Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Carlos II

No description
by

Leonardo Bravo

on 26 April 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Carlos II

Carlos II
FONTS
Política exterior
Los años de la regencia de Marina de Austria, que comprenden la primera década del reinado de Carlos II, están marcados por dos guerras contra Francia. En la primera (1667-1668), que finaliza con la paz de Aquisgrán, la corona española recobra el Franco Condado, pero debe ceder a cambio importantes plazas flamencas y reconocer la independencia de Portugal. La segunda guerra con el país vecino se prolonga por mayor espacio de tiempo (1672-1678) y los resultados son también adversos, ya que la paz de Nimega sanciona la definitiva pérdida del Franco Condado a cambio de la recuperación de algunas plazas flamencas., Para entonces, Carlos II ya había alcanzado la mayoría de edad. Una década después, y en el contexto de las disputas por la herencia de los Austrias españoles entre Felipe de Anjoy y Carlos de Austria, cabe situar la tercera guerra contra Francia (1689-1697), en la que España intervino en las filas de la Liga de Ausburgo, junto al Imperio, Austria, Suecia y el Papado. La guerra finaliza con la paz de Ryswixk, el primer revés serio de la política exterior de Luis XIV, que se ve obligado a ceder a España plazas de Cataluña, Flandes y Luxemburgo, pero al mismo tiempo con este gesto trata también de conseguir para los Borbones la sucesión al trono español.
Política interior

Desde que Carlos II fue declarado Rey (1665) hasta que alcanzó la mayoría de edad (1675) el gobierno de sus reinos estuvo en manos de su madre Mariana de Austria, que contó para desarrollar su tarea de regente con el desacertado consejo de una junta de cinco miembros. No obstante, la Reina confió sobre todo en su propio confesor, el jesuita alemán Jahonnes Everard Nithard (que prohíbe las corridas de toros y las representaciones teatrales). Posteriormente será sustituido por Fernando de Valenzuela. La ineficacia e incapacidad de los gobernantes, unidas a la desastrosa situación económica y la crisis política y social heredadas del reinado de Felipe IV, agudizaron la crítica situación de la península ibérica y especialmente de Castilla. El panorama no mejoró después de que Carlos II alcanzara la mayoría de edad, ya que el monarca de la Sagrada forma por Carlos II a a ofrecer frecuentes muestras de enajenación mental. Mientras tanto, la situación en Castilla era escasamente esperanzadora: despoblación, empobrecimiento de la población, prolongados periodos de hambrunas, ruina de la agricultura y desarticulación de una buena parte del escajo tejido industrial existente. Todo ello, unido a la sangría de las guerras, provocaría continuas devaluaciones de la moneda, que alcanzarían su punto culminante con la radical deflación de 1680 y la caída de la actividad económica de la década posterior. En nada contribuyeron a mejorar esta situación los personajes encargados de los asuntos de gobierno como Juan José de Austria (1677-1679) o el Duque de Medinaceli (1679-1685). Solamente el Conde de Oropesa (1685-1691) realizó una política firme de reducción de impuestos y contención del gasto público, siguiendo el ejemplo de Colbert, el ministro francés de Luis XIV.
Anecdotario.


1-Es muy famosa la anécdota de otro Augsburgo, Carlos II, El Hechizado, llamado así por una extrema fealdad que era achacada a manipulaciones brujeriles. Pues bien, Carlos, obsesionado con dar un heredero al trono de España, siguió las sugerencias de un astrólogo que le convenció de que curaría su esterilidad desenterrando los cadáveres de sus parientes y abrazándolos, cosa que hizo el monarca, protagonizando una escena que debió resultar dantesca. Como es obvio, con él se extinguió la rama española de la Casa de Austria.


