Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

TEORÍA DEL CHOQUE DE CIVILIZACIONES

No description
by

goretti montalvo

on 16 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of TEORÍA DEL CHOQUE DE CIVILIZACIONES

¿QUE TAN VALIDA ES LA TEORÍA DEL CHOQUE DE CIVILIZACIONES A LA LUZ DEL INICIO DEL SIGLO XXI? ¿Que es el choque de civilizaciones? CIVILIZACIONES CHOQUE DE Continuación En un sentido amplio, se puede definir el choque de civilizaciones como una teoría que explica los grandes movimientos políticos y culturales de la Historia Universal por medio de las influencias recíprocas que ejercen entre sí las diversas civilizaciones (por contraposición a las debidas a los enfrentamientos entre estados-nación o ideologías). Según Huntington (1997) “las civilizaciones permanecen y sobreviven a convulsiones políticas, sociales, económicas e inclusive ideológicas,también perduran y evolucionan; son dinámicas, crecen y se derrumban y se dividen y también pueden desaparecer.” 1.China,2. Japonesa,3. Hindú,4. Islámica,5. Occidental,6. Latinoamericana,7. Ortodoxa8. Africana La historia humana es la historia de las civilizaciones, las que han proporcionado a la gente sus identificaciones más amplias.
Las principales civilizaciones contemporáneas son las siguientes: El concepto de civilización universal sirve para justificar la denominación cultural de otras sociedades por parte de occidente y la necesidad de que dichas sociedades imiten las prácticas e instituciones occidentales. Los no occidentales ven como occidental lo que occidente ve como universal. La tesis que dice que la civilización moderna es la civilización occidental y que la civilización occidental es la civilización moderna, es totalmente falsa. Occidente fue Occidente mucho antes de ser moderno.
Las características propias de la sociedad occidental, durante los cientos de años que precedieron a su modernización, son las siguientes: 1. El legado clásico (la filosofía y el racionalismo griegos, el derecho romano, el latín y el cristianismo).

2. El catolicismo y el protestantismo. 3. Las lenguas europeas (pluralidad de lenguas agrupadas en románicas y germánicas).
4. Separación de la autoridad espiritual y temporal.
5. El imperio de la ley.
6. Los cuerpos representativos.
7. El individualismo. La expansión de Occidente ha promovido tanto la modernización como la occidentalización de las sociedades no occidentales. Los líderes políticos e intelectuales de dichas sociedades han reaccionado al impacto de occidente de una de estas tres maneras, por lo menos: rechazar tanto la modernización como la occidentalización; aceptar ambas; aceptar la primera y rechazar la segunda. La expansión de Occidente ha propugnado tanto la modernización como la occidentalización de las sociedades no occidentales. Los líderes políticos e intelectuales de dichas sociedades han reaccionado al impacto de Occidente, rechazando dicho impacto, aceptándolo en parte o adaptándolo a sus realidades societarias. El rechazo a ultranza, el “kemalismo” y el reformismo, se han constituido en formas diversas de medir el impacto de Occidente. Para la primera opción, el “rechazo a ultranza”, ni la modernización ni la occidentalización son deseables y es posible rechazar ambas. Para el “kemalismo” (llamado así por el líder turco de principios del siglo XX Mustafá Kemal Ataturk) tanto la modernización como la occidentalización son deseables, ésta última porque es indispensable para alcanzar aquélla. Para el “reformismo” la modernización es deseable sin una occidentalización que altere el carácter cultural de naciones y civilizaciones no occidentales. El creciente poder de las sociedades no occidentales producto de la modernización está generando el renacimiento de culturas no occidentales en todo el mundo.

Estamos asistiendo al final de una era de progresos dominada por las ideologías occidentales y estamos entrando a una nueva era en la que civilizaciones múltiples y diversas interaccionan, compiten, conviven y se acorralan unas con otras. Este proceso planetario de “indigenización” se manifiesta ampliamente en el resurgir de las religiones y en concreto con el resurgimiento cultural de los países asiáticos e islámicos generados su propios dinamismos económicos y demográficos. La indigenización y el renacimiento de la religión son fenómenos globales. Sin embargo han sido muy evidentes en la auto-afirmación cultural y religiosa frente a Occidente. Así, según Huntington, en el mundo de la Postguerra fría, las distinciones más importantes entre los pueblos no son ideológicas, políticas o económicas, son culturales. Un eje fundamental del mundo de la posguerra fría, lo constituyó la interacción de poder de la cultura occidental con el poder y las culturas de las civilizaciones no occidentales (india, china, japonesa, latinoamericana, islámica, africana y otras). La política global resultante se ha vuelto multipolar y multicivizacional.

