Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Ana Isabel, una niña decente.

No description
by

juan reimondez

on 23 November 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Ana Isabel, una niña decente.

Ana Isabel,
una niña decente

I Capítulo: La placita de la Candelaria
II Capítulo: Dos entierros
El padre de Ana Isabel la maltrato con su anillo que llevaba el escudo de los Alcántara, Ana Isabel hecho a correr me quiero morir me quiero morir como forma de venganza luego al presenciar dos funerales uno de ricos y uno de pobres quedo sorprendida con el de pobre , ya que el funeral de pobre la calles estaban solas sin mucha gente,con pocas flores y al ver esto ya no se quería morir a diferencia del funeral de la señorita Ercilia que fue un funeral hermoso lleno de muchas flores y gente; Ana Isabel se dio cuenta que la riqueza no lo es todo en la vida, porque al morir todas las personas van al mismo lugar sean ricos o pobres.


III Capítulo: Domingo de Carnaval
IV Capítulo:El mapa de Venezuela
Ana Isabel estaba disfrazada de aldeana de alsaciana porque había baile en la placita de la Candelaria. Ana Isabel estaba preciosa, tenía un vestido rojo con un pequeño delantal blanco, y un gran lazo rojo que adornaba su cabeza. A la señora Alcántara le costó mucho hacerlo y le trajo muchos recuerdos; Su hermano Jaime estaba disfrazado de príncipe, a Ana le parecía que estaba precioso. La placita casi no se reconoce por la cantidad de cintas de colores, y hay ventas de guarapo y de caroto.
Ana compartió con muchos amigos que al igual que ella estaban disfrazados, ella disfruto el baile de la burriquita ese domingo de carnaval


V Capítulo: Cristofué
VI Capítulo: La confesión
El retiro, la emoción le ha impedido dormir bien. Según el Padre Mayorca, serán 3 días de 7 a 7 en el colegio para orar y estar en contacto con el Señor. Esto le preocupa, al igual que la confesión, Piensa en todas aquellas cosa que considera son pecados, cosas que ha oído, cosa que ha pensado y que no se atrevería a confesar .El padre ha dicho que quien comete pecado y no lo confiesa se irá al infierno por toda la eternidad.Lega la confesión. Ana muy nerviosa olvida las palabras a decir. El Padre le ayuda y ella, bajo su inocencia de niña confiesa sus pecados.
Formas Expresivas presentes en el I Capítulo:
La primera comunión no será solemne, será privada para poder acarrear el gasto respectivo .Ana fantasea con la idea de escapar…Sentirse libre… ¿libre de qué? Impresiona en su mente la frase de su tía va a ser desposada con el señor… ¿Por qué la señorita no le había dicho eso? Ella sueña ser desposada por un príncipe. Así no desea la primera comunión.El canto y esplendor del Cristofué le hacen volver a la realidad. A sus ocho años, un pensamiento se fija en su mente: Si todos fueran ricos no existirían los pobres.

Descripción:
Ana Isabel es una niña, decente,pobre y soñadora que vivía frente a una plaza llamada Candelaria.
Formas Expresivas presentes en el III capítulo:
Ana Isabel esta en el salón de clases y la profesora agarra media hora de la clase para hablar sobre los vestidos para la primera comunión les dieron a copiar la lista de los materiales para los vestidos al terminar de dictar la lista empezó la clase de Geografía donde describían el mapa de Venezuela la cual quedo corta por el tiempo. Ella está muy emocionada ya que se veía con su hermoso vestido blanco caminando hasta recibir la Ostia.
Descripción:
Ana Isabel estaba disfrazada de alsaciana. Tenía un vestido rojo con un pequeño delantal blanco, y un gran lazo rojo que adornaba su cabeza.
Formas Expresivas presentes en el V
capítulo
Narración:
La Primera Comunión de Ana Isabel no será solemne, será privada para acarrear los gastos...
Ana Isabel es una niña decente, pobre y soñadora.Vivía frente a una plaza llamada Candelaria, plaza pueblerina con ambiente aldeano, con bancos descalabrados, frente a esta plaza había una iglesia. detrás de esa iglesia había una callejuela sin salida muy poco transitada por las personas, donde Ana Isabel solía esconderse Ella pensaba en las hadas, pero sabía que no existían. Aun así, mantenía la esperanza de que algún día se le apareciera una; La vida de Ana Isabel fue entorno a la placita de la Candelaria.


