Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Encuadre y Composición Fotográfica

Algunos trucos Básicos para mejorar tus fotografías
by

Juan Castañeda

on 6 June 2018

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Encuadre y Composición Fotográfica

Encuadre y
Composición

El encuadre no es otra cosa que definir qué elementos aparecerán en la imagen y cuáles vamos a descartar. Sirve para concentrar la atención del espectador en la imagen, por lo que la correcta selección del motivo es un primer y fundamental paso en el proceso fotográfico.
1. Horizontal.

El más habitual para capturar paisajes. Era el formato más común y se suele decir que produce sentimiento de serenidad y espacio, estabilidad y dirección.
2. Vertical.

Más conocido como formato retrato, por tratarse del más adecuado para los retratos de medio cuerpo. Produce sentimiento de fuerza y enfatiza las líneas y planos verticales.
3. Cuadrado.

Es un formato más estático y limitado. En fotografía digital podemos lograrlo en la edición posterior, recortando de los otros formatos. Los márgenes cuadrados son simétricos y transmiten solidez y estabilidad. En algunos campos es muy gratificante su utilización (vegetación, plantas, flores…), gracias a Instagram tomó fuerza de nuevo, aunque también es cierto que su buen uso muestra la dificultad que conlleva la composición.
4. Panorámico.

Es un formato impactante en paisajes tanto naturales como urbanos y, a pesar de su historia y tradición, sigue resultando original. Requiere una cuidadosa selección del lugar o motivo y plantea dificultades de composición para no dejar zonas superfluas.
Implica toda la creación de una imagen, desde la valoración y estudio del motivo, la selección y análisis, hasta el disparo.
Al contrario de lo que ocurre con la técnica fotográfica, donde se requiere una aplicación metódica, la composición exige criterio y aplicación de nuestro gusto particular, de nuestra percepción personal.
La ubicación.

La tendencia natural cuando comenzamos en la fotografía es ubicar el motivo en el centro del encuadre, que se suele denominar síndrome de “ojo de buey”.
Esta composición deja dos zonas superfluas a cada lado del motivo y, aunque es atrayente, hay que intentar descentrar el motivo para
liberar la composición
. Es necesario separar el motivo y el fondo para lograr realzar los detalles
Algunos aspectos a tener en cuenta:
Llenar el encuadre.
Ocupar toda el área de tu fotografía es otra técnica que da un toque especial a tus imágenes. Uno de sus efectos inmediatos es que ofrece detalle de algo que usualmente no miramos así: un rostro, la nariz de tu perro, la estructura de una hoja, etc. Puede resaltar texturas, revelar la emotividad de algo cotidiano, suscitar cierto contraste (entre lo mínimo y lo mayúsculo, por ejemplo) o hacer énfasis en algo de por sí grandioso.
La regla de los tercios.
Divide el campo de tu fotografía en tres partes horizontales y tres partes verticales.
El objetivo de esta técnica es
evitar
a toda costa situar lo más importante de nuestra foto en el centro del área; usualmente las mejores composiciones se logran ubicando esos elementos relevantes a lo largo de dos o más secciones, o situándolos donde los puntos se cruzan.
Del mismo modo, podemos ayudarnos de las líneas verticales para situar a una persona en un paisaje, o bien, en un retrato vertical, situar los ojos en el tercio superior.
El punto de vista.

Romper con el habitual punto de vista puede ayudar a lograr imágenes originales o mejorar la composición, con un efecto interesante.
La simetría.
Se produce cuando centramos el motivo y se divide la imagen en dos partes, creando una sensación agradable.
Tomar una buena imagen requiere,
en muchas ocasiones,
de algo más que disparar
en el momento adecuado
La asimetría.

Poseen más fuerza e impacto expresivo, a la vez que resulta más ágil y dinámica. Esta asimetría se puede producir desde el mero encuadre hasta el enfoque, el color, el volumen o la perspectiva de la imagen.
Triángulos Áureos
Si has ejercitado bien la regla de los tercios, pasar a los triángulos áureos será pan comido. En lugar de una cuadrícula de rectángulos, el marco lo dividimos con una línea diagonal que va desde una esquina a otra. A continuación se añaden otras dos líneas a 90 grados desde el resto de esquinas hasta formar un ángulo recto con la primera diagonal. Esta técnica nos permite añadir “tensión dinámica” a la imagen.
EL ENCUADRE
La composición
5.Plano aberrante o plano holandés
Se trata de un plano en el que vamos a inclinar la cámara una considerable cantidad de grados hacia un lado o hacia otro dando lugar a una sensación de inestabilidad en la imagen ofreciendo así velocidad, dinamismo, tensión a la composición y, además, suponen una fantástica guía para conducir la mirada a través de la fotografía.
Consiste en olvidar la teoría de la regla del horizonte
Full transcript