Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Seguridad Industrial

No description
by

Cristián Vivanco

on 27 June 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Seguridad Industrial

Seguridad Industrial
design by Dóri Sirály for Prezi
En 1916 se dicta una de las primeras legislaciones laborales, Ley 3.170 sobre accidentes del trabajo. Ésta se centra fundamentalmente en el aspecto indemnizatorio, a través del aseguramiento del riesgo, sin resolver aún teóricamente la problemática de la responsabilidad empresarial.


Historia de la Prevención en Chile
Si el riesgo es la probabilidad de que el daño se produzca realmente, un peligro existe en el caso en que un objeto (o sustancia) o situación tenga una capacidad inherente de provocar un efecto adverso. El riesgo, por otro lado, es la probabilidad de que se produzcan dichos efectos: el riesgo puede ser alto o insignificante. Los riesgos nos rodean constantemente en nuestra vida cotidiana. Del mismo modo, todos realizamos evaluaciones de riesgo constantemente, de una forma u otra, ya sea a nivel consciente o inconsciente.
En resumen, Seguridad Social La seguridad social es la protección que una sociedad proporciona a los individuos y los hogares para asegurar el acceso a la asistencia médica y garantizar la seguridad del ingreso, en particular en caso de vejez, desempleo, enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia.
Conceptos Básicos de Seguridad Industrial
“Todas las sustancias son venenos, no hay ninguna que no lo sea. La dosis correcta diferencia un veneno de un remedio”. (Paracelso, 1493-1541)
El año 1924 se crea la ley 4.054, sobre seguros de enfermedad, invalidez y accidentes del trabajo y la ley 4.055 sobre accidentes del trabajo, las que, en conjunto con otras sobre condiciones sociales de trabajo, se refunden finalmente en el primer Código del Trabajo del año 1931, integran las enfermedades profesionales y asumen tanto la teoría del riesgo profesional, la del riesgo social y la dimensión preventiva, adscribiendo a los empleadores la responsabilidad de los accidentes del trabajo.
En 1938 se dicta la ley de medicina preventiva ley 6.174 junto con asignarle a la Caja de Seguro Obligatorio funciones para detectar y prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas de las y los trabajadores, organiza los servicios de medicina preventiva y obliga a las cajas de previsión a establecer tales servicios para los exámenes de salud de sus imponentes o afiliados. La obligatoriedad del seguro se fija para efectos indemnizatorios. Las responsabilidades de su organización, control y formas de funcionamiento se le asignan al entonces Departamento de Previsión Social del Ministerio de Salubridad, el que posteriormente se transforma en la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), actualmente dependiente del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.


En el ámbito constitucional, la seguridad y salud en el trabajo sólo se incorpora expresamente en las reformas del año 1970, junto a otros conceptos básicos de derecho social, recogiendo los lineamientos normativos previos del Código Sanitario - DFL 725/67- y de la Ley 16.744/67, sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales. La Constitución Política de la República (CPR) de la época le otorga reconocimiento expreso dentro del Derecho a la Seguridad Social, señalando en lo pertinente que: “La ley debe cubrir especialmente los riesgos de pérdida, suspensión o disminución involuntaria de la capacidad de trabajo individual, muerte del jefe de hogar o cesantía involuntaria, así como el derecho a la atención médica preventiva, curativa o de rehabilitación en caso de accidente, enfermedad o maternidad y el derecho a prestaciones de los jefes de hogar.”
Concepto de Trabajo: El trabajo es la actividad que realiza el hombre transformando la naturaleza para su beneficio, buscando satisfacer distintas necesidades humanas: la subsistencia, la mejora de la calidad de vida, la posición del individuo dentro de la sociedad, la satisfacción personal, la producción de bienes y servicios, etc.
Condición de Trabajo: es cualquier característica del mismo que puede tener influencia significativa en la generación de riesgos para la seguridad y salud del trabajador. Están incluidas en el centro de trabajo:
a) Las características generales de los locales, instalaciones, equipos, productos y demás útiles existentes.
b) La naturaleza de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes y sus correspondientes intensidades, concentraciones o niveles de presencia.
c) Los procedimientos para la utilización de los agentes anteriores que influyan en la generación de los riesgos mencionados.
d) Aquellas otras características, incluyendo la organización y ordenación, que influyan en la magnitud de los riesgos a que esté expuesto el trabajador.
Factor de Riesgo: es todo elemento (físico, químico, ambiental, etc.) presente en las condiciones de trabajo que por sí mismo, o en combinación, puede producir alteraciones negativas en la salud de los trabajadores, por lo que puede dar lugar a accidentes o enfermedades profesionales.
Entorno físico: Es un sistema complejo integrado por múltiples condiciones ambientales de carácter social y físico del puesto de trabajo, que influyen de manera conjunta en el bienestar del trabajador y que pueden suponer un riesgo para la salud.
Está formado por:
• Entorno ambiental: Calidad del aire en ambientes cerrados, síndrome del edificio enfermo, ventilación de interiores, contaminantes, emisiones de materiales utilizados en la construcción, decoración y mantenimiento de edificios, ruido, vibraciones, iluminación, condiciones termo-higrométricas (confort térmico, estrés térmico), radiaciones y contaminantes (químicos y biológicos).
• Espacios de trabajo: Organización física de los edificios, laboratorios, protección de máquinas, instalaciones peligrosas, espacios confinados, espacios de trabajo en oficinas y ergonomía.
• Mobiliario y equipos: Video-terminales, pantallas de visualización de datos, máquinas y vehículos.

