Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Los Mitos de la Pobreza

No description
by

Patricia Cabrera

on 11 February 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los Mitos de la Pobreza

LOS MITOS DE LA POBREZA
(cc) photo by Metro Centric on Flickr
(cc) photo by Franco Folini on Flickr
(cc) photo by Metro Centric on Flickr
Por eso, es necesario analizar los razonamientos simplistas y falaces que esconden estas afirmaciones.
De este modo podremos revisar los
Prejuicios Sociales
que muchas veces también nosotros reproducimos en
el discurso y en la acción.

Dicen que, en lugar de asistencialismo, se les debería proporcionar trabajo.
De este modo se crea el mito de la falsa oposición, como si fueran dos políticas contrapuestas.
Si son pobres ¡por algo será!
No avanzan porque no les gusta trabajar
Beben demasiado, malgastan lo que ganan en el juego y la droga y tienen poca inclinación al esfuerzo.
Las políticas sociales promueven la vagancia.
No les interesa progresar, ni educarse.
Estas afirmaciones
habituales en nuestra sociedad representan razonamientos primarios
que tratan de justificar la desigualdad y ocultar las verdaderas causas de la pobreza.
Y lo que es peor aún:
Alejan la atención de la búsqueda real de una solución y fomentan una ética de la insolidaridad.
Te proponemos desmontar esos prejuicios siguiendo el análisis del economista
BERNARDO KLIKSBERG
quien llama a estas falacias
LOS

MITOS DE LA POBREZA.
EL MITO DE LA POBREZA COMO FATALIDAD INEXORABLE
Las
políticas neoliberales
de la década del
90
aumentaron la tasa de
desocupación
al
23%
al final de esa década.
El desempleo juvenil subió de 21,7% en el 1990 a 39,5% en el 2000.
En esos años la pobreza se duplicó alcanzando en el 2002 a casi el 58% de la población.
¿Podemos decir que la pobreza es inevitable porque siempre hubo pobres?
¿Es correcto sostener la creencia de que la pobreza no es responsabilidad de los gobiernos y de la sociedad?
ENTONCES...
POR ESO... Aunque muchos creen que LA POBREZA es inevitable y natural, ésta
es un producto social e histórico
y
sus niveles están ligados con las políticas de gobierno y las acciones de la sociedad
.
De ahí que hay políticas que la disminuyen y otras que la duplican, como ocurrió en la década de los 90.
EL MITO DE QUE LA RESPONSABILIDAD DE LA POBREZA ES DE LOS POBRES.
Afirmaciones como las que vimos al inicio esconden la idea de que existen ciertas características en el comportamiento de los pobres que generan y mantienen la pobreza.
Para los que piensan así, la culpa de la pobreza sería de las propias víctimas. Ésta es una visión hipersimplificada de una realidad compleja.
En este mito se cree que la pobreza es un problema de conductas individuales y que, si se superarían,
desaparecería la pobreza.
Pero... si en América Latina hay actualmente 170 millones de pobres y casi 1 de cada 3 está por debajo de la línea de pobreza.
¿Será culpa de los pobres
o culpa de la falta de oportunidades?
Obviamente, según el estrato social en que se nace, la región geográfica o las condiciones del hogar en que se vive, habrá mayores
oportunidades
de recibir una buena educación, protección de salud
o lo contrario
.
VEAMOS LO SIGUIENTE
Serán necesarias políticas públicas que rompan con “las trampas de la pobreza” para que no se reproduzca en las generaciones siguientes.
Un niño que nace en un hogar pobre estará expuesto a riesgos de salud más severos, en algunos casos trabajará de pequeño, tendrá altas probabilidades de no terminar la secundaria y consecuentemente le será más difícil encontrar trabajo formal. Deberá subsistir en la marginalidad y la informalidad con trabajos precarios y sin protección.
EL MITO DE LA OPOSICIÓN
“DAR PESCADO” O “ENSEÑAR A PESCAR”
Las políticas sociales
son cuestionadas con mucha frecuencia.
Se critican los subsidios, las asignaciones a niños, jóvenes y mujeres que viven en hogares en pobreza, sosteniendo que dichas políticas fomentan la vagancia y la haraganería.
Ésta es una oposición falsa
pues ambos caminos deben
implementarse al mismo tiempo:
Mientras se generan condiciones de trabajo se debe dar ayuda a los hijos de trabajadores informales y madres que hasta ese momento no cuentan con ninguna protección.

Se debe ayudar con la mayor urgencia posible con políticas que, al mismo tiempo creen oportunidades productivas y laborales.
Éstas no solucionan totalmente el problema, pero son imprescindibles para proteger a los más desprotegidos de la sociedad.
La década de los 90 cultivó el individualismo a ultranza.
Las preocupaciones debían centrarse en ser exitoso, escalar y acumular.
Los que quedaban en el camino era por problemas de ellos.
Se desarrolló la idea de ganadores y perdedores que llevaron a la insensibilidad frente a la pobreza.
La pobreza se volvió un espectáculo ajeno.
Así muchos perdieron la capacidad de indignarse y conmoverse frente a la pobreza y la injusticia que ella implica.
Esta actitud se manifestó desde
el desentendimiento hasta la insensibilidad.
Y YO
¿QUÉ TENGO QUE VER?
Full transcript