Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Vacaciones de verano: manual de instrucciones

No description
by

Ana S.G.

on 16 June 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Vacaciones de verano: manual de instrucciones

Vacaciones de verano: manual de instrucciones
¡Nos presentamos!
Si os digo verano...
Si os digo vacaciones....
¿A qué os suena?
¿A qué os suena?
Para terminar...
Una carta de un prof italiano: "deberes para el verano"
1. Por la mañana , de vez en cuando, camina solo por la orilla del mar. Mira cómo el sol se refleja en el agua, pensando en las cosas que más te gustan en la vida y siéntete feliz.
2. Intenta usar todas las palabras nuevas que has aprendido este año: podrás decir más cosas, podrás pensar más cosas y cuanto más pienses, más libre te sentirás.
3. Lee lo máximo posible. No porque tenas que hacerlo, lee porque el verano te inspira aventuras y sueños. Leyendo, te sentirás como los pájaros volando.
4. Evita todas las cosas, situaciones y personas que te hagan sentir negativo y vacío. Busca situaciones estimulantes y amigos que te aprecian y te entienden por ser quien eres.
5. Si te sientes triste o asustado, no te preocupes. El verano, como todas las grandes cosas, trastorna el alma. Intenta tener un diario donde puedas escribir sobre tus sentimientos (y en septiembre, si quieres, lo leeremos juntos).

6. Baila, sin sentirte avergonzado. En la calle cerca de tu casa o en tu habitación. El verano es un baile, sería una pena no formar parte de él.
7. Al menos una vez, tienes que ver amanecer. Estar ahí en silencio y respirar. Cierra los ojos, agradecido.
8. Practica mucho deporte
9. Si encuentras una persona que te gusta mucho, díselo con toda sinceridad y gracia de la que seas capaz. No pasa nada tanto si lo entiende como si no. Si no es recíproco, entonces no estaba previsto que él/ella formara parte de tu destino. De lo contrario, el verano de 2015 es la gran oportunidad para caminar juntos (y si no funciona, vuelve al punto 8).
10. Recuerda lo que has aprendido en la escuela y consulta tus apuntes.
11. Sé feliz como el sol, indomable como el mar.
12. No digas palabrotas. Se siempre educadísimo y gentil.
13. Disfruta de películas con diálogos emotivos, sobre todo en inglés. Esto te ayudará a mejorar tus habilidades lingüísticas y tus oportunidades de soñar. No dejes que la película acabe en los créditos. Vive la experiencia todo el verano.
14. Durante el día o la noche, sueña con cómo puede ser tu vida. Durante el verano, reúne fuerzas para no rendirte y haz todo lo que puedas para conseguir ese sueño.
15. Sé bueno.
Tiempo de ocio en familia
Tiempo para descansar
Tiempo para aprender y repasar
Tiempo para disfrutar
Las rutinas y los viajes
Consejos de última hora
….en verano ha llegado el momento propicio para cumplir todos estos propósitos.

Eso dice la teoría...y luego está la verdad
los nervios, su pérdida y las vacaciones
- Intentar mantener una
rutina diaria
con ellos. No será tan estricta como durante el curso, pero implica establecer una hora para levantarse más o menos fija, el aseo, el desayuno… Establecer una serie de actividades para ir ocupando el día.


Busca otras actividades
que pueden ocupar el día, además de las propias de la rutina diaria (comida, aseo, descanso…) por ejemplo: dedicar un tiempo a realizar algún tipo de trabajo escolar, tiempo suficiente al aire libre, diferentes juegos en casa, hacer manualidades, también puede incluir ver la televisión, usar los videojuegos…

– Cuanto
más pequeños
son los niños, con más frecuencia hay que cambiarle la actividad ya que se cansan rápidamente de lo que están haciendo.


Una porción del tiempo,
puede estar dedicada a tiempo libre, es decir tiempo en el que ellos mismos tienen que decidir qué hacen y qué ocupan el tiempo, sin que se lo dirijan los padres.

