestión bancaria, hacerla más prudente, y reducir el riesgo sistémico del sistema financiero, pero no se puede medir todo con el mismo rasero, y aplicar estas medidas por igual a todos, puede tener consecuencias desconocidas:

Falta de crédito a pymes y particulares (como está sucediendo en España), que produciría una parálisis económica y agravaría la crisis.

Acentuación de crisis de deuda soberana como consecuencia de cumplir con los ratios de liquidez.
Mayores costes para los bancos y menor rentabilidad, lo que dificultaría ampliaciones de capital y reduciría la rentabilidad para los accionistas, que a su vez podrían vender las acciones, generando una espiral de destrucción de valor de la acción.

En este sentido creo que si bien Basilea III supone un avance y reducirá ciertos riesgos, puede que acentúe algunos otros o produzca otros nuevos.
Full transcript