Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Quimica del Amor

No description
by

Armando Iturbe

on 24 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Quimica del Amor

Quimica del Amor

Helen Fisher
Helen Elizabeth Fisher1 (nacida en 1945) es una profesora de Antropología e investigadora del comportamiento humano en la Universidad Rutgers, y ha estudiado elamor romántico (atracción interpersonal) desde un punto de vista científico durante alrededor de 30 años. Antes de convertirse en profesora e investigadora de la Universidad Rutgers, fue asociada de investigación en el Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York.

Esto es lo que sucede.
Sintomas que producen las sustancias del amor
Quimica del sexo.
¿Y el adios ?
Tras la bajada de FEA, las personas pueden sentirse cada vez menos enamoradas, pero si a esto le agregamos que se han dejado llevar por el sentimiento sin darle el espacio que se merece al raciocinio, seguramente experimentarán insatisfacción, frustración, separación e incluso el odio.

Cuando la relación de pareja se rompe, se involucra ciertas sustancias químicas; el nivel de feniletilamina se derrumba y el cuerpo experimenta una especie de "síndrome de abstinencia" que coincide con el ansia de comer chocolate (rico en feniletilamina) que sienten muchas personas tras una ruptura.

Hace apenas 13 años, se planteó el estudio del amor como un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas y de allí al sistema endocrino, dando lugar a respuestas fisiológicas intensas.

Científicamente entonces, existe una química interna que se relaciona con nuestras emociones, sentimientos y conductas; ya que hasta el más sencillo de ellos, está conectado a la producción de alguna hormona.

Sin embargo, si queremos conservar aquella pareja que nos ha hecho liberar una gran cantidad sustancias químicas y ha provocado que nos comportemos y sintamos de manera diferente, es necesario buscar formas efectivas de convivencia y luchar para que el proceso deje de ser meramente químico.
En su libro Why we love: The nature and chemistry of romantic love (Por qué amamos: Naturaleza y química del amor romántico), Fisher propuso la teoría de que la humanidad había desarrollado tres sistemas cerebrales principales para el apareamiento y lareproducción:

Lujuria: impulso sexual o libido.
Atracción sexual selectiva: amor romántico intenso de la etapa inicial de la relación.
Apego: sentimientos profundos de unión con un compañero a largo plazo.
En 1998 inició una investigación con un grupo de 32 personas que declaraban estar enamoradas a las que se les hizo una resonancia magnética para ver qué conexiones se producían en el cerebro; 17 de ellas decían ser correspondidas y 15 habían sido rechazadas. Entre las que estaban enamoradas hallaron actividad en la zona tegmental ventral del cerebro, que produce dopamina, y en el núcleo caudado. Ambas zonas forman parte del sistema básico de recompensa, que se asocia con la motivación por conseguir unos objetivos. "El área de la zona tegmental ventral en la que encontramos actividad es la misma que se activa cuando la persona experimenta el llamado subidón de la cocaína", ha explicado.
Dopamina y rechazo
Entre las quince personas que habían sido rechazadas encontraron actividad cerebal en el área del mismo sistema de recompensa: en parte del núcleo accumbens, que se relaciona con las conductas adictivas (como las apuestas), en la corteza insular, que se asocia con el dolor físico, y en la corteza órbito-frontal lateral, relacionada con los pensamientos obsesivos. Esto explicaría por qué algunas personas siguen enamoradas a pesar de haber sido rechazadas ya que estas áreas siguen perteneciendo al sistema de recompensa, en el que actúa la dopamina. "A pesar de no recibir lo que uno quiere la dopamina sigue trabajando".

Fase de atracción
Desde el punto de vista de la química, son tres las sustancias responsables por el amor: LA DOPAMINA, LA FENILETILAMINA Y LA OXITOCINA.

Todas ellas son relativamente comunes en el cuerpo humano, pero solamente se encuentran juntas en las etapas iniciales de la conquista. Lamentablemente, el período de enamoramiento no es eterno, perdura de 2 a 3 años, incluso a veces más, pero al final la atracción bioquímica decae. Con el tiempo el organismo se va haciendo resistente a los efectos de estas sustancias. El verdadero enamoramiento parece ser que sobreviene cuando se produce en el cerebro la feniletilamina, compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas, que tiene la capacidad de aumentar la energía física y la lucidez mental. El cerebro responde a tal compuesto con la secreción de dopamina (inhibe el apetito), norepinefrina y oxitocina, sustancias que provocan que los enamorados puedan permanecer horas coqueteándose. Estos compuestos ayudan a forjar lazos permanentes entre la pareja tras la primera oleada de emoción y, por si fuera poco, hasta fortalecen el sistema inmunológico.


Sustancias del amor
LA FENILETILAMINA

La feniletilamina controla el paso de la fase del deseo a la fase del amor. Es un compuesto químico con un efecto poderoso, tan poderoso que puede tornarse adictivo. Los dependientes de feniletilamina tienden a saltar de un romance a otro, abandonando su pareja tan pronto como el coctail químico inicial se desvanezca.
Al inundarse el cerebro de esta sustancia, éste responde mediante la secreción de:

LA DOPAMINA

Dopamina: Comúnmente se asocia con el sistema de placer del cerebro, dando lugar a sentimientos de placer y refuerzo que nos motivan a hacer ciertas actividades. Se libera a través de experiencias naturales placenteras, tales como el sexo o la comida. Algunos estudios indican que cuando se inyecta dopamina a roedores hembra en presencia de un roedor macho, la hembra lo escogerá más tarde entre una multitud.

