Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Violencia hacia la mujer, un problema de salud pública

Se entregan datos sobre la violencia hacia la mujer, y como se puede abordar como profesionales de salud este tan terrible problema.
by

Alvaro Alarcon

on 3 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Violencia hacia la mujer, un problema de salud pública

Violencia hacia la mujer, un problema de salud pública
¿Qué ocurre en Chile?
Campañas del Sernam

Programa Chile Acoge
SERNAM informa que el 50,3% de las mujeres casadas o en uniones de hecho, ha vivido alguna vez situaciones de violencia de parte de su pareja; 34% ha vivido violencia física o sexual; 16,3% abuso psicológico; 42,7% ha sufrido violencia sexual antes de los 15 años; 22% señala amenazas con armas; 33% ha sido víctima de violencia sexual luego de violencia física; 88% confirma que el agresor es la pareja
Estas cifras no nos enorgullecen para nada como país, ya que la violencia contra la mujer pasa a ser un severo problema de salud pública, porque produce una mayor morbilidad y mortalidad que la que provoca el embarazo, parto y puerperio.
Campaña 2006
Esta campaña propone el que el hombre se ponga en el lugar de la mujer
Campaña 2010
En la actualidad el Gobierno de Chile trabaja con un programa llamado Chile Acoge, y las/os profesionales cuyo quehacer está dirigido a la salud y bienestar de estas mujeres, necesariamente deben tener un sustento ético como marco regularizador de la praxis.

• Dignidad de las personas con las que se trabaja:
Se debe respetar en forma irretractable la dignidad humana, los derechos y libertades fundamentales. Ello está en la base del respeto que se debe a las mujeres, reconociendo el sufrimiento que causa la violencia. Por esta razón se debe evitar la re-victimización haciendo el trabajo de forma tal que permita evitar las situaciones innecesarias como múltiples derivaciones

• Autonomía y responsabilidad individual:
Se debe respetar la autonomía y la facultad de decidir de las mujeres, asumiendo la responsabilidad y consecuencia de sus actos. Este principio es central en la relación que se establece con víctimas de violencia, donde se debe tener siempre presente que son ellas quienes deben iniciar un proceso de autonomía.
• Consentimiento:
Toda intervención deberá iniciarse previo consentimiento libre e informado de la mujer. El consentimiento debe ser expreso y la interesada podrá revocar en todo momento, sin que esto implique desventaja o perjuicio alguno para la mujer.
• Privacidad y confidencialidad relativa:
La privacidad de las mujeres que piden ayuda y la confidencialidad de la información que les atañe deben respetarse siempre. Esa información no debería utilizarse o revelarse en otra instancia que no sea el marco del proceso de intervención con la usuaria y/o bajo su consentimiento. En este sentido es importante destacar, que la confidencialidad adquiere un valor relativo cuando la violencia es una problemática socio/legal y la información proporcionada por los equipos, es clave para el despliegue de mecanismos de protección jurídica necesarios para salvaguardar la vida de la mujer.

• Igualdad, justicia y equidad:
El principio de la igualdad es un pilar de la intervención. En virtud de este principio todas las usuarias deben ser tratadas con justicia y equidad. Esto es fundamental, ya que el quehacer profesional instala una dinámica asimétrica en la relación equipo - usuarias, por lo que se hace necesario que los equipos constantemente analicen la relación que se establece con las mujeres a fin de prevenir situaciones de ejercicio de poder que afecten el proceso de recuperación estas últimas.
• No discriminación y no estigmatizar:
Ninguna mujer debe ser sometida a discriminación o estigmatizar. Es fundamental tener presente que las mujeres que son víctimas de violencia han sido vulneradas en sus derechos, y por lo tanto, se debe evitar culparse por ello.
• Respeto de la diversidad cultural y del pluralismo:
Se debe considerar la importancia de la diversidad cultural y el pluralismo, reconociendo la igualdad de derechos que tienen todas aquellas mujeres que asisten a pedir ayuda.

Campaña 2009
Álvaro Alarcón A.
Universidad Mayor
Gestión de la Información Digital
Sección 008
2014
Full transcript