Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

GOBIERNOS DE RAMON CASTILLA Y JOSE RUFINO ECHENIQUE

No description
by

marco torres

on 1 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of GOBIERNOS DE RAMON CASTILLA Y JOSE RUFINO ECHENIQUE

RAMON CASTILLA

(PRIMER Y SEGUNDO GOBIERNO )

Y

JOSE RUFINO ECHENIQUE


JOSE RUFINO ECHENIQUE
Muy joven se enroló en el ejército independentista (1821); luego participó en las campañas contra Bolivia (1828) y la Gran Colombia (1829). Intervino en las guerras civiles y revoluciones de las décadas de 1830 y 1840. Durante la anarquía de 1841-44, fue gobernante interino durante unos días, en marzo de 1843. Fue colaborador del Directorio de Manuel Ignacio de Vivanco (1843-44), pero luego pasó a servir al primer gobierno de Ramón Castilla (1845-51), quien le auspició como su sucesor. Elegido presidente en las elecciones de 1850, su gobierno fue de tendencia conservadora, sufriendo una fuerte oposición de los liberales. Su principal colaborador fue Bartolomé Herrera, sacerdote que era el líder de los conservadores. Contando con la prosperidad económica derivada de la venta del guano, continuó el progreso material iniciado por Castilla. Inició la delimitación de las fronteras con el Brasil por medio del controvertido Convenio Herrera-Da Ponte Ribeyro. También continuó el pago de la deuda externa y la deuda interna; esta última, denominada consolidación, derivó en un escándalo mayúsculo, al sospecharse que se inflaron los montos para beneficiar a un grupo de personas allegadas a él. Este escándalo fue uno de los motivos de la revolución liberal de 1854 encabezada por Castilla, que desembocó en una sangrienta guerra civil. Echenique fue derrotado en la batalla de La Palma, librada en las afueras de Lima el 5 de enero de 1855, tras lo cual abandonó el poder y partió al exilio. Volvió al cabo de unos años, rehabilitándose y continuando en la política. Llegó a ser presidente del Senado de 1868 a 1872 y le tocó suscribir la declaración de condena a la rebelión de los coroneles Gutiérrez contra el gobierno de José Balta. Luego se retiró definitivamente de la política.
INCEDENTES INTERNACIONALES
Desde hacía varios años Inglaterra se había adueñado de las islas de Lobos, en la costa norte peruana, alegando que eran "tierra de nadie", y anunció su intención de hacer embarques libres de guano. El gobierno de Echenique procedió enérgicamente a reclamar el dominio sobre dichas islas, demostrando su intención de usar los cañones de su poderosa escuadra, si fuera necesario. Los ingleses no quisieron arriesgarse a un conflicto y abandonaron sus pretensiones sobre las islas.
Por entonces solicitó la hospitalidad del Perú el general ecuatoriano Juan José Flores, después del fracaso de su expedición monarquista de 1848. Flores se radicó en Lima y contando con la aprobación de Echenique, procedió a armar una expedición para derribar al gobierno del Ecuador. La “expedición Flores” fracasó al llegar a la isla Puná, provocando no sólo las protestas del Ecuador sino de Nueva Granada, llegando a temerse una guerra, pero felizmente se mantuvo la paz.
Las dificultades con Bolivia, que parecían haberse disipado durante el gobierno de Castilla, persistieron por la invasión de la moneda feble boliviana que seguía entorpeciendo el comercio en el sur peruano. El presidente de Bolivia Manuel Isidoro Belzú demostró más de una vez su hostilidad hacia el gobierno peruano, y ante los reclamos presentados por el representante del Perú en La Paz, respondió expulsando a dicho diplomático. Ante tal ofensa cundió en el Perú el estado de guerra contra Bolivia. El Congreso dio al presidente Echenique facultades extraordinarias y se movilizó el ejército a la frontera. Pero la guerra no se produjo porque estalló entonces la revolución liberal contra el gobierno de Echenique.
Principales hechos u obras del segundo gobierno del presidente Castilla
- Promulgó la Constitución Liberal de 1856, donde se implantó el voto de los analfabetos y se restringieron privilegios a la Iglesia Católica.
- Derrotó la Rebelión Conservadora de Manuel Ignacio de Vivanco, después de varios meses de combates en Arequipa.
- Promulgó la Constitución Moderada de 1860, la de mayor vigencia (hasta 1920).
- Ayudó a los patriotas de Santo Domingo, Nicaragua y México para expulsar invasiones imperialistas.
- Invasión a Ecuador (1859): Tropas peruanas ocuparon Guayaquil hasta que se firmó el Tratado de Mapasingue (1860).
- Primer mapa de la República: Fue elaborado por Mariano Paz Soldán, con ayuda del viajero italiano Antonio Raimondi.
RAMON CASTILLA (SEGUNDO GOBIERNO )
Ramon castilla estaba poniendo en juego su politica de que la patriaesta antes que nada, realizo un gobierno de union nacional. Su gobierno significa “estabilidad intitucional, ordenamiento de la economia nacional debido al sistema de los presupuestos.
En resumen, paz y prosperidad pa el Peru; un ordenamiento para el gobierno.
Implanto el sistema de Consignaciones para la explotación y comercialización del guano
Promulgó la ley de Consolidación de la Deuda Interna: Esta la Ley consistió en cancelar todas las deudas contraídas por el Estado con familias que se habían perjudicado durante el periodo de las guerras por la independencia. Su mala aplicación trajo como consecuencia un escandaloso despilfarro fiscal y una gran corrupción en todos los niveles.