El mundo no puede a la vez ser uno y estará fundamentalmente dividido entre Este-Norte-Sur. Ni puede tampoco el Estado nacional ser la piedra angular de los asuntos internacionales si está en proceso de fragmentación y desgarrado por la proliferación de contiendas civiles y militares. El mundo está formado por 184 o 182 Estados nacionales y un número potencialmente infinito de tribus, grupos étnicos y nacionalidades. Ver el mundo desde la perspectiva de siete u ocho civilizaciones evita –según el autor- muchas de estas dificultades. CIVILIZACIONES Una civilización es una entidad cultural de todos los elementos objetivos que definen las mismas, de los cuales el más importante es el de la religión . Las civilizaciones tienen carácter global, ninguna de las unidades que la constituyen puede ser entendida plenamente sin hacer referencia a la civilización que la abarca.

Una civilización es el agrupamiento humano más elevado y el grado más amplio de identidad cultural que tienen las personas; se definen por elementos comunes objetivos como lengua, historia, religión, costumbres, instituciones y por la autoafirmación subjetiva de la gente respecto a ella. Las civilizaciones no tienen límites claramente establecidos ni tampoco principios ni fines precisos. A manera de ejemplo: El resurgimiento islámico es el esfuerzo de los musulmanes por tener una auto afirmación civilizadora. Es un amplio movimiento intelectual, cultural, social y político extendido por todo el mundo islámico; es moderado, no extremista y está generalizado, no aislado. El resurgimiento islámico es a la vez producto de la modernización y el esfuerzo por enfrentarse a la civilización occidental. Habiendo fallado desde la óptica musulmana las soluciones occidentales, los musulmanes sintieron la necesidad de volver a sus raíces y de confiar en que las ideas, prácticas e instituciones islámicas proporcionarían rumbo y el motor de la modernización deseada.

Así, el final de la guerra fría no ha acabado todavía con el conflicto, sino que más bien ha dado origen a nuevas identidades enraizadas en la cultura y a nuevas modalidades de conflicto entre grupos de diferentes culturas que en el plano más general son civilizaciones. Por ello, en el mundo que está surgiendo, las modalidades de comercio exterior están influenciadas decisivamente por los diversos tipos de cultura. Entre las civilizaciones, Occidente es la única que ha tenido una influencia importante y a veces devastadora sobre todas las demás. En consecuencia, la relación entre el poder y cultura de Occidente y el poder y cultura de otras civilizaciones es la característica más generalizada del mundo de las civilizaciones. El problema fundamental es la divergencia entre los esfuerzos de Occidente liderados por los EE.UU por promover una cultura universal y su capacidad en decadencia por conseguirlo. El cambiante equilibrio de poder entre civilizaciones hace que para Occidente sea cada vez más difícil lograr sus objetivos en cuanto se refiera la proliferación armamentista, los derechos humanos, la inmigración, y otras cuestiones. Occidente tiene que manejar hábilmente sus recursos económicos la tratar con otras sociedades a fin de dificultar a esas otras sociedades que se enfrenten a una sociedad occidental con otra y para ahondar y explorar las diferencias entre las naciones no occidentales.


Las relaciones que están surgiendo entre las naciones ocurrirán normalmente de lo distante a lo violento. Los conflictos internacionales adoptan las siguientes formas: en el plano nacional o particular, los así llamados “conflictos de línea de fractura” que se producen entre estados vecinos pertenecientes a civilizaciones diferentes. O entre grupos de diferentes civilizaciones dentro de un Estado nacional y entre grupos que están intentando crear nuevos Estados a partir de las ruinas de otros viejos y en el plano mundial o universal los “conflictos de Estados centrales” que se producen entre Estados de diferentes civilizaciones. PARA TERMINAR... 1º- Las relaciones de otras civilizaciones y sus Estados Centrales con Occidente y sus rivales variarán mucho en el siglo XXI. Las principales cuestiones conflictivas entre Latinoamérica y Occidente, que en la práctica significa los Estados Unidos y Europa, son la inmigración, las drogas y el terrorismo relacionado con ellos además de la integración económica. Las diferencias siguen siendo pequeñas en comparación con las existentes entre Occidente y otras civilizaciones.

2º- Las relaciones de Occidente con África deberían suponer muy poco conflicto en general, principalmente porque África todavía es muy débil. Los derechos humanos, la inmigración, las cuestiones económicas y el terrorismo están también en los temas pendientes entre África y Occidente. Mientras que Latinoamérica se va haciendo más “occidental”, África lo es cada vez menos. ... 3º- Las luchas por el control de las personas, las guerras de líneas de fractura pasan por procesos de intensificación expansiva, concentración, interrupción y raramente, resolución definitiva. Las civilizaciones pueden reformarse y renovarse. La principal responsabilidad de los líderes occidentales, no es intentar remodelar otras civilizaciones a imagen y semejanza de Occidente, sino preservar, proteger y renovar las cualidades únicas de la civilización occidental.


4º- En un mundo de múltiples civilizaciones, la vía constructora es renunciar al universalismo, aceptar la diversidad y buscar atributos comunes. El futuro de los países y de las civilizaciones depende de la comprensión y cooperación entre los líderes políticos e intelectuales de las principales civilizaciones del mundo; los choques civilizatorios son la mayor amenaza para la paz mundial y un orden internacional basado en las civilizaciones, antes que en contra de ellas, sería la protección más segura contra la guerra mundial. FIN
Full transcript