2-Un Jueves Santo, cuando el rey ya tenía 16 años, visitando los Monumentos acompañado de su séquito, al salir de una de las iglesias y sin que nadie se percatase, dio a un pobre que mendigaba en la puerta la cruz de brillantes que llevaba al cuello. Cuando los caballeros que le acompañaban se dieron cuenta de que no llevaba la cruz, comenzaron a gritar que habían robado a Su Majestad. El mendigo, que seguía al real cortejo, entregó la joya inmediatamente asegurando que el rey se la había dado, lo cual fue confirmado por el monarca y, aunque la cruz fue devuelta al rey por pertenecer a las joyas de la Corona, para que se cumpliese el deseo de Carlos II fue tasada la joya y el valor de la misma, que se elevó a 12.000 escudos, le fue entregado al mendigo.
Su enfermedad
Dicho síndrome se caracteriza por infertilidad, niveles inadecuados de testosterona, disfunción testicular, hipogenitalismo (genitales pequeños), ginecomastia (crecimiento de los senos), trastornos conductuales y aspecto eunucoide (talla alta, extremidades largas, escaso vello facial y distribución de vello de tipo femenino). Otras anomalías asociadas son criptorquidia (testículos intraabdominales, no descendidos a la bolsa escrotal), hipospadias (orificio de la uretra situado entre la base y la punta del pene) y escoliosis, así como diabetes y bronquitis crónica en la edad adulta. Carlos II no presentaba algunos de los elementos característicos de la enfermedad (no tenía ginecomastia ni estatura alta), por lo que se piensa que su caso podría tratarse de una variante , con talla normal y sin ginecomastia y sin embargo, siempre con azoospermia (ausencia de espermatozoides), retraso mental, y a veces lesiones cardiacas y disfunción tiroidea.

Biografía
Rey de España, último de la Casa de Habsburgo nació en Madrid, 1661 y murió en 1700. Hijo de Felipe IV y de Mariana de Austria, heredó el Trono al morir su padre en 1665, permaneciendo bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675. Parece ser que los sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real produjeron tal degeneración que Carlos creció raquítico, enfermizo y de corta inteligencia, además de impotente, lo que acarreó un grave conflicto sucesorio, al morir sin descendencia y extinguirse así la rama española de la Casa.

Como Carlos era incapaz de gobernar por sí mismo, siguió confiando el poder a validos como el duque de Medinaceli (1680-85), el conde de Oropesa (1685-91 y 1695-99) y el cardenal Fernández de Portocarrero (1699-1700). Durante este tiempo se arreglaron dos matrimonios sucesivos para el rey, con María Luisa de Orléans (muerta en 1689) y con Mariana de Neoburgo; la desesperación de la corte por no lograr descendencia para continuar la dinastía, llevó a intentar incluso someter al rey a exorcismos, por si fuera cierto que estaba hechizado.


Al verse cada vez más claro que el rey moriría sin descendencia, las potencias europeas empezaron a tomar posiciones para aprovechar el vacío de poder que ello crearía: Austria defendía los derechos sucesorios del archiduque Carlos (el futuro emperador Carlos VI) para intentar recuperar la herencia de los Habsburgo y evitar cualquier tentación hegemónica de Francia.

Pero Luis XIV de Francia maniobró hábilmente para impedir la reedición del imperio de Carlos I y convertir a España en un territorio satélite; por la Paz de Ryswick, de 1697, hizo a España concesiones que, con el apoyo de influyentes personajes de la corte madrileña, moverían a Carlos a designar heredero a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV (dos testamentos anteriores en favor de José Fernando de Baviera quedaron sin efecto al morir aquél en 1699).
Tras la muerte de Carlos se produjo una larga Guerra de Sucesión (1701-14) que enfrentó a los partidarios del archiduque (apoyado por Austria, Inglaterra, Portugal, Holanda, Prusia, Saboya y Hannover) contra los de Felipe de Anjou que, apoyado por Francia, consiguió imponerse como rey de España bajo el nombre de Felipe V, instaurando en el Trono español una rama de la Casa de Borbón.

La debilidad del poder real durante la época de Carlos II y la incapacidad del propio monarca fueron a la vez causa y expresión de la decadencia de la Monarquía de los Austrias en España. Las guerras sostenidas contra Francia se saldaron con sucesivas derrotas: cesión del Franco Condado por la Paz de Nimega (1678), pérdida de Luxemburgo por la Tregua de Ratisbona (1684), invasión francesa de Cataluña (1691).



Personajes relevantes
Mariana de Austria: Madre
Felipe IV: Padre
Medinaceli: Le ayudo a gobernar
El conde de Oropesa: Le ayudo a gobernar
Cardenal Fernández de Portocarrero: Le ayudo a gobernar.
María Luisa de Orléans: Esposa
Mariana de Neoburgo: Segunda esposa

Full transcript