Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Identidad, Rol y Ministerio del Asesor de Pastoral Juvenil

No description
by

gabriel Cerda

on 28 April 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Identidad, Rol y Ministerio del Asesor de Pastoral Juvenil

“El asesor, llamado por Dios para servir en el ministerio del acompañamiento, debe ser una persona que, a ejemplo de Jesús, genere confianza y esperanza en los jóvenes, un acompañante que en primer lugar se ha dejado acompañar por Dios, que en su caminar ha ganado un cúmulo de experiencias que le posibilitan ser empático, aconsejar, recomendar y guiar; una persona coherente en cuanto a sus palabras y acciones, capaz de asumir compromisos y responsabilidades tanto a nivel personal, grupal, eclesial y social.”
Según tu criterio y experiencia:
1,- ¿Qué es la asesoría en la Pastoral Juvenil?

2,- ¿Cuál debiese ser la identidad integral del Asesor de Pastoral Juvenil?

3,- Define el perfil pedagógico del Asesor de Pastoral Juvenil
¿Qué es la Asesoría de Pastoral Juvenil?
2.- Identidad Integral del Asesor
3.- Perfil Pedagógico del Asesor de Pastoral Juvenil
Identidad, Rol y Ministerio del Asesor de Pastoral Juvenil
Muchas Gracias!
("El Asesor y su Rol de Acompañamiento en los Procesos de Pastoral Juvenil" , Gaspar Zurita Ramos, 2013)
¿Qué es la asesoría en la
Pastoral Juvenil?
¿Cuál debiese ser la identidad integral del
Asesor de Pastoral
Juvenil?
Perfil Pedagógico
del Asesor de
Pastoral Juvenil
1.1 Sentido y Significado del Servicio de la Asesoría
Motivar, acompañar, orientar e integrar el aporte y participación de los jóvenes en la Iglesia y la sociedad y propiciar la acogida de esa acción juvenil en la comunidad.

El asesor de Pastoral Juvenil es un cristiano adulto llamado por Dios para ejercer el ministerio de acompañar, en nombre de la Iglesia, los procesos de educación en la fe de los jóvenes.

La ministerialidad de la asesoría se fundamenta en Jesucristo servidor (Mt 20,28)

1.2 La Asesoría como Ministerio Eclesial
La asesoría como ministerio de servicio a los jóvenes sólo puede ser ejercida por quien ha hecho una opción personal, ha recibido el envío por parte de la Iglesia y cuenta con la aceptación de los mismos jóvenes. No es un ministerio exclusivo del sacerdote o del religioso.

Se trata de reconocer un carisma y una vocación especial para ese servicio. El reconocimiento de ese carisma por parte de la comunidad y especialmente de los mismos jóvenes, permite contrarrestar la visión “burocrática” de la asesoría, según la cual bastaría ser designado para ejercer correctamente el servicio.

Aceptar ese ministerio implica aceptar la necesidad de una capacitación.

1.3 Jesús como modelo de Asesor
A ejemplo de Jesús, Maestro, la Pastoral Juvenil asume la pedagogía del ver-juzgar-actuar-revisar-celebrar. “Esta pedagogía surge como una metodología para la acción trasformadora de los cristianos en sus ambientes y para la superación del divorcio entre la fe y la vida. Más que una metodología, es hoy un estilo de vida y una espiritualidad que vive y celebra el descubrimiento de la presencia de Dios en la historia, la actitud de conversión personal continua y el compromiso para la transformación de la realidad”

2.1 El Perfil Humano-Afectivo del Asesor
El asesor es un adulto, es decir, una persona que ha pasado ya la etapa de la juventud y ha vivido un proceso de maduración en el que ha definido su proyecto de vida y ha alcanzado una estabilidad afectiva para optar libremente y para asumir con responsabilidad los desafíos propios de su elección.

Es una persona abierta, capaz de escuchar y dialogar con los jóvenes y de valorar lo positivo y lo negativo de sus vidas y de sus situaciones.

Sabe tener una mirada de conjunto sobre la realidad y no quedarse solamente en los elementos que la componen.

No rehúye a los compromisos y las dificultades.

Es responsable.

Toma posición frente a los problemas y conflictos.

Conoce el entorno en el que los jóvenes desarrollan sus potencialidades y procura encarnarse lo más posible en su realidad.

Guía sus afectos por un auténtico amor de donación, evitando todo paternalismo y promoviendo el crecimiento y maduración de los jóvenes.

Vive con mucha libertad, porque es capaz de la autocrítica y del perdón.

Prefiere trabajar en equipo.

Tiene pasión por la verdad, lo que le permite reconocer en los jóvenes la misma capacidad de apasionarse por la verdad que él vive.

Es capaz de proponer y esperar, porque sabe que acompaña un proceso que no es suyo, sino de los jóvenes.

No se preocupa tanto por “hacer” cosas, sino por “ser” amigo y hermano y dar testimonio de una vida alegre y feliz, capaz de entusiasmar a los demás.