– Establecer unas
normas muy básicas
para este periodo y adoptar medidas si no cumplen esas normas.
– Hay que
evitar estar excesivamente
encima de ellos, controlando su conducta, ya que esto es uno de los aspectos que provocan que los padres pierdan efectivamente más los nervios… y los niños también. Dejarles hacer, estableciendo unas normas básicas y no intervenir si no es estrictamente necesario. Si es necesario y es posible “hacer la vista gorda”, de lo contrario, nos pasaremos todo el día como un auténtico “guarda de seguiridad” y acabaremos agotados física y psicológicamente.

– Si es posible, que
participe
en actividades organizadas: campamentos, ludotecas, etc.

– Otras familias se organizan para tener durante un tiempo limitado (unas horas) a niños juntos en casa: sus hijos y algunos amigos del bloque o de la urbanización. En algunos casos, cada familia se encarga de alguna actividad: hacer manualidades, leer, ver la tele, hacer puzless, hacer deberes… Intentar estar con los niños en grupo por tiempo limitado puede ser una buena alternativa.

De cualquier forma, las vacaciones aumentan la convivencia con los niños y ponen de relieve la necesidad de educarlos adecuadamente y mantener unas pautas educativas que permitan mantener un mínimo control sobre la conducta. Al final los últimos responsables y agentes de la educación de los niños son su papá y su mamá, las vacaciones son un buen momento para educar en las normas que queremos.

Adaptándolo
al sitio donde estamos, a la gente que nos rodea. No es lo mismo el horario en familia que con unos amigos o con la abuela.
Que sea flexible
. Hay días que tiene que haber cambios en el horario y no pasa nada. Pero que no sea  lo habitual.
Que se cumpla,
sin grandes exigencias, pero superando la pereza.

Para ello es necesario un buen horario.
Hora de levantarse. 
Dependiendo de dónde se esté variará. Pero es importante tener clara la hora de acostarse y de levantarse.
Dedicar tiempo a los amigos.
 Piscina, fútbol, juegos,… Pero sobre todo buenas conversaciones.
Hacer
deberes/repaso
Leer
alguna novela que le guste. Regalársela.
Ayudar
en casa. Ponerles encargos pequeños a cumplir durante el verano. Dejarles queorganicen algún evento familiar.
Hobbies
. Practicar algunos de sus hobbies es muy buena manera de adquirir virtudes. Va en función de los gustos: Maquetas, informática, papiroflexia,…

Pero tiene que tener algunos ingredientes:
Algunas cosas que podemos hacer...
Los clásicos cuadernillos que contienen crucigramas, problemas de lógica, sopas de letras o juegos de diferencias son una forma fantástica de estimular sus habilidades cognitivas.

Potencian
aptitudes como la atención, la concentración y la discriminación visual y desarrollan la lógica matemática, el vocabulario y la ortografía.
Pasatiempos
Es bueno que los niños se acostumbren desde pequeños a asistir al cine, al teatro o a conciertos.

Aparte de entretenerse, se empapan de las manifestaciones culturales de su entorno, que son un medio estupendo de socializar y
les enseñan
las normas de comportamiento fuera de la familia
Espectáculos
Aprovechemos la oferta cultural de nuestro entorno.
Visitando museos, exposiciones, y monumentos verán con sus propios ojos lo que aparece en los libros: el arte surrealista de Dalí, la planta de una iglesia románica...
Fomentemos su mirada crítica y, sobre todo, no lo convirtamos en algo aburrido.
Visitas culturales
Ya sean urbanos o en plena naturaleza, debemos acostumbrar a nuestros hijos a que sus paseos sean activos y a que no solo muevan las piernas, sino también la mente. Animémosles a dar rienda suelta a su vena investigadora: ¿De qué animal serán estas huellas? ¿Por qué se llamará así esta calle?
Paseos
Los niños necesitan liberar energía y para ello, nada mejor que el deporte. Nadando, jugando al fútbol, al tenis o a cualquier otra cosa desarrollan su motricidad gruesa, la coordinación dinámica general y el control corporal.
Deportes
¡La imaginación al poder! Jugando al diccionario, que consiste en adivinar definiciones de palabras o palabras por su definición, a las palabras encadenadas o a interpretar un teatrillo doméstico desarrollarán un montón de capacidades y lo pasarán fenomenal.