Salud: Es la ausencia de enfermedad, lo cual es una visión insuficiente y no válida para aplicarla a la prevención de riesgos laborales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca, entre sus cometidos, el fortalecimiento de las políticas nacionales e internacionales de salud en el trabajo. En el año 1948, en su Declaración de Principios, dio la siguiente definición de salud:
Salud es un estado de bienestar físico, mental y social completo y no meramente la ausencia de daño y enfermedad.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) tiene entre sus cometidos principales la protección de los trabajadores frente a las enfermedades y lesiones laborales originados en su puesto de trabajo.
Además, define la
“salud laboral” como: “el grado completo de bienestar físico, psíquico y social y no solo la ausencia de enfermedad de los trabajadores como consecuencia de la protección frente al riesgo”.

Alteración del Bienestar Social del Área Personal: Pérdida del estado de salud por cambio en el estilo de vida, en la pérdida de la independencia y en las alteraciones del auto-concepto y autoestima de la persona.

Alteración del Bienestar del Área Social: Pérdida de las relaciones y lazos afectivos por cambios en el ámbito laboral, en la utilización del tiempo libre y en las interacciones sociales. Es posible que esta área se vea afectada por el escaso tiempo libre disponible debido al excesivo número de horas dedicadas al trabajo.
Inspección de seguridad: Herramienta básica para la detección y control de situaciones de riesgo. Es una visita realizada a las instalaciones de manera formal, previamente programada en espacio y tiempo, con designación específica de los encargados de realizarla y con utilización de formularios impresos adecuados, con el objeto de detectar situaciones de riesgo, tanto para las personas como para las instalaciones y equipos.
Medicina del Trabajo: Especialidad médica que tiene por objeto el estudio, tratamiento y prevención de las enfermedades profesionales y laborales, así como el tratamiento y seguimiento de las lesiones producidas como consecuencia de accidentes laborales y la evaluación de la capacidad para el trabajo.
Prevención: Conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de la actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

Ergonomía: Estudio y adaptación del trabajo a las condiciones del hombre.

Espacios confinados: Espacios pequeños con ventilación deficiente, donde se para pocas veces y solo para operaciones de mantenimiento o de limpieza, por ejemplo calderas, silos, tanques, etc. Los gases y los vapores pueden formar, con frecuencia, concentraciones tóxicas que pueden causar, de forma súbita, la pérdida de conciencia, debiendo ser rescatada la persona expuesta de forma inmediata. Cualquier operación que se realice en un espacio confinado nunca se puede considerar como “segura”.
Estrés: Se produce cuando la carga de trabajo es tal, a nivel físico o psíquico, que desborda la capacidad o el esfuerzo del trabajador para adaptarse a las exigencias del entorno de trabajo. Puede producir sensación de impotencia, ansiedad, agresividad y frustración. Los mecanismos de defensa para superar el estrés son procesos mentales con los cuales el individuo modifica o distorsiona su percepción del entorno y de sí mismo para reducir la tensión que provoca el desajuste.
Definición de Riesgo y Peligro en el ambiente laboral
Peligro: Es todo aquello que puede producir un daño o deterioro de la salud del trabajador. El modo en que un objeto o situación puede ser nocivo.

Exposición: La medida en que el probable receptor del daño está expuesto o puede ser influenciado por el peligro.

Daño: Cualquier lesión que sufra el trabajador en el trabajo o a consecuencia del mismo.

Riesgo laboral: La posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo. Para calificar el riesgo desde el punto de vista de su gravedad, se valorarán conjuntamente la probabilidad de que se produzca el daño y la severidad del mismo, pudiendo por ello cuantificarse.

Prevención de riesgos laborales: La prevención de riesgos laborales es la disciplina que busca promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de los peligros y riesgos asociados a un proceso productivo, además de fomentar el desarrollo de actividades y medidas necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo.

Relación entre riesgo y peligro en el ambiente laboral

Cuando se habla acerca del riesgo, se utiliza mucho lenguaje técnico y algunos términos pueden resultar confusos. En la discusión acerca de las sustancias químicas, las palabras “riesgo” y “peligro” se utilizan muy a menudo como si fueran intercambiables.

