Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El perfil del hombre y la cultura en Mexico

No description
by

Jazmin Cruz

on 9 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El perfil del hombre y la cultura en Mexico

México se ha alimentado, durante toda su existencia de cultura europea, y ha sentido tal interés y aprecio por su valor.
No se puede negar que el interés por la cultura extranjera ha tenido para muchos mexicanos el sentido de una fuga espiritual de su propia tierra. La cultura, en este caso, es un claustro en el que se refugian los hombres que desprecian la realidad patria para ignorarla. Existe una imitación extranjera.

LA IMITACION DE EUROPA EN EL SIGLO XIX
PSICOANALISIS DEL MEXICANO
Esto constituye la psicología mexicana, que se puede cambiar como se cambia de traje, pues ese carácter es prestado, y lo llevamos como un disfraz para disimular nuestro ser auténtico.

Los hombres no acostumbrados a la crítica, creen que todo lo que no es elogio va en contra de ellos, cuando muchas veces elogiarlos es la manera más segura de ir en contra de ellos de causarles daño.

Afirma Adler que el sentimiento de inferioridad aparece en el niño al darse cuenta de lo insignificante de su fuerza en comparación con la de sus padres. Al nacer México, se encontró en el mundo civilizado en la misma relación del niño frente a sus mayores.

De esta situación desventajosa nace el sentimiento de inferioridad que se agrava con la conquista, el mestizaje, y hasta por la magnitud desproporcionada de la Naturaleza

El perfil de la cultura mexicana
Se tiene o se tendrá la cultura que determine la vocación de la raza, la fatlidad histórica. Nosotros trataremos de definir el perfil de la cultura que pue­
de aparecer en México dada una cierta constitución
orgánica de la sociedad y del hombre, producto de
una historia peculiar.

LA INFLUENCIA DE FRANCIA EN EL SIGLO XIX
Francia llamó la atención de los mexicanos por sus ideas políticas, a través de las cuales el interés se generaliza a toda la cultura francesa.
¿Y cuáles son esas afinidades entre el mexicano y el francés? El espíritu revolucionario de Francia ofrece a la juventud avanzada de México los principios necesarios para combatir el pasado. Contra la opresión política, el liberalismo; contra el Estado monárquico, la república democrática; contra el clericalismo, el jacobinismo y el laicismo. El grupo más inteligente y activo de la sociedad mexicana se propone utilizar la ideología francesa como arma para construir las viejas instituciones.
El perfil del hombre y la cultura en México
Autor: Samuel Ramos
RESUMEN
POR IRIS JAZMIN JIMÉNEZ CRUZ
CONCLUSIONES
EL libro presenta el estudio sobre la psicología y la cultura mexicanas, realiza una critica de la vida mexicana relacionada con de la psicología social ya que este ser mexicano va a dquirendo conocimientos o formas de ser a partir de la influencia de su entorno a lo largo de su historia. Se describe como y el porque del comportamiento del mexicano, realizando un psicoanalisis a partir del perfil de la cultura y el hombre.
Describe que el mexicano es un ser que se siente inferior a las demas culturas, por eso adquiere una forma de vida ficticia. Debido a esto se encuentra siempre a la defensiva y con una actitud salvaje.
La imitación de Europa en el siglo XIX, se describen la auto denigración, la imitación de culturas externas, el espíritu español en América, el individualismo español, el egipticismo indígena y los comienzos de la vida independiente en Mexico.
La influencia de Francia en el siglo XIX, describe a los intelectuales de la inependencia y a la cultura francesa.
El psicoanálisis del mexicano, aquí describe la conducta del pelado, el mexicano de la ciudad y el burgués mexicano.
El perfil de la cultura mexicana
El perfil del hombre
Juventud utopista
Justo Sierra y la evolución política de Mexico

El perfil del hombre y la cultura en México describe de manera detallada el cómo y porqué del comportamiento mexicano, lo cual es explicado mediante un análisis de la vida misma de este individuo a lo largo de la historia antes y después de la colonización, el como fue adquiriendo con el paso del tiempo ciertos aspectos de conducta que lo llevaron a ser como es.
INTRODUCCION
Entonces la imitación aparece como - un mecanismo psicológico de defensa, que, al crear una apariencia de cultura, nos libera de aquel sentimiento deprimente.
Ese modo consiste en el desdoblamiento de nuestra vida en dos planos separados, uno real y otro ficticio.

Dice Justo Sierra: Mexico no ha tenido más que dos revoluciones, es decir, dos aceleraciones violentas de su evolución, de ese movimiento interno originado por el medio, la raza y la historia que impele a un grupo humano a realizar un ideal, un estado superior a aquel en que se encuentra.
La primera fue la independencia, la emancipación de la metrópoli, nacida de la convicción a que un grupo criollo había llegado a la impotencia de España para gobernarlo.
La segunda revolución fue la reforma, la necesidad profunda de hacer establecer una Constitución política, es decir, un régimen de libertad.

EL PERFIL DEL HOMBRE
JUVENTUD UTOPISTA
JUSTO SIERRA Y LA EVOLUCION POLITICA DE MEXICO
Es la tradición latina la que ha impreso en aquella cultura su racionalismo, su precisión formal, su ordenamiento lógico, su universalidad.
El francés no concibe su cultura francesa sino como una cultura universal, destinada a todos los hombres. Al subrayar este rasgo, se hace claro que la penetración de la cultura francesa en México obedece también a cierto impulso de propaganda que es inherente a ella misma, y que, por otra parte, encontró en nuestro país un terreno propicio.

