Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

vida amorosa de Benito Pérez Galdós

No description
by

Ana Parra

on 11 June 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of vida amorosa de Benito Pérez Galdós

vida amorosa
de
Benito Pérez Galdós

a Galdós se acercaban muchas mujeres atraídas por su aspecto físico. Era un joven alto, delgado, de color moreno algo pálido y de expresión tímida e interrogante.
Cuando Galdós ya era un escritor influyente, en los ambientes teatrales se le acercaban muchas aspirantes a actriz porque les resultaba un hombre interesante y, en otras ocasiones, para solicitar un papel en una comedia.
Una cualidad que aparece en la filosofía amorosa de Galdós es la coexistencia de varios amores y la frecuente sustitución de una pasión por una nueva relación amorosa.
En el discurso de Galdós en el homenaje a Benavente, expresaba lo que pensaba o sentía sobre la mujer.



Sin mujeres no hay arte;Ellas son el encanto de la vida, el estímulo de las ambiciones grandes y pequeñas; origen son y manantial de donde proceden todas las virtudes. Obra de ellas son los más gloriosos triunfos del bien; obra nuestra las privadas desdichas y las públicas catástrofes. Es destino ineludible de ellas amar al hombre y este debe consagrarles toda su inteligencia y su amor entero
En 1850 llegó su prima cubana Sisita que creció junto a Galdós y, al llegar a la adolescencia, Dolores, madre de éste percibió que su hijo Benito y Sisita estaban enamorados y decidió, en cuanto Benito terminó el bachillerato, enviarle a Madrid para estudiar la carrera de Derecho y, al mismo tiempo, para apartarle de su prima. En 1863 Galdós regresa a Las Palmas para pasar las vacaciones de verano y en busca del amor de su prima Sisita pero ocurrió un grave problema familiar. Sisita quedó embarazada y es obligada a volver a Cuba.
En 1876 Galdós conoció a Juanita Lund Ugarte por la que se sintió atraído y pudo inspirarse en ella para hacer el retrato físico de su novela Gloria y quizá para tomar algún rasgo del carácter. Posteriormente, cuando Juanita cumple veintiún años, el anuncio de su matrimonio con el doctor Aniceto Achúcarro, fue como un shock para Galdós por el intenso disgusto.
Galdós permaneció en Santander hasta el otoño de 1880 y en carta enviada a Mesonero Romanos dijo que saldría para Asturias con objeto de ver algo nuevo.
La causa de este retraso es su reciente relación con la asturiana Lorenza Cobián González.
Galdós y Lorenza se habían conocido en Santander, y pronto tendrían un primer hijo que falleció al poco de nacer.
Tras mandarle varias cartas Emilia Pardo, Galdos decide acompañarla en sus viajes veraniegos. Emilia escribe un libro donde se narran sus aventuras con galdos y este le escribe indignado
Galdos se dio cuenta de que emilia le era infiel al igual que esta sabia que galdos visitaba con frecuencia a lorenza y se acabo su relación.
Galdós y Lorenza volvieron y el 12 de enero de 1891 nace una niña en Santander, María, de la relación de los dos y entonces permanece en la capital de Cantabria pero con ocasionales viajes a Madrid.
En enero de 1892, Galdós asistió en el teatro de la Comedia y vio actuar a María Guerrero que tenia 24 años. Galdós confesó que la voz, el gesto y la prestancia de la actriz le encantaron. María pidió que le presentara a Galdós y éste encontró en María la equidistancia de los dos caracteres femeninos que le habían encaminado al psicologismo teatral; el carácter independiente y dominante de Emilia Pardo Bazán y el dependiente y neurótico de Concha Morell. Pero las relaciones de María Guerrero y Galdós tuvieron sus altibajos.Y el alejamiento aumentó cuando María Guerrero se casó con Fernando Díaz de Mendoza
En julio de 1892 Concha Morell, otra de las amantes de Galdós, dejó la compañía de Antonio Vico en Galicia deprimida porque creía que estaba embarazada de Benito.
Full transcript