Un peligro existe en el caso en que un objeto (o sustancia) o situación tenga una capacidad inherente de provocar un efecto adverso. Dichos peligros incluyen aceras irregulares, maquinaria sin vigilancia, una ruta cubierta de hielo, un incendio, una explosión y un escape de gas tóxico repentino.

La exposición es la presencia de un objetivo potencial en el área y su distancia desde el peligro determinará el grado del riesgo. Por ejemplo, un incendio o una explosión pueden provocar daños a los edificios cercanos y sus contenidos, o a vehículos y equipos, pero no dañará a personas si no hay ninguna presente en ese momento.

Cuando decidimos si cruzamos la calle, si comemos comida sana o cómo cuidar de la familia, realizamos una valoración de los peligros involucrados y evaluamos los riesgos antes de actuar. Del mismo modo que existen riesgos en nuestra vida cotidiana, también hay riesgos en las actividades que llevan a cabo las empresas y en los productos que fabrican.

Para que se produzca un daño en la práctica (en otras palabras, para que exista un riesgo) debe existir tanto el peligro como la exposición a ese peligro; sin estas dos condiciones al mismo tiempo, no existe ningún riesgo.
Ejemplo: Podemos emplear el ejemplo de un animal peligroso. Puede verse como un “peligro”. Cuando el animal está suelto, las personas en los alrededores están expuestas a él. Por consiguiente, existe un riesgo de que estas personas puedan ser atacadas. Sin embargo, cuando el animal está encerrado en una jaula, sigue siendo “peligroso” pero no hay exposición al mismo; por lo tanto, no existe ningún riesgo.
Por ejemplo, en una sustancia química para que exista un riesgo deben existir el peligro y la exposición a ese peligro al mismo tiempo. El peligro de una sustancia química significa que posee una capacidad intrínseca de provocar un efecto adverso para los seres humanos o el medio ambiente.

El riesgo es la probabilidad de que se produzca dicho efecto. Aunque una sustancia química tenga propiedades peligrosas, cualquier riesgo a la salud humana o al medio ambiente es extremadamente bajo si la sustancia química se manipula de forma segura en condiciones controladas. La evaluación del riesgo es una herramienta de gestión para determinar si, dependiendo de cómo y en qué circunstancias puede provocarse un daño. Para evaluar el riesgo, se deben considerar el peligro y la exposición. Aunque puede haber varias formas en las que pueda realizarse una evaluación del riesgo, es importante que se seleccione la mejor.
Clasificación de peligros
Clasificación de peligros por probabilidad
Dada su naturaleza, un peligro envuelve elementos que pueden ser potencialmente dañinos para la vida de las personas, para la salud, la propiedad o el medio ambiente. Hay varios métodos para clasificar un peligro, pero la mayoría de los sistemas usan variaciones de los factores Posibilidad de que el peligro se vuelva incidente y la Seriedad del incidente que pueda ocurrir.
Un método común es asignar valores tanto a la posibilidad como a la seriedad en una escala numérica (con los valores más altos para los más posibles y los más serios) y multiplicar la una por la otra para establecer una escala comparativa.

Riesgo = Posibilidad de ocurrencia x Seriedad si el incidente ocurre


Esta escala puede usarse para identificar que peligros pueden necesitar ser mitigados. Una escala baja de posibilidad de ocurrencia puede significar que el peligro es Latente, mientras que un valor alto puede indicar que podría haber un peligro Activo.
Clasificación de peligros por causas
Hay muchas causas, pero pueden ser clasificadas en términos amplios en:
• Naturales: Los peligros naturales incluyen los que son causados por un proceso natural, y pueden incluir peligros obvios como los terremotos o erupción de volcanes hasta los peligros a una escala menor como el desprendimiento de rocas en una colina.
• Antrópicos: Peligros causados por los humanos que incluyen una gran selección de posibilidades, posiblemente demasiado larga para listarlas, desde los efectos a largo plazo (y a veces controvertidos) como el cambio climático hasta los peligros inmediatos como las zonas de construcción.
• Relacionados con una actividad: Algunos riesgos están creados por la realización de ciertas actividades, y con el cese de esas actividades desaparece el peligro. Esto incluye riesgos como, por ejemplo, volar.
Clasificación de peligros por tipos de efectos
Esta clasificación se basa en la posibilidad de producir un daño en términos de lesión o enfermedad, daño de propiedad, ambiente de trabajo o la combinación de éstos.
Peligro Tipo A: Condición o práctica con probabilidad de causar invalidez permanente, pérdida de la vida o parte del cuerpo, y/o pérdida extensa de estructura, equipo o material, pérdida extensa de proceso y/o daño medio ambiental significativo. Ejemplos: Cable eléctrico, Peldaño roto, superficie resbalosa.
Peligro Tipo B: Condición o práctica con probabilidad de causar lesión sería enfermedad, invalidez temporal, o daños materiales o pérdidas de proceso y/o daño medio ambiental, que es disociador pero menos severo que un peligro Clase A. Ejemplos: Peligros Ergonómicos. Levantamiento Incorrecto. Derrame de agua caliente. Derrame de aceite.
Peligro Tipo C: Condición o práctica con probabilidad de causar lesiones menores, no inhabilitantes, enfermedad, y/o daños materiales, no disociadores, pérdida de proceso o daño medio ambiental menor. Ejemplos: Borde filoso en superficie de metal. Rayos Descarga eléctrica por la ropa. Un carpintero que se le observa manipulando madera en bruto sin usar guantes.
Riesgos ambientales versus riesgos laborales
Las condiciones ambientales pueden resultar nocivas tanto para la salud física como para la salud psíquica en función de una serie de perturbaciones, algunas de las cuales son de una gran agresividad, como son las derivadas de la presencia en el medio ambiente de trabajo de agentes químicos, físicos o biológicos que pueden entrar en contacto con las personas que trabajan y afectar negativamente a la salud de las mismas; estas condiciones son las que se conocen como riesgo higiénico.
Se entiende por medio ambiente al entorno que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su conjunto. Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.