Para un francés, la palabra cultura no connota solamente obras espirituales, sino cierto ordenamiento de la vida entera dentro de normas racionales.
Del sentido humanista de la cultura francesa se de aseverarse que el esfuerzo de los mexicanos por adquirir una cultura científica, artística, filosófica y literaria, se encuentra bajo el signo de Francia.
Durante la era porfiriana, en que las clases cultas vestían a la moda de París, seguían sus buenas y malas costumbres; los científicos y los ricos que no lo eran, al construir sus casas ponían en el remate una mansarda, aunque en México nunca caiga nieve. El conocimiento de la lengua francesa era condición para ser clasificado como persona culta.
Existen reacciones para ocultar un sentimiento de inferioridad, tal propósito se logra falseando la representación del mundo externo, de manera de exaltar la conciencia que el mexicano tiene de su valor.
Es un ser de naturaleza explosiva cuyo trato es peligroso, porque estalla al roce más leve. Sus explosiones son verbales, y tienen como tema la afirmación de sí mismo en un lenguaje grosero y agresivo.

Ha creado un dialecto propio cuyo léxico abunda en palabras de uso corriente a las que da un sentido nuevo. Es un animal que se entrega a pantomimas de ferocidad para asustar a los demás haciéndole creer que es más fuerte y decidido

El «pelado busca la riña como algo excitante para elevar el tono de su “yo” deprimido.
El «pelado tiene dos personalidades: una real, otra ficticia.

El pelado
El mexicano de la ciudad
La nota del carácter mexicano que más resalta es la desconfianza. Tal actitud es previa a todo contacto con los hombres y las cosas.

La vida mexicana da la impresión en conjunto, de una actividad irreflexiva, sin plan alguno. Cada hombre, en Mexico, solo se interesa por los fines inmediatos. Trabaja para hoy y mañana, pero nunca pero después.

El mexicano tiene habitualmente un estado de ánimo que revela un malestar interior, una falta de armonía consigo mismo. Es susceptible y nerviosa; casi esta de mal humor y es a menudo iracundo y violento.
Todo esto proviene de una inseguridad de si mismo que el mexicano proyecta hacia afuera sin darse cuenta, convirtiéndola en desconfianza del mundo y de los hombres.

La diferencia psíquica que separa a la clase elevada del mexicano de la clase inferior, radica en que el “burgués mexicano” disimula de un modo completo sus sentimientos de menor valía, porque el nexo de sus actitudes manifiestas con los móviles inconscientes es tan indirecta y sutil, que su descubrimiento es difícil, en tanto que el “pelado” está exhibiendo con franqueza cínica el mecanismo de su psicología, y son muy sencillas las relaciones que unen en su alma lo inconsciente y lo consciente.
El burgues mexicano
El "nacionalismo" se funda en la creencia de un México
que ya existe con su fisionomía nacional definida,
Y al que solo es preciso sacar a la luz del día, como
Se desentierra un ídolo .

La creencia de la cultura mexicana se ha sostenido con el argumento de una realidad "pintoresca" en la que figuran el paisaje con sus montañas y sus cactus, salpicado de puntos blancos y los indios con su traje de manta.

Pero este México representado por el charro y la china
Poblana, o bien el Mexico de la leyenda salvaje sorprende y atrae tanto a los europeos.

Sólo cuando de la cultura tradicional extraemos su esencia más sutil y la convertimos en categoría de nuestro espíritu, se puede hablar de una asimilación de la cultura.

México debe tener en el futuro una cultura mexicana; pero no la concebimos como una cultura original distinta a todas las demás.

Entendemos por cultura mexicana la cultura universal hecha nuestra, que viva con nosotros, que sea capaz de expresar nuestra alma.

Si el mexicano tiene una idea deprimente de su valía, es
porque se ha fijado en valores de comparación que,
como es natural, cambian de magnitud de acuerdo con
el punto de referencia que se adopte. La unidad, de
medida no debe buscarse en hombres de otros países y
otro grado de cultura.
Cada hombre puede prolongar idealmente las líneas de desarrollo de sus cualidades
potenciales hasta el límite máximo de su perfección y obtener así una prefiguración ideal de lo que es capaz de hacer.
Cuando tales complejos deprimentes se desvanezcan,
desaparecerá automáticamente el falso carácter, que, como un disfraz, se superpone al ser auténtico de cada mexicano para compensar los sentimientos de desvalorización que lo atormentan. Comenzará
entonces una segunda independencia, tal vez más trascendente que la primera, porque dejará al espíritu en libertad para la conquista de su destino.

Hay una multitud de factores que conspiran sin descanso para impedir la afirmación de la propia individualidad: las conveniencias sociales, la vanidad, el temor, el egoísmo, las malas pasiones, etc.
Justo Sierra era un hombre de espiritu, que amaba su patria, fue historiador de la cultura mexicana. Fue capaz de ver la historia de México bajo la perspectiva de una historia universal, reduciendo cada uno de sus elementos a sus proporciones justas y poniéndolos en el sitio que les corresponde dentro del cuadro de la evolución humana.

En palabras de Justo Sierra: "la sociedad es un ser vivo, por tanto, crece, se desenvuelve y se transforma; esta transformacion perpetua es mas intensa a compas de la energia interior con que el organismo social reacciona sobre los elementos exteriores, para asimilárselos y hacerlos servir a su progresión".
Falta completa de adecuación entre lo que somos y lo que queremos ser.
El utopismo de México obedece, a una falta de sentido
de la realidad, que es, precisamente, uno de los rasgos
psicológicos más notables de la edad juvenil.
Como México es un país joven, resulta que nuestra
política está afectada por las debilidades de la juventud
que tiene como nación y por la de los individuos
que personalmente la orientan y trabajar en ella.
La política es, por esencia, realización y los que trabajan en ella deben ser hombres de gran sentido práctico, dotados de una clara conciencia de las realidades en que actúan. Por eso
el utopismo es justamente la negación de todo sentido político.
Full transcript