El monopoli, las cartas o el parchís son fantásticos para toda la familia porque fomentan muchas cosas: la aceptación de normas, la concentración, el cálculo, la resolución de problemas, la capacidad de decisión, y también la tolerancia a la frustración, ¡no siempre se gana!
Juegos caseros
Juegos de mesa
Pero también podemos hacer algunas
dinámicas
aprovechando el tiempo libre
busca un palo
Formad dos líneas de tal manera que os miréis a los ojos
más o menos así
Tenéis que conseguir bajar el palo hasta el suelo
1. Todo el mundo tiene que estar tocando el palo con la yema de los dedos
2. Si alguien se suelta, se vuel empezar
El palo mágico
Reglas
Descripciones
Cada persona apunta en un papel cualidades positivas del resto de miembros de la familia
A continuación se mezclan en un bol y una persona es el lector
El lector debe leer la cualidad y el resto de miembros adivinar a quien corresponde
Quien lo acierte se lleva un punto. Quien más puntos tenga, elige la cena
Cadena de caricias
Nos situamos en círculo de tal manera que una persona siempre esté tocando a alguien y sea tocada por otro alguien
Empezamos la rueda de caricias y mimos de tal manera que todos recibimos y damos al mismo tiempo
El cuadro familiar
En un folio blanco o un papel continuo todos hacemos un dibujo conjunto
La regla es que
no se puede hablar
¡tenéis que intentar hacer un dibujo conjunto todos a la vez!
El juego de la silla
Se colocan tantas sillas como personas participen formando un círculo
hay total libertad para cambiar las sillas o hacer lo que se quiera, siempre y cuando todos se cambien de silla antes de 4 seg
Todos se sientan y la regla es que todos se tienen que cambiar de sitio en 4 segundos
Es bueno que los primeros días descansen de deberes
*los primeros días pueden ser la primera semana
En verano podemos aprovechar para aprender de "otra manera"
Combinando con el hábito y rutina escolar
Acerca de los "deberes"
Los deberes escolares deberían quedar aparcados durante las vacaciones en niños de Infantil y Primaria. Como ocurre en el campo, si las vacaciones estivales son un tiempo de “barbecho”, cuando los aprendizajes escolares se retomen, se harán con más garantías.

En cualquier caso, hay familias que sí queréis que vuestros hijos repasen algunos contenidos escolares. Si es así, no dediquéis más de una hora al día, preferiblemente a primera hora de la mañana, descansando los fines de semana y durante al menos, una quincena.
Hay otra manera de aprender
En lugar de hacer deberes escolares mejor abordar otros aprendizajes durante las vacaciones.
- Las manualidades o el dibujo pueden ser una opción divertida.
- Otros niños aprovechan para potenciar la expresión escrita: escriben cuentos, empiezan un diario…
- Es el momento de aprender ciertas tareas del hogar, como hacer la cama, lavar los platos, preparar la merienda, barrer…
- Se pueden aprender o mejorar algunas habilidades deportivas como la natación, montar en bici, patinar.
- El perfeccionamiento de los idiomas, abordado de una manera más funcional y menos académica, también puede ser buena opción. Podemos ver películas, pedir que nos ayuden a traducir la carta de un restaurante, etc.
Podemos desarrollar la inteligencia de muchas formas
P
ara desarrollar la inteligencia lingüístico-verbal:
concurso de chistes, visitar en una tarde fresca una biblioteca, juegos de palabras encadenadas, cruzadas… diseñar un periódico y distribuirlo entre vecinos y amigos…

Para desarrollar la inteligencia lógico-matemática:
desde el sudoku por niveles a rompecabezas o campeonatos de ajedrez (para los más pequeños el ratón y el gato), visitar un museo o realizar haz un reportaje fotográfico de las vacaciones… Incluso, aprender a tocar un instrumento musical.

Para desarrollar la inteligencia visual-espacial:
todo tipo de manualidades, puzles, vídeo-reportaje de las vacaciones familiares, construcciones, planificar los tiempos y el mapa del viaje de vacaciones…

Para desarrollar la inteligencia físico-corporal
: todo tipo de deporte, cuantos más variados más neuronas se activan, teatros familiares, ir de acampada familiar…

Para desarrollar la inteligencia rítmico-musical:
inventar instrumentos, bailar y cantar, descubrir el título de una pieza musical (clásica o actual)… Escuchar una canción y decir en voz alta los sentimientos que se experimentan (alegría, tristeza, temor, entusiasmo, tranquilidad…).