Entre las condiciones ambientales y las personas se establece una relación causa-efecto. Cuando el efecto producido es perjudicial y no deseado, a la condición ambiental que lo genera la llamamos contaminante.


Los contaminantes se clasifican de acuerdo con sus características físicas en:
• Contaminantes químicos (materia en el ambiente): polvo, humo, fibras, nieblas, bruma, gas, vapor.
• Contaminantes físicos: (energía en el ambiente): ruido, vibraciones, radiaciones ionizantes, radiaciones no ionizantes, condiciones termohigrométricas.
• Contaminantes biológicos (seres vivos): virus, bacterias, hongos, parásitos.


Generalmente se puede decir que:
• Cualquier sustancia que tiene efectos negativos para ecosistemas también es nocivo para el hombre cuando entra al cuerpo humano
• Cualquier sustancia dañosa para la salud de personas también causa problemas en al medio ambiente una vez liberada a la atmósfera, al suelo o al agua

Contaminantes Químicos

Como contaminantes químicos se puede entender toda sustancia orgánica e inorgánica, natural o sintética que tiene probabilidades de lesionar la salud de las personas en alguna forma o causar otro efecto negativo en el medio ambiente.
Los agentes químicos pueden aparecer en todos los estados físicos.

Los agentes químicos representan seguramente el grupo de contaminantes más importante, debido a su gran número y a la omnipresencia en todos los campos laborales y en el medio ambiente.

Clasificación:
• Gases
• Vapores
• Aerosoles (sólidos y líquidos)


Grado de peligro de contaminantes químicos
El grado de peligro de los contaminantes químicos, se puede considerar según los siguientes factores:
• Explosividad: La capacidad de una sustancia para expandir sus moléculas en forma brusca y destructiva.
• Inflamabilidad: La capacidad de una sustancia para producir combustión de sí misma, con desprendimiento de calor
• Toxicidad: La capacidad de una sustancia para producir daños a la salud de las personas que están en contacto con ella
• Reactividad: La capacidad de una sustancia para combinarse con otras y producir un compuesto de alto riesgo (como compuesto inflamable, explosivo, tóxico etc.)
• Corrosividad: Sustancias con propiedades ácidas o alcalinas

Vías de entrada:

Inhalación

Las partículas muy finas, los gases y los vapores se mezclan con el aire, penetran en el sistema respiratorio, siendo capaces de llegar hasta los alvéolos pulmonares y de allí pasar a la sangre. Según su naturaleza química provocarán efectos de mayor a menor gravedad atacando a los órganos cerebro, hígado, riñones, etc.) Y por eso es imprescindible protegerse. Las partículas de mayor tamaño pueden ser filtradas por los pelos y la mucosidad nasal, donde quedarán retenidas.

Algunos de los gases tóxicos que actúan por absorción inhalatoria:
• Monóxido de carbono
• Ácido cianhídrico
• Sulfuro de hidrógeno
• Vapores de mercurio

Otras intoxicaciones pueden ser producidas por absorción de vapores procedentes de disolventes como:
• Benceno
• Metanol
• Nitrobenceno

Absorción cutánea:

El contacto prolongado de la piel con el tóxico, puede producir intoxicación por absorción cutánea, ya que el tóxico puede atravesar la barrera defensiva y ser distribuido por todo el organismo una vez ingresado al mismo. Son especialmente peligrosos los tóxicos liposolubles como los insecticidas y otros pesticidas.

