Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

APERTURA ECONÓMICA EN COLOMBIA. Recorrido histórico por la economía de los siglos XIX y XX

No description
by

Santiago Zapata

on 1 June 2011

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of APERTURA ECONÓMICA EN COLOMBIA. Recorrido histórico por la economía de los siglos XIX y XX

APERTURA ECONÓMICA EN COLOMBIA ECONOMIA SIGLO XIX ECONOMIA SIGLO XX 1.810 - 1.850 1.900 - 1.928 1.929 - 1.945 1.945 - 1.986 1.986 - 1.995 1.850 - 1.899 La independencia, al convertirse en una guerra civil, luego en una guerra nacional contra la reconquista y, finalmente, en una guerra de liberación, arruinó vidas y bienes de importantes empresarios y sectores de la economía colonial durante los años que siguieron a 1810. 1) Independencia 1.819 A partir de 1885, con el papel moneda, y una fuerte política proteccionista, Colombia conoció una larga etapa de estabilidad que le abrió paso a la modernización de su economía. Lucha tenaz entre librecambistas y proteccionistas, dando una economía inestable. 1.989 : Proceso de globalización económica y como parte llamado Consenso de Washington. Después de 1819 comenzaron a hacerse esfuerzos de reconstrucción y conservación de las estructuras económicas vigentes, aunque las secuelas de la guerra impidieron que en la década del veinte hubiera una total readecuación de la economía. Fue sólo en la década del treinta cuando se reordenó la economía nacional y los viejos herederos del sistema de haciendas, propio del siglo XVIII, se lanzaron a una ofensiva de reconstrucción de los antiguos órdenes.
Logros de los avances dejados x 20 años:
agrietar el orden colonial en el campo
crear nuevas relaciones de trabajo
buscar nuevas perspectivas de mercado
reorientar la economía agraria hacia aquellos productos que parecían ofrecer mejores perspectivas de desarrollo. Hasta 1850 persistió el carácter desigual de nuestro desarrollo agrícola-ganadero, sin que los primeros intentos de desarrollo agrícola modernos hubieran podido romper la vigencia de formas de explotación profundamente enraizadas en las estructuras regionales de origen colonial.
El tabaco, en el Tolima y el Valle, no fue capaz de sustituir la vieja hacienda colonial, que luchó por preservar su unidad, por modernizarse y por tecnificarse. Los sistemas de tenencia familiar se conservaron en muchas regiones de Colombia y más bien se consolidaron con las políticas agrarias posteriores a la Independencia.
El esfuerzo por liberar mano de obra esclava e india condujo a la consolidación de pequeños tenedores, como proyección del espíritu de seguridad personal que había venido desarrollándose desde finales del siglo XVIII. Esclavitud Indigenas Tabaco El desarrollo económico de Colombia después de 1810 osciló entre dos modelos: el que luchaba por reconstruir los fundamentos coloniales de la economía nacional y el que aspiraba a una ruptura con múltiples trabas que se oponían al desarrollo moderno. El segundo, que habría de triunfar hacia 1850, oponía al proteccionismo el libre cambio, a la intervención del Estado en el ordenamiento de la economía la defensa de la empresa privada, y a los esfuerzos de industrialización y protección de los productos nacionales la teoría de que la agricultura y la minería para exportación deberían ser los ejes del desarrollo nacional. caña de azucar Cacao Mineria Ganaderia A partir de 1828 se inició un movimiento proteccionista que tuvo su momento culminante en 1833. Para ese entonces el gravamen conjunto de importación y alcabala más común para las telas se había elevado al 29% sobre los valores oficiales existentes.

Debido al contrabando inducido por los elevados niveles arancelarios, desde fines de 1834 se redujeron de nuevo los gravámenes, hasta llegar a mediados del año siguiente a un 22%.

A comienzos de la década del cuarenta se inició un nuevo proceso proteccionista. En 1842 se elevó en dos puntos el derecho de importación y en 1844 se emprendió una reforma mucho más radical del arancel. Aunque los gravámenes sobre las telas no parecen haber variado mucho, se elevaron considerablemente los derechos de importación de los bienes agrícolas.

