Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La obesidad en Mexico

No description
by

sandra garcia funes

on 30 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La obesidad en Mexico

La obesidad en México
Beneficios de la perdida de peso
Diversos estudios han puesto de manifiesto que perder peso mejora el
pronóstico vital de los pacientes y gran parte de las enfermedades que se
asocian al exceso de peso
Una pérdida del 5-10% del peso inicial
produce beneficios en nuestra salud y bienestar
• Reduce la mortalidad
• Mejora el control de otras enfermedades
- Diabetes - Hipertensión -Dislipidemia
• Aporta beneficios personales
- Calidad de vida - Mejora de la autoestima
¿Que es la obesidad?
¿como se mide la obesidad?
Para conocer si usted tiene obesidad, no siempre es suficiente con mirarse
al espejo o subirse a una báscula. Muchas personas pueden pensar que tienen
obesidad simplemente porque algún amigo así se lo haya comentado; otras,
porque tienen problemas para volver a usar una talla de ropa determinada,
y otras, porque conservan un concepto erróneo del peso adecuado. Por ello,
debemos recurrir a un método preciso, fácil de medir y aceptado ampliamente
por la comunidad científica. Nos referimos al conocido Indice de Masa Corporal
(IMC), que es la relación entre el peso y la talla de una persona.
Se calcula a partir de la siguiente fórmula:
Peso (Kg)
Talla (m) 2
Se mide:
No sólo es importante conocer qué grado de obesidad se tiene, sino también
en qué parte del cuerpo se acumula ya que el riesgo de padecer ciertas
enfermedades se asocia a un predominio de la grasa abdominal.

La distribución de la grasa corporal
Riesgos de la obesidad

Glucosa (azúcar) alta en la sangre o diabetes.
Presión arterial alta (hipertensión).
Nivel alto de colesterol y triglicéridos en la sangre (dislipidemia o alto nivel de grasas en la sangre).
Ataques cardíacos debido a cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.
Problemas óseos y articulares (el mayor peso ejerce presión sobre los huesos y articulaciones). Esto puede llevar a osteoartritis, una enfermedad que causa rigidez y dolor articular.
Dejar de respirar durante el sueño (apnea del sueño). Esto puede causar fatiga o somnolencia diurna, mala atención y problemas en el trabajo.
Cálculos biliares y problemas del hígado.
ESTRATEGIAS ACTUALES PARA AFRONTAR UNA
PÉRDIDA DE PESO
Para perder peso y mantenerlo usted debe asumir que puede necesitar
dos o más de los siguientes cambios:
• Modificar los hábitos alimentarios: aprender a seleccionar
los alimentos con menos calorías, cocinar con poca grasa,
cómo comprar y preparar los alimentos. Conocer las
estrategias para cuando tiene tentaciones (picoteos).
• Iniciar o incrementar su actividad física habitual. Por
muy pequeña que sea, siempre será mejor que no realizar
ninguna. El éxito a largo plazo depende de su constancia
en mantener una actividad física regular.
• Cambiar su estilo de vida. Modificar costumbres
arraigadas durante años lleva mucho tiempo. Tiene que tener
paciencia e ir incorporando cada día una nueva actividad
que sea positiva y gratificante. Es importante contar con
la colaboración de familiares y amigos en este empeño.
Alimentación saludable
El estado de salud de cada persona depende en gran medida de cómo
sean sus principales hábitos alimentarios. Aprender a comer de manera
saludable es la primera medida preventiva para cualquier persona. No
nos debería resultar difícil acostumbrarnos a hacerlo, porque
tradicionalmente se comía así en nuestro país. Tal vez implique algo más
de dedicación, pero merece la pena rescatar los principios de la dieta
mediterránea, tan ligada a nuestra forma de comer que nos proporciona
– sin darnos cuenta – toda una serie de elementos protectores frente a
diferentes enfermedades.
• Tratamiento farmacológico. Su médico le orientará acerca de los
beneficios y posibles efectos secundarios que puede esperar con
los diferentes fármacos existentes para el tratamiento del exceso
de peso. No tome píldoras o fórmulas magistrales que no
tengan su correspondiente registro sanitario. Pueden ser muy
perjudiciales para la salud.
La consigna que tiene que recordar: Lento, pero seguro.
El adelgazamiento lento y gradual no es tan
espectacular como la pérdida de peso lograda con las
dietas de última moda, pero a la larga es más eficaz.
La persona con exceso de kilos es más propensa a presentar toda una
serie de complicaciones que le pueden limitar su vida normal. Algunas
de esas complicaciones son:
Tensión arterial elevada o hipertensión se asocia con mayor riesgo
de enfermedades cardiovasculares, en especial con la aparición de una
“trombosis cerebral”.
Aumento del colesterol y de los triglicéridos, que
favorece la arteriosclerosis. Como consecuencia se pueden
producir fenómenos de trombosis o de infarto de
miocardio.
Aparición de diabetes, que es una enfermedad crónica
que suele producir complicaciones graves porque afecta
a órganos tan importantes como el riñón, la retina,
el corazón, o la circulación sanguínea en general.
Varices. Las varices producen hormigueos, dolor y se pueden
trombosar. Otras de las varices típicas son las hemorroides, muy
molestas en muchos casos.
Problemas respiratorios. La obesidad impide que se
pueda respirar con normalidad, no sólo cuando se realiza
un gran trabajo, sino también ante mínimos esfuerzos.
La obesidad y sus complicaciones
CALORÍAS Y ALCOHOL
Controlar el consumo de alcohol ayuda a reducir la cantidad diaria de
calorías.
Si quiere tomar algo de alcohol tenga en cuenta los siguientes consejos:
• Sírvase pequeñas cantidades. Si tiene sed beba agua. El
alcohol es para saborearlo y tomarlo lentamente y no para
aplacar la sed.
• Elija bebidas de baja graduación o combinados con
zumos que lleven poco alcohol. Si necesita mezclarlo con algún
refresco, seleccione los bajos en calorías.
• Rebaje las bebidas con agua o cubitos de hielo.
• El vino, la cerveza, el cava brut, la sidra y el martini
seco son las bebidas que menos calorías aportan.
• Recuerde anotar en su registro diario de alimentos
el consumo calórico procedente de las bebidas
alcohólicas.
LA OBESIDAD ES UNA PATOLOGÍA
crónica