Ingestión:

La sustancia ingerida conlleva un riesgo específico dependiendo de su naturaleza, siendo diferente la gravedad del accidente y la urgencia de su atención, la cual nunca es menor. Algunas sustancias muestran su efecto tóxico de forma inmediata, especialmente aquellos de acción mecánica (como los corrosivos), pero otros no lo hacen hasta después de su absorción en el tubo digestivo, distribución y metabolización, por lo cual pueden aparentar ser inocuos en un primer momento.

Actividades en las que se está expuesto a riesgos químicos:
• Actividad docente y de investigación en laboratorios
• Tareas de soldadura
• Operaciones de desengrase
• Operaciones de fundición
• Destilaciones, rectificaciones y extracciones
• Limpieza con productos químicos
• etc


Contaminantes Físicos

Los contaminantes físicos son caracterizados por un intercambio de energía entre persona y ambiente.

Clasificación

• Energía mecánica: ruido, vibraciones
• Energía térmica: calor, frio
• Energía electromagnética: Radiaciones ionizantes y Radiaciones no ionizantes


Vías de entrada

Para los contaminantes físicos las vías de entrada podemos decir que son específicas, para cada uno de ellos:
• Ruido: sistema auditivo
• Radiación ultravioleta: piel, ojos
• Calor-Frío, condiciones termohigrométricas: piel
• Radiaciones: piel, ojos

Profesionales que se están expuestos a riesgos físicos
• Transportistas
• Carretilleros
• Soldadores
• Técnico en Rayos
• Agricultores
• etc

Contaminantes Biológicos

Los contaminantes biológicos son todos los agentes representados por organismos vivos (la mayoría suelen que ser microorganismos como bacterias, virus, hongos etcétera), con un determinado ciclo de vida que, al penetrar dentro del ser humano, ocasionan enfermedades de tipos infecciosos o parasitarios.

Son enfermedades producidas por agentes biológicos:
• Enfermedades transmisibles que padecen determinada especie de animales, y que a través de ellos, o de sus productos o despojos, se transmiten directa o indirectamente al hombre, como por ejemplo, el carbunco, el tétanos, la brucelosis y la rabia

• Enfermedades infecciosas ambientales que padecen o vehiculan pequeños animales, como por ejemplo, toxoplasmosis, histoplasmosis, paludismo, etc.
• Enfermedades infecciosas del personal sanitario. Son enfermedades infectocontagiosas en que el contagio recae en profesionales sanitarios o en personas que trabajen en laboratorios clínicos, salas de autopsias o centros de investigaciones biológicas, como por ejemplo, la Hepatitis B



Principales Vías de penetración:

Vía respiratoria: a través de la inhalación. Las sustancias tóxicas que penetran por esta vía normalmente se encuentran en el ambiente difundidas o en suspensión (gases, vapores o aerosoles)
• Vía dérmica: por contacto con la piel, en muchas ocasiones sin causar erupciones ni alteraciones notables
• Vía digestiva: a través de la boca, esófago, estómago y los intestinos, generalmente cuando existe el hábito de ingerir alimentos, bebidas o fumar en el puesto de trabajo
• Vía parenteral: por contacto con heridas que no han sido protegidas debidamente

Profesionales que están expuestos a riesgos biológicos:
• Veterinarios
• Personal sanitario
• Agricultores
• Curtidores


Clasificación

Los contaminantes biológicos se clasifican en cuatro grupos de riesgo, según los grupos de riesgo índice de riesgo de infección:

Para comprender una secuencia de eventos que pueden llegar a una pérdida, es esencial tener claro lo que se está tratando de evitar (prevenir o controlar). El accidente es el resultado del contacto con una substancia o una fuente de energía (química, térmica, acústica, mecánica, eléctrica, etc) por encima de la capacidad límite del cuerpo humano.
En el caso del trabajador, el contacto le puede ocasionar un corte, una quemadura, una abrasión, una fractura o interferencia de alguna función del cuerpo. Desde el punto de vista de la propiedad puede ocasionar incendio, destrucción, etc.
En este principio, se pueden establecer tres puntos:

• El resultado de un accidente no se limita a una lesión, sino que es un daño a la persona en general. Por lo tanto puede referirse a una enfermedad, efectos sistémicos adversos, neurológicos o mentales. Por lo que enfermedad o lesión, se va a utilizar según la característica de la consecuencia.

• La ocurrencia del accidente es controlable, pero generalmente la lesión o la enfermedad dependen de muchos factores.

• Si el accidente no genera daño al trabajador, pero si daño a la propiedad o pérdida en proceso se considera de igual forma un accidente.

Un incidente se hace referencia a un cuasi-accidente o la cuasi-pérdida, por lo que es un accidente que no implica lesión o daño. El incidente con un alto potencial de daño debe ser investigado en una forma adecuada. También se utiliza el término de incidente para describir acontecimientos no deseados.