Para desarrollar la inteligencia familiar y social:
un diario familiar de las vacaciones, donde cada miembro de la familia escriba aquello que considere oportuno, expresando sus sentimientos, deseos y gustos. Los más pequeños pueden garabatear un dibujo y, también, si nos visita algún familiar o amigo se le invita participar.

¡Usa la vida real para enseñar!
Durante las vacaciones las rutinas se cambian. Es normal que se modifiquen los horarios y algunas actividades.

Sin embargo, deberíais fijar una hora para levantarse y acostarse, aunque sea más flexible que durante el curso. También debéis respetar las horas de las comidas.

Los videojuegos y la televisión no tienen por qué estar excluidos durante las vacaciones. Incluso se les puede dedicar más tiempo. Lo importante es que no sea la actividad exclusiva y que estén supervisados por vosotros.
- Si tenéis la oportunidad de salir de vacaciones fuera del lugar de
residencia, es un momento privilegiado con los niños. Es una ocasión para enseñarles y practicar las normas básicas de educación cuando se convive con otras personas, por ejemplo en los viajes en trasporte público o en el lugar de vacaciones.

- Es un momento adecuado para conocer mejor la historia del lugar y realizar alguna visita cultural.

- Prepara el viaje con ellos: sitios a visitar, buscar la historia, realizar una investigación para que conozcan el sitio y ¡puedan ser los guías!

Los viajes
Las rutinas
1. Que
toda la familia
participe en la organización de las vacaciones ayuda a que éstas se conviertan en una actividad anhelada por todos los miembros. Cada uno en su medida disfruta planificando e imaginando lo bien que lo pasarán todos juntos.

2. A la hora de salir con niños es mejor no escatimar en equipaje. Es imprescindible
no olvidar
sus juguetes o utensilios preferidos. Todos ellos colaborarán en la adaptación del niño al nuevo ambiente.
3. No es necesario desplazarse con grandes cantidades de ropa. Lo esencial es que sea cómoda.

4. No es necesario seguir unos horarios estrictos en las comidas del niño, pero sí es imprescindible no obsesionarse con su inapetencia.
5. La comida no tiene por qué ser tan elaborada. Las ensaladas y las comidas frías pueden ser del agrado de todos en los días calurosos de verano.

6. Antes de acostar al niño, se debe tener la precaución de controlar la temperatura de la habitación, para que ésta no sea impedimento a la hora de conciliar el sueño.
7. Se debe controlar que en la habitación no haya mosquitos, para que sus picaduras no molesten al niño, impidiéndole descansar. Y si no descansan, al día siguiente será más dificil sonreir.

8. Al acostarle, se seguirán los rituales y despedidas de siempre, aunque los padres tengan que permanecer un poco más de tiempo junto al niño para tranquilizarle.
9. Para que todos puedan disfrutar, es imprescindible compartir las tareas entre todos. Éstas deben ser mínimas, ya que una limpieza rápida diaria será suficiente para mantener el lugar escogido en condiciones.

10. Los más pequeños también pueden asumir algunas tareas y responsabilidades. Una vez terminadas las obligaciones, no queda más que disfrutar.
y ante todo....
¡Disfrutad!
A veces los niños se enfadan o están más
"quejosos de lo habitual"
Mayoritariamente se debe a un cambio de rutinas.

Igual que durante el curso les enseñamos a concentrarse, ahora tenemos que enseñarles a relajarse y a no tener todo el día actividades programadas.
Respeta los periodos de descanso y actividad.

Si es posible, al final del día, incluye alguna rutina relajante para poder "desconectar" del ajetreo del día
En los desplazamientos
1. Planifica la ruta para no estar en
el coche más de lo previsto
2. Ten previstas paradas
3. Escoge cuidadosamente la hora de salida en función de tus hijos
4. Un niño hambriento en un coche nunca estará agusto
5. Ten todo a mano
6. Haz juegos duran el trayecto que lo amenicen
Full transcript