La maduración de la persona se va construyendo día a día en un proceso que nunca termina (Mt 5,48).

Es consciente, por tanto, que también de su proceso de maduración psicológica y de formación humana es constante y permanente.

Acepta la compañía de los jóvenes y junto con ellos continúa su camino de realización personal.

2.2 El Perfil Social del Asesor
Es una persona encarnada en su realidad social y con profundo sentido de pertenencia a ella.

Conoce y asume las esperanzas y dolores de su gente y de su pueblo.

Siente empatía con esa realidad y especialmente con la de los jóvenes y procura identificarse con la situación concreta de quienes tiene que acompañar.

Es capaz de llorar con los que lloran, reír con los que ríen y sufrir con los que sufren.

Procura ser un actor social y no quedar pasivo ante los desafíos de la realidad. Se siente llamado a transformarla denunciando los signos de muerte, anunciando signos de vida y haciendo opciones concretas para que éstos se hagan realidad.

Respetuoso de la pluralidad de criterios e ideologías, está profundamente convencido de la fuerza de los jóvenes para la transformación de la sociedad y la construcción de la Civilización del Amor.

Vive la misericordia

Es un hombre o una mujer protagonista en la transformación de su ambiente. Es importante pues, que se esté profundamente identificado con la realidad específica que le toca acompañar (Estudiantil, obrera, campesina, indígena, etc)

2.3 El Perfil Espiritual del Asesor
El asesor es una persona de fe. Vive el seguimiento de Jesús en la opción que hace por los jóvenes.

Descubre la presencia de Jesús en medio de ellos (Mt 18,20), lo encuentra vivo y presente en los signos de la vida juvenil y lo sigue en el camino (Lc 24,13-35)

Cree en Dios y cree en los jóvenes.

Sabe que la grandeza de su vocación está en la elección que Dios le ha hecho para confiarle la juventud, para hacerlo partícipe del amor con que él mismo ama a los jóvenes.

Como cristiano, el asesor es una persona que ha clarificado ya su proyecto de vida, ha hecho su opción vocacional y lucha cada día por vivir con fidelidad los compromisos asumidos.

Coherente con su opción, se esfuerza por integrar en su espiritualidad la fe y la vida y por encarnarse en la realidad y en las circunstancias y acontecimientos de la vida de los jóvenes.

Sabe que antes de acompañar al grupo, como cristiano, él mismo es acompañado por Dios

No se atribuye honores ni éxitos exclusivos: la verdad de su misión lo hace humilde.

2.4 Identidad Teológico-Pastoral del Asesor
El asesor es, ante todo, un vocacionado, es decir, una persona llamada por Dios para cumplir una misión en la Iglesia

Como toda vocación, no es un llamado para sí
mismo, sino para servicio de los demás

Por su propia naturaleza, la asesoría no es un ministerio protagónico, sino de apoyo: exige conocer, respetar, acompañar y promover los procesos de educación en la fe de los jóvenes.

El asesor es una persona de Dios: una persona de oración y testimonio, que habla desde la profundidad y la experiencia de su vida y no desde la teoría y las cosas aprendidas. Va creciendo, viviendo, madurando con los jóvenes y haciéndose asesor desde dentro del proceso del mismo grupo.

Se sabe enviado a todos los jóvenes. Esto lo lleva a superar los límites del pequeño grupo o de los jóvenes que están integrados en los grupos de la Pastoral Juvenil y dirigir su mirada y su atención a todos los jóvenes.

El asesor de Pastoral Juvenil es un cristiano adulto llamado por Dios para ejercer el ministerio de acompañar, en nombre de la Iglesia, los procesos de educación en la fe de los jóvenes.

La ministerialidad de la asesoría se fundamenta en Jesucristo, que realiza el proyecto de amor liberador de Dios.

La asesoría como ministerio de servicio a los jóvenes sólo puede ser ejercida por quien ha hecho una opción personal, ha recibido el envío por parte de la Iglesia y cuenta con la aceptación de los mismos jóvenes.

El asesor debe dar su aporte para acompañar los procesos de los grupos. Este aporte, unido a la participación de los jóvenes y a la presencia dinamizadora del Espíritu del Señor, hace de los grupos verdaderos espacios de crecimiento y maduración en la fe.

Es necesario que el asesoramiento establezca el vínculo entre el mundo de la juventud y el mundo de los adultos.

La comunidad cristiana, atenta a los signos de los tiempos, tiene que trabajar lo nuevo que van descubriendo las personas, el sentido del compromiso y el crecimiento de su fe y espiritualidad. De esta manera estará asumiendo la misión de formar personas en el seguimiento de Jesús.

Una revisión de vida bien hecha dejará como fruto en el corazón de los participantes, una profunda paz y alegría interior y un sincero deseo de mayor compromiso. En definitiva, una revisión de vida bien hecha sembrará en cada uno de nosotros y en todo el grupo, un auténtico y fervoroso deseo de alcanzar la santidad.
Full transcript