Las enfermedades profesionales pueden ser generadas por muchos factores. Generalmente, los efectos dañinos de un solo contacto, como una cortadura, quemadura, etc. Los efectos dañinos de contactos repetitivos como las tenosinovits, enfermedades neuromusculares, etc son considerados enfermedades, aunque en muchas de las enfermedades también pueden ser originados por un solo contacto.

Tanto en incidentes, cono en accidentes y enfermedades de origen profesional deben tener instancia de prevención o reducción con el contacto con energías o sustancias químicas que puedan causar daños. Siempre se incluyen las mismas etapas: identificación de las exposiciones, evaluación de la gravedad y probabilidad de ocurrencia, u el desarrollo de los controles adecuados. Un programa efectivo de seguridad y de la salud debe ser lo suficientemente completo como para considerar todos los accidentes e incidentes, ya sea que el resultado haya sido lesión, enfermedad, daño a la propiedad o cuasi-pérdida.

Seguridad: Control de Pérdidas accidentales

Metodologías para realizar una evaluación de Riesgos:

Mediante estudios de relación de accidentes se llegó a una relación entre las diferentes gravedades de lesiones:
• Lesiones Graves: 1
• Lesión Menor: 10
• Accidente o daño a la propiedad: 30
• Incidentes sin lesión o daño visible: 600
• Observaciones: 3000

Por lo tanto, por cada lesión grave, hay 10 lesiones leves, 30 daños a la propiedad, 600 incidentes y 3000 observaciones.

Las metodólogas de estudio varían en las características de los datos utilizados y en el método de análisis.
Modelo de Análisis de ILCI

Este modelo fue creado por el Instituto Internacional de Pérdida de Control, que en inglés corresponde a International Loss Control Institute ILCI. Este modelo fue creado por Frank Bird, por lo que también se denomina Modelo de Bird. Para hacer la evaluación de la pérdida, se deben estudiar los puntos clave necesarios que tienen con consecuencia la pérdida.
Pérdida/Personas, propiedad, proceso:

El resultado o consecuencia de un accidente es la pérdida. Esta consecuencia puede ser desde insignificante a uno catastrófico. El tipo de pérdida depende de las circunstancias fortuitas y de las medidas que se tomen para minimizar la pérdida.
Las interrupciones del trabajo y la reducción de las utilidades se consideran como pérdidas implícitas de importancia. El efecto puede fluctuar desde un acontecimiento insignificante a uno catastrófico, de una simple magulladura abolladura, hasta numerosas muertes.
Incidente /Contacto:

Es el suceso anterior a la pérdida. El contacto es lo que podría causar o que causa la lesión o daño. Cuando se permite que existan las causas potenciales de accidentes, queda siempre abierto al camino para el contacto con una fuente de energía por encima de la capacidad límite del cuerpo o estructura.

Para que se genere un incidente por ejemplo, se puede necesitar una energía cinética, que se transfiere a un cuerpo o estructura por medio del contacto. También puede producirse con otras energías como la energía eléctrica, acústica, térmica, radioactiva y química.
Causas Inmediatas/Actos y condiciones Subestándares:

Las causas inmediatas de los accidentes son las circunstancias que se presentan justamente antes del contacto. También se les denominan actos inseguros, que significa que se producen comportamientos que puedan dar paso a la ocurrencia de un accidente y las condiciones inseguras, que corresponden a circunstancias que podrían dar paso a la ocurrencia de un accidente.

También se denominan en como actos subestándares (como sinónimo de actos inseguros) y condiciones subestándares (como sinónimo de condiciones inseguras), basándose como un estándar o procedimiento adecuado de realizar.
La ventaja de usar esta terminología es la siguiente:
1. Relaciona las prácticas y las condiciones con un estándar, lo que permite una base para la medición, la evaluación y las correcciones
2. Disminuye el estigma social de un error o acto inadecuado
3. Aumenta el campo de interés para las medidas de control.

Causas Básicas/ Factores personales y factores del trabajo:

Las causas básicas corresponden a las enfermedades o causas reales que se manifiestan detrás de los síntomas, a las razones por las cuales ocurren los actos y condiciones subestándares; a aquellos factores que, una vez identificados permiten un control administrativo.
A menudo, se les denomina causas orígenes, causas reales, causas indirectas, causas subyacentes o causas contribuyentes.