Auge del guano
En 1857 se batieron todas las marcas en la venta del guano: este llegó a representar el 83 % de todos los ingresos estatales. El guano se convirtió prácticamente en el único sostén del Estado. Empezaron entonces los problemas con los consignatarios, que obtenían grandes ganancias. Como el tesoro público se hallaba siempre requerido de dinero, los consignatarios adelantaban empréstitos al Estado a cuenta del guano que explotarían en el futuro, con altos intereses, lo que a la larga traería la ruina económica al país, al ser el guano solo una riqueza pasajera. Pero por lo pronto, el Perú disfrutaba del boom guanero.

A las alturas de 1860, el Perú exportaba, además de guano, el salitre procedente de Tarapacá, bórax, plata, lanas. Importaba, en cambio, alimentos, ropa, muebles y artículos suntuarios, tales como sedas, vinos y licores.

Se permite el ingreso de trabajadores chinos (coolíes) para la explotación del guano a través de "el enganche". El primero en traer chinos al Perú fue Domingo Elías.
GOBIERNOS DE RAMON CASTILLA
RAMON CASTILLA (PRIMER GOBIERNO )
GOBIERNO DE JOSE RUFINO

Si bien la rebelión de Vivanco fracasó en el camino de los hechos, su intención, esto es, acabar con la influencia de los liberales en las decisiones de gobierno, terminó por imponerse. La Convención, disuelta en noviembre de 1857, no fue nuevamente convocada e incluso fueron enviados al destierro los principales líderes liberales.

Castilla optó por convocar a elecciones para un Congreso Extraordinario y para la elección del Presidente Constitucional, ya que él era sólo Presidente provisional. Él mismo se presentó como candidato, y los liberales lanzaron al general José Miguel Medina. Realizadas las elecciones, triunfó Castilla. El nuevo Congreso se instaló en octubre de 1858 y proclamó a Castilla Presidente Constitucional, con un mandato de cuatro años.

El Congreso Extraordinario suspendió sus sesiones en mayo de 1859, anunciando su reinstalación como Congreso Ordinario para julio del mismo año. Pero el gobierno frustró tal iniciativa, decretando elecciones para nuevos representantes, que se reunirían en el año siguiente. Castilla argumentó al respecto que solo al Ejecutivo competía convocar al Congreso.
Full transcript