En los últimos años se ha producido un importante avance en el manejo
terapéutico de la obesidad, al considerarla como una patología
de carácter crónico que requiere un tratamiento a
largo plazo. El fin último del tratamiento de la
obesidad contempla un cambio en el estilo de vida,
que permita un mantenimiento de la pérdida de
peso. Esta tarea requiere, como en todas las
enfermedades crónicas, un tratamiento a largo plazo
que permita generar los cambios deseados.
No es de extrañar que un paciente con hipertensión o diabetes necesite
seguir unas normas dietéticas y un tratamiento farmacológico casi de por
vida, ya que se trata de enfermedades crónicas. De forma parecida, la
obesidad requiere un enfoque a largo plazo en el que se utilizarán diversas
medidas terapéuticas. Los fármacos para la obesidad se pueden utilizar
durante periodos de tiempo prolongados de hasta uno o dos años.
La actividad física es uno de los pilares fundamentales en el manejo del
exceso de peso. Usted podrá comer menos para perder peso, pero si no
intenta gastar esa energía almacenada que tiene en forma de grasa, le
costará mucho más.
Cualquier actividad física que haga, por muy pequeña que sea, siempre
es positiva. No tiene que empeñarse en hacer grandes esfuerzos.
La actividad física moderada, de pequeña intensidad, pero mantenida
durante el tiempo es la que realmente es eficaz para el control del peso.
Beneficios del ejercicio
El ejercicio es beneficioso en general para toda la población, pero
especialmente para las personas con problemas de exceso de peso porque:
• Consume calorías..., pero si no cuida también su alimentación, no
piense que sólo haciendo ejercicio va a perder peso.
• Ayuda a controlar el apetito.
• Permite conservar la musculatura corporal, evitando que al
adelgazar se pierdan proteínas.
• Aumenta el metabolismo. Al comer menos y adelgazar, su metabolismo
va disminuyendo y se hace más ahorrativo. El ejercicio físico le ayuda a
que su metabolismo no trabaje tan lentamente. Así le será más fácil
perder peso.
• Reduce los factores de riesgo asociados a la obesidad. La actividad
física mejora la presión arterial, los niveles de colesterol y el riesgo
cardiovascular. En las mujeres, después de la menopausia contribuye a
evitar la descalcificación de los huesos.
• Tiene efectos psicológicos positivos. Ayuda a combatir la ansiedad
y el estrés.
• Ayuda al mantenimiento del peso a largo plazo. La actividad física
diaria es el factor más importante para conseguir mantener los kilos
perdidos durante años.
La importancia de la actividad física
Calorías y actividad física.
Cualquier actividad que usted realice en su vida cotidiana gasta calorías.
Estar de pie, caminar, ir de compras, lavar los platos, jugar con los niños,
etc. Pero …
• Cuando nos referimos a una actividad física determinada
estamos haciendo mención a un ejercicio continuado.
• El gasto calórico depende del peso de cada persona.
Si tiene más kilos, se requiere más energía para mover
el peso extra.
El ejercicio físico produce un gasto calórico pequeño
si lo miramos a corto plazo, pero el
mantenimiento de una actividad física durante
semanas contribuye de manera importante
para el control del peso por su efecto acumulativo.
Se recomiendan ejercicios modestos que impliquen un gasto
calórico de unas 150 calorías diarias o lo que es lo mismo
un gasto calórico de 1000 calorías a la semana.
Sus síntomas son:
Aumento de peso
Dificultad para respirar (durante el día y al dormir)
Cansancio
Fatiga y dolor de las articulaciones en rodillas y pies
Reflujo y acidez
Hinchazón
Dolor y calambres en las piernas
Pérdida de control para orinar
Full transcript