Para establecer cuáles son las causas básicas, se requiere más investigación que en el caso de las causas inmediatas. Las causas básicas permiten explicar del porqué se producen los actos subestándares.
Ejemplo, Puede que se produzca una baja en la calidad de un trabajo si es que se pone a trabajar a un trabajador que tiene una vista defectuosa no tratada.
Las causas básicas también contribuyen a explicar el por qué existen condiciones subestándares. Si no existen estándares adecuados y si la administración no los hace cumplir, se van a adquirir equipos y materiales que no son adecuados y que representan un riesgo. Si no existen estándares adecuados que se tengan que respetar para las actividades de diseño y construcción, se van a diseñar planos de edificación insegura y lugares inapropiados para los procesos de trabajo.
Así como se hace necesario contemplar dos categorías importantes de causas inmediatas (actos y condiciones subestándares) también es igualmente importante en considerar a las causas básicas den dos categorías importantes:
1. Factores Personales:
• Capacidad inadecuada
o Física/Fisiológica
o Mental/Sicológica
• Falta de conocimiento
• Falta de habilidad
• Tensión (estrés)
o Física/Fisiológica
o Mental/Sicológica
• Motivación inadecuada


2. Factores del Trabajo (medio ambiente laboral)
• Liderazgo y supervisión insuficiente
• Ingeniería inadecuada
• Adquisiciones incorrectas
• Mantenimiento inadecuado
• Herramientas, equipos y materiales inadecuados
• Estándares de trabajos deficientes
• Uso y desgaste
• Abuso o mal uso

Falta de control/Programas inadecuadas, estándares inadecuados y cumplimiento inadecuado
El control es una de las partes fundamentales de la administración. La administración debe conocer el programa de seguridad y control de pérdidas, conoce estándares; planifica y organiza el trabajo para satisfacer los estándares, guía a su grupo para cumplir con los estándares, mide su propio desempeño y el de los demás, evalpua los resultados y las necesidades, felicita y corrige, en forma constructiva.
Existen tres razones comunes que originan una falta de control:
- Programas inadecuados: un programa de seguridad/control de pérdida puede ser inadecuado, debido a una insuficiente cantidad de actividades del programa.
- Estándares inadecuados del programa: Una causa común de confusión y de fracaso, lo constituyen los estándares formulados de manera poco específica, poco clara y que no planteen un nivel de excelencia lo suficientemente exigente.

- Cumplimiento inadecuado de las normas: Esto es un factor común en las empresas. Es por esto que los programas de seguridad deben tener una cantidad y además calidad de las normas de la empresa.
Análisis de Peligros y de Operabilidad en Instalaciones de Proceso (AFO)
También corresponde al nombre en inglés de Hazard and operability (Hazop) studies. Normalmente el concepto de instalación de proceso va asociado a un sistema productivo o a una parte del mismo, en el que intervienen sustancias químicas, que, a través de determinadas operaciones básicas, generalmente concatenadas, son sometidas a procesos físicos y/o químicos para obtener productos intermedios o acabados.
Tales procesos físicos o químicos deben desarrollarse en condiciones de trabajo determinadas, siendo la composición de las sustancias químicas, la cantidad de las mismas en procesos discontinuos o el flujo másico en procesos continuos, la presión, y la temperatura, algunas de las variables fundamentales del sistema que exigen ser perfectamente controladas.
El análisis de riesgos requiere considerar todas las variables que condicionan el proceso físico o químico, más variaciones de las mismas con posibles fallos o deficiencias.


Por ejemplo una pérdida de líquido peligroso en una junta de una tubería puede generar situaciones de riesgo diferentes (corrosión, atmósfera peligrosa, alteración de proceso químico, etc.) los cuales pueden a su vez generar acontecimientos con consecuencias muy diversas. Diferentes combinaciones de fallos, hechos y circunstancias pueden generar accidentes de diferentes consecuencias.
El análisis de peligros y de operatividad (Hazard and operability studies - Hazop) o análisis funcional de operatividad (AFO), es un método diseñado en la década de los sesenta para su aplicación en el diseño de plantas para la fabricación de pesticidas, con la finalidad de detectar las situaciones de inseguridad. Este método integrado a otros métodos complementarios de análisis permite enfrentarse al estudio de la seguridad de los procesos químicos, que es responsabilidad de la Dirección de la empresa el realizarlo.
Causas de accidentes en instalaciones de proceso
La experiencia de los accidentes sucedidos en instalaciones de proceso muestra que las causas pueden clasificarse según su origen:
• Fallas de componentes

o Diseño inapropiado frente a presión interna, fuerzas externas, corrosión del medio y temperatura.
o Fallas de elementos tales como bombas, compresores, ventiladores, agitadores, etc.

o Fallas de sistemas de control (sensores de presión y temperaturas, controladores de nivel, reguladores de flujos, unidades de control computarizadas, etc.).
o Fallas de sistemas específicos de seguridad (válvulas de seguridad, discos de ruptura, sistemas de alivio de presiones, sistemas de neutralización, avisadores, etc.
o Fallas de juntas y conexiones.

• Desviaciones en las condiciones normales de operación

o Alteraciones incontroladas de los parámetros fundamentales del proceso (presión, temperatura, flujo, concentraciones).
o Fallas en la adición manual de componentes químicos.
o Fallas en los servicios, tales como:
o Insuficiente enfriamiento para reacciones exotérmicas.
o Insuficiente aporte del medio calefactor o vapor.
o Corte del suministro eléctrico.
o Ausencia de nitrógeno o agente inertizante.
o Ausencia de aire comprimido (de instrumentación o de agitación).
o Fallas en los procedimientos de parada o puesta en marca.
o Formación de subproductos, residuos o impurezas, causantes de reacciones colaterales indeseadas.