Mas sustancias que influeyen en el proceso.
LA NOREPINEFRINA

Norepinefrina: otro neurotransmisor que induce euforia en el cerebro, excitando al cuerpo dándole una dosis refuerzo de adrenalina natural. Esto causa que el corazón lata más fuerte y la presión sanguínea aumente. Por ello parece que se nos sale el corazón o nos sudan las manos cuando vemos a alguien por quién nos sentimos atraídos.

LA OXITOCINA

Se la conoce en ocasiones como "la sustancia química del abrazo". Esta hormona es mejor conocida por su papel en la inducción del parto estimulando las contracciones. Pero recientemente se ha observado que puede influenciar además en nuestra habilidad para unirnos a otros, dado que ambos géneros liberan esta hormona cuando se tocan y se abrazan, teniendo lugar un aumento máximo del nivel de oxitocina durante el orgasmo.
Se ha observado que las personas que vivieron una desilusión amorosa, buscarían compensar la disminución de feniletilamina
a través del consumo de chocolate, golosina especialmente rica en ésta sustancia.

Mas sintomas.
Agradar a la persona amada se convierte en la mayor ilusión.

Distorsión en la percepción del tiempo. La ansiedad da la idea de un paso más lento y el júbilo, de un paso más rápido.

Cualquier situación o circunstancia le recuerda la persona amada.

Ansiedad de estar junto a ésta y al estarlo, no querer separarse.

Pensar a cada momento en la persona amada, volviéndose una obsesión.
Atraccion sexual.
Un estudio alemán ha analizado las consecuencias del beso matutino, ése que se dan los cónyuges al despedirse cuando se van a trabajar. Los hombres que besan a sus esposas por la mañana pierden menos días de trabajo por enfermedad, tienen menos accidentes de tráfico, ganan de un 20% a un 30% más y viven unos ¡cinco años más!
Based on Jim Harvey's speech structures
Usted es de las personas que más sabe del amor. ¿Le ha servido para aplicárselo a sí misma?
-No. Me casé hace mucho y mi matrimonio duró menos de un año. He tenido 3 parejas largas y ahora tengo otra desde hace 2 años. El amor es como un pastel de chocolate: no vale con conocer sus ingredientes, hay que probarlo.
Curiosidad.
Fase de pertinencia
Con el tiempo el organismo se va haciendo resistente a los efectos de estas sustancias y toda la locura de la pasión se desvanece gradualmente, la fase de atracción no dura para siempre y comienza entonces una segunda fase que algunos llaman de pertenencia, dando paso a un amor más sosegado. Se trata de un sentimiento de seguridad, comodidad y paz. Dicho estado está asociado a otra DUCHA QUÍMICA. En este caso son las endorfinas -compuestos químicos naturales de estructura similar a la de la morfina y otros opiáceos- los que confieren la sensación común de seguridad comenzando una nueva etapa, la del apego. En conclusión, esta clase de amor está dirigida por las siguientes hormonas:

OXITOCINA: Que como lo decíamos anteriormente s conocida como "la sustancia del abrazo de la química del amor ".

VASOPRESINA: también llamada "la sustancia química de la monogamia". Ciertos investigadores han observado que la supresión de vasopresina puede provocar que los machos abandonen su nido de amor y busquen nuevas compañeras.

ENDORFINAS: son compuestos bioquímicos que potencian nuestro sistema inmunitario, bloquean la lesión de los vasos sanguíneos, tienen propiedades anti-estrés y anti-envejecimiento, alivian el dolor y también ayudan a mejorar la memoria.
El lado cientifico
Cita final
Niveles altos de oxitocina y vasopresina pueden interferir con los caminos de la dopamina y la norepinefrina, lo cual puede explicar por qué con el tiempo la sensación de apego crece mientras que la locura apasionada del amor decae.
¿Corazones acelerados, mejillas ruborizadas, manos sudadas, falta de apetito, mariposas en el estómago?
Las personas más sensibles ante la persona amada reaccionan con sudoración, pulso acelerado, tartamudeo, aumento de la presión arterial, risa floja, taquicardia, alteración de la percepción del tiempo, dolor o ansiedad en el estómago.

Idealización de la persona.

Deseo de hacer planes futuros con la persona, planear viajes, acontecimientos o futuras acciones juntos.

Admiración de la persona.

Atribución de cualidades positivas evitando la crítica.

Necesidad de estar con la persona.
La química también interviene cuando la persona se siente atraída sexualmente por otra. Su cerebro envía una señal química a la hipófisis, provocando la liberación de hormonas sexuales (estrógenos y progesterona, por ejemplo). En consecuencia la respiración aumenta 30 ciclos por minuto, la sangre se "alborota" y acumula en sitios como los labios, las mejillas, la vagina y el pene, facilitando la excitación. El ritmó cardiaco aumenta hasta 100 pulsaciones por minuto, los pezones se ponen firmes y la glándula del timo segrega timina en mayor cantidad elevando el estado de ánimo.

Una relación sentimental donde el factor pasión es preponderante, dura entre los 90 y 180 días como máximo.
<- Curiosidad
Full transcript