Tal reforma fue la culminación de la fase proteccionista, ya que los principios liberales se reflejaron en 1847 en una simplificación del régimen arancelario y en una reducción drástica de los gravámenes existentes. Los impuestos de importación a las telas ordinarias de algodón y lana, a los alimentos y al hierro se redujeron a la mitad o menos de los niveles anteriores. telas de Inglaterra Después de 1820 el gobierno de Colombia inició un proceso de apertura de su comercio exterior con aquellos países que veían en las nuevas repúblicas perspectivas de nuevos mercados.
Inglaterra y, en menor medida, Francia y Estados Unidos, sustituyeron a España como principales socios comerciales. Sin embargo, el comercio directo con los países europeos sólo se generalizó a mediados de siglo. Hasta entonces.
Se llevaba oro y algunas mercancías —“frutos”, para utilizar el término colonial— y se adquirían bienes europeos, en particular textiles ingleses. Las regulaciones coloniales según las cuales sólo se permitía exportar oro y plata amonedados, para garantizar el pago del quinto y los derechos de amonedación, se conservaron en las primeras décadas de la República. Dicho tributo fue eliminado más tarde, en 1846, como parte de la reforma monetaria emprendida por la administración de Mosquera, que reguló la confusa circulación interna, se autorizó la exportación de oro sin amonedar.
Todos los gravámenes al oro fueron posteriormente derogados como parte de las reformas liberales de mediados de siglo. moneda - oro La producción y exportación de tabaco se incrementó rápidamente y en mayo de 1850 la producción y comercio del tabaco quedaron completamente libres de todo gravamen. La gigantesca deuda externa heredada de la Independencia y de la Gran Colombia se convirtió en una fuente continua de dificultades en la segunda mitad del siglo XIX. Generalmente, el gobierno trató de reservar algunos ingresos fiscales para garantizar el pago a los acreedores. Sin embargo, al enfrentar dificultades inesperadas, en especial aquellas asociadas a las guerras civiles, suspendía los pagos.
La acumulación de intereses no pagados elevaba entonces el saldo de la deuda, por lo cual el gobierno prefería aplazar todo pago hasta buscar una nueva negociación con los acreedores. El creciente comercio internacional de la segunda mitad del siglo XIX afectó en forma muy clara la producción artesanal de textiles que se había desarrollado desde la época colonial en diversas regiones del país, buena parte de la actividad artesanal se reorientó hacia la producción de artículos de fique, en particular a medida que se fue incrementando la producción cafetera. La aparición de la industria moderna fue un fenómeno en general independiente de las actividades artesanales. De los esfuerzos industriales de la década de 1830 le quedaron al país unas cuantas instalaciones que lograron sobrevivir durante la última década. Estas industrias lucharon a lo largo del siglo con un mercado estrecho, con el escaso interés de los inversionistas y con dificultades tecnológicas de todo tipo. Industria La Guerra de los Mil Días, con la cual se abrió Colombia al siglo XX, fue la de más devastadores efectos para la economía nacional. La todavía incipiente economía cafetera, que desde 1870 había empezado a prosperar, especialmente en Cundinamarca y los Santanderes, que a fines del siglo XIX producían poco más del 80% del café colombiano, se vio particularmente afectada, justamente porque fueron aquellas regiones las que se convirtieron en el principal escenario de las actividades bélicas. La reconstrucción económica y política del país no era fácil. El Congreso de 1903, abocado a esta tarea, comenzó por reformar:
el sistema monetario adoptando el patrón oro.
creó la junta de amortización, encargada de fijar periódicamente la tasa de cambio del papel moneda.
reordenó el presupuesto público y la dispersa y confusa legislación aduanera y arancelaria.
Inició algunos intentos proteccionistas que, aunque tímidos, insinuaban ya las nuevas orientaciones del país para los años siguientes.
Sin embargo, la gran meta de la reconstrucción estuvo a cargo de Rafael Reyes, quien adoptó una nueva política económica sustentada sobre:
la centralización fiscal.
el proteccionismo.
el impulso estatal a las actividades empresariales. El colapso del café y la crisis de la deuda externa Los primeros años de la gran depresión estuvieron dominados en Colombia por el colapso del mercado del café y por la brusca interrupción de los flujos de capital. La crisis internacional, que se desencadenó de manera abierta a partir de octubre de 1929, arrastró también los precios de los productos industriales, que constituían el grueso de las compras externas del país. Dada la magnitud del drenaje de divisas, no es sorprendente que Colombia, como la mayoría de los países latinoamericanos, haya declarado la moratoria sobre el servicio de la deuda externa a comienzos de los años treinta, a pesar de los esfuerzos del gobierno de Olaya Herrera por mantenerse dentro de las reglas de juego de la banca internacional.
Full transcript