• Errores humanos y de organización

o Errores de operación.
o Desconexión de sistemas de seguridad a causa de frecuentes falsas alarmas.
o Confusión de sustancias peligrosas.
o Errores de comunicación.
o Incorrecta reparación o trabajo de mantenimiento.
o Realización de trabajos no autorizados (soldadura, entrada en espacios confinados).

Cabe destacar que los errores suelen suceder por alguno de los siguientes motivos:
• No conocer suficientemente los riesgos y su prevención.
• Insuficiente formación y adiestramiento en el trabajo.
• Carga psíquica excesiva.

La seguridad de una instalación de proceso debe iniciarse en la fase de diseño, seleccionando los debidos componentes y montándolos bajo normas y con rigurosos controles de calidad.

En general las fallas como los que se han apuntado son previsibles y por ello todo estudio de seguridad a nivel de proyecto o de revisión de una unidad en funcionamiento, deben considerar su existencia, determinándose en términos de fiabilidad de sistemas la probabilidad de que sucedan.

Todo componente de una instalación, como los elementos de seguridad, en especial si son funcionalmente activos, deben estar sometidos a un programa de mantenimiento preventivo para garantizar su correcto estado, y además a un mantenimiento predictivo que garantice su renovación antes de haberse agotado su vida media, establecida por su fabricante. Por otra parte los errores humanos, también posibles, deben ser cuidadosamente analizados en términos probabilísticos para su debido control, cuando a consecuencia de los mismos se puedan generar graves consecuencias.

Las instalaciones de proceso, aunque tengan un alto nivel de automatización, requieren también la intervención humana, tanto en operaciones normales, (carga de aditivos, envasado, control y vigilancia de procesos, etc.) como ocasionales por alteraciones en las condiciones de trabajo conducentes algunas, a situaciones de emergencia que precisan de actuaciones correctas y rápidas para evitar su criticidad. Por ello en este tipo de instalaciones asegurar un comportamiento correcto para minimizar errores, exige la selección del personal adecuado y el perfecto conocimiento y adiestramiento sobre los procedimientos de trabajo tanto en circunstancias normales como en situaciones anormales o accidentales.
Los estudios de seguridad y el análisis funcional de operabilidad (AFO)

Todo proceso de análisis de riesgos de daños específicos requiere determinar la probabilidad de que estos últimos se materialicen, y las consecuencias de los mismos, tanto en lo relativo a lesiones físicas como a pérdidas materiales. Un análisis de riesgos como tal, debiera ser cuantitativo, asignando los valores numéricos de la probabilidad del daño esperado y de la magnitud de las consecuencias. El producto de tales factores determinantes es el riesgo cuantificado.

Muchas veces los análisis cuantitativos se basan en datos subjetivos que permiten una evaluación orientativa que puede resultar suficiente. En todo caso siempre es recomendable previamente efectuar estudios o análisis cualitativos que nos permitan identificar los riesgos, las causas que los generan y las posibles consecuencias. A partir de los cuales ya se facilita la selección y adopción de muchas medidas preventivas necesarias. La adecuada aplicación de estudios de seguridad en instalaciones de proceso habría de permitir determinar los límites de todos los parámetros dentro de los cuales cualquier etapa del proceso se desarrolla por vías seguras, y conocer el comportamiento del proceso fuera de estos límites, para integrar las medidas preventivas oportunas.
En particular el AFO es un estudio de comprobación rigurosa, sistemática y crítica de todas las fallas, errores o desviaciones previsibles respecto a unas situaciones normales y de acuerdo a una determinada concepción de diseño de una instalación de proceso en fase de proyecto o en funcionamiento, estimando el potencial de peligrosidad que generan y sus efectos. Se trata de un método deductivo de análisis cualitativo para la detección de fallos y de sus consecuencias, y la consiguiente adopción de medidas preventivas.
El método AFO como tal es sencillo, pero es preciso que su aplicación se efectúe tras haber realizado otros análisis preliminares que hayan permitido subsanar muchas de las deficiencias normalmente previsibles, cumpliendo las prescripciones reglamentarias y estándares en materia de prevención de riesgos. De esta forma el AFO ofrecerá una mayor efectividad y puede que no sea necesario que haya de aplicarse a toda la planta. Los análisis históricos de accidentes en instalaciones similares aportan experiencias interesantes. En realidad el AFO debe ofrecer una vía de revisión en cualquier etapa de la vida de una instalación de proceso o parte de la misma, en especial en los momentos clave, que son en la fase avanzada del proyecto y previa la implementación de cualquier modificación.
Full transcript