VII Capítulo: El azafate de plata
Formas Expresivas presentes en el VII capítulo:
Descripción:
El tío Marcelino es un viejito, tiene mucho dinero, no es casado ni tiene hijos...
Capítulo VIII: Lejos una voz canta
Capítulo IX : La excursión
Capítulo X : El venado
Autora: Antonia Palacios
Capítulo XI :¿Quién mato a mariposa?
Capitulo XII : La piñata
Capitulo XIII : El delirio
Capitulo XIV : Se murió el negrito Eusebio
Capitulo XV : El lagartijo
Capitulo XVI : Ana Isabel ha quedado al otro lado de las rejas
Es día de retiro, Llegan las vianderas y los azafates se preparan para almorzar pero Ana Isabel no quiere almorzar con sus compañeros porque le da pena que la vean comer arroz y caraotas y Decide comer sola. Ana Isabel y Jaime tenían un tío al que veían una sola vez al año, en navidad. El tío Marcelino es un viejito, que tiene mucho dinero, en su casa tenía muchos cuadros de los Alcántaras entre ellos el del abuelito de Ana Isabel el sr Krauss quien quería mucho a Ana Isabel y a Jaime . El abuelito Krauss era más criollo que ningún mulato, el abuelito murió cuando Ana Isabel tenía 6 años, Ana Isabel empezó a tomar conciencia de lo que era la muerte.

Ana Isabel ya hizo la primera comunión, Ana emocionada siente que flota en el incensio que va arrojando el monaguillo. Ana quisiera quedarse en esa magia del humo azul. Ana Isabel pensaba que el cuerpo del señor tenia sabor a pan...
Nada ha cambiado. Y pasaron los meses de que Ana Isabel hizo a primera comunión la madre de Ana se lamenta y Ana piensa que deben existir otros países donde las madres no estén tristes y no tengan que trabajar aunque para Ana era divertido hacer cajetillas de cigarro, ella y su hermano se divertían porque no podían salir cuando llovía además tenían que trabajar porque eran pobres.

Lucerito y Mariposa habían llegado.Balbino ordeña las vacas,
Ana Isabel se va al patio donde juegan a la sortija vaya y venga.
Ana Isabel se sienta sola y comienza a pensar en su madre.
-Ana Isabel, ¡Levántate, ya llegó Balbino! ¡Mariposa está enferma! -Ana Isabel se levanta de un salto de su cama.
Mariposa está sobre el suelo. Balbino está junto a ella.
-Ana Isabel, ¿Qué haces aquí?-Pregunta Balbino
-Mi hijita, vente, Mariposa sanará. Ven…
Mariposa no mejoraba.
-Ana Isabel ven a almorzar.
Mariposa está peor. Apenas respira. Se la han llevado en carreta.
-No llores mi hijita-Dijo la Señora Alcántara.
El timbre del recreo sonó. Las niñas irrumpieron el patio.
-Oye tengo que hablar contigo-Dijo Ana Isabel
-¿Conmigo? ¿Qué tienes que decirme?-Dijo Esperanza Caldera
-Ven-Responde Ana Isabel-Al patio de abajo.
Las dos bajaron en silencio.
-Ahora, me la vas a pagar-Dijo Ana Isabel.
-¿A pagar qué?-Esperanza Caldera empezó a temblar ¡Yo no he matado a nadie!
-¡Me la vas a pagar! ¡Toma! ¡Toma!
La señorita baja corriendo, Ana Isabel continúa golpeando a Esperanza Caldera que tiene el rostro lleno de sangre.
-¿Pero qué es esto niñas?
En mesa de la señorita, la señorita sacude sus hombros bruscamente.
-¡Pero dí algo! ¿Por qué lo has hecho? ¿Estás loca?
-Pueden hacer conmigo lo que quieran pero ella la mató-Ana Isabel recuerda los cantos de Balbino y a Mariposa

Esta tarde es la piñata.
-¿Qué hora es? – Faltan tres horas. Las horas pasan muy lentas.
-¡Niña, ven a vestirte que ya son las dos y media!
-Primero tú vas a darle- Ha dicho la Señora Rodríguez
¡Pun! ¡Pun!
-¡Ahora tú Ana Isabel!
¡Pun! ¡Pun!
Una lluvia de dulces, calló al suelo y todos comenzaro a agarrar.
Ha llegado Carmencita.
-Entra Carmencita-Dice Ana Isabel.
-Ven acá, Ana Isabel- Dice la Señora Rodríguez
-¿Qué no es amiga de Teresita? Y ellas juegan en la plaza juntas.
-Sí pero no es lo mismo…, Además no se sabe quién es su papá.
-Ella no tiene mamá y su padre es Ruperto el Carbonero.
-Sí, mijita, pero no puede quedarse.
Ana Isabel tendrá que decirle a Carmencita que se vaya.
-Carmencita…- Lo dice Ana Isabel tomándola de las manos.
-Yo me quiero ir pa mi casa…
Las niñas rodean a Carmencita.
-¿Qué pasa?
-Una negrita que Ana Isabel quiere meter a la fiesta.
-¿Negrita? ¡Pero si es blanca!
-Toma dulces, Carmencita, toma…
Carmencita se va corriendo en la tarde.


Llegó el mes de los exámenes y a las niñas se les acerca una excursión que ninguna querría perderse. Ana Isabel estudia apresuradamente en las noches...
Al día siguiente Ana Isabel no hace más que pensar en la excursión, incluso aún recuerda el susto que le dio y, justo ahora, la señorita está a punto de decirle a las niñas sobre qué llevar a la excursión. La señora Alcántara se sorprendió porque le habían pedido a Isabel llevar seis kilos de carne ,pero más tarde la señorita cambió de opinión y se lo pidieron a Esperanza Caldera y a Luisa Figueroa que llevaran carne, mientras que, a Cecilia Guillén, le pidieron que llevaran pan.
La noche anterior Ana Isabel no pudo conciliar al sueño, la señora Alcántara se molestó y le dijo que si no dormía no la dejaría ir a la excursión. La señora Alcántara se levantó y vio que Ana Isabel estaba despierta y le dijo que fuera a dormir, que era medianoche y que estuviese tranquila hasta que ella le dijera. Ana Isabel regresa en silencio a su cama y en la madrugada se va al colegio. Al llegar nota que la señorita aún no estaba levantada. Al salir al patio las hojas estaban llenas de un rocío y ella las sacudía para veras temblar y caer las gotas que brillaban con el sol. Su chofer era José Del Carmen. En Cuando se asomó por la ventana, las niñas saltaron y salieron corriendo. Pero todos se hicieron amigos en medio del camión.

Narración:
Llegó el mes de los exámenes y a las niñas se les acerca una excursión que ninguna querría perderse. Ana Isabel estudia apresuradamente en las noches...
Era una tarde en el colegio. Ana Isabel está jugando con las niñas en el recreo. La negra Nicacia es la encargada de limpiar, planchar y lavar. Ana la quiere mucho, siempre le da papelón del azúcar, el cual recuerda la miel. También le gusta el chocolate, pero el que como siempre es chocolate de segunda. El de primera lo come gente como Luisa Figueroa se mete a la rueda tratando de separar las manos de Ana Isabel, Luisa Figueroa le dijo fea, y Ana Isabel la mordió. Castigada por su acto, tenía que escribir quinientas veces “no soy un perro rabioso” acordándose de que el único que había dicho linda, era el negrito Eusebio. Ana Isabel se tenía que quedar hasta las seis, repitiendo su castigo. Pero ya no estaba triste porque le dijeron linda. y al salir, se irá tomada de la mano con el negrito Eusebio.
Ana Isabel se enferma de lechina por un caramelo de coco, ella tiene que tomarse sus remedios. No le gusta y le evita
-Bueno entonces tendrás que tomártelo a la fuerza. Voy a llamar a tu papá para que te agarre y te abra la boca.
Por su mente pasa todos los detalles de la botica y el boticario. Como prepara las medicinas y como las identifica con su hermosa letra cursiva. Como la gente hace cola para comprar las medicinas, quejándose de diferentes males. La fiebre muy alta y lo inquieta que esta.
-¡que sudar mi hijita! ¡duermete para que se te pase la fiebre! Te voy a cantar los cochinitos…
-Estás empapada en sudor, ana Isabel… duérmete mi hijita, duérmete


Ana Isabel había salido de una enfermedad de piernas temblorosas y caminaba poco a poco y su madre le dice:
-Ana Isabel ¡despierta!
-¡ay! esta despierta niña ni en la mañana hace caso .
Ana Isabel se despierta y camina con calma y despacio
Su madre le dice:
-Que largas tienes la piernas Ana Isabel. esta niña con la enfermedad se ha dado un estirón.
-Sí, claro que ha crecido. su cabeza se asoma por encima del copete de la cama
Ana Isabel se había estirado mucho tanto que sus pies se salían de la cama.
Ana, en el letalargo de su enfermedad, rememora su niñez… las aventuras imaginaria con sus hermano, afrontando travesías y peligros… su madre regañándoles porque dañarían la cama y se da cuenta de lo que ha crecido, de cómo han cambiado las cosas. Rememora a Eusebio… la debilidad que hace que se caiga…


Ana Isabel ya no es la misma… ha crecido… y Jaime, su hermano, se da cuenta.
Ya no quiere ir a jugar como antes corriendo en la plaza. Su carácter también ha sufrido un cambio, tornándose triste en ocasiones, melancólico en otras. Una sensibilidad que no era característica hasta hace muy poco.
El acto cruel de los muchachos, quemando el lagartijo, muestra el andar sentimental de Ana, que contrasta con la insensibilidad que observa en sus amigos. Pepe ha crecido, siendo el más alto del grupo. ya lleva una caja de fósforo y los demás siguen. Ana se da cuenta.


Ana Isabel sigue creciendo. Aun le asustan los muertos, de los muchos cuentos que escuchaba cuando era niña, estaba asustada esperando el momento en que, al igual que sus compañeras, pase a hacer señorita. Ya lo ha visto en sus amigas y ha sido testigo de lo que ello ha ocasionado en cada momento y en cada una de ellas.
Desde su casa observa cómo había cambiado su pueblo. Nueva bodega, recuerda la mente del zapatero, que no se había logrado curar de una enfermedad y de cómo había quedado de delgado a morir. Los escondites de Ana: El más repetido, el escaparate donde la invadían sensaciones al estar en contactos con la ropa de sus padres, el recuerdo de sus imágenes al vestir esos trajes.El preferido como el ventanal… del cual podía escapar entre los barrotes para irse a la plaza, a los alrededores silvestres… ya su cuerpo algo crecido y redondeado se lo impide… ya no pasa a través de los barrotes… Ana ha crecido.
Formas Expresivas presentes en el XIII capítulo:
Narración:
Ana Isabel se enferma de lechina por un caramelo de coco, ella tiene que tomarse sus remedios.
Formas expresivas presentes en el XV capítulo:
Narración:
Ana Isabel ya no es la misma, ha crecido mucho. Ya no quiere ir a jugar como antes corriendo en la plaza...
Formas expresivas del capítulo IX
Narración:
Ana Isabel estudia apresuradamente en las noches...


Nació en Caracas, Venezuela, en 1904 y falleció en la misma ciudad en el año 2001 Narradora y Poeta, tuvo una solida formación intelectual consolidada bajo la guía de su madre. Durante su temprana juventud conoció a varios jóvenes que luego serían destacados figuras de la vida cultural y política venezolana, y con los cuales mantendría contacto a lo largo de su vida, entre ellos, Arturo Uslar Pietri, Pablo Rojas Guardia, Miguel Otero Silva y Juan Pablo Pérez Alfonso. En 1934 la revista Élite de caracas publica su primer texto. A lo largo de toda su vida realizó numerosos viajes a Europa y a Estados Unidos. Vivió en Francia en distintos período de su vida, Al inicio de su estadía en Francia se origina su primera publicación, París y tres recuerdos, editados en 1944
En 1939 comenzó a escribir periódicamente en el diario Ahora, y ocupó la secretaria de la Agrupación Cultural Femenina. En 1940 presidió el Primer Congreso Venezolano de Mujeres. Su primera novela, Ana Isabel, una niña decente, con la que obtendría reconocimiento continental, se publicó en 1944.



Biografía de Antonia Palacios

Los Libros que escribió fueron:

Ana Isabel una niña decente (1949)
Crónicas de las horas (1964)
Los insulares (1972)
Con el largo día ya seguro (1975)
Textos de desalojo (1978)

Integrantes:

Narración:
Diálogo:

-¡ Esa gente del pueblo es tan floja!
Narración:
Ana Isabel corre hacia la galería...
Diálogo:
- Bueno pues, ya lo saben, mucho juicio y a hacer caso a Estefanía.
- Sí, mamaíta...
Descripción:
Unos ojos humedos y hundidos...
Narración:
Es día de retiro, Ana Isabel tiene que permanecer en el colegio igual que todas las niñas que se preparan para la Primera Comunión...
Diálogo:
- Estefanía, ¿Dónde encontraron el dinero?
- ¿Dinero? ¡Que dinero va a haber!
Formas Expresivas presentes en el XI capítulo:
Narración:
Ana Isabel se detenía a contemplar el tinajero...
Acevedo, Angieth
Almeida, Eliana
Borges, Stephany
Camarán, Santiago
Capecci, Anna Lucía
González, Marissa
Hernández, Dora
Moo, Dylan
Pumar, Fabiana
Reimóndez, Juan José
Zambrano, Jose Antonio

Descripción:
Mariposa toda blanca, con las patas negras y una gran mancha a mitad de la frente.
Diálogo:
- Ana Isabel, ¿Tu mamá vende leche?
- Sí vende. ¡Y qué pasa con eso!
- Chica no te molestes. Es una pregunta.
Descripción:
Su pelo sedoso y fino, que cae sobre los hombros.
Descripción:
Diálogo:
-Para qué te atracaste de conserva de coco? Te he dicho

mas de mil veces que esos dulces son cochinos
Sus piernas agiles e inquietas
Descripción:
Una mujer sucia y descalza...
Diálogo:

-Ya estamos llegando a Chacao. Ya pasamos Sabana Grande
Ana Isabel siempre ha vivido frente a una plaza
Diálogo:
- No mijita tu no puedes hacer la primera comunión